YOGUR NATURAL CON YOGURTERA

YOGUR NATURAL

 

 

¡Cuantas cosas hay que no apreciamos hasta que las hemos probado! Hace ya un tiempo que llevo con el gusanillo de empezar a elaborar los  yogures de forma casera, siempre estoy dándole vueltas a que en casa consumimos mucho yogur y que los comprados llevan muchos conservantes y estabilizantes. Haciéndolos  en nuestro hogar siempre obtenemos ciertos beneficios. Esta claro que no siempre vamos a tener yogures caseros en la nevera, pero elaborándolos de vez en cuando si que reducimos en consideración todos los que cogemos en el supermercado. 

Si tenía dudas, deje de tenerlas. Este año por el día de la madre me hija me regalo una bonita yogurtera, y ¡Bendito regalo! Ya la he utilizado varias veces y estoy encantada. Pensé que daría algo de trabajo y todo lo contrario. La mezcla para rellenar los botes se obtiene enseguida, es la yogurtera la que luego se encarga de cuajar todo durante varias horas, pero dejándola programada ¡Nos despreocupamos!

Elaborar yogur es muy muy sencillo. Se puede hacer de varias maneras, con olla, al horno, con yogurtera… pero sin duda la mas fácil es utilizar la yogurtera. Con ella nos aseguramos una temperatura constante y una vez programada nos podemos olvidar. Así que si tenéis una yogurtera o os animáis a adquirirla aquí os muestro de forma muy sencilla como elaborarlos. 

Antes de pasar a la receta os voy a puntualizar unos sencillos consejos:

  • La elección de la leche es muy importante. Podemos utilizar leche de vaca, de cabra o de oveja. Lo ideal es utilizar la leche fresca pasteurizada, ya sea entera, semidesnatada o desnatada. Hoy en día tenemos la suerte de que podemos encontrarla en la nevera de prácticamente todos los supermercados. 
  • A la hora de hacer la mezcla de la leche, ya sea manual o con la thermomix, es importante no excedernos nunca de los 50º. Si nos pasáramos de temperatura podríamos matar las bacterias del yogur, que son las que deben extenderse para cuajar toda la mezcla. Con la thermomix no hay problema porque podemos marcar la temperatura deseada, pero si lo hacemos de forma tradicional es bueno tener a mano un termómetro de cocina. 
  • Para elaborar los yogures siempre debemos de partir de un yogur inicial. Puede ser comprado (debe de tener bacterias vivas) o bien podemos reutilizar uno de los que hemos obtenido. Si vamos a usar de los caseros podemos utilizarlos hasta cinco generaciones, luego volveremos a partir de uno comprado. 
  • Por último remarcar que podemos elaborarlos con muchas variantes. Jugaremos con el tipo de leche en función de las calorías que deseemos obtener. A la hora de ornamentarlos (si nos apetece) hay muchas maneras. Podemos poner una base de mermelada, fruta, frutos secos, mezclar fruta en la leche, decorar posteriormente la superficie con granola, arándanos, frutos secos, fruta, etc. Lo que mas nos apetezca y siempre en función de lo que tengamos por casa. 

 

INGREDIENTES

Para 6-8 unidades.

  • 1 l de leche ( fresca pasteurizada, entera o semidesnatada).
  • 1 yogur natural.
  • Mermelada, trozos de fruta, granola, frutos secos… (opcional).

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar los yogures naturales es pan comido. Solo tenemos que calentar un poco la mezcla de leche y yogur, rellenar todos los envases y dejar que la yogurtera haga su trabajo. Al día siguiente podemos disfrutar de estos yogures con las variantes que mas nos gusten. 

ELABORACION

  1. Comenzamos introduciendo en una olla, pota  o cacerola toda la leche. La ponemos a calentar hasta que alcance unos 45º de temperatura. Para ello es bueno utilizar un termómetro de cocina. No debemos de excedernos de los 50º porque a partir de esa temperatura podemos matar las bacterias del yogur que son las que deben extenderse por toda la leche para cuajarla. 
  2. En el momento en que alcance los 45º apagamos el fuego, introducimos el yogur dentro y revolvemos hasta que quede bien mezclado sin grumos. 
  3. Ahora que tenemos la mezcla vamos a rellenar los botes. Si nos apetece podemos poner una base de mermelada como podéis ver en la foto. En este caso aproveche que tenía  mermelada de pera casera por la nevera y me vino al dedo, pero vale cualquier tipo de mermelada. Si los preferís mas light echamos solo la mezcla. También se puede utilizar frutos secos de base, mezclar trocitos de fruta en la leche… lo que mas nos apetezca.
  4. Rellenamos los botes con la mezcla pero no hasta arriba del todo. Dejamos un poquitín libre. Ponemos las tapas, los cerramos y los introducimos en la yogurtera con la tapa puesta.  
  5. Leemos las instrucciones de la yogurtera y la programamos las horas adecuadas. En mi yogurtera por ejemplo si utilizo la leche fresca entera en 6-8 horas estarían listos. Si utilizo desnatada o semidesnatada habría que programar 8-10 horas.
  6. Una vez que la maquina termina podemos decorar la superficie con granola, frutos secos, arándanos, trocitos de fruta… al gusto de cada uno. Introducimos los tarros en nevera, dejamos que enfríen un poco y ya los tenemos listos para degustar. 

 

CON THERMOMIX

Con la ayuda de la thermomix vamos a obtener la mezcla en tan solo 6 minutos. Después ya solo tenemos que rellenar los vasos y dejar paso a la yogurtera que se encargará de cuajarlo todo.

ELABORACION

  1. Introducimos toda leche y el yogur dentro de la thermomix y mezclamos 10 segundos en velocidad 3.
  2. Programamos la maquina 5 minutos a 37º en velocidad 1.
  3. Ahora que tenemos la mezcla procedemos a rellenar los botes. Si nos apetece podemos poner una base de mermelada. En mi caso utilice mermelada de pera casera que tenia por la nevera, pero podéis utilizar la que mas os guste. También se puede poner una base de frutos secos, o  bien mezclar trozos de fruta en la leche, tenemos muchas opciones. Si lo queremos como el yogur natural de toda la vida vertemos la mezcla sin mas. Una vez que los rellenamos procuramos no hacerlo hasta arriba del todo, que quede un poco libre. 
  4. Cerramos los botes con las tapas y los introducimos en la yogurtera. Cerramos la yogurtera y la programamos el tiempo estimado según las instrucciones de cada una. En la mía por ejemplo si utilizo leche entera en 6-8 horas estaría todo listo, si es desnatada o semidesnatada se necesitarían 8-10 horas. 
  5. Una vez transcurrido el tiempo programado sacamos los yogures de la yogurtera y los decoramos por la superficie si nos apetece con granola, frutos secos, arándanos, fruta… Después los llevamos a la nevera y dejamos que enfríen un poco. Así de fácil y sencillo tenemos nuestros yogures caseros para disfrutarlos con un montón de variantes. 

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

 https://www.facebook.com/midulcepecado4/

LECHE FRITA

LECHE FRITA

 

 

 

Se acerca la Semana Santa, unos días llenos de movimiento, en los que se suele festejar y hacer diferentes actividades y eventos. Como suele ocurrir siempre en fechas señaladas tendemos a juntarnos mas con la familia, amigos y conocidos y es en estos encuentros cuando suele interferir nuestra gran repostería característica de esta época.

Cada provincia tiene unos dulces típicos de Semana Santa, aunque se pueden elaborar igualmente el resto del año. Aquí en Asturias es normal que vayas a visitar a un familiar y te reciba con un gran plato de Torrijas. Es usual también dejarte caer por casa de algún conocido y encontrártelo delante de una sartén elaborando unos buenos Frixuelos. Puedes pasar por el escaparate de varias pastelerías y ver bandejas repletas de Casadiellas. Si paras a tomar un café en un local es probable que venga acompañado de unas ricas Rosquillas. Si vas a comer a un restaurante, con toda certeza, de postre  puedes probar un delicioso Arroz con leche. El día de Pascua lo normal es sorprender a los ahijados con un buen Mantecado o Bollo de Pascua… 

Estas son algunas muestras de nuestra repostería Asturiana típica de esta época. Si os apetece seguir investigando hoy os traigo una nueva receta para que este Año no os sorprendan sino que seáis vosotros los que elaboréis la receta y la deis a probar. Al igual que la mayoría de los dulces anteriores, el de hoy esta elaborado con ingredientes que siempre solemos tener por casa. Su principal ingrediente es la leche, de ahí que se llame LECHE FRITA. Se trata de una crema de leche dulce que una vez que hemos cocido y coge consistencia, vamos a cortar en pedazos, a rebozar en huevo y harina , a freír en aceite y espolvorear posteriormente con azúcar y canela. Es un dulce ideal para merendar en familia cualquier día del año, pero especialmente en estas festividades en las que seguramente nos juntaremos para celebrar. Os animo a probarla y que opinéis…

 

INGREDIENTES

(Para 12 porciones).

  • 1 l de leche entera. 
  • 150 g de azúcar.
  • 130 g de harina de trigo.
  • 50 g de Maizena.
  • 2 yemas de huevo.
  • Piel de limón y canela en rama (si se hace de forma tradicional).
  • Ralladura de limón y canela en polvo (si se hace con la thermo).
  • Azúcar y canela para rebozar. 

 

DE FORMA TRADICIONAL

 

Elaborar la crema de leche es muy sencillo, si habéis hecho la crema pastelera alguna vez veréis que el proceso es muy similar. Una vez que tengamos la crema la dejamos en nevera unas horas (mejor hasta el día siguiente) y luego ya podemos proceder a cortarla en porciones, rebozarla y freírla.

 

ELABORACION

  1.  En primer lugar vamos a comenzar infusionando la leche. Para ello apartamos un vaso de leche del litro que debemos utilizar y el resto lo introducimos todo en una olla o cacerola. Le añadimos la piel de un limón y una ramita de canela y la llevamos a ebullición.
  2.  Mientras la leche va calentando vamos a coger un bol amplio, añadir el vaso de leche que hemos reservado, el azúcar, la harina, la maizena y las yemas de huevo y batirlo todo con la batidora de manera que se mezcle bien y no queden grumos.
  3. Una vez que la leche rompa a hervir (ya la tendremos infusionada), retiramos la piel de limón y la rama de canela. Con el fuego bajo, añadimos la mezcla del bol. Vamos revolviendo constantemente con una varilla hasta que la mezcla vaya espesando y cogiendo una textura cremosa. Es importante revolver de continuo porque sino se nos podría quemar por el fondo. Una vez que logramos una crema mas o menos espesa es hora de volcarla en un recipiente. Para que la crema tenga una altura estándar os recomiendo utilizar un molde o envase rectangular de 25 x 35 cm aproximadamente. Antes de cubrirlo pincelamos un poco la superficie y los laterales con un poco de aceite.
  4. En el momento en  que tenemos la crema extendida por el recipiente vamos a cubrirla con papel film totalmente a ras para que no cree costra. Cuando enfríe un poquito la metemos en nevera varias horas o mejor de un día para otro.
  5. Después de un tiempo prudencial de reposo en el que la crema se ha compactado bien procedemos a cortarla. Para ello la volcamos sobre una bandeja o mismamente sobre la encimera. Podemos espolvorear sobre la superficie  un poco de azúcar glass para que resbale bien (sin pasarnos). Con un cuchillo vamos cortando porciones cuadradas , rectangulares o del tamaño que mas os apetezca.
  6. Una vez que hemos dividido toda la crema en porciones vamos a rebozar cada porción en huevo y harina. Ponemos una sartén con aceite a fuego intermedio y freímos cada porción un par de minutos por cada lado o hasta que adquieran un color doradito. Según salen de la sartén las colocamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  7. Después de freírlas todas solo nos queda rebozar cada porción en una mezcla de azúcar con un poco de canela. ¿Os ha parecido difícil ? Si es así al final del post tenéis las imágenes paso a paso de todo el proceso. No hay excusa para probar esta delicia de leche frita. ¡Animo y buen provecho!

 

CON THERMOMIX

Con ayuda de la thermomix vamos a obtener la crema en tan solo dos pasos y luego, después ya de un reposo prudencial, podemos proceder a dividirla en porciones, rebozar y freír cada una, darles un baño en azúcar y canela y deleitarnos con ellas hasta ponernos las botas. 

 

ELABORACION

  1. Introducimos en la thermo la leche, el azúcar, la harina, la maizena, las yemas de huevo, la ralladura de limón y un poco de canela en polvo. Mezclamos todo 20 segundos en velocidad 3 y medio.
  2. Colocamos la mariposa y programamos la maquina 15 minutos a 90º en velocidad 2.
  3. Cogemos un recipiente rectangular de aproximadamente 25 x 35 cm y lo pincelamos con un poco de aceite. Una vez que la thermo haya terminado extendemos la crema por el recipiente y la cubrimos totalmente a ras con papel film para que no cree costra. Dejamos que enfríe un poco y la llevamos varias horas a la nevera para que cuaje bien. Mejor si la dejamos hasta el día siguiente.
  4. Una vez que la crema ha compactado procedemos a cortarla en porciones. Antes de darle la vuelta al recipiente espolvoreamos un poco de azúcar glass por la superficie donde la vamos a colocar, una bandeja, encimera… Le damos la vuelta y vamos a ver que la crema se ha convertido en un bloque compacto.
  5. Con la ayuda de un cuchillo vamos cortando porciones cuadradas o rectangulares del tamaño que mas nos apetezca.
  6. Rebozamos cada porción en huevo y harina y en una sartén con aceite, a fuego intermedio, vamos friendo todas las porciones poco a poco un par de minutos por cada lado o hasta que estén doraditas. Según las vamos sacando de la sartén las posamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  7. En el momento en que tenemos todas las piezas fritas pasamos a darles un baño en una mezcla de azúcar con canela. Después de este paso, ya solo queda darnos un buen festín a base de leche frita. A continuación os muestro todos los pasos foto a foto para facilitar el proceso.

 

ELABORACION FOTO A FOTO

 

Introducimos en la thermo los ingredientes y vamos siguiendo los pasos para obtener la crema o lo hacemos de forma manual.

Pincelamos el recipiente que vamos a utilizar con un poco de aceite.

Volcamos la mezcla en el recipiente y cubrimos toda la superficie con papel film a ras.

Una vez que la crema esta compacta la volcamos sobre un poco de azúcar glass.

Cortamos con un cuchillo la crema en porciones.

Rebozamos cada porción en huevo y harina.

Freimos por ambos lados hasta que estén doradas.

Una vez fritas, quitamos el exceso de aceite sobre papel absorbente.

Por último rebozamos cada porción en azúcar y canela.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

 https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

TARTA DE ARROZ CON LECHE

TARTA DE ARROZ CON LECHE

 

 

 

Hace unos días fue el cumpleaños de uno de mis hermanos. Hablando con mi cuñada me dijo que le gustaba mucho el arroz con leche y que se le había ocurrido entonces hacerle una tarta de arroz. Me mandó el enlace de una receta que había curioseado y se le antojaba bastante sencilla. Le eché un ojo y la verdad que si tenía pinta de ser muy facililla de hacer. Se trataba de elaborar una base de galleta y luego el arroz con leche simplemente cuajado.

Me pareció interesante la mezcla, al fin y al cabo podríamos decir que se trata de un arroz con galleta. Le dije que dejara en mis manos si quería la tarta, que con la thermo se la preparaba en un periquete, y dicho y hecho.  Al día siguiente me puse manos a la obra. Hice la base de galleta que siempre utilizo para las tartas de este tipo (como la de 3 chocolates o chocolate blanco que podéis encontrar en la web). Para hacer el cuerpo de la tarta utilicé la receta que publiqué hace poco del arroz con leche, con la diferencia de que le añadí los dos sobres de cuajada que se precisan para darle la forma y que no se desmorone al desmoldar. Una vez que obtuve la base y el cuerpo deje que enfriara en nevera hasta el día siguiente y luego lo adorne por arriba espolvoreando un poquito de canela.

Como os dije al principio es muy facililla de hacer. Para que salga muy buena lo único que hay que tener en cuenta es que tenemos que optar por un arroz cremoso que ya hayamos hecho antes y nos haya gustado mucho. Si no habéis hecho nunca arroz casero o no habéis dado con la receta que os convenza del todo os animo a probar la de la web, sale un arroz bien cocidito y cremoso.  https://midulcepecado.com/arroz-con-leche/.  

Ya sea el arroz solo, o con cuajada montado sobre la base de galleta en formato de tarta sale muy rico de ambas formas. El arroz con leche es un postre que suele gustar mucho, con lo cual es una opción mas cuando tenemos que preparar uno para algún tipo de evento y no sabemos cual hacer. Si os apetece elaborar la tarta siguiendo esta receta aquí abajo os dejo las indicaciones oportunas explicadas de forma muy sencilla tanto de manera tradicional como para la thermomix.

 

INGREDIENTES

Para 8-10 raciones

 

Para la base de galleta

  • 250 g de galletas (tipo María).
  • 90 g mantequilla.

Para el arroz con leche

  • 1,5 l de leche entera.
  • 200 g de arroz redondo.
  • 150-200 g de azúcar.
  • 70 g de mantequilla.
  • 1 trocito de Canela en rama.
  • Piel de un limón.
  • Anís.
  • 2 sobres de cuajada.
  • Canela en polvo.

 

DE FORMA TRADICIONAL

A la hora de escoger el molde para hacer la tarta he utilizado uno desmoldable de 24 cm de diámetro. Sale una base perfecta y un cuerpo de arroz con una altura considerable. También podéis utilizar uno de 26 o 28 cm, el arroz quedará con algo menos de altura pero aún así estará bien de tamaño para 8-10 raciones.

 

ELABORACION

Para la base de galleta:

  1. En primer lugar vamos a reducir la galleta . Si tenemos un molinillo o robot de cocina la trituramos entera hasta que quede arenosa. Sino tenemos con que hacerlo es muy sencillo, extendemos todas las galletas encima de la mesa y con el rodillo de amasar vamos a pasarlo varias veces por encima hasta que queden bien finitas.
  2. Introducimos la mantequilla en el microondas y la fundimos. Acto seguido la mezclamos con la galleta reducida hasta que quede humedecida por todos lados.
  3. Extendemos la mezcla por la base del molde que hayamos escogido y con la ayuda de una cuchara vamos a alisarla  hasta que quede bien nivelada.

Para el cuerpo de arroz:

  1. En primer lugar introducimos dentro de una pota o cacerola amplia toda la leche junto con la rama de canela, el arroz redondo y la piel de un limón. Llevamos la mezcla a ebullición a fuego intermedio, mas bien tirando a suave, durante unos 50 minutos mínimo. Cada cinco minutos vamos a revolver con una varilla toda la mezcla para evitar que se nos pegue y se nos estropee el postre.
  2. Pasado este tiempo retiramos la piel del  limón y la rama de canela y vamos a añadir un chorrito de anís, el azúcar, la mantequilla y los dos sobres de cuajada. La mantequilla la agregamos para darle mas cremosidad y la cuajada para darle forma al cuerpo y que al desmoldar no se nos desmorone el arroz. Dejamos de nuevo que se siga cocinando otros diez minutos mínimo. Después probaremos el arroz y si el punto de melosidad nos convence lo retiramos del fuego. Si preferimos que esté mas cocinado lo dejamos otro poquito hasta cogerle el punto.
  3. Una vez listo volcamos el arroz en el molde sobre la base de galleta. Dejamos que enfríe un poco y lo llevamos a la nevera hasta el día siguiente.
  4. Al posterior día ya podemos desmoldar la tarta y decorarla a nuestro gusto. En mi caso espolvoreé canela por toda la superficie. Podemos hacer también un dibujo con la propia canela con la ayuda de una plantilla o decorar con algún tipo de galleta. De esta manera tan sencilla elaboramos nuestra tarta casera de arroz con leche. ¿Os animáis?

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix vamos a la elaborar la base de galleta y el cuerpo de forma muy rápida. Como mencioné mas arriba utilicé un molde desmoldable de 24 cm de diámetro, pero podéis utilizar uno de 26 o 28 tranquilamente. El cuerpo de arroz tendrá algo menos de altura pero aún así será suficiente. La tarta da para 8-10 raciones aproximadamente.

 

ELABORACION

Para la base de galleta:

  1. Introducimos las galletas en el vaso de la thermomix y a base de golpes de turbo las vamos a ir reduciendo poco a poco.
  2. Añadimos la mantequilla y mezclamos 10 segundos en velocidad 10.
  3. Volcamos la mezcla sobre la superficie del molde que hemos escogido y con la ayuda de una cuchara vamos alisando hasta que quede nivelado.

Para el cuerpo de arroz:

  1. En primer lugar colocamos la mariposa e  introducimos en la thermomix la leche, la rama de canela, la piel de un limón y el arroz redondo. Programamos 60 minutos a 90º con giro a la izquierda y velocidad cuchara.
  2. Pasada la hora de cocción introducimos en la maquina el azúcar junto con un chorrito de anís, la mantequilla y los dos sobres de cuajada. La mantequilla le va a dar cremosidad y la cuajada va hacer que el cuerpo quede firme y no se desmorone cuando desmoldemos. Programamos otros 10 minutos a 90º con giro a la izquierda y velocidad cuchara.
  3. Una vez que la thermo ha terminado retiramos con cuidado la piel del limón y la  rama en canela y volcamos el contenido sobre la base de galleta del molde. Dejamos que enfríe un poco y llevamos la tarta a la nevera hasta el día siguiente.
  4. El día posterior ya podemos desmoldar la tarta y decorarla a nuestro gusto. En este caso espolvoreé canela por toda la superficie. También podemos hacerle un dibujo con la propia canela utilizando plantillas o adornar con cualquier tipo de galleta. De esta manera tan sencilla tenemos un buen postre casero que a todo el mundo le va a gustar y es una buena opción para cualquier evento gastronómico.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

ARROZ CON LECHE

ARROZ CON LECHE

 

 

Como de antojos siempre va la cosa, este mes me ha dado por el arroz con leche. Tenía ganas de el y probé una receta que me pasó una de mis  cuñadas de la maquina Cuisine. Modifiqué un poco el azúcar porque a mi me gusta que tire a dulce y le añadí un poco de mantequilla al final porque he visto que se utiliza mucho  para darle cremosidad.

Todas las recetas de arroz con leche son muy similares. Hay quien juega con la leche, quitando una poquita y añadiendo nata. Hay quien le sobra el azúcar pero sin embargo usa leche condensada. Hay quien utiliza leche evaporada, piel de naranja… Tenemos muchísimas opciones. Ésta es una mas de ellas. La única diferencia que puedo resaltar es que los tiempos de cocción son algo mayores, pues para mi particularmente el arroz tiene que estar bien cocidito, no me gusta nada cuando esta algo duro o tirando hacia ello. Bien cocinado y cremoso, son dos cualidades que no pueden faltar.

Si lo hacemos con thermomix nos despreocupamos totalmente, ya que no tenemos que estar pendientes de revolver, introducimos ingredientes y programamos. Es infalible y siempre va a salir bien. Si lo hacemos de forma tradicional no lleva mucho tiempo, pero si tenemos que tener en cuenta una cosa. Debemos de estar pegados contantemente a la pota, porque hay que revolver continuamente cada pocos minutos para que el arroz no se nos pegue y se nos queme el postre. Se trata de tener un poco mas de paciencia y dedicación, pero de ambas maneras el resultado es muy bueno.

Hice arroz varios fines de semana y en  una de las tandas utilicé leche fresca que me trajo mi hermana (es ganadera, la leche vino recién ordeñada). Puedo decir que la diferencia se nota, el arroz estaba mas estupendo si cabe. Así que si tenéis posibilidad de utilizar leche fresca no lo dudéis, la recomiendo 100%. Dicho esto os dejo por aquí abajo un arroz con leche para degustar en cualquier comida o cena. Un postre típico y que siempre triunfa.

 

INGREDIENTES

(Para 6-8 cuencos)

  • 1,5 l de leche entera.
  • 200 g de arroz redondo.
  • 150-200 g de azúcar.
  • 70 g de mantequilla.
  • 1 trocito de Canela en rama.
  • Piel de un limón.
  • Anís.
  • Canela en polvo.

 

DE FORMA TRADICIONAL

El arroz con leche elaborado a mano es muy fácil de hacer, lo único en lo que debemos insistir es en revolver cada pocos minutos toda la mezcla durante la cocción para evitar que se nos pegue por abajo y se cocine correctamente. Teniendo en cuenta ese detalle el resto es pan comido.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar introducimos dentro de una pota o cacerola amplia toda la leche junto con la rama de canela, el arroz redondo y la piel de un limón. Llevamos la mezcla a ebullición a fuego intermedio, mas bien tirando a suave, durante unos 50 minutos mínimo. Cada cinco minutos vamos a revolver con una varilla toda la mezcla para evitar que se nos pegue y se nos estropee el postre.
  2. Pasado este tiempo retiramos la piel del limón y la rama de canela y vamos a añadir un chorrito de anís, el azúcar y la mantequilla. La mantequilla la agregamos para darle mas cremosidad. Dejamos de nuevo que se siga cocinando otros diez minutos mínimo. Después probaremos el arroz y si el punto de melosidad nos convence lo retiramos del fuego. Si preferimos que esté mas cocinado lo dejamos otro poquito hasta cogerle el punto.
  3. Volcamos la mezcla en cuencos y dejamos que el arroz enfríe. Los introducimos en nevera tapados con film unas horas. A la hora de servir este postre  podemos decorarlo de dos maneras. O espolvoreamos un poquito de canela molida por encima o esparcimos un poco de azúcar y lo quemamos con un soplete hasta hacer un poquito de costra en la superficie. De ambas maneras el arroz está impresionante.

 

CON THERMOMIX

Elaborar arroz con leche en la thermomix es de lo mas sencillo. Introducimos los ingredientes, programamos y nos olvidamos de remover ni de estar pendiente . En dos sencillos pasos lo tenemos listo y sale de rechupete.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar colocamos la mariposa e  introducimos en la thermomix la leche, la rama de canela, la piel de un limón y el arroz redondo. Programamos 60 minutos a 90º con giro a la izquierda y velocidad cuchara.
  2. Pasada la hora de cocción introducimos en la maquina el azúcar junto con un chorrito de anís y la mantequilla (ésta le va a proporcionar cremosidad) y programamos otros 10 minutos a 90º con giro a la izquierda y velocidad cuchara.
  3. Una vez que la thermo ha terminado retiramos con cuidado la piel del limón y la  rama en canela y repartimos el contenido en varios cuencos. Dejamos que el arroz enfríe e introducimos los cuencos en la nevera tapados con film durante unas horas. A la hora de servirlos podemos espolvorear un poco de canela molida por encima o bien distribuir un poco de azúcar y quemarlo con un soplete formando una superficie con costra. De esta manera tan fácil tenemos un buen postre que siempre triunfa y no da trabajo ninguno.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

MARAÑUELAS DE AVILES

MARAÑUELAS DE AVILES

 

 

Hace ya algún tiempo subí una receta de marañuelas, las marañuelas de Candás, una parroquia de mi tierrina Asturiana. Pues bien, el otro día, pasando el fin de semana por las montañas  del occidente, me preguntó una vecina de allí que vivía en la ciudad de Avilés si alguna vez había probado las marañuelas, pero no las de Luanco ni las de Candás, sino las de Avilés. Cual fue mi sorpresa que yo no sabía que había otra especialidad de marañuelas en Asturias, y entonces ya me picó la curiosidad.

Esta vecina, siempre tan amable, me dio la receta que ella lleva haciendo muchos años  en su ciudad, y nada tienen que ver unas con otras. Las marañuelas de Luanco y Candás son una especie de galletas o pastas dulces, mientras que las de Avilés son mas bien unos panes dulces. Ambas muy diferentes pero de un sabor excepcional. Me apunté la receta, la hice en casa, y como me gusto mucho, decidí subirla al blog. Prácticamente la subo igual, lo único que he añadido es un pequeño almíbar para pintarlas por fuera y darles un toque extra de brillo.

Como dije anteriormente, las marañuelas de Avilés son unas pequeñas piezas de masa de pan dulce, tipo brioche. Están compuestas por ingredientes muy esenciales y tienen una forma muy característica, vienen presentadas en forma de lazos. Por puntualizar algo, diría que su textura  y sabor  me recuerda un poco a la masa del roscón de reyes, para que os hagáis una idea.

Elaborar estas marañuelas es muy fácil, solo debemos de tener en cuenta que requiere mucho tiempo de levado, entonces hemos de ser previsores. Por lo demás , es todo cogerle la maña y el punto. Una vez que haces la primera el resto es pan comido. Os animo a probar este pan tan blandito  y dulce que entra solo, acompañado, o bien sumergido en un buen café o chocolate a la taza, a gusto del consumidor.

 

INGREDIENTES

(Para 8-10 piezas)

  • 550 g de harina de trigo.
  • 50 ml de leche.
  • 150 g de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 45 g de levadura fresca.
  • 125 g de manteca de cerdo.
  • Ralladura de limón.
  • Sal.
  • Almibar (50 ml de agua y 50 g de azúcar). Es opcional.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar estas  ricas marañuelas es muy sencillo. Lo único que debemos de tener en cuenta es que la masa requiere de varias horas de levado, por lo tanto recomiendo hacerla una noche y dejarla levando hasta el día siguiente. Una vez reposada le damos la forma característica a cada pieza y después del horneado podemos disfrutarlas junto con un esplendido café.

ELABORACION

  1.  En primer lugar vamos a elaborar la masa. Recomiendo hacerla de noche y dejarla levando hasta el día siguiente. Para ello cogemos la harina y formamos un volcán con ella sobre la mesa de trabajo.
  2. Templamos un poco la leche en el microondas y disolvemos la levadura fresca  de panadería en ella. Introducimos la mezcla en el interior del volcán y hacemos lo mismo con el resto de ingredientes, los huevos, el azúcar, la manteca de cerdo, la ralladura de limón y la sal.
  3. Ahora que tenemos el volcán de harina relleno vamos a ir mezclando y  amasando todos los ingredientes a mano poco a poco hasta obtener una masa homogénea. Debe quedar  algo pegajosa, si vemos que esta demasiado añadimos un poquito de harina para darle la forma redonda.
  4. Introducimos la bola de masa en un bol grande , lo tapamos con un paño y lo dejamos fuera de nevera toda la noche levando.
  5. Antes de trabajar la masa vamos a hacer un pequeño almibar (la receta original no lo requiere pero yo creo que le da un toque muy chic). Lo hacemos despues de elaborar la masa o al día siguiente, tanto da. Llevamos a ebullición el agua y el azúcar y una vez que hierba dejamos que enfríe.
  6. Una vez reposada la masa durante unas cuantas horas, al día siguiente, podemos empezar a darle forma en el momento que mas nos apetezca. Para elaborar la primera pieza vamos a coger una porción de masa , del tamaño de un limón aproximadamente, y vamos a desgasificarla con las manos. Acto seguido hacemos una bola redonda con ella, la posamos sobre papel vegetal en la bandeja del horno,  y le hacemos cuatro cortes con el cuchillo en forma de lazo como se aprecia en la foto.
  7. Cogemos otra porción mucho mas pequeña de masa, la desgasificamos, le damos cuatro cortes también y la colocamos encima de la primera  porción. Con una brocha pintamos toda la superficie y alrededores de la pieza con un poco de huevo batido. Repetimos todo el proceso hasta obtener varias piezas y terminar la masa.
  8. Una vez que tenemos las piezas repartidas por la bandeja , con una pequeña separación porque crecen durante el horneado, vamos a introducirlas en el horno precalentado a 180º. Las colocamos en el medio y las horneamos durante aproximadamente 15-20 minutos, hasta que estén doradas.
  9. Sacamos las piezas del horno y con una brocha vamos a ir pintándolas por fuera con el almíbar para darles un poco de brillo y dulzor. Dejamos que enfríen y ya tenemos listas nuestras  deliciosas marañuelas para degustar cuando mas nos apetezca.

 

CON THERMOMIX

A la hora de hacer la masa de las marañuelas en la thermomix divagué un poco por internet para encontrar referencias. No encontré ninguna receta  hecha con la thermo así que me propuse adaptarla yo misma. Lo intenté de la manera mas simplificada posible y al final conseguí cogerle el punto. Así que si os apetece probar ya tenéis una forma muy sencilla de obtener estas ricas marañuelas.

ELABORACION

  1. Como dije anteriormente lo ideal es hacer la masa y dejarla levando durante varias horas , por tanto es mas sencillo elaborarla de noche y dejarla levando hasta el dia siguiente. Para comenzar la receta vamos a ir introduciendo en la thermomix la leche y calentándola durante un minuto a 37º y velocidad 2.
  2. Agregamos la levadura y mezclamos 5 segundos en velocidad 5.
  3. Añadimos los huevos, el azúcar y la manteca y programamos 10 segundos en velocidad 6.
  4. Agregamos la mitad de la harina, la ralladura de limón y la sal y mezclamos 10 segundos a velocidad 6. Añadimos la otra mitad de la harina  y volvemos a mezclar 10 segundos en velocidad 6.
  5. Una vez que tenemos mezclados todos los ingredientes programamos la maquina para amasar durante 5 minutos  en vaso cerrado, espiga.
  6. Cuando el amasado finalice, si vemos que  la masa está muy pegajosa añadimos un poco de harina y le damos un golpe de turbo para que salga sin dificultad de la thermomix. Volcamos la masa sobre la mesa algo enharinada y hacemos una bola con ella. La dejamos dentro de un bol tapado con un paño toda la noche levando.
  7. Antes de trabajar la masa vamos a hacer el almíbar para abrillantar las piezas mas tarde. Para ello introducimos en la thermo el azúcar y el agua y programamos 7 minutos , 100º , velocidad 2. Introducimos el almíbar en un vaso y dejamos que enfríe.
  8. Una vez reposada la masa durante unas cuantas horas, al día siguiente, podemos empezar a darle forma en el momento que mas nos apetezca. Para elaborar la primera pieza vamos a coger una porción de masa , del tamaño de un limón aproximadamente, y vamos a desgasificarla con las manos. Acto seguido hacemos una bola redonda con ella, la posamos sobre papel vegetal en la bandeja del horno,  y le hacemos cuatro cortes con el cuchillo en forma de lazo como se aprecia en la foto.
  9. Cogemos otra porción mucho mas pequeña de masa, la desgasificamos, le damos cuatro cortes también y la colocamos encima de la primera  porción. Con una brocha pintamos toda la superficie y alrededores de la pieza con un poco de huevo batido. Repetimos todo el proceso hasta obtener varias piezas y terminar la masa.
  10. Una vez que tenemos las piezas repartidas por la bandeja  , con una pequeña separación porque crecen durante el horneado, vamos a introducirlas en el horno precalentado a 180º. Las colocamos en el medio y las horneamos durante aproximadamente 15-20 minutos, hasta que estén doradas.
  11. Sacamos las piezas del horno y con una brocha vamos a ir pintándolas por fuera con el almíbar para darles un poco de brillo y dulzor. Dejamos que enfríen y ya tenemos listas nuestras deliciosas marañuelas caseras.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

MUFFINS

MUFFINS RELLENOS

 

Soy una forofa de las magdalenas en todas sus versiones, pero si me dan a escoger , me lanzo de cabeza a devorar unos buenos muffins. Si para mas índole llevan algo de chocolate, ya me caigo muertita del gusto ( una llambiona en potencia, no lo puedo evitar).

¿Y que diferencian las magdalenas de los muffins os preguntareis? Pues como ya he explicado en algún otro post del blog los muffins se elaboran principalmente con mantequilla y las magdalenas con aceite. El secreto de las magdalenas está en un buen batido mientras que los muffins no necesitan una masa muy batida. Y mientras que las magdalenas son siempre dulces , los muffins pueden ser dulces o salados. Esas serían sus principales diferencias. Ahora por qué me gustan mas los muffins no lo tengo claro, solo sé que cuando me pongo no caen dos solos…

La receta que hoy os traigo tiene muchas variantes. Los muffins se pueden hacer con la masa simple, sin añadir nada de chocolate. Podemos añadir virutas de chocolate por la masa y la superficie o una u otra opción e incluso si nos apetece, rellenar el corazón de la misma con un poco de Nutella o Nocilla. Estas elecciones ya van al gusto de cada uno.

Si os apetece navegar un poco por el mundillo de estas delicias aquí os dejo el proceso de elaboración simplificado en sencillos pasos. ¿A que esperáis para haceros con unas capsulas molonas para elaborarlos? ¡Venga que os espero para comenzar!

 

INGREDIENTES

(De 15 a 20 unidades en función del tamaño de las capsulas).

  • 300 g de harina de trigo.
  • 150 g de azúcar glass (normal para la thermomix).
  • 3 huevos.
  • 180 ml de leche entera.
  • 150 g de mantequilla (temperatura ambiente).
  • 1 sobre de levadura química (tipo Royal).
  • Ralladura de naranja o limón.
  • Esencia de vainilla (opcional).
  • Nocilla o Nutella (para el relleno).
  • Pepitas de chocolate.

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar estos deliciosos muffins es tarea muy sencilla. Solo tenemos que escoger unas capsulas o moldes, tener los ingredientes, un bol y  una batidora a mano, batir y dirigir hacia el horno...

ELABORACION

  1. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Escogemos las capsulas o moldes que vamos a utilizar y los distribuimos por la bandeja del horno.
  2. Cogemos un bol e introducimos dentro la mantequilla en pomada con el azúcar glass. Con la ayuda de una batidora mezclamos bien hasta que esté bien integrada la mezcla.
  3. Agregamos los huevos y volvemos a unificar con la batidora. Posteriormente añadimos la leche y seguimos con el batido.
  4. Por último agregamos el resto de ingredientes, la harina, la levadura en polvo, la ralladura de naranja o limón y la esencia de vainilla y batimos de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Ahora llega el momento de rellenar las capsulas. Podemos integrar en este punto pepitas de chocolate en la masa y mezclarlas con la batidora si nos apetece o dejarlas para decorar solo por arriba. A su vez, tenemos la opción de rellenar los muffins (en mi caso he utilizado Nocilla).
  6. Con la ayuda de una cuchara vamos cubriendo de masa las capsulas hasta completar  tres cuartos de su capacidad. Si les integramos Nocilla por ejemplo, rellenamos un poco , introducimos una cucharada de Nocilla y volvemos a cubrir con la masa hasta la medida indicada. Una vez que agotamos la masa podemos esparcir virutas  o lagrimas de chocolate por la superficie.
  7. Llevamos la bandeja a la segunda rejilla del horno empezando por abajo. Horneamos durante 15 minutos solo con calor por abajo, después ponemos el calor por arriba también y los dejamos cinco minutos mas. El tiempo siempre es relativo, depende del tamaño de las capsulas. A mayor tamaño mas tiempo de horneado, pero pueden variar en unos minutos nada mas.
  8. Sacamos la bandeja del horno cuando estén dorados por arriba y pinchando con un palillo este salga limpio y dejamos enfriar. Una vez que eston frías ya podemos degustar los muffins con un buen cafelito, ColaCao o chocolate caliente.

CON THERMOMIX

Con la thermomix vamos a obtener la masa de los muffins en tan solo tres pasos. Después solo nos queda rellenar las capsulas y hornear. Es una receta muy sencilla donde obtenemos resultados en tan solo unos minutos.

ELABORACION

  1. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Escogemos las capsulas o moldes que vamos a utilizar y los distribuimos por la bandeja del horno.
  2. Comenzamos reduciendo el azúcar en la thermomix. Lo introducimos dentro y programamos un minuto velocidad progresiva 5-10 hasta convertirlo en azúcar glass.
  3. Añadimos los huevos, la mantequilla, la leche y la esencia de vainilla y batimos tres minutos a 37º en velocidad 4.
  4. Agregamos la harina, la levadura en polvo y la ralladura de naranja o limón y mezclamos 15 segundos en velocidad 4.
  5. Ahora es el tiempo de rellenar las capsulas. Podemos integrar en este punto pepitas de chocolate en la masa y mezclarlas unos segundos en velocidad 4 si nos apetece, o dejarlas para decorar solo por arriba. A su vez, tenemos la opción de rellenar los muffins (en mi caso he utilizado Nocilla).
  6. Con la ayuda de una cuchara vamos cubriendo de masa las capsulas hasta completar  tres cuartos de su capacidad. Si les integramos Nocilla por ejemplo, rellenamos un poco , introducimos una cucharada de Nocilla y volvemos a cubrir con la masa hasta la medida indicada. Una vez que agotamos la masa podemos esparcir virutas  o lagrimas de chocolate por la superficie.
  7. Llevamos la bandeja a la segunda rejilla del horno empezando por abajo. Horneamos durante 15 minutos solo con calor por abajo, después ponemos el calor por arriba y los dejamos cinco minutos mas. El tiempo siempre es relativo, depende del tamaño de las capsulas. A mayor tamaño mas tiempo de horneado, pero pueden variar en unos minutos nada mas.
  8. Sacamos la bandeja del horno cuando estén dorados por arriba y pinchando con un palillo este salga limpio y dejamos enfriar. De esta manera obtenemos unos deliciosos muffins que nada tienen que envidiar a los que compramos en el mercado. Ahora es el momento de disfrutarlos.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

GOFRES

GOFRES

 

 

¡Bienvenidos al maravilloso mundo de los gofres o waffles y sus aditivos o toppins! Una de mis meriendas favoritas sin duda son estos dulces tan maravillosos que hoy en día nos podemos encontrar en muchas localizaciones.

Desde el 2006 aproximadamente, año en que conocí a dos de mis amigos, Delfi y Josito (cursando el ciclo de pastelería y panadería) tenemos una pequeña tradición en común. Solemos quedar de vez en cuando, dar un paseo, conocer paisajes bonitos,  ponernos al día de nuestras vidas , disfrutar de la gastronomía Gijonesa y de alrededores, ir a ver un peliculón al cine , al centro comercial a fisgar todas las tiendas a nuestro paso…siempre tenemos un montón de opciones a la vista. Todos planes muy diferentes pero con un elemento común, ´´nuestro momento top´´.

¿Y cual es nuestro momento top? Pues ese ratito donde merendamos o cogemos dulce y nos ponemos hasta arriba de chocolate. Es raro el día que quedemos y no caiga algo de repostería. Muchas de las veces como habréis podido imaginar el gofre se convierte en nuestro objeto de deseo. ¿Pasamos por una feria? Gofre… ¿Vamos hasta el centro comercial? Tienen unos gofres tremendos… No se que pasa pero no nos podemos resistir. Durante esta pandemia no hemos podido quedar, así que si yo no podía ir  al gofre, el gofre tendría que venir a mi.

Me hice con una buena gofrera por Internet (hay muchísimos modelos a escoger) y estuve experimentando todos los fines de semana una receta diferente modificando ingredientes arriba y abajo hasta obtener la masa que mas me convenciera. Después de cuatro o cinco pruebas le cogí el toque que quería. La masa es super sencilla de hacer. En lo que mas tiempo vais a invertir es en escoger los toppins con que la vais a acompañar.

Los toppins son los aditivos que  vamos a añadirle al gofre una vez que lo tenemos listo. Tenemos infinitas opciones para elegir, sirope de chocolate, caramelo o fresa, nata, virutas, lacasitos, minigalletas, miel, lo que se nos ocurra o apetezca. ¿Es una bomba calórica? Puede ser, pero de vez en cuando hay que darle un gusto al cuerpo, y sin duda para mi el degustar algo rico es uno de los mayores placeres del mundo. Si os apetece hacer una prueba no perdáis ojo…

 

INGREDIENTES

Para 4-6 piezas.

  • 220 g de harina de trigo.
  • 120 g de azúcar.
  • 12 g de levadura fresca de panaderia.
  • 1 huevo.
  • 120 g de mantequilla en pomada.
  • 100 ml de leche entera.
  • Esencia de vainilla.
  • Azúcar perlado (opcional).
  • Sal.
  • Toppins: sirope de chocolate, nata, virutas, lacasitos…

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar la masa de los gofres no puede ser tan sencillo. Tan solo necesitamos todos los ingredientes, un bol y una batidora de mano. Una vez que está lista la dejamos reposar y mas tarde nos ponemos en marcha con la gofrera.

ELABORACION

  1. En primer lugar introducimos  la leche al microondas unos segundos hasta templarla. No debemos calentarla demasiado. Le agregamos la levadura y la disolvemos dentro.
  2. En un bol introducimos la harina y hacemos un hueco en el interior. En el hueco incorporamos la leche con la levadura disuelta, el azúcar, el huevo, la mantequilla en pomada (es muy importante que no esté fría), la esencia de vainilla y una pizca de sal.  Cogemos una batidora de mano y mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien integrados y obtengamos una masa homogénea.
  3. Tapamos con film la masa y dejamos que repose en un lugar templado una hora aproximadamente.
  4. Pasado el tiempo de reposo conectamos nuestra maquina  gofrera y nos ponemos a darle forma a la masa. Con las cantidades que he puesto arriba salen entre 4 y 6 piezas aproximadamente, así que calcularemos a ojo a la hora de repartir.
  5. Una vez que la gofrera esta caliente pincelamos todos los huecos con un poco de aceite. Cogemos una porción de masa curiosa y la colocamos en el centro de cada hueco, o como hago yo, cuatro porciones chiquitinas y las repartimos por cada uno de ellos. No nos podemos pasar porque sino se desbordaría al cerrar la gofrera, ya que la masa después crece. A base de hacer y repetir le iréis cogiendo el tranquillo.
  6. Una vez que tenemos rellenos los dos huecos esparcimos unas perlas de azúcar por la superficie de ambos y cerramos la gofrera a temperatura máxima los minutos que indique vuestro modelo. En la mía se hacen entre 4-6 minutos aproximadamente.
  7. Retiramos con cuidado para no dañar la gofrera las dos piezas y las pasamos a un plato. A partir de aquí ya podemos añadirles los toppins que mas nos apetezca. Lo que nunca falla es un buen chocolate, ya sea sirope o chocolate a la taza y si está acompañado de  nata montada muchísimo mejor. Os animo a haceros con una gofrera y experimentar, de vez en cuando hay que darse un homenaje.

 

CON THERMOMIX

Para hacer esta receta de gofres utilizaremos dos maquinas, la thermomix y la gofrera. Si aún no tenéis gofrera es un buen momento para ojear un modelo. Hay una amplia gama en el mercado y los precios son muy asequibles. ¿Que ya la tenéis? Pues no os perdáis este recetón, os va  a encantar.

ELABORACION

  1. Comenzamos introduciendo en la thermomix la leche y la levadura. Mezclamos un minuto en velocidad 2 a 37º.
  2. Agregamos la mantequilla en pomada (es muy importante que no esté fría), el azúcar, el huevo y un poquito de esencia de vainilla. Mezclamos 30 segundos en velocidad 6.
  3. Incorporamos la harina y la sal y mezclamos otros 30 segundos a velocidad 4.
  4. Volcamos la masa en un bol y la tapamos con film. La dejamos reposar en un lugar cálido una hora aproximadamente.
  5. Una vez que la masa está reposada es hora de comenzar con la maquina gofrera. La enchufamos a la corriente y dejamos que caliente. Cuando esté caliente pincelamos con un poco de  aceite todos los huecos donde va ir a la masa por arriba y por abajo.
  6. Las cantidades dan para aproximadamente entre cuatro y seis piezas, con lo cual calcularemos a ojo a la hora de distribuir la masa. Cogemos una porción curiosa con una cuchara y la colocamos en el centro de cada hueco, o cogemos cuatro porciones mas pequeñas y las distribuimos por cada uno de ellos. Repartimos unas perlas de azúcar por la superficie de ambas masas. Cerramos la gofrera y veremos como las masas se extienden y empiezan a crecer. Tenemos que tener cuidado de no pasarnos porque si añadimos demasiada masa se desbordará por fuera. A base de hacer y repetir se va cogiendo el truco.
  7. Cada maquina tarda su tiempo correspondiente, la mia tarda entre 4 y 6 minutos en elaborar los gofres, siempre hay que mirar las instrucciones para estar al tanto de los tiempos. Una vez que tenemos ambas piezas listas, las sacamos de la gofrera a un plato con cuidado para no rascar o dañar la maquina. Dejamos que enfríen o comenzamos a añadir los toppins. A mi me gustan bien calentitos así que me salto el paso de enfriarlos.
  8. ¿Que toppins vamos a utilizar? Pues los que mas nos apetezcan. Tenemos gran variedad para escoger, aunque sin duda para mi los imprescindibles son un buen chocolate, ya sea a la taza o en sirope y un poquito de nata montada. Podemos complementar con miel, galletitas, lacasitos, fideos… Lo que está claro es  que con unos o con otros estos gofres son estupendos para darnos un buen capricho repostero de vez en cuando. Como  veis son muy sencillos de elaborar, si ya tenéis gofrera no tenéis escusa para no caer en la tentación. ¡Os van a encantar!

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

TARTA NUMERO

TARTA NUMERO

 

 

El 16 de mayo es un día muy especial. Hace dos añitos, en el 2018, nació mi hija Valeria. Y como todo lo especial hay que celebrarlo y en todas las celebraciones siempre cae algo de dulce, la repostera de casa, «mami´´ (como ella dice muchas veces), le hizo una tarta numero personalizada con mucho cariño para celebrar  en familia.

Yo no se si esto de la afición al  dulce va en los genes, pero es llamativo que Valeria, ahora que está en la fase de empezar a hablar , soltando palabritas por aquí y por allá, unas de las primeras que se ha aprendido y tiene gravadas a fuego en la memoria son «galleta´´ y «tarta´´. Curioso ¿verdad? Procuro no darle mas de la cuenta, no es bueno abusar del azúcar, pero de vez en cuando si que  le doy un poquito de bizcocho para merendar, alguna galletita, gofre, tarta… y la verdad que no pierde oportunidad. Se relame y disfruta cada bocado igual que su madre. E aquí un ejemplo aplicable  al dicho «de tal palo, tal astilla´´,,,

Últimamente se han puesto muy de moda las tartas de número. Generalmente he visto que se suelen hacer con galleta, pasta sable, hojaldre o bizcocho y que uno de los rellenos que mas éxito tienen en este tipo de elaboraciones es el frosting de queso. Me picó el gusanillo y este año me dispuse a elaborar una de ellas. Opté por utilizar el bizcocho de chocolate (uno de los que tengo en la web) y me lancé con el relleno de frosting de queso Mascarpone.

Hice una visita unos dias antes a la web de Amazon (tiene unos moldes chulisimos de silicona) así que  encargué uno del numero dos para que me llegara a tiempo y el día antes del cumple me puse manos a la obra. El molde ha sido un capricho personal , sino os apetece comprarlo siempre podéis hacer tres planchas de bizcocho y con una plantilla recortar la silueta del número que escogéis en cada una de ellas. Es una tarta que es muy, pero que muy fácil de hacer, así que os animo a intentarlo y que me contéis. Espero que os guste.

 

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 6 huevos.
  • 180 ml de aceite de girasol.
  • 300 g de azúcar.
  • 300 g de harina de trigo.
  • 200 ml de leche.
  • 350 g de cacao en polvo de hacer a la taza.
  • 1 sobre y medio de levadura en polvo.
  • Sal.

Para el relleno:

  • 500 ml de nata para montar.
  • 500 g de queso crema Mascarpone.
  • 100 g de azúcar glass.

Para la decoración:

  • Fresas.
  • Barritas de chocolate.
  • Fideos de chocolate.
  • Galletitas diversas.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a elaborar esta tarta de forma muy sencilla. En primer lugar haremos el bizcocho de chocolate  en molde o en tres o cuatro  planchas. Dejaremos que enfríe y montaremos el relleno de frosting y luego precederemos a darle forma y ornamentar.

 

ELABORACIÓN

Para el bizcocho:

  1. Vamos a comenzar precalentando el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.
  2. Mientras el horno calienta prepararemos la mezcla del bizcocho. En un bol o cuenco grande introducimos los huevos y el azúcar y con una batidora vamos a batir un buen pedazo hasta blanquear bien la mezcla. Añadimos el aceite y la leche y seguimos batiendo para que se unifique bien todo.
  3. Integramos la harina , la levadura y la sal y volvemos a batir  hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Por último añadimos el cacao en polvo (yo utilizo chocolate de hacer a la taza, pero también podéis usar colacao) y batimos por ultima vez.
  5. Ahora tenemos dos opciones. O lo hacemos en un molde o hacemos tres o cuatro planchas de bizcocho si vamos a utilizar una plantilla de número. Si lo hacemos en un molde lo engrasamos con un poquito de aceite , introducimos la mezcla y horneamos mínimo una hora, a partir de ahí pincharemos con un cuchillo hasta que este nos salga limpio. En el momento en el que está listo lo sacamos, dejamos que enfríe y desmoldamos.
  6. Si vamos a hacer la forma con plantillas (las podemos descargar de internet) introducimos masa en una manga pastelera con boquilla redonda y pequeña y vamos haciendo las planchas una a una sobre papel de horno en la bandeja. Con esta cantidad de bizcocho podemos hacer hasta cuatro capas probablemente. Horneamos cada una de ellas a 180º durante mínimo 15 minutos hasta que estén bien hechas. Una vez que las tenemos todas dejamos que enfríen.

Para el relleno:

  1. Recomiendo introducir las varillas de la batidora con la que vayamos a hacer el relleno una hora antes en el congelador, de manera que al estar frías nos ayuden mas fácilmente a montar. Cogemos un bol grande y metemos en él toda la nata, el queso Mascarpone y el azúcar glass.
  2. Batimos enérgicamente hasta que toda la mezcla esté bien montada. Tenemos que tener cuidado de no pasarnos de la raya porque sino se nos convertirá en mantequilla. Sabremos cuando el frosting de queso está listo si cogemos una cucharada de relleno y al darle la vuelta a la cuchara se mantiene intacto sin caer.

Montaje:

  1. Ahora que tenemos el bizcocho frío y el relleno preparado vamos a comenzar a darle forma a la tarta. Si hemos hecho el bizcocho en molde, con un cuchillo de sierra lo dividiremos en tres capas iguales del mismo grosor. Si por el contrario hemos obtenido varias planchas de bizcocho vamos a recortar la silueta del numero en cada una de ellas con ayuda de la plantilla de papel. La posamos sobre cada plancha y vamos recortando poco a poco por la linea del contorno.
  2. Ahora que tenemos todas las capas de bizcocho con su forma característica vamos a poner la primera sobre la base donde vayamos a servir la tarta. Este bizcocho no lo vamos a calar porque es bastante jugoso. Rellenamos la manga pastelera con un poco de relleno  y lo extendemos sobre la primera capa de bizcocho. Colocamos otra capa y volvemos a repetir la operación con cada una de ellas. Hemos de calcular un poco a ojo cada porción de relleno de manera que nos de para cubrir todas las capas y para rellenar lo laterales.
  3. En el momento en que tenemos todas las capas de bizcocho con su relleno (en la última también cubrimos la superficie con un poco de frosting) vamos a utilizar el sobrante para cubrir los laterales y con un cuchillo o sable ir alisándolos de manera que queden rectos.

Ornamentación:

  1. Una vez que tenemos la tarta definida podemos ornamentarla por la superficie con lo que mas nos apetezca. En mi caso utilicé unas pocas de fresas, barritas de kinder bueno, galletas oreo y de limón y fideos de chocolate. La decoración siempre va al gusto de cada uno y a veces de lo que tengamos a mano por casa. Espero que os haya sido útil la receta y que os lancéis con vuestra tarta número particular.

 

CON THERMOMIX

A la hora de elaborar esta tarta utilizaremos la thermomix para hacer la masa de bizcocho y para obtener el frosting de queso. A partir de ahí haremos el montaje como he descrito anteriormente en la manera tradicional.

Para el bizcocho:

  1. En primer lugar precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.
  2. Introducimos los huevos y el azúcar en la thermo y programamos 6 minutos a 37º en velocidad 5.
  3. Agregamos el aceite de girasol y la leche y mezclamos 20 segundos en velocidad 4.
  4. Añadimos el cacao, la harina, la levadura y la sal y mezclamos 1 minuto en velocidad 4.
  5. Ahora tenemos dos opciones, elaborar el bizcocho en un molde numero o bien hacer varias planchas de bizcocho si vamos a darle forma con una plantilla de papel. Si optamos por usar un molde lo engrasamos un poco con aceite, agregamos toda la mezcla dentro y lo llevamos al  horno una hora mínimo. Pincharemos a partir de ahí con un cuchillo hasta que éste nos salga limpio. Sacamos el bizcocho, dejamos que enfríe y lo desmoldamos.
  6. Si optamos por realizar varias capas de bizcocho, cogemos una manga pastelera y boquilla redonda pequeña. La rellenamos de masa y vamos haciendo las planchas sobre papel de horno en la bandeja. Horneamos cada una sobre 15 minutos aproximadamente, hasta que veamos que el bizcocho está listo. Con esta cantidad de masa podremos obtener tres o cuatro capas. Una vez que las hemos horneado todas dejamos que enfríen y nos ponemos con el relleno de frosting de queso.

Para el relleno:

  1. Introducimos en la thermomix toda la nata de montar, el queso Mascarpone y el azúcar glass. Si tenemos azúcar normal lo molemos unos minutos antes de hacer el relleno para que la thermomix no esta caliente. Colocamos la mariposa (recomiendo haberla metido previamente una hora antes en el congelador para que así nos ayude a montar mas facilmente).
  2. Mezclamos a velocidad 3 y medio sin un tiempo definido. Debemos ir mirando cada poco como va la mezcla hasta que este bien montada. Es importante no pasarse de la raya porque sino se nos podría convertir en mantequilla. Sabremos cuando el frosting está listo si cogemos una cucharada y le damos la vuelta. Si el relleno se mantiene intacto y no cae ya está para utilizarlo.

Montaje:

  1. Ahora que tenemos el bizcocho frío y el relleno preparado vamos a comenzar a darle forma a la tarta. Si hemos hecho el bizcocho en molde, con un cuchillo de sierra lo dividiremos en tres capas iguales del mismo grosor. Si por el contrario hemos obtenido varias planchas de bizcocho vamos a recortar la silueta del numero en cada una de ellas con ayuda de la plantilla de papel. La posamos sobre cada plancha y vamos recortando poco a poco por la linea del contorno.
  2. Ahora que tenemos todas las capas de bizcocho con su forma característica vamos a poner la primera sobre la base donde vayamos a servir la tarta. Este bizcocho no lo vamos a calar porque es bastante jugoso. Rellenamos la manga pastelera con un poco de relleno  y lo extendemos sobre la primera capa de bizcocho. Colocamos otra capa y volvemos a repetir la operación con cada una de ellas. Hemos de calcular un poco a ojo cada porción de relleno de manera que nos de para cubrir todas las capas y para rellenar lo laterales.
  3. En el momento en que tenemos todas las capas de bizcocho con su relleno (en la última también cubrimos la superficie con un poco de frosting) vamos a utilizar el sobrante para cubrir los laterales y con un cuchillo o sable ir alisándolos de manera que queden rectos.

Ornamentación:

  1. Una vez que tenemos la tarta definida podemos ornamentarla por la superficie con lo que mas nos apetezca. En mi caso utilicé unas pocas de fresas, barritas de kinder bueno, galletas oreo y de limón y fideos de chocolate. La decoración siempre va al gusto de cada uno y a veces de lo que tengamos a mano por casa. Espero que os haya gustado la receta y que os animeis a probar con vuestra propia tarta personalizada, ya sea de letra o de número.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

TORTITAS

TORTITAS

 

 

Tortitas, menudos recuerdos me traen… Hace unos cuantos años atrás, allá por la época de Maria Castaña, trabajaba en la cafetería de uno de los centros comerciales de mi ciudad como camarera. Me acuerdo que teníamos una amplia carta de postres para dar los menús a medio día y una gran variedad para los desayunos y meriendas.

Cuando me tocaba en el turno comer allí, al postre siempre me lanzaba a por la tarta de la abuela (la verdad es que la cocinera que teníamos era brutal, ella me enseño a hacerla). Cuando estaba de tardes y me tocaba merendar muchas veces entraba en la cocina, me quedaba tonta mirando como la ayudante de la tarde hacia las tortitas, me marchaba con una para una mesa , soltaba medio kilo de sirope de chocolate y medio de nata por encima y me ponía las botas hasta reventar con mi colacadito (tenía que coger fuerzas para terminar la dura jornada,esa era mi escusa…).

En resumen (adoro el dulce como os habéis dado cuenta),  siempre suelo asociar alguno de ellos con momentos determinados. Tengo la pena de que no tengo la receta exacta que hacían por aquel entonces allí, pero  hace un tiempo, merendando en casa de unos amigos que son muy cocinillas, nos sorprendieron con unas muy ricas, apunté la receta que utilizaron y me dije que en cuanto pudiera la subía al blog. Esta semana me puse a ello y aquí podéis ver una muestra, no tiene desperdicio.

La tortita en si, que también se la conoce como«panqueque´´  en America latina (por si lo veis en otras recetas)  o «pancake´´ o «hotcake´´ en Inglés, es tá elaborada a partir de una masa parecida a la de  los frixuelos. Se diferencian en el diámetro (los frixuelos se hacen con uno de 16 cm y las tortitas con uno de 10 cm aproximadamente), en las tortitas se utiliza levadura para que engorden mientras que en los frixuelos no se les hecha, y se hacen con un poco mas de fuego (intermedio). Por lo demás puede variar algún ingrediente pero son muy comunes todos en ambas recetas. Si os apetece probarlas aquí os dejo la elaboración para que experimentéis en vuestras casas de forma muy sencilla.

 

 

INGREDIENTES

Para doce unidades:

  • 4 huevos.
  • 370 ml de leche entera.
  • 320 g de harina de trigo.
  • 60 g de azúcar.
  • 100 ml de aceite de girasol.
  • 1 pizca de sal.
  • Esencia de vainilla (opcional).
  • 2 sobres de levadura química.
  • Ornamentación: sirope, miel, nata, mermelada…

 

DE FORMA TRADICIONAL

¿Que podemos decir de esta suculenta elaboración? Pues que no tiene ninguna ciencia, truco ni nada a tener en cuenta a la hora de maniobrar. Si alguna vez habéis hecho frixuelos, es muy parecido, solo hay que mezclar los ingredientes y a la sartén.

ELABORACION

  1. Cogemos un bol grande, introducimos todos los ingredientes y con la ayuda de la batidora batimos enérgicamente hasta mezclar bien y que quede una masa semilíquida homogénea.
  2. Llevamos la mezcla media hora al refrigerador.
  3. Una vez reposada la masa cogemos una sartén de tamaño mediano (o del tamaño que le queráis dar a las tortitas ) y la untamos con un una pizca de aceite, con una cucharita o con una brocha.
  4. Prendemos el fuego a temperatura intermedia y cuando esté caliente, vertemos medio cazo aproximadamente de masa (unas tres o cuatro cucharadas) y la extendemos por toda la sartén.
  5. En cuestión de segundos vamos a ver como se forman unas burbujitas sobre la masa. Cuando haya una cantidad considerable de burbujas  ya podemos ir dándole la vuelta con la ayuda de una espumadera y dorándolas por el otro lado. Se hacen bastante rápido. Repetimos el proceso hasta terminar toda la masa y obtener un buen platado de tortitas.
  6. Como más ricas están son recién hechas, pero si se nos han enfriado, a la hora de comerlas recomiendo calentarlas unos segundos en el micro. Cuando las emplatemos para servir podemos acompañarlas de nata , sirope, miel, mermelada, lo que mas nos apetezca…

 

CON  THERMOMIX

En tan solo un sencillo paso vamos a obtener la masa de las tortitas. Le damos un ligero reposo en la nevera posteriormente y al lió con la sartén, una detrás de otra y enseguida tenemos un plato curioso para hincarle el diente.

ELABORACION

  1. Introducimos todos los ingredientes en la thermomix y programamos un minuto a velocidad progresiva 5-10 hasta obtener una masa homogénea semilíquida.
  2. Pasamos la masa a un bol y dejamos que repose media hora en el refrigerador.
  3. Pasado el tiempo de reposo nos hacemos con una sartén del tamaño que le queramos dar a las tortitas. Untamos un poco de aceite con una brocha o cucharita y prendemos el fuego a temperatura intermedia.
  4. Cogemos un cazo y extendemos la mitad de su capacidad (tres o cuatro cucharadas, para una tortita del tamaño que hoy es presento) por la sartén de manera que quede toda cubierta.  Dejamos que se haga unos segundos y cuando empiecen a formarse una buena cantidad de burbujas en la masa ya le podemos dar la vuelta para dorarla por el otro lado. Sacamos la tortita y repetimos el proceso con el resto de la masa hasta terminarla.
  5. Se hacen muy rápidamente. Recomiendo comerlas recién hechas porque están calentitas , pero si a la hora de catarlas están frías les podemos dar un golpe de calor en el microondas. Están muy ricas acompañadas con nata, sirope de chocolate, miel, mermeladas…

Si os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

ENSAIMADAS

ENSAIMADAS

 

 

Y mientras… seguimos en pleno confinamiento aquí en España, por la pandemia del Coronavirus. Desgraciadamente hay muchas bajas entre la población  y la cosa no parece mejorar de momento. Esperemos que dentro de poco se estanquen los positivos y las defunciones y la curva empiece a descender. La solución es muy fácil… hay que quedarse en casa, salir lo imprescindible y nada mas. Así evitaremos nuevos contagios y lograremos erradicar esta incipiente pesadilla.

A muchas personas se les hace cuesta arriba pasar tantas horas sin salir de unos pocos metros cuadrados, pero hay que ser positivos, hay que buscar actividades para mantener la mente ocupada y evadirse un poco de todo este caos. Para ello, por ejemplo, este pequeño botón, una sencilla receta de repostería que puede mantenernos ocupados unos minutos al día, a la par que nos permite disfrutar de un buen desayuno o merienda  casero delicioso.

La ensaimada es un producto de repostería muy tradicional de la Isla de Mallorca (personalmente tuve la oportunidad de viajar hace años allí de vacaciones y doy fé de que están buenísimas). Es una masa dulce fermentada y horneada que se suele espolvorear de azúcar glass y puede ir rellena o no. En Mallorca el relleno original es de cabello de Angel, pero hoy en día las solemos rellenar de mucha variedad de ingredientes, chocolate, nata , cremas… Sea de una forma u de otra esta claro que están muy ricas, así que si os apetece hincarle el diente a una, aquí os dejo una recetilla que me pasaron hace muchos años en la Escuela de Hostelería donde cursaba mis estudios y que he adaptado a la thermomix también. Espero que os guste.

INGREDIENTES

6 Piezas de tamaño considerable

Para la masa madre:

  • 30 g de levadura fresca o 10 g de levadura de panaderia en polvo.
  • 130 ml de leche entera.
  • 150 g de harina de trigo.

Para la 2º masa:

  • 100 ml de leche entera.
  • 350 g de harina de trigo.
  • 50 g de manteca de cerdo.
  • 75 g de mantequilla.
  • 75 g de azúcar.
  • 3 huevos.
  • Sal.
  • Relleno opcional (virutas de chocolate).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a elaborar estas ensaimadas de forma muy sencillita. Lo que si recomiendo, como vamos a necesitar darle a la masa dos reposos, es comenzar la receta un día por la tarde y dejar que las piezas suban durante  toda la noche, horneandolas al día siguiente por la mañana. Se puede hacer en el mismo día, pero de esta manera el levado será mucho mejor.

ELABORACIÓN

Primera masa (masa madre).

  1. Hacemos un mini volcan en la mesa con los 150 g de harina.
  2. En el centro del volcán añadimos la levadura disuelta en la leche templada.  Mezclamos los tres ingredientes bien hasta conseguir una masa bastante blanda.
  3. Le damos forma de bola a la masa y la introducimos en un vaso con agua unos diez minutos hasta que veamos que  empieza a flotar.  Mientras, ya podemos ponernos con la segunda masa.

Segunda masa.

  1. De nuevo hacemos un volcán con la harina que hemos anotado arriba para esta masa. En el centro añadimos una pizca de sal, la mantequilla, el azúcar, la leche y los huevos.
  2. Trabajamos la masa unificándola y amasándola unos diez minutos. Después agregamos como si fuera otro ingrediente más la masa madre (recudiendola un poco del agua) y seguimos trabajándola con energía y rapidez para lograr una buena elasticidad unos quince minutos. Tenemos que obtener una masa muy gomosa.
  3. Una vez que tenemos la masa lista hacemos una bola con ella , la llevamos a un bol enharinada, tapamos el bol  con un paño y dejamos que doble su volumen un par de horas mínimo.

Montaje de las piezas.

  1. Cuando la masa haya  doblado su volumen ya podemos comenzar a darle forma a las  ensaimadas . Para ello cortamos la masa en 6 porciones mas o menos parecidas.
  2. Con una brocha vamos a untar de aceite de oliva la superficie donde vamos a trabajar y así mismo el rodillo de cocina  por todos lados. Cogemos una porción y la extendemos con el rodillo en forma rectangular, de manera que el largo aproximadamente sea de unos 30 cm. Vamos a dejar el grosor más fino posible.
  3. Una vez bien extendida derretimos la manteca de cerdo en el microondas y con la brocha pintamos la masa por encima con ella. En este punto, si nos apetece, podemos rellenarla. En mi caso utilice pepitas de chocolate,  pero podéis usar cualquier fruto seco… simplemente extendiendo el relleno por encima.
  4. Ahora que tenemos la masa lista vamos a ir enrollándola poco a poco como si hiciésemos un cigarrillo alargado. Una vez enrollada procedemos a envolverla en forma de espiral. Si hemos rellenado la masa dará para pocas vueltas al estar un poquito mas gordo el cigarro. Si no va rellena, dará para mas vueltas.
  5. Repetimos el proceso desde el principio con cada porción de masa hasta obtener seis piezas.
  6. Si ya las tenemos preparadas cogemos  tres laminas de papel de horno y colocamos un par de piezas en cada una de ellas. A partir de aquí les daremos  el segundo reposo. Yo las dejaría toda una noche para que leven correctamente dentro del horno.
  7. En el momento que tengamos las piezas bien levadas podemos proceder a hornearlas. Las introduciremos de dos en dos en el horno. Untamos con agua las piezas con la ayuda de la brocha y las horneamos a 180º con calor por arriba y por abajo unos 12-15 minutos, hasta que las veamos doradas. Las sacamos del horno y espolvoreamos un poco de azúcar glass por encima.  Ya tenemos de esta manera listas nuestras ensaimadas caseras.

 

CON THERMOMIX

Utilizaremos la thermomix para elaborar las dos masas, la masa madre y la segunda masa. A partir de ahí el proceso será todo manual. Como dije anteriormente recomiendo empezar la receta un día por la tarde para que las piezas puedan reposar una noche entera. De esta manera, las hornearíamos por la mañana.

ELABORACION

Masa madre

  1. Introducimos en la thermomix la leche y la levadura 4 segundos en velocidad 8. Agregamos la harina y amasamos un minuto en velocidad espiga. Si la masa esta muy pegajosa añadimos una pizca de harina más  y mezclamos. La sacamos sobre una mesa y hacemos una bola con ella.
  2. Introducimos la bola dentro de un vaso con agua y la dejamos diez minutos dentro hasta que veamos que la masa este flotando en la superficie. Mientras, nos ponemos con la segunda masa.

Segunda masa.

  1. Sin lavar el vaso de la thermomix vamos a introducir dentro la leche, los huevos, la mantequilla,el azúcar, la masa madre (recudida), la harina y la sal. Mezclamos todo 30 segundos en velocidad 6 y después amasamos 10 minutos en posición espiga.
  2. Sacamos la masa del vaso y hacemos una bola con ella. Le enharinamos y la introducimos en un bol grande. Tapamos el bol con un paño  y dejamos que repose un par de horas hasta que doble su tamaño.

Montaje de las piezas.

El montaje es exactamente igual que como he descrito en la forma tradicional, por ello haré un copia y pega de los pasos a seguir.

  1. Una vez que la masa ha doblado su volumen ya podemos comenzar a darle forma a las  ensaimadas . Para ello cortamos la masa en 6 porciones mas o menos parecidas.
  2. Con una brocha vamos a untar de aceite de oliva la superficie donde vamos a trabajar y así mismo el rodillo de cocina  por todos lados. Cogemos una porción y la extendemos con el rodillo en forma rectangular, de manera que el largo aproximadamente sea de unos 30 cm. Vamos a dejar el grosor más fino posible.
  3. Una vez bien extendida derretimos la manteca de cerdo en el microondas y con la brocha pintamos la masa por encima con ella. En este punto, si nos apetece, podemos rellenarla. En mi caso utilice pepitas de chocolate,  pero podéis usar cualquier fruto seco… simplemente extendiendo el relleno por encima.
  4. Ahora que tenemos la masa lista vamos a ir enrollándola poco a poco como si hiciésemos un cigarrillo alargado. Una vez enrollada procedemos a envolverla en forma de espiral. Si hemos rellenado la masa dará para pocas vueltas al estar un poquito mas gordo el cigarro. Si no va rellena, dará para mas vueltas.
  5. Repetimos el proceso desde el principio con cada porción de masa hasta obtener seis piezas.
  6. Si ya las tenemos preparadas cogemos  tres laminas de papel de horno y colocamos un par de piezas en cada una de ellas. A partir de aquí les daremos  el segundo reposo. Yo las dejaría toda una noche para que leven correctamente dentro del horno.
  7. En el momento que tengamos las piezas bien levadas podemos proceder a hornearlas. Las introduciremos de dos en dos en el horno. Untamos con agua las piezas con la ayuda de la brocha y las horneamos a 180º con calor por arriba y por abajo unos 12-15 minutos, hasta que las veamos doradas. Las sacamos del horno y espolvoreamos un poco de azúcar glass por encima. Ya tenemos listo un buen desayuno o merienda para relamerse.

 

Si os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

 

 

1 2 3