GELATINA DE FRESA

GELATINA NATURAL DE FRESA

 

 

En temporada de fresas, postres de fresa. Lo prometido es deuda, en el post anterior de la mermelada dije que la próxima receta que subiría sería la de una gelatina de esta fruta que ahora está en pleno auge, por lo que aquí estoy inmersa en su edición.

¿Y por qué de repente me ha dado por un postre tan ligero cuando estoy acostumbrada a subir caprichos de azúcar? Pues muy sencillo, porque tampoco se puede hacer un abuso continuado de la mayoría de las recetas de repostería, todos sabemos que suelen llevar altas cantidades de azúcar, grasas etc. Siempre se puede rebajar  el azúcar o sustituir unos ingredientes por otros menos “dañinos´´ para que sean un poco mas sanos, pero como todo, nada es milagroso… En conclusión, mientras no abusemos diariamente de estas delicias, sino que nos peguemos un capricho de vez en cuando, todo en su cantidad justa es aceptable para el organismo. 

El hecho de que hoy os traiga esta receta, es para variar un poco con un postre ligerito de calorías. Llevo unos tres meses controlando un poco la alimentación con la ayuda de una nutricionista (cogí unos cuantos kilos de mas en el embarazo hace tres años y me propuse esta temporada eliminar los últimos que se me resistían a irse para volver a la talla habitual). En los menús que se me han proporcionado uno de los postres a escoger es una gelatina de fruta, el aporte calórico es muy pequeño y tenemos de todos los sabores para escoger. Como las gelatinas del supermercado a estas alturas ya me las conozco al dedillo, me propuse hacer una gelatina natural en casa  aprovechando la fruta de temporada, me puse a investigar un poco por internet, y manos a la obra.

Hacer una gelatina natural es muy fácil, solo se trata de mezclar agua y fruta y conseguir gelificarlo todo con el ingrediente adecuado. En este caso el ingrediente estrella se trata del agar agar, que como os conté anteriormente es una gelatina totalmente natural de origen vegetal (proviene de un tipo de algas determinado), con grandes propiedades nutritivas y que tiene un gran poder espesante. Esta receta es muy sencilla de elaborar y muy apropiada para la operación bikini en estos días. Si os apetece darle carpetazo a las gelatinas que compramos en el mercado y hacerlas de manera casera mas natural os recomiendo echarle un vistazo. 

 

INGREDIENTES

  • 1 kg de fresas.
  • 100 ml de agua.
  • 100 g de azúcar moreno o 10 g de edulcorante.
  • 8 g de agar agar.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar esta gelatina de fresas no puede ser más fácil. Solo necesitamos los ingredientes adecuados, una pota o cacerola , una batidora y el molde que mas nos apetezca utilizar. A la hora de escoger el molde recomiendo utilizar uno de silicona, ya que bien engrasado con un poquito de aceite,  la gelatina nos saldrá con facilidad y sin dañar la estética.

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar comenzamos quitando los rabitos a las fresas y lavándolas. Una vez listas las introducimos en la pota junto con el agua y el azúcar o edulcorante. Con la ayuda de una batidora lo trituramos todo bien hasta que quede una mezcla líquida homogénea. 
  2. Llevamos la mezcla a ebullición revolviendo de vez en cuando y en el momento en que rompa a hervir añadimos el agar agar. Revolvemos de nuevo y lo dejamos dos o tres minutos más al fuego.
  3. Por último solo nos queda verter la mezcla sobre el molde y dejar enfriar unas horas o hasta el día siguiente. El molde debe de estar ligeramente engrasado con un poco de aceite, de esta manera a la hora de desmoldar la pieza saldrá entera y con la forma bien definida. 

ANOTACIÓN: En este caso he utilizado un kilo de fresas y 100 ml de agua pero podemos jugar un poquito con las cantidades al gusto, de manera que haya mayor o menor concentración de fresa  en la mezcla.

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix esta receta se hace en un periquete. Una vez lavadas las fresas (con las hojas desechadas) y preparados los ingredientes en tan solo dos pasos obtenemos este postre ligerito de cara al verano. Elegimos el molde que mas nos guste (recomiendo los de silicona) y a por ello. 

ELABORACIÓN

  1. Comenzamos introduciendo en la thermomix las fresas bien lavadas y sin la hoja, el agua y el azúcar o edulcorante. Trituramos 10 segundos en velocidad 5.
  2. Programamos 10 minutos en varoma y velocidad 2. Pasado este tiempo añadimos el agar agar, mezclamos unos segundos y dejamos la maquina otros tres minutos con las mismas características, en  varoma y velocidad 2.
  3. Una vez pasado el tiempo volcamos la mezcla sobre el molde y dejamos enfriar unas horas o hasta el día siguiente. Recomiendo utilizar un molde de silicona y engrasarlo ligeramente con un poco de aceite para facilitar el desmoldado y que nos salga la estética perfecta. De esta forma tan sencilla obtenemos un postre sano y bajo en calorías.

ANOTACIÓN: Como recalqué mas arriba en la forma tradicional podemos jugar un poco con las cantidades del agua y la fresa al gusto. Debemos rebajar la fresa y aumentar el agua si nos gusta menor concentración de fresa o viceversa.

 

Si os apetece podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

MERMELADA DE FRESA

MERMELADA DE FRESA

 

 

Volvemos de nuevo a la carga con otra receta más de mermelada. Tenía ganas de hacer algo  con la fruta de temporada que ahora tenemos en condiciones muy óptimas, la fresa, entonces  se me ocurrió hacer unos tarritos  ahora que terminé la de pera. Tengo un desayuno fijo, que son tostadas de queso crema y mermelada con un buen café para empezar la mañana y era impensable que la nevera estuviese bajo mínimos en cuanto a tarros se refiere. Así que me puse manos a la obra y ahora ya tengo repuesto para una temporada. Mas adelante voy a subir otra receta de fresa, una gelatina natural para tomar un postre ligerito después de las comidas, pero ese será otro cantar.

A la hora de elaborar las mermeladas , mas o menos el proceso y los ingredientes son muy similares en todas. Solemos partir de la fruta, el azúcar y un poquito de zumo de limón para realizar una mermelada básica. En este caso la receta lleva un cuarto ingrediente, que es bastante oportuno dadas las condiciones de la fresa, y este es el agar agar. Algunos ya sabréis lo que es y para que se emplea. Para los que lo desconozcáis o tengáis dudas  os lo explico de forma muy sencilla.

Hay frutas que ya de por sí contienen mucha pectina, por ejemplo las manzanas, los limones y las naranjas, y luego hay frutas que contienen menos y otras que muy poca. En el caso de las fresas, estas contienen muy poca cantidad, y esto es un tema importante, ya que la pectina es una fibra que se suele concentrar en la piel de la fruta y nos ayuda a espesar la mermelada. La fresa ,al contener muy poca cantidad de pectina, nos hace mas dura la tarea de espesar la mezcla, y en ese aspecto entra en juego el agar agar.

El agar agar es una gelatina totalmente natural,  con un alto poder espesante al que se suele recurrir muchas veces en repostería. Provine de un tipo de algas marinas que precisamente tienen ese nombre “agar´´, y puede decirse que a la hora de utilizarlo no añade ni color ni sabor a la receta. En el momento en que entra en contacto con un líquido y este comienza a hervir produce una transformación , convirtiendo la mezcla líquida en gelatinosa, por eso en este caso nos viene como anillo al dedo para espesar la mermelada. Normalmente esta a disposición de todo el mundo en la mayoría de supermercados, así que si os apetece probar esta rica receta de fresas no hay escusa posible.

 

INGREDIENTES

PARA 3-4 ENVASES

  • 1 kg de fresas.
  • 550 g de azúcar.
  • Zumo de un limón.
  • 3 g de agar agar (un sobre y medio).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a elaborar una rica mermelada de fresa de forma tradicional con tan solo cuatro ingredientes y una pota o cacerola. Lo único de lo que debemos estar pendientes es de revolver la mezcla cada poco tiempo, el resto son puros trámites.

 

ELABORACION

  1. Comenzamos desechando las hojas de las fresas y lavándolas bien bajo el grifo. Las partimos en trocitos y las introducimos en la pota.
  2.  Agregamos el azúcar y el zumo de un limón y dejamos que macere todo junto unas horas. De esta manera coceremos la mezcla mas adelante en su propio jugo.
  3.  Una vez macerada, procedemos con la cocción. Ponemos la pota a fuego medio/alto y dejamos que cueza durante unos 40-45 minutos. Debemos estar pendientes y revolver cada poco tiempo.
  4. Transcurrido el tiempo añadimos los 3 gramos de agar agar, revolvemos y dejamos que cueza cinco minutos mas.
  5. Si nos gusta la textura resultante podemos utilizarla tal cual, si nos apetece sin grumos o la queremos mas reducida la trituramos al gusto con un robot o trituradora.
  6. Rellenamos los envases hasta la altura de las tapas y los cerramos correctamente. Los envases deben estar previamente esterilizados. Para esterilizarlos se pueden lavar con agua y jabón y luego llevarlos a cocción en una pota con agua dejando que el agua hierba al menos unos 20 minutos o bien si tenemos lavavajillas les podemos dar un lavado a alta temperatura.
  7. Ahora que tenemos la mermelada lista podemos conservarla tal cual está si la vamos a consumir en poco tiempo, pero si queremos que nos dure una temporada o incluso meses debemos someterla a un baño maría. Para ello introducimos los envases en una pota y los cubrimos por completo con agua. Los llevamos a ebullición y dejamos que el agua hierba unos 15 minutos al menos. De esta forma tan sencilla obtenemos nuestra mermelada casera, lista para consumir en cualquier momento.

 

CON THERMOMIX

Con thermomix hacer la mermelada de fresa es pan comido. No necesitamos estar pendientes de la cocción, ni revolver ni ir tanteando tiempos. Programamos y listo, es una de las grandes  ventajas que tenemos. Eso si, una nota importante, si queréis experimentar con la temperatura, nunca pongáis el varoma con tanta cantidad de fresa, porque saldrá todo por los aires y el cuadro de la cocina después va a ser dantesco (tan atroz que a la bayeta le van a dar ganas de llorar). Recomiendo no pasar de 90º. Dicho esto, comenzamos con la receta.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar desechamos las hojas de las fresas. Las limpiamos bien en el grifo y las introducimos en la thermomix.
  2. Agregamos el zumo de un limón y el azúcar y mezclamos los tres ingredientes 5 segundos en velocidad 5.
  3. Una vez triturada la mezcla programamos la máquina 45 minutos a 90º y velocidad 2. En este paso quitaremos el cubilete y pondremos el cestillo para que evapore mejor.
  4. Transcurrido el tiempo de la cocción vamos a añadir los 3 gramos de agar agar y programaremos de nuevo otros 5 minutos a 90º en velocidad 2.
  5. Acto seguido rellenaremos los envases hasta la altura de las tapas con la mermelada. Los botes deben de estar bien esterilizados antes de su uso. Para esterilizarlos debemos introducirlos una vez lavados con agua y jabón en una pota llena de agua y dejar que el agua hierba al menos unos 20 minutos o bien darles un lavado en el lavavajillas. Cuando hayan secado bien al aire libre ya les podremos dar uso.
  6. Al tener todos los envases rellenos de mermelada ya podemos cerrarlos bien con la tapa. Ahora tenemos dos opciones, o dejamos la mermelada así si el consumo se va a realizar en poco tiempo, o bien si queremos conservarla durante un largo periodo o quizás regalarla, es aconsejable someterla al baño maría. Para ello introduciremos los envases rellenos y bien cerrados en una pota con agua, de manera que queden cubiertos enteros. Los llevamos a ebullición y dejamos que el agua hierba al menos 15 minutos. Así conseguimos que la mermelada aguante durante meses sin preocupaciones. ¿Qué aún no habéis ido a por las fresas? Venga ¿A que esperáis? La mermelada os está llamando.

 

Si os apetece podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/