DULCE DE HIGO

DULCE DE HIGO

 

 

De nuevo nos encontramos en Septiembre, a puntito de darle el taconazo al verano y de coger el otoño con gran alegría un año más. Una época de cambios, y para muchos, una época de recolectas. Es ahora cuando se recogen las avellanas , las nueces, las manzanas, los membrillos, los higos etc para ir dejando paso a la venidera lluvia de castañas, más propia del mes de octubre. Aprovechando que puedo recoger un poco de todo por los árboles familiares el post de hoy va dedicado a la bendita higuera que mi madre tiene en su jardín (da una cantidad enorme de higos y como suelen durar muy poco una vez maduros hay que darles uso rápidamente).

El año pasado fuimos recogiendo unos cuantos kilos de higos y me centré en hacer mermelada casera con ellos para nosotros y para repartir por la familia (dura muchísimo tiempo si la hacemos y la envasamos correctamente). Este año para cambiar un poco , me he decidido a hacer dulce de higo (es más usual el de membrillo y el de manzana, pero nadie dijo que no se pudiese uno salir de lo común).

Este dulce es  muy sencillo de elaborar, podemos hacerlo tanto de manera tradicional como con la thermomix, acortando ésta última los tiempos de forma bastante notoria (a veces me pregunto que haría sin ella). Le damos la forma que queramos en el molde que más nos guste y una vez reposado despega muy bien y queda una pieza muy definida y vistosa . Como siempre digo va al gusto de cada uno, a mi particularmente me gusta servirlo de entrante en cualquier comida  acompañado de un queso tipo Cabrales. Ya sabéis, cortamos un pedacito de pan, untamos un poco de queso y encima un cachito de dulce y directo al paladar. Solo hay un problema , es un autentico vicio, y los que queremos cuidar la linea tenemos que saber parar a tiempo 🙂 Ahora si os parece, pasamos a la receta…

 

INGREDIENTES

  • 1.200 g de higos maduros.
  • 500 g de azúcar.
  • 1 limón.
  • 6 g de agar agar (optativas mas abajo en observaciones).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Hacer dulce en general, ya sea de higo, manzana , membrillo etc es muy sencillo. Solo hemos de tener en cuenta que el tiempo de cocción varia según la fruta, el estado de madurez u otros factores, pero cogiéndole el tranquillo  y con un pequeño truco es muy fácil encontrar el punto óptimo donde debemos retirarlo del fuego.  A continuación os detallo como llevarlo a cabo.

ELABORACION

  1. En primer lugar lavamos bien los higos por fuera y les cortamos el rabito. Los introducimos en la pota junto con el azúcar y el limón (pelado y troceado sin las pepitas).  Trituramos un poco todos los ingredientes hasta que quede todo bien mezclado.
  2. Llevamos la mezcla a ebullición a fuego intermedio. Dejamos que se cueza durante una hora y después añadimos el agar agar.  A partir de este momento debemos vigilar bien la mezcla hasta hallar el punto óptimo donde debemos retirarla del fuego.
  3. Sabremos cuando está listo introduciendo una cuchara en la pota y cogiendo una muestra. La extendemos sobre un plato frío y esperamos a ver como se transforma. Si se empieza a endurecer y queda como gelatina en cuestión de segundos estará listo, sino lo dejamos más tiempo hasta que probando resulte de ese modo. En el momento que consideremos que está perfecto introducimos la mezcla en un molde de silicona, tupperware o el envase que mas nos guste.
  4. Dejamos que enfríe hasta el día siguiente y luego ya podremos desmoldar. Desmolda muy bien, sale una pieza muy definida y llamativa. La cantidad de agar agar la he ajustado para que no quede ni muy blando ni muy duro, sino como el dulce de membrillo que normalmente nos encontramos en cualquier tienda de comestibles. Espero que os haya gustado y si tenéis grandes cantidades de higos esta es una buena opción para darles uso.

 

CN THERMOMIX

Con thermomix hacer cualquier tipo de dulce ya sea de higo o de otra fruta es aún más sencillo todavía. Nos ahorramos el tener que vigilar la mezcla para encontrar el punto óptimo puesto que con los ingredientes y el tiempo estipulado os puedo asegurar que os va a quedar un dulce de higo perfecto.

ELABORACION

  1. Comenzamos lavando bien los higos y desechando los rabitos. Vamos a utilizarlos con piel. Introducimos la cantidad de higo arriba indicada dentro de la thermo, el azúcar (podemos echarle más pero como el higo ya es dulce de por sí con esta cantidad no queda demasiado empalagoso) y el limón (el limón lo introducimos en cuartos, sin piel y sin pepitas). Trituramos todo 15 segundos en velocidad 8.
  2. Ahora que tenemos los ingredientes mezclados vamos a programar la maquina 35 minutos, en varoma y velocidad 3/2. En este paso quitamos el cubilete y ponemos el cestillo encima para favorecer la evaporación.
  3. Pasado este tiempo añadimos el agar agar y volvemos a marcar 10 minutos en varoma y velocidad 3/2.  Cuando esté listo volcamos la mezcla sobre el molde, tupperware o envase que más nos apetezca y dejamos enfriar hasta el día siguiente.
  4. Una vez que está compacto podemos desmoldarlo. Sale muy fácilmente y vamos a obtener  una pieza muy definida , con la misma textura que cualquier dulce de membrillo de los que nos podemos encontrar en las tiendas. Acompañado de un buen queso que os guste cumple las delicias de cualquier aperitivo para abrir bocado.

Observaciones:  Tenemos varias opciones para darle forma gelatinosa al dulce, en este caso utilicé el agar agar pero también podemos usar la gelatina en polvo o hojas de gelatina. El agar es un polvillo gelificante  vegetal proveniente de las algas marinas y la gelatina viene de la textura animal. Ambas son diferentes pero resultan igual de efectivas. Por cada 2 gramos de agar podemos usar 5 gramos de gelatina en polvo neutra u 3 hojas de gelatina. El agar como veis en la receta lo añadimos unos minutos antes de finalizar la cocción, sin embargo la gelatina, ya sea en polvo o en hojas (previamente hidratadas), debemos añadirla al final de la cocción y acto seguido triturar de nuevo o darle unos golpes de turbo si utilizamos la thermomix.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

 

 

FLAN DE HIGOS

FLAN DE HIGOS

 

 

¡Estamos en plena temporada de higos! ¿Que quiere decir esto? Pues que no debemos desaprovechar la oportunidad que este árbol tan especial , la higuera, nos brinda. Nada como la fruta de temporada casera para hacer miles de recetas diferentes, tanto en cocina como en repostería.

Hace unos días subí el post de la mermelada  de higo, muy rica para el desayuno o merienda , untada en unas tostaditas  con un poco de queso. Esta semana decidí hacer una receta utilizando la anterior como ingrediente principal. Después de darle vueltas, pensé que un buen flan era la opción ideal . Oteando por Internet (me encanta coger ideas de otros usuarios, hacer mezclas y enredar con mi toque personal) , me fijé en que la mayoría de las recetas de flan de higos las disponen  como el típico flan de huevo al baño María, solo que agregando higos confitados, secos, etc. Sin embargo a mi se me antojó hacer un flan diferente, sin baño María, cremoso y con ese sabor a higo que tiene que coger el protagonismo, de manera que me puse a experimentar…

El resultado fue ¡optimo!, dispuse los ingredientes comunes, cuaje el flan con nata y queso dándole textura cremosa  y añadí la mermelada para rematarlo con un sabor diferente y exquisito, ya que es el que prevalece por encima de todo. Sin duda, es una de las recetas de las que me siento más orgullosa.

Os animo a crear este delicioso flan y si tenéis en vuestro poder higos y os apetece hacer la mermelada casera, aquí os dejo el enlace para elaborarla fácilmente.   https://midulcepecado.com/mermelada-de-higos/

 

 

INGREDIENTES 

(Para 10 comensales)

  • 650 ml de leche entera.
  • 650 ml de nata para montar (recomiendo la de Pascual).
  • 400 gr de queso cremoso (tipo Philadelphia).
  • 4 huevos.
  • 450 g de mermelada de higo.
  • 3 1/2 sobres de cuajada.
  • Caramelo líquido.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Suelo hacer los postres de tamaño generoso, las cantidades que están marcadas dan aproximadamente para diez comensales, de manera que si queréis hacer un flan un poco más recatado, de tamaño estándar, os recomiendo hacerlo en base a tres huevos, en vez de cuatro.

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar, una vez que hemos escogido un  molde, vamos a bañarlo con caramelo líquido. Si optamos por hacerlo casero aquí os dejo el método más practico  https://midulcepecado.com/caramelo-liquido/
  2. A continuación disponemos de una cacerola grande e introducimos en ella el resto de ingredientes. Cogemos la batidora y batimos todo hasta que quede un mezcla homogénea.
  3. Llevamos la mezcla a ebullición a fuego intermedio. Removemos constantemente con una varilla y una vez que rompa a hervir esperamos un par de minutos y la retiramos del fuego.
  4. Volcamos la mezcla en el molde caramelizado y dejamos que enfríe unas horas o hasta el día siguiente en nevera.
  5. Una vez cuajado procedemos a desmoldarlo sobre la base donde lo vamos a servir. Para darle un toque decorativo podemos por ejemplo cortar unos higos a la mitad y colocarlos en la superficie. Con estos sencillos pasos ya tenemos nuestro flan listo para sorprender.

 

CON THERMOMIX

Vuelvo a recalcar para los que vayáis a utilizar la thermomix que las cantidades que arriba índico dan para un flan de tamaño considerable (diez comensales mas o menos) de manera que si lo queremos hacer un poco más estandar, utilizaremos las cantidades en base a tres huevos en vez de cuatro. Con la thermo podréis observar que elaborar este flan es muy sencillo, apenas nos llevará unos minutos.

ELABORACIÓN

  1. Escogemos el molde que vamos a utilizar y lo bañamos con caramelo líquido. Si lo queremos hacer casero en este post os muestro la manera https://midulcepecado.com/caramelo-liquido/
  2. Introducimos en la thermo el resto de ingredientes. Programamos 20 minutos ,a 100º en velocidad 3.
  3. Una vez transcurrido el tiempo volcamos la mezcla en el molde y dejamos que cuaje unas horas o hasta el día siguiente en nevera.
  4. Cuando el flan ya esté cuajado podemos proceder a desmoldarlo sobre una base firme. Como ornamentación en este ejemplo he cortado unos higos por la mitad y los he puesto en la superficie , pero hay mil maneras de decorar al  gusto de cada uno, eso si, un consejo cuando nos hallamos en este menester, “a veces menos es mas´´, no por cuanto mas adorno le metamos va a quedar más bonito… a veces con un par de elementos queda mucho mas fino el decorado.

Si os apetece podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

MERMELADA DE HIGOS

MERMELADA DE HIGOS

 

 

 

Esta semana vamos a dedicar el post a una fruta de temporada que está deliciosa y es muy nutritiva, el higo. Mi madre tiene en su morada un pequeño jardín con algún que otro árbol frutal, y es todo un deleite poder recoger sus frutos y aprovecharlos para hacer mermeladas, pasteles, tartas y cuantiosas recetas de repostería. Ahora en el mes de septiembre recogemos las avellanas, y acto seguido, recolectamos los higos. Es por ello que esta semana toca este tipo de receta, hay que aprovechar los ingredientes caseros siempre que se pueda.

Aquí en España, los higos suelen darse en los meses de Agosto y Septiembre, mientras que en el hemisferio sur se recogen en Febrero y Marzo. Existen muchas especies de higos, siempre ricos en fibras, sales y minerales. Por aquí suelen darse dos tipos primordialmente, podemos encontrarnos con las higueras comunes o con las Breveras o Bacoreras. Las primeras nos proporcionan una única cosecha, mientras que las Breveras producen dos, una entre Junio y Julio, donde se recogen las Brevas, y otra entre Agosto y Septiembre, donde se recolectan los higos. Las Brevas son de color oscuro, mientras que los higos comunes tienden a tener un color verdoso.

La nuestra es una higuera común, así que después de recoger varios kilos de higos tuve claro que lo mejor para gastar tanta cantidad es hacer una buena mermelada casera  con ellos. Queda espectacular y la podemos conservar durante el año entero hasta la siguiente recolecta. Otra opción para aprovecharlos es utilizarlos como relleno para pizzas o empanadas, el contraste dulce-salado les da un toque genial. Y ya si queremos hacer alguna receta a parte de la mermelada, con sabor exclusivo a higo , aquí os dejo un par de ellas que no tienen desperdicio, el flan y el dulce de fruta, rematadamente buenos.

https://midulcepecado.com/dulce-de-higo/

https://midulcepecado.com/flan-de-higos/

 

RECOLECTA CASERA

 

HIGOS PARTIDOS A LA MITAD

 

 

A la hora de elaborar mermelada los higos deben de estar madurillos. Sabremos que lo están si vemos que tienen la piel rugosa y suave al tacto, y que el cuello no esta unido firmemente a la rama, sino que cuelga como si fuese a caer por su propio peso.

Para hacer la mermelada únicamente necesitaremos los frutos, azúcar , un poco de  limón (este cítrico nos hace de conservante para que nos dure unos cuantos meses) y un pellizco de canela. Si ya tenemos los ingredientes a mano vamos a proceder con la receta…

 

INGREDIENTES

Para tres envases de mermelada:

  • 1 kg de higos limpios y troceados.
  • 200 g de azúcar moreno.
  • 200 g de azúcar blanquilla.
  • Zumo de un limón.
  • 1 cdta de canela molida (opcional).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Antes de utilizar los envases para la mermelada los debemos de tener bien esterilizados. Es muy sencillo, primero los lavamos con jabón muy bien debajo del grifo y después los introducimos en una olla llena de agua junto con las tapas. Lo llevamos todo  a ebullición, una vez que el agua rompa a hervir lo dejamos unos minutos mas y apagamos el fuego. Retiramos los envases y las tapas y lo dejamos secar todo al aire libre. De esta manera los tendremos listos para usar.

ELABORACIÓN

  1. Cogemos los higos y los lavamos bien debajo del grifo. Cortamos los rabitos y los desechamos. Partimos los frutos a la mitad (incluimos la piel)  y los ponemos en una olla junto con los dos tipos de azúcar (si queremos podemos utilizar los 400 g de uno solo), el limón y la canela. Los dejamos que maceren unas horas.
  2. Una vez que están macerados llevamos la olla al fuego y los cocemos unos 30-40 minutos, removiendo cada poco y quitando la espumilla que queda a flote. Sabremos si la mermelada está lista si hacemos una pequeña prueba. Cogemos una cucharadita y la ponemos sobre la encimera. Esperamos un poco (enfría bastante rápido) y vemos la textura que va a coger. Si nos parece demasiado líquida cocemos la mermelada unos minutos más hasta adquirir la consistencia deseada.
  3. Una vez que hemos hervido la mermelada podemos triturarla para que no tenga grumos si así nos gusta más. Cuando tengamos la textura  por la que hemos optado introducimos la mermelada en los envases y cerramos muy bien las tapas. Podemos conservarla en un lugar fresco y seco. Si queremos que nos aguante durante meses  debemos de hacerle el vacío. Para ello introducimos la mermelada en una olla y la llenamos de agua de manera que cubra los envases al completo. Los ponemos al fuego y una vez que el agua rompa a hervir los dejamos 15 minutos mínimo para que se hagan al baño María. Retiramos los envases y dejamos que enfríen.

 

CON THERMOMIX

Lo primero que hemos de tener en cuenta antes de hacer la mermelada, es que los envases donde la vamos a introducir deben de estar esterilizados. Para ello los vamos a lavar bien, después los llevamos en una pota llena de agua a calentar (incluidas las tapas) y cuando hierba, pasados unos minutos, lo sacamos todo  y  lo dejamos secar al aire libre.

ELABORACIÓN

  1. Cogemos los higos y los lavamos bien debajo del grifo. Les quitamos los rabitos y los desechamos. Partimos los frutos a la mitad (incluyendo la piel) y los introducimos en la Thermomix. Trituramos 10 segundos en velocidad 4.
  2. Añadimos los dos tipos de azúcar (si queremos utilizamos los 400 g de un solo tipo), el zumo del limón y la canela. Quitamos el cubilete de la thermo y en su lugar colocamos el cestillo para que la mezcla evapore mejor. Programamos 50 minutos  en velocidad 1 en posición varoma. Una vez terminado el tiempo comprobamos la consistencia de la mermelada. Para ello cogemos una cucharada y la vertemos sobre la encimera. No tardará nada en enfriarse, en ese momento es cuando veremos la textura que le va a quedar. Si la queremos mas consistente la pondremos unos minutos más a cocer en la thermo y si nos gusta sin grumos trituramos 20 segundos en velocidad progresiva 7-10. He elaborado la receta muchas veces y para mi gusto los 50 minutos me conceden la textura que mas me gusta.
  3. Una vez que tenemos la mermelada al gusto llenamos los envases hasta dejar un centímetro libre por arriba y cerramos muy bien con las tapas. Si los queremos conservar durante tiempo les tendremos que hacer el vacío. Para ello llevamos los envases de nuevo a una pota, la llenamos de agua hasta cubrirlos al completo y la ponemos a hervir. Una vez que el agua hierva la dejamos 15 minutos mínimo  más para que se hagan al baño María.
  4. Ahora que hemos hecho el vacío dejamos enfriar la mermelada. A la hora de conservarla optaremos por un lugar seco y fresco. Si le hemos hecho el vacio al baño Maria nos dura tranquilamente un año entero.

Si os apetece podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/