NATILLAS

NATILLAS

 

 

¡Que postre tan rico y que sencillo es de hacer! La natilla es un dulce lácteo que suele ser fijo en muchas de las cartas de restauración porque es muy demandado y no conlleva mucha elaboración. ¿Os habéis fijado que casi siempre vienen servidas en cuencos muy variopintos con una galletita y un poquito de canela espolvoreada? Me las estoy imaginando y ya me viene el aroma… 

La mayoría hemos comprado algún que otro sobre de supermercado para hacerlas en casa alguna vez, pero ¿no es mejor hacerlas de forma mas natural? A parte de que van a ser mas sanas el sabor es espectacular. A penas nos lleva unos minutos elaborarlas y una vez que espesen un poco y enfríen las tenemos listas para degustar. Nos aguantan perfectamente unos días en la nevera (aunque no creo que les de tiempo a coger solera), y se pueden hacer con los ingredientes básicos que solemos tener por casa. ¡No tenemos escusa!

La mezcla y el proceso es muy fácil de llevar a cabo, solo hay una cuestión en lo que se podría incidir, que es cogerle el punto a que espesen como a cada uno mas le gusten. Las cantidades que aquí pongo de maizena están adaptadas a mi gusto, de manera que quedan ligeramente espesas (no me gusta que estén muy líquidas). Si nos gustan muy espesas añadiremos una pizca mas de maizena y si al contrario nos gustan mas bien líquidas le quitaremos un poco. Es cuestión de hacer la prueba y luego ya adaptarlas al gusto de cada uno. Os puedo asegurar que salen tremendamente ricas. ¡A mi hija le chiflan! No para de pedirme que las haga cada poco, y la verdad, me presta mucho mas hacerlas en casa que comprarlas. Si un día estáis de antojillo y os apetece, probarlas y ya me diréis si repetís o no. 

INGREDIENTES

Para 6-8 unidades.

  • 1 l de leche entera.
  • 6 huevos.
  • 200 g de azúcar.
  • 15 g de maizena.
  • 1 cda. de azúcar avainillado o esencia de vainilla.
  • Galletas tipo María.
  • Canela en polvo.

 

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a crear de la nada unas natillas de forma muy sencilla y rápida. Si alguna vez habéis probado a elaborar las que vienen en sobres de supermercado el proceso es muy similar, solo que aquí no utilizaremos esos sobres, las haremos de manera mas natural. 

 

ELABORACION

  1. En primer lugar ponemos toda la leche junto con la esencia de vainilla (también se puede utilizar en rama) en un cazo u olla y lo llevamos a ebullición.
  2. Mientras la leche se va calentando en un bol introducimos los huevos, el azúcar y la maizena y mezclamos todo bien con unas varillas hasta que quede unificado y no tenga ningún grumo. 
  3.  En el momento en que la leche comience a hervir reducimos a fuego lento y añadimos toda la mezcla del bol.
  4. Revolvemos constantemente con una varilla poco a poco manteniendo el fuego bajo, de está manera no se nos pegará al fondo. En el momento en que empiece a espesar (nos daremos cuenta porque empezarán a salir surcos por la superficie) la mezcla estará lista. Si nos gusta muy espesa seguimos revolviendo un poco mas. 
  5. Vertemos la mezcla en los cuencos que hayamos elegido y sumergimos unas galletas dejándolas empapadas a flote. Espolvoreamos un poquito de canela por encima y dejamos que enfríen un poco, antes de meterlas en la nevera. 
  6.  Una vez que están frías y hayan espesado un poco podemos servirlas así sin más, o bien acompañarlas con un poco de nata montada, chocolate liquido, toppins… lo que mas nos apetezca. Nos aguantan aproximadamente cuatro días dentro de la nevera. 

 

PARA LA THERMOMIX

Elaborar las natillas con la thermomix no puede ser mas fácil. Introducimos los ingredientes en la maquina, programamos diez minutos y tenemos la mezcla lista para rellenar los recipientes. 

 

ELABORACION

  1. Introducimos en la thermo la leche, los huevos, el azúcar, el aroma de vainilla o azúcar avainillado y la maizena y programamos 10 minutos a 90º en velocidad 4.
  2. Volcamos la mezcla en los recipientes que hemos elegido y a continuación hundimos una o dos galletas en cada envase empapándolas de natilla y dejándolas a flote.
  3. Espolvoreamos un poquito de canela y dejamos que enfríen un poco. Las introducimos en la nevera y las mantenemos ahí hasta que espesen un poco y las vayamos a comer.
  4. A la hora de consumirlas podemos comerlas tal cual o adornarlas de muchas maneras. A mi particularmente me encanta acompañarlas con un poquito de nata montada, chocolate liquido y toppins de chocolate. De una manera u de otra están buenísimas y son un autentico vicio. Podemos conservarlas en nevera cuatro días aproximadamente.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

DONUTS

DONUTS

 

 

 

 

 

Donut, donut, donut… que palabra tan bonita, como nos gusta pronunciarla. ¡Qué tendrán los donuts que tanto nos llaman! ¿Será esa masa tan esponjosa que tienen? ¿Serán las coberturas que tanto sabor le aportan? ¿O será un conjunto de ambas cosas? No sabría explicar que es lo que mas me llama de este dulce con palabras, pero lo que si puedo contaros es lo fácil que es elaborarlo en casa y con la cobertura que mas nos apetezca. ¿Os animáis?

El donut, que también lo podéis conocer bajo otros nombres, tales como la dona, rosquilla, rosquita, rosca, picarón, berlina o berlín es una rosca de masa dulce frita en grasa. Es muy sencillo de elaborar, nos va a salir perfecto siempre que respetemos los tiempos de levado, antes de darle la forma y después. Para crear estos deliciosos donuts solo tenemos que elaborar la masa y dejarla reposar. Luego le sacaremos los gases e iremos dándole forma a cada pieza. Una vez que tenemos las piezas definidas las dejamos de nuevo reposar hasta que doblen su volumen y a continuación las freímos. Cuando estén todas fritas nos encargamos de la decoración como mas nos guste y después dejaremos lo mas interesante para el final, es decir , el momento de hincarles el diente.

Hay quien le gustan mucho los donuts de glaseado de azúcar, hay quien se lanza mas a por los de chocolate y luego hay quien le llama mucho la atención las versiones mas modernas de glaseado de  colores. A parte del glaseado que escojamos, podemos jugar con un montón de toppins diferentes, fideos de chocolate o de colores, crocanti de almendra, coco, lagrimas de chocolate etc. A la hora de decorar los donuts tenemos un amplio abanico de posibilidades.

En la receta que hoy os traigo tenéis varias decoraciones para escoger. He estado varios días haciendo versiones diferentes para mostraros gran variedad. Entre tanto , todo hay que decirlo, nos hemos puesto las botas en casa. Es imposible resistirse a unos buenos donuts caseros. Las cantidades que he utilizado dan para bastantes unidades. En mi caso tengo familia por todos lados y siempre acabo repartiendo por aquí y por allá, pero si queréis elaborar menos cantidad podéis reducir los ingredientes a la mitad o en la proporción que mejor os venga. Si os gusta hacer repostería casera y los donuts os chiflan es una receta que no debéis dejar pasar, os va a encantar.  

 

INGREDIENTES

Salen unas 30-35 unidades.

Para la masa

  • 100 g de harina de trigo normal.
  • 400 g de harina de fuerza.
  • 25 g de levadura fresca.
  • 250 ml de leche entera.
  • 2 huevos.
  • 60 g de mantequilla en pomada.
  • 80 g de azúcar.
  • Sal.

Para la cobertura de azúcar

  • 200 g de azúcar glass ( normal para la thermomix).
  • 40 ml de agua.

Para la cobertura de chocolate

  • 60 g de chocolate negro (mínimo 70% de grasa).
  • 20 ml de leche entera.
  • 50 g de mantequilla.
  • 100 g de azúcar glass.
  • 1 cdta. de miel.
  • Esencia de vainilla (opcional).
  • Toppins (opcional).

Para la cobertura de colores

  • Colorantes alimentarios.
  • Azúcar fondant liquido.
  • Toppins (opcional).

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Para hacer estos deliciosos donuts solo tenemos que elaborar la masa, trabajarla un poco y darle reposo. A partir de ahí volveremos a trabajarla, a darle forma a los donuts y dejar que reposen un ratito. Cuando hayan doblado su volumen los freímos y por último pasamos a la decoración.

 

ELABORACION

Para la masa:

  1. Comenzamos templando un poco la leche en un bol dentro del microondas. A continuación disolvemos la levadura dentro y revolvemos. Incorporamos los 100 g de harina corriente y mezclamos. Tapamos el bol y dejamos que este prefermento esponje durante media hora.
  2. Pasada esa media hora de reposo cogemos los 400 g de harina restante y hacemos un volcán sobre la mesa con ella. En su interior introducimos el prefermento anterior.
  3. A continuación vamos añadir los huevos (batidos), el azúcar y una pizca de sal. Vamos integrando poco a poco todos los ingredientes a mano hasta unificarlos.
  4. Por último vamos a amasar toda la masa añadiendo cada poco una pequeña porción de mantequilla en pomada hasta terminarla. Insistiremos con el amasado varios minutos. Si la masa se nos pega mucho a la mesa añadiremos un poco de harina, pero lo justo para poder darle la forma redonda, puesto que debe tirar a pegajosa. Una vez hecha la bola la dejamos reposar tapada durante una hora hasta que doble su volumen.

Montaje:

  1. Ahora que la masa ha doblado su volumen vamos a amasarla manualmente durante un minuto para eliminar los gases.
  2. Sobre la mesa de trabajo ligeramente enharinada estiramos toda la masa con un rodillo a un centímetro de grosor.
  3. Llegamos al punto de ir recortando las piezas de donuts e ir colocándolas separaditas sobre una bandeja o en la mesa mismamente para dejarlas reposar. Para recortar los discos podemos utilizar un par de corta-pastas, uno de 8-9 cm y otro de 4 cm aproximadamente para hacer el agujero del medio. Una vez que utilizamos  la masa vamos juntando los recortes y estirándolos de nuevo para hacer mas donuts. Así hasta terminar toda la masa.
  4. Dejamos que las piezas doblen su  volumen durante aproximadamente una hora.
  5. Una vez que hayan crecido, podemos empezar a freír las piezas. Cogemos una sartén y calentamos aceite (que sea abundante). Es muy importante la temperatura, no debe estar muy caliente, lo ideal es que oscile en unos 180º, porque si esta demasiado caliente dorará mucho por fuera y no se hará bien por dentro. Vamos friendo las piezas poco a poco, un par de minutos por ambos lados, hasta que estén doraditas. Una vez fuera las dejamos escurrir sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa.
  6. En el momento en que tenemos todos los donuts fritos procedemos a adornarlos con la cobertura que mas nos apetezca. A continuación os muestro varias coberturas muy sencillas de elaborar.

Coberturas:

Glaseado de azúcar:

  1. Introducimos el azúcar glass y el agua en un recipiente y con una varilla vamos mezclando bien hasta obtener una consistencia adecuada.
  2. Introducimos los donuts en el recipiente primero por un lado y luego por el otro y los dejamos escurrir sobre una bandeja de rejilla.

Glaseado de chocolate:

  1. En una pota o cacerola pequeña introducimos la mantequilla, la leche, la miel y la vainilla. La llevamos al fuego hasta que la mantequilla se funda.
  2. Añadimos el chocolate cortado en pedazos fuera del fuego y revolvemos constantemente hasta que se derrita y se mezcle bien.
  3. Agregamos el azúcar glass y batimos con la batidora hasta lograr una crema.
  4. La introducimos en un bol y vamos mojando los donuts por un lado o por ambos. Los dejamos escurrir en una rejilla y podemos adornarlos con toppins si nos apetece.

Glaseado de colores:

  1. Cogemos una porción de fondant liquido y la calentamos en el microondas dentro de un bol. Hay que leer las instrucciones de cada pack, con el bote de fondant  que yo utilizo con un minuto sería suficiente por ejemplo.
  2. Echamos unas gotas del color que mas nos guste y revolvemos con una cuchara hasta que quede todo del mismo color.
  3. Remojamos el donuts en el azúcar por una parte o por ambas si nos apetece. Añadimos toppins a nuestro gusto por encima y los dejamos reposar sobre la rejilla hasta que la cobertura endurezca.
  4. Para hacerlos de otro color repetimos el proceso desde el principio con el color que mas nos apetezca.

 

CON THERMOMIX

Con la ayuda de la thermo vamos a obtener la masa de forma muy sencilla. Una vez reposada procederemos a elaborar los donuts manualmente y cuando los tengamos fritos podemos volver a utilizarla para obtener las coberturas que nos apetezca utilizar.

 

ELABORACION

Para la masa:

  1. En primer lugar introducimos la leche en la thermo y la calentamos 1 minuto a 37º en velocidad 1.
  2. Agregamos los 100 g de harina corriente y la levadura y mezclamos 40 segundos en velocidad 3. Dejamos que la masa esponje media hora dentro de la thermomix.
  3. Una vez reposado el prefermento dentro de la thermo, incorporamos encima los huevos y el azúcar y mezclamos 10 segundos en velocidad 3 y 1/2.
  4. Añadimos los 400 g de harina de fuerza y una pizca de sal y amasamos en vaso cerrado y espiga 3 minutos.
  5. Volvemos a amasar un par de minutos mas, y durante este tiempo vamos a ir introduciendo por el bocal poco a poco la mantequilla en trocitos.
  6. Una vez terminado el amasado vamos a echar una pizca de harina y darle unos segundos de turbo a la masa para que se desprenda bien al sacarla de la thermomix. La volcamos sobre la mesa, hacemos una bola con ella y dejamos que doble su volumen durante una hora.

Montaje:

  1. Ahora que la masa ha doblado su volumen vamos a amasarla manualmente durante un minuto para eliminar los gases.
  2. Sobre la mesa de trabajo ligeramente enharinada estiramos toda la masa con un rodillo a un centímetro de grosor.
  3. Llegamos al punto de ir recortando las piezas de donuts e ir colocándolas separaditas sobre una bandeja o en la mesa mismamente para dejarlas reposar. Para recortar los discos podemos utilizar un par de corta-pastas, uno de 8-9 cm y otro de 4 cm aproximadamente para hacer el agujero del medio. Una vez que utilizamos  la masa vamos juntando los recortes y estirándolos de nuevo para hacer mas donuts. Así hasta terminar toda la masa.
  4. Dejamos que las piezas doblen su  volumen durante aproximadamente una hora.
  5. Una vez que hayan crecido, podemos empezar a freír las piezas. Cogemos una sartén y calentamos aceite (que sea abundante). Es muy importante la temperatura, no debe estar muy caliente, lo ideal es que oscile en unos 180º, porque si esta demasiado caliente dorará mucho por fuera y no se hará bien por dentro. Vamos friendo las piezas poco a poco, un par de minutos por ambos lados, hasta que estén doraditas. Una vez fuera las dejamos escurrir sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa.
  6. En el momento en que tenemos todos los donuts fritos procedemos a adornarlos con la cobertura que mas nos apetezca. A continuación os muestro varias coberturas muy sencillas de elaborar.

Coberturas:

Glaseado de azúcar:

  1. Introducimos en la thermo el azúcar y lo convertimos en glass un minuto en velocidad progresiva 7-10.
  2. Agregamos el agua y mezclamos un minuto en velocidad 5.
  3. Volcamos la mezcla en un bol. Vamos mojando los donuts por ambos lados en el bol recubriéndolos con la cobertura. Después solo tenemos que dejarlos reposar un poquito sobre una bandeja escurridora como podéis ver en las fotos de mas abajo.

Glaseado de chocolate:

  1. En primer lugar introducimos el azúcar y lo pulverizamos un minuto en velocidad progresiva 7-10. Después lo reservamos fuera.
  2. Incorporamos en la thermo la mantequilla, la miel, la vainilla y la leche y calentamos 3 minutos a 60º en velocidad 1.
  3. Añadimos el chocolate troceado y revolvemos un par de minutos en velocidad 2 hasta que el chocolate se derrita.
  4. Agregamos el azúcar glass reservado y mezclamos un minuto en velocidad 3. Llevamos la mezcla a un bol.
  5. Vamos impregnando los donuts en el chocolate por un lado o por ambos, como mas nos guste y los dejamos reposar un poco sobre una rejilla. Si nos apetece podemos decorarlos con toppins.

Glaseado de colores:

  1. Cogemos una porción de fondant liquido y la calentamos en el microondas dentro de un bol. Hay que leer las instrucciones de cada pack, con el bote de fondant  que yo utilizo con un minuto sería suficiente por ejemplo.
  2. Echamos unas gotas del color que mas nos guste y revolvemos con una cuchara hasta que quede todo del mismo color.
  3. Remojamos el donuts en el azúcar por una parte o por ambas si nos apetece. Añadimos toppins a nuestro gusto por encima y los dejamos reposar sobre la rejilla hasta que la cobertura endurezca.
  4. Para hacerlos de otro color repetimos el proceso desde el principio con el color que mas nos apetezca.

 

A continuación os voy a dejar el proceso de elaboración impreso en varias imágenes para que os hagáis una idea.

Una vez que obtenemos la masa la dejamos reposar durante una hora.

Después del reposo la masa ha doblado su volumen. Volvemos a trabajarla de nuevo con las manos para sacarle el aire.

Estiramos la masa a 1 cm de grosor y vamos recortando las piezas hasta terminarla toda.

Colocamos las piezas separadas y las dejamos reposar durante una hora hasta que doblen su volumen.

Freímos los donuts un par de minutos por cada lado en aceite no muy caliente (sobre 180º) y los dejamos escurrir en papel absorbente.

Si optamos por la cobertura de glaseado de azúcar mojamos los donuts por ambos lados y dejamos que escurran.

Si utilizamos la cobertura de chocolate podemos mojar los donuts por un lado solo o bien por los dos lados. Después  decidimos si añadimos toppins o no.

Para cubrirlo de fondant de colores preparamos una porción de fondant liquido de cada color y remojamos los donuts por un lado o por ambos.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

YOGUR NATURAL CON YOGURTERA

YOGUR NATURAL

 

 

¡Cuantas cosas hay que no apreciamos hasta que las hemos probado! Hace ya un tiempo que llevo con el gusanillo de empezar a elaborar los  yogures de forma casera, siempre estoy dándole vueltas a que en casa consumimos mucho yogur y que los comprados llevan muchos conservantes y estabilizantes. Haciéndolos  en nuestro hogar siempre obtenemos ciertos beneficios. Esta claro que no siempre vamos a tener yogures caseros en la nevera, pero elaborándolos de vez en cuando si que reducimos en consideración todos los que cogemos en el supermercado. 

Si tenía dudas, deje de tenerlas. Este año por el día de la madre me hija me regalo una bonita yogurtera, y ¡Bendito regalo! Ya la he utilizado varias veces y estoy encantada. Pensé que daría algo de trabajo y todo lo contrario. La mezcla para rellenar los botes se obtiene enseguida, es la yogurtera la que luego se encarga de cuajar todo durante varias horas, pero dejándola programada ¡Nos despreocupamos!

Elaborar yogur es muy muy sencillo. Se puede hacer de varias maneras, con olla, al horno, con yogurtera… pero sin duda la mas fácil es utilizar la yogurtera. Con ella nos aseguramos una temperatura constante y una vez programada nos podemos olvidar. Así que si tenéis una yogurtera o os animáis a adquirirla aquí os muestro de forma muy sencilla como elaborarlos. 

Antes de pasar a la receta os voy a puntualizar unos sencillos consejos:

  • La elección de la leche es muy importante. Podemos utilizar leche de vaca, de cabra o de oveja. Lo ideal es utilizar la leche fresca pasteurizada, ya sea entera, semidesnatada o desnatada. Hoy en día tenemos la suerte de que podemos encontrarla en la nevera de prácticamente todos los supermercados. 
  • A la hora de hacer la mezcla de la leche, ya sea manual o con la thermomix, es importante no excedernos nunca de los 50º. Si nos pasáramos de temperatura podríamos matar las bacterias del yogur, que son las que deben extenderse para cuajar toda la mezcla. Con la thermomix no hay problema porque podemos marcar la temperatura deseada, pero si lo hacemos de forma tradicional es bueno tener a mano un termómetro de cocina. 
  • Para elaborar los yogures siempre debemos de partir de un yogur inicial. Puede ser comprado (debe de tener bacterias vivas) o bien podemos reutilizar uno de los que hemos obtenido. Si vamos a usar de los caseros podemos utilizarlos hasta cinco generaciones, luego volveremos a partir de uno comprado. 
  • Por último remarcar que podemos elaborarlos con muchas variantes. Jugaremos con el tipo de leche en función de las calorías que deseemos obtener. A la hora de ornamentarlos (si nos apetece) hay muchas maneras. Podemos poner una base de mermelada, fruta, frutos secos, mezclar fruta en la leche, decorar posteriormente la superficie con granola, arándanos, frutos secos, fruta, etc. Lo que mas nos apetezca y siempre en función de lo que tengamos por casa. 

 

INGREDIENTES

Para 6-8 unidades.

  • 1 l de leche ( fresca pasteurizada, entera o semidesnatada).
  • 1 yogur natural.
  • Mermelada, trozos de fruta, granola, frutos secos… (opcional).

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar los yogures naturales es pan comido. Solo tenemos que calentar un poco la mezcla de leche y yogur, rellenar todos los envases y dejar que la yogurtera haga su trabajo. Al día siguiente podemos disfrutar de estos yogures con las variantes que mas nos gusten. 

ELABORACION

  1. Comenzamos introduciendo en una olla, pota  o cacerola toda la leche. La ponemos a calentar hasta que alcance unos 45º de temperatura. Para ello es bueno utilizar un termómetro de cocina. No debemos de excedernos de los 50º porque a partir de esa temperatura podemos matar las bacterias del yogur que son las que deben extenderse por toda la leche para cuajarla. 
  2. En el momento en que alcance los 45º apagamos el fuego, introducimos el yogur dentro y revolvemos hasta que quede bien mezclado sin grumos. 
  3. Ahora que tenemos la mezcla vamos a rellenar los botes. Si nos apetece podemos poner una base de mermelada como podéis ver en la foto. En este caso aproveche que tenía  mermelada de pera casera por la nevera y me vino al dedo, pero vale cualquier tipo de mermelada. Si los preferís mas light echamos solo la mezcla. También se puede utilizar frutos secos de base, mezclar trocitos de fruta en la leche… lo que mas nos apetezca.
  4. Rellenamos los botes con la mezcla pero no hasta arriba del todo. Dejamos un poquitín libre. Ponemos las tapas, los cerramos y los introducimos en la yogurtera con la tapa puesta.  
  5. Leemos las instrucciones de la yogurtera y la programamos las horas adecuadas. En mi yogurtera por ejemplo si utilizo la leche fresca entera en 6-8 horas estarían listos. Si utilizo desnatada o semidesnatada habría que programar 8-10 horas.
  6. Una vez que la maquina termina podemos decorar la superficie con granola, frutos secos, arándanos, trocitos de fruta… al gusto de cada uno. Introducimos los tarros en nevera, dejamos que enfríen un poco y ya los tenemos listos para degustar. 

 

CON THERMOMIX

Con la ayuda de la thermomix vamos a obtener la mezcla en tan solo 6 minutos. Después ya solo tenemos que rellenar los vasos y dejar paso a la yogurtera que se encargará de cuajarlo todo.

ELABORACION

  1. Introducimos toda leche y el yogur dentro de la thermomix y mezclamos 10 segundos en velocidad 3.
  2. Programamos la maquina 5 minutos a 37º en velocidad 1.
  3. Ahora que tenemos la mezcla procedemos a rellenar los botes. Si nos apetece podemos poner una base de mermelada. En mi caso utilice mermelada de pera casera que tenia por la nevera, pero podéis utilizar la que mas os guste. También se puede poner una base de frutos secos, o  bien mezclar trozos de fruta en la leche, tenemos muchas opciones. Si lo queremos como el yogur natural de toda la vida vertemos la mezcla sin mas. Una vez que los rellenamos procuramos no hacerlo hasta arriba del todo, que quede un poco libre. 
  4. Cerramos los botes con las tapas y los introducimos en la yogurtera. Cerramos la yogurtera y la programamos el tiempo estimado según las instrucciones de cada una. En la mía por ejemplo si utilizo leche entera en 6-8 horas estaría todo listo, si es desnatada o semidesnatada se necesitarían 8-10 horas. 
  5. Una vez transcurrido el tiempo programado sacamos los yogures de la yogurtera y los decoramos por la superficie si nos apetece con granola, frutos secos, arándanos, fruta… Después los llevamos a la nevera y dejamos que enfríen un poco. Así de fácil y sencillo tenemos nuestros yogures caseros para disfrutarlos con un montón de variantes. 

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

LECHE FRITA

LECHE FRITA

 

 

 

Se acerca la Semana Santa, unos días llenos de movimiento, en los que se suele festejar y hacer diferentes actividades y eventos. Como suele ocurrir siempre en fechas señaladas tendemos a juntarnos mas con la familia, amigos y conocidos y es en estos encuentros cuando suele interferir nuestra gran repostería característica de esta época.

Cada provincia tiene unos dulces típicos de Semana Santa, aunque se pueden elaborar igualmente el resto del año. Aquí en Asturias es normal que vayas a visitar a un familiar y te reciba con un gran plato de Torrijas. Es usual también dejarte caer por casa de algún conocido y encontrártelo delante de una sartén elaborando unos buenos Frixuelos. Puedes pasar por el escaparate de varias pastelerías y ver bandejas repletas de Casadiellas. Si paras a tomar un café en un local es probable que venga acompañado de unas ricas Rosquillas. Si vas a comer a un restaurante, con toda certeza, de postre  puedes probar un delicioso Arroz con leche. El día de Pascua lo normal es sorprender a los ahijados con un buen Mantecado o Bollo de Pascua… 

Estas son algunas muestras de nuestra repostería Asturiana típica de esta época. Si os apetece seguir investigando hoy os traigo una nueva receta para que este Año no os sorprendan sino que seáis vosotros los que elaboréis la receta y la deis a probar. Al igual que la mayoría de los dulces anteriores, el de hoy esta elaborado con ingredientes que siempre solemos tener por casa. Su principal ingrediente es la leche, de ahí que se llame LECHE FRITA. Se trata de una crema de leche dulce que una vez que hemos cocido y coge consistencia, vamos a cortar en pedazos, a rebozar en huevo y harina , a freír en aceite y espolvorear posteriormente con azúcar y canela. Es un dulce ideal para merendar en familia cualquier día del año, pero especialmente en estas festividades en las que seguramente nos juntaremos para celebrar. Os animo a probarla y que opinéis…

 

INGREDIENTES

(Para 12 porciones).

  • 1 l de leche entera. 
  • 150 g de azúcar.
  • 130 g de harina de trigo.
  • 50 g de Maizena.
  • 2 yemas de huevo.
  • Piel de limón y canela en rama (si se hace de forma tradicional).
  • Ralladura de limón y canela en polvo (si se hace con la thermo).
  • Azúcar y canela para rebozar. 

 

DE FORMA TRADICIONAL

 

Elaborar la crema de leche es muy sencillo, si habéis hecho la crema pastelera alguna vez veréis que el proceso es muy similar. Una vez que tengamos la crema la dejamos en nevera unas horas (mejor hasta el día siguiente) y luego ya podemos proceder a cortarla en porciones, rebozarla y freírla.

 

ELABORACION

  1.  En primer lugar vamos a comenzar infusionando la leche. Para ello apartamos un vaso de leche del litro que debemos utilizar y el resto lo introducimos todo en una olla o cacerola. Le añadimos la piel de un limón y una ramita de canela y la llevamos a ebullición.
  2.  Mientras la leche va calentando vamos a coger un bol amplio, añadir el vaso de leche que hemos reservado, el azúcar, la harina, la maizena y las yemas de huevo y batirlo todo con la batidora de manera que se mezcle bien y no queden grumos.
  3. Una vez que la leche rompa a hervir (ya la tendremos infusionada), retiramos la piel de limón y la rama de canela. Con el fuego bajo, añadimos la mezcla del bol. Vamos revolviendo constantemente con una varilla hasta que la mezcla vaya espesando y cogiendo una textura cremosa. Es importante revolver de continuo porque sino se nos podría quemar por el fondo. Una vez que logramos una crema mas o menos espesa es hora de volcarla en un recipiente. Para que la crema tenga una altura estándar os recomiendo utilizar un molde o envase rectangular de 25 x 35 cm aproximadamente. Antes de cubrirlo pincelamos un poco la superficie y los laterales con un poco de aceite.
  4. En el momento en  que tenemos la crema extendida por el recipiente vamos a cubrirla con papel film totalmente a ras para que no cree costra. Cuando enfríe un poquito la metemos en nevera varias horas o mejor de un día para otro.
  5. Después de un tiempo prudencial de reposo en el que la crema se ha compactado bien procedemos a cortarla. Para ello la volcamos sobre una bandeja o mismamente sobre la encimera. Podemos espolvorear sobre la superficie  un poco de azúcar glass para que resbale bien (sin pasarnos). Con un cuchillo vamos cortando porciones cuadradas , rectangulares o del tamaño que mas os apetezca.
  6. Una vez que hemos dividido toda la crema en porciones vamos a rebozar cada porción en huevo y harina. Ponemos una sartén con aceite a fuego intermedio y freímos cada porción un par de minutos por cada lado o hasta que adquieran un color doradito. Según salen de la sartén las colocamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  7. Después de freírlas todas solo nos queda rebozar cada porción en una mezcla de azúcar con un poco de canela. ¿Os ha parecido difícil ? Si es así al final del post tenéis las imágenes paso a paso de todo el proceso. No hay excusa para probar esta delicia de leche frita. ¡Animo y buen provecho!

 

CON THERMOMIX

Con ayuda de la thermomix vamos a obtener la crema en tan solo dos pasos y luego, después ya de un reposo prudencial, podemos proceder a dividirla en porciones, rebozar y freír cada una, darles un baño en azúcar y canela y deleitarnos con ellas hasta ponernos las botas. 

 

ELABORACION

  1. Introducimos en la thermo la leche, el azúcar, la harina, la maizena, las yemas de huevo, la ralladura de limón y un poco de canela en polvo. Mezclamos todo 20 segundos en velocidad 3 y medio.
  2. Colocamos la mariposa y programamos la maquina 15 minutos a 90º en velocidad 2.
  3. Cogemos un recipiente rectangular de aproximadamente 25 x 35 cm y lo pincelamos con un poco de aceite. Una vez que la thermo haya terminado extendemos la crema por el recipiente y la cubrimos totalmente a ras con papel film para que no cree costra. Dejamos que enfríe un poco y la llevamos varias horas a la nevera para que cuaje bien. Mejor si la dejamos hasta el día siguiente.
  4. Una vez que la crema ha compactado procedemos a cortarla en porciones. Antes de darle la vuelta al recipiente espolvoreamos un poco de azúcar glass por la superficie donde la vamos a colocar, una bandeja, encimera… Le damos la vuelta y vamos a ver que la crema se ha convertido en un bloque compacto.
  5. Con la ayuda de un cuchillo vamos cortando porciones cuadradas o rectangulares del tamaño que mas nos apetezca.
  6. Rebozamos cada porción en huevo y harina y en una sartén con aceite, a fuego intermedio, vamos friendo todas las porciones poco a poco un par de minutos por cada lado o hasta que estén doraditas. Según las vamos sacando de la sartén las posamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  7. En el momento en que tenemos todas las piezas fritas pasamos a darles un baño en una mezcla de azúcar con canela. Después de este paso, ya solo queda darnos un buen festín a base de leche frita. A continuación os muestro todos los pasos foto a foto para facilitar el proceso.

 

ELABORACION FOTO A FOTO

 

Introducimos en la thermo los ingredientes y vamos siguiendo los pasos para obtener la crema o lo hacemos de forma manual.

Pincelamos el recipiente que vamos a utilizar con un poco de aceite.

Volcamos la mezcla en el recipiente y cubrimos toda la superficie con papel film a ras.

Una vez que la crema esta compacta la volcamos sobre un poco de azúcar glass.

Cortamos con un cuchillo la crema en porciones.

Rebozamos cada porción en huevo y harina.

Freimos por ambos lados hasta que estén doradas.

Una vez fritas, quitamos el exceso de aceite sobre papel absorbente.

Por último rebozamos cada porción en azúcar y canela.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

 https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

BIZCOCHO DE PLATANO

BIZCOCHO DE PLATANO

 

 

 

Arrancamos de nuevo con una receta sencillita de elaborar, con un bizcocho que nos aportará una gran cantidad de energía para comenzar el día o para disfrutar una merienda de forma muy completa. Con la mezcla de dos ingredientes, el plátano y el chocolate, obtenemos un sabor diferente que no nos va a pasar desapercibido en este dulce.

¿La ventaja de esta receta? Pues podemos utilizarla de dos maneras, en formato de bizcocho o en bien en versión mini, en magdalenas. De una manera u otra el dulce sale espectacular. Si os apetece hacer las magdalenas aquí os dejo el enlace pertinente https://midulcepecado.com/magdalenas-de-platano/

¿Qué mas os puede decir? Se utilizan ingredientes de los que podemos tener siempre por la despensa de casa, y como siempre digo, podemos adaptarlo de forma mas light sustituyendo el azúcar por otras alternativas, así como la harina, podemos utilizar la harina que mas nos apetezca o bien mezclar varios tipos. Todo depende de las expectativas que tengamos .

A veces ocurre que tenemos plátanos acumulados en casa muy maduros que vemos que se nos pueden llegar a perder y no los damos terminados. Pues mientras tengan salvación, esta es una buena manera de utilizarlos antes de que se nos estropeen. Suele ser la receta a la siempre acudo cuando esto nos pasa en casa. 

La versión que hoy os traigo es la que mas me gusta, prevalece el sabor del plátano por encima de todo, y el toque de chocolate hace una mezcla explosiva. De vez en cuándo toca ponerse las botas… 

 

INGREDIENTES

  • 400 g de harina de trigo.
  • 200 g de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 230 ml de aceite de girasol.
  • 150 ml de nata de montar.
  • 300 g de plátanos (3 unidades grandes).
  • 1 sobre de levadura (tipo Royal).
  • Ralladura de limón (opcional).
  • 1 paquete de virutas o lágrimas de chocolate.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a elaborar este bizcocho de forma muy sencilla y rápida. Una vez que trituramos y batimos bien todos los ingredientes, escogemos el molde que mas nos guste, lo engrasamos, rellenamos y directo al horno. Un bizcocho más, con un sabor peculiar, para amenizar un buen desayuno o merienda.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar cogemos un bol amplio e introducimos en él los plátanos troceados, los huevos, el azúcar, el aceite y la nata. Trituramos todos los ingredientes con una trituradora o aplicador de la batidora que nos valga para ello hasta que quede una mezcla homogénea.
  2. Añadimos la harina, la levadura y la ralladura de limón. Con la ayuda de la batidora batimos enérgicamente hasta unificar bien la mezcla.
  3. Esparcimos todas las virutas o lagrimas de chocolate por la masa y con una varilla vamos mezclándolo todo  de manera que nos queden repartidas.
  4. Escogemos el molde que mas nos guste y lo engrasamos con mantequilla y harina o bien con un poco de aceite. Lo rellenamos y llevamos la mezcla una hora a la nevera.
  5. A la hora aproximadamente ponemos el horno a 180º y una vez que esté caliente llevamos el dulce a la rejilla central. Es un bizcocho consistente y tarda en hacerse. Esperaremos una hora fija y a partir de ahí iremos pinchando con el cuchillo hasta que éste nos salga limpio. Puede salir manchado de chocolate, eso es normal debido a las virutas, pero no debe salir con masa liquida. Si vemos que el bizcocho esta dorado por arriba y todavía le falta tiempo podemos cubrirlo con papel albal para que no se nos requeme la superficie.
  6. Una vez que el bizcocho está listo, lo sacamos del horno. Dejamos que enfríe unos minutos y desmoldamos. Cuando esté frío del todo ya podremos hincarle el diente a nuestro antojo. Os aseguro que vais a notar el sabor inconfundible del plátano y el chocolate y puede que a partir de entonces se convierta en uno de vuestros bizcochos favoritos.

 

CON THERMOMIX

Con la ayuda de la thermo vamos a elaborar la masa de manera muy rápida. Escogemos un molde chulo, lo rellenamos y dejamos que el horno haga su función.

 

ELABORACION

  1. Introducimos en la thermomix los plátanos troceados, los huevos, el azúcar, el aceite y la nata. Programamos 30 segundos a velocidad 6, de manera que la mezcla quede bien unificada.
  2. Añadimos la harina, la levadura y la ralladura de limón. Mezclamos con giro a la izquierda 40 segundos en velocidad 6/2.
  3. Agregamos el paquete de virutas o lágrimas de chocolate a la masa y las mezclamos unos segundos a velocidad 5 para que se distribuyan por toda ella.
  4. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poquito de mantequilla y harina o con una pizca de aceite. En este caso he utilizado un molde de silicona y sin duda alguna me gusta mas decantarme por el aceite solo. Lo rellenamos y llevamos la masa una hora a la nevera. 
  5. Pasado el tiempo oportuno calentamos el horno a 180º, llevamos el bizcocho a la hilera central y dejamos que se vaya cocinando poco a poco. Mínimo nos va a tardar una hora , a partir de ahí iremos tanteado pinchando con un cuchillo hasta que éste nos salga limpio. Si vemos que la superficie enseguida coge tono dorado podemos cubrirla con papel albal a partir de la primera media hora para que no se nos queme.
  6. En el momento en el que el cuchillo salga limpio (limpio de masa, puede salir manchado de chocolate por las virutas), sacamos el dulce y lo dejamos enfriar un poco. Desmoldamos, dejamos que enfríe por completo y ya tenemos nuestro bizcocho casero de plátano listo para amenizar los paladares.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

BIZCOCHO DE ALMENDRA

BIZCOCHO DE ALMENDRA

 

 

 

 

Esta semana volvemos de nuevo a la carga con un fruto seco que nos aporta muchos beneficios, en este caso la almendra. Este fruto, rico en fibras, proteínas, grasas saludables y vitaminas es un buen ingrediente del que solemos tirar mucho en pastelería. Como en el armario de casa siempre suele haber algún que otro paquete de almendra, el otro día alargué la mano, cacé uno al vuelo y me decidí a darle mejor vida.

Hacer un buen uso de la almendra…tenemos miles de opciones. ¿Por qué no un bizcocho? Basta con ingredientes de los que solemos tener por casa (así evitamos una visita extra al super y nos podemos poner ya manos a la obra). Elaboramos la masa muy rápidamente, horneamos y una vez que enfríe un poco desmoldamos. Es un dulce que nos puede venir bien para el desayuno , la merienda o para picotear entre horas si somos muy golosos. Ya de paso, si tenemos niños en casa, es una buena forma de introducir los frutos secos en la ingesta diaria, sin que apenas se den cuenta. 

Si os gusta la almendra, os animo a hacer este bizcocho, va a resultar una pieza bien proporcionada y nos va a generar  un buen  arranque energético. En este caso utilicé un molde de plum cake para darle forma pero se puede utilizar el molde que mejor nos convenga. Otra opción extra que tenemos es emplearlo para hacer una buena tarta. Para ello lo cortamos en capas, las calamos  con un buen almíbar y las rellenamos de mermelada, crema de queso, ganaché, lo que mas nos apetezca. Podemos ingerirlo así solo con un buen cafecito o cola-cao, o bien emplearlo para hacer una elaboración mayor. Todo depende de nuestras expectativas. De una forma u otra está muy rico y os recomiendo probarlo. 

 

 

INGREDIENTES

  • 100 g de almendra molida (vale entera para thermomix).
  • 200 g de harina de trigo.
  • 150 g de azúcar.
  • 80 ml de miel.
  • 3 huevos.
  • 1 yogur natural.
  • 100 ml de aceite.
  • Ralladura de naranja.
  • 1 sobre de levadura.
  • Almendras laminadas para decorar.
  • Sal.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Para elaborar este bizcocho solo necesitamos una batidora y un robot de cocina (solo en el caso de que tengamos que moler la almendra). Batimos, integramos ingredientes , horneamos y luego ya nos podemos poner las botas.

ELABORACION

  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar la almendra. Si ya la tenemos molida no tenemos que hacer nada, pero si está laminada o entera debemos molerla con un molinillo o robot de cocina hasta que quede reducida a harina. Después la reservamos.
  2. En un bol introducimos los huevos y el azúcar y con la ayuda de una batidora batimos enérgicamente hasta blanquear un poco la mezcla.
  3. Agregamos el yogur y el aceite y batimos otro poco hasta unificar los ingredientes.
  4. Incorporamos la harina, la almendra molida, el sobre de levadura, la miel, la ralladura de naranja y la sal y batimos de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Calentamos el horno a 180º. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con mantequilla y harina o bien con aceite (yo suelo utilizar moldes de silicona y me gusta usar solo aceite). Añadimos la mezcla al molde y decoramos la superficie con almendra laminada a nuestro gusto.
  6. Horneamos el bizcocho hasta que esté completamente hecho. Para ello iremos introduciendo un cuchillo a partir de la primera media hora hacia el interior del molde y mirando si sale seco o no. En el momento en que salga limpio el bizcocho ya estará listo. Es muy importante nunca abrir el horno en la primera media hora cuando estamos elaborando bizcochos. Si vemos que la superficie esta dorando demasiado podemos cubrirla con papel albal para mantener un buen color.
  7. Una vez horneado dejamos que enfríe un poco, desmoldamos y ya podemos darle un buen destino.

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix elaborar esta sencilla masa de bizcocho es pan comido. Batimos, integramos ingredientes y para el horno.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar vamos a comenzar triturando la almendra para utilizarla mas adelante. La podemos comprar entera, laminada o ya molida. Si la hemos de moler la introducimos en la thermo y programamos unos 10 segundos a velocidad 5-8, hasta que quede reducida a harina. Luego la reservamos a parte.
  2. Incorporamos a la thermomix los huevos y el azúcar y batimos 3 minutos a 37º en velocidad 5.
  3. Agregamos el yogur y el aceite y mezclamos 15 segundos en velocidad 3.
  4. Añadimos la almendra reservada, la harina, la miel, la sal , la ralladura de naranja y la levadura y mezclamos 30 segundos en velocidad 4.
  5. Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poco de mantequilla y harina o bien con aceite (en este caso utilicé un molde de silicona y me gusta untarlo solo con aceite). Vertimos la masa dentro. Para decorarlo podemos cubrir la superficie con almendra laminada a nuestro gusto.
  6. Horneamos el tiempo necesario hasta que quede bien hecho por todos lados. A partir de la primera media hora podemos ir pinchando con un cuchillo hacia el interior. En el momento en que el cuchillo nos salga limpio el bizcocho estará listo. Si vemos que empieza a dorar mucho por arriba podemos cubrirlo con papel albal para que mantenga buen color, eso si, nunca debemos abrir el horno en la primera media hora para asegurarnos que el bizcocho suba bien.
  7. Una vez horneado dejamos que enfríe un poquito y desmoldamos. Nos va a quedar un pieza bien proporcionada con la que podremos ponernos las botas en el momento que mas nos apetezca.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

GALLETAS DE AVENA Y NUEZ

GALLETAS DE AVENA Y NUEZ

 

 

¿Quién dijo que la repostería no puede ser sana? Sí es verdad que la mayoría de las recetas llevan azúcar, harinas refinadas e ingredientes de alto contenido calórico, pero comer algún dulce  con moderación, de vez en cuando, no tiene porqué perjudicarnos. Se puede combinar de tanto en tanto algún manjar de este tipo  con una dieta sana  y equilibrada, todo en su justa medida.

Ahora bien, si también nos apetece de vez en cuando cocinar y utilizar ingredientes mas sanos y nutritivos siempre tenemos opciones. Es cuestión de ir sustituyendo ingredientes, buscando variantes mas saludables, con mayor cantidad de fibra, mas nutrientes, sin pasar por procesos de refinación , etc. Un ejemplo de esta manera de elaborar es la receta que hoy os traigo, que en su mayoría contiene ingredientes con mayores beneficios para la salud comparado con otro tipo de recetas de pastelería.

¿Por que me dio por estas galletas de repente? Siempre tengo por casa Avena (suelo hacerle gachas de vez en cuando a mi hija o tortitas con avena para todos), también harina integral (me encanta hacer pan y bizcochos caseros y muchas veces la combino con la harina de siempre), los frutos secos y la miel nunca faltan en la despensa… El otro día tenía un popurrí de ingredientes de este tipo y me apeteció hacer algo de repostería con ellos. Me acorde de la cantidad de galletas que hay por el supermercado integrales con avena. Ojeé unas cuantas recetas por Internet, para ver todas las variantes que la gente suele utilizar e hice esta versioncilla de todas ellas. Espero que os guste y os animéis a probar.

 

INGREDIENTES

  • 150 g de harina integral.
  • 100 g de avena normal o integral.
  • 100 g de nueces (alguna mas si queremos decorar las galletas).
  • 80 g de mantequilla.
  • 100 g de miel.
  • 2 huevos.
  • Canela.
  • Sal.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar estas galletas tan sanas es pan comido. Mezclamos ingredientes, formamos la masa, les damos forma y directas al horno. No necesitan reposo y en unos minutos las tenemos sobre la mesa enfriando. 

 

ELABORACION

  1. Comenzamos introduciendo en un bol los huevos, la miel y la mantequilla. Con la ayuda de la batidora mezclamos bien todos los ingredientes. 
  2. Agregamos la avena, la harina, la canela y la sal y vamos mezclando todo con una cuchara hasta que quede unificado. La avena debemos introducirla reducida a arenilla, para ello utilizaremos un molinillo o robot de cocina. 
  3. Por ultimo trituramos las nueces con el molinillo o un robot como mas nos apetezca utilizarlas, finas, en pequeños granitos o trocitos mas grandes. Una vez reducida, añadimos la nuez a la masa y seguimos mezclándolo todo. 
  4. Hacemos una bola con la masa y ya podemos proceder a darles forma a las galletas. Para ello tenemos dos opciones. La primera es coger una porción, aplastarla con la mano e ir dándole forma redonda. La otra opción es coger una porción un poco grande, estirarla sobre la mesa enharinada con el rodillo y cortar la galleta con un corta-pastas. De una manera u otra vamos haciendo piezas y colocándolas sobre papel de horno en la bandeja.
  5. Ponemos el horno a 180º. No es necesario dejar mucha separación entre las galletas porque no van a crecer mucho durante el horneado. Si nos apetece podemos decorarlas por encima con unas pocas nueces. Una vez que el horno esté caliente horneamos durante 20 minutos.
  6. Sacamos las galletas del horno y las dejamos enfriar sin manipularlas. En el momento en  que estén frías ya podemos deleitarnos con esta receta tan nutritiva y sana. Si queremos conservarlas, aguantan perfectamente durante días metidas en latas o envases de cierre hermético.

 

CON THERMOMIX

Elaborar estas galletas con la thermomix no nos va a llevar nada de tiempo. Introducimos ingredientes poco a poco y obtenemos una masa con la que podemos trabajar en el momento, no necesita reposos. De la maquina a la mesa, y de la mesa al horno. 

 

ELABORACION

  1. En primer lugar vamos a triturar las nueces al grosor que mas nos apetezca. Para ello las introducimos en la thermomix y las trituramos en velocidad 5-8 unos segundos. A mi me gusta reducirlas a harina pero podéis dejarlas en granitos o trocitos mas grandes, como mas os guste. Una vez triturada la nuez la reservamos  fuera. 
  2. Ahora vamos a triturar la avena. La introducimos en la thermomix y utilizamos el mismo sistema anterior. Trituramos unos segundos a velocidad 5-8 hasta convertirla en harina. La reservamos también en un bol a parte. 
  3. Introducimos en la thermomix los huevos, la mantequilla cortada en dados y la miel y mezclamos 1 minuto en velocidad 3.
  4. Agregamos la avena que habíamos reservado, la harina integral, la canela y la sal y mezclamos 15 segundos en velocidad 2.
  5. Ahora que ya casi tenemos la masa lista añadimos la nuez reservada y mezclamos 10 segundos en velocidad 3.
  6. Volcamos la masa sobre la encimera y hacemos una bola con ella. La masa puede estar algo pegajosa pero debe trabajarse bien. Ahora es el momento de darle forma a las galletas. Tenemos dos opciones. Podemos coger una porción con la mano, darle forma redonda y aplastarla o bien cogemos una porción grande, la estiramos con el rodillo sobre la mesa previamente enharinada y con un corta-pastas la recortamos. La opción que mas nos apetezca.
  7. Vamos haciendo piezas y colocándolas sobre papel de horno en la bandeja. No hace falta dejar mucha separación entre unas y otras ya que el tamaño no va aumentar significativamente durante el horneado.
  8. Una vez que tenemos todas las galletas colocadas en la bandeja podemos decorarlas por encima si nos apetece con unas pocas nueces. Ponemos el horno a 180º y una vez que haya calentado horneamos unos 20 minutos aproximadamente.  Cuando el horneado haya terminado dejamos que enfríen fuera sin manipularlas y una vez que están frías ya podemos darles el mejor destino. Si queremos conservarlas aguantan durante días en latas o envases de cierre hermético. 

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

MERMELADA DE MANZANA

MERMELADA DE MANZANA

 

 

 

¿Qué hacemos si tenemos unos cuantos kilos de manzana y no sabemos en que emplearlos antes de que se estropeen? Pregunta difícil, respuesta fácil.

Tenemos muchas elaboraciones en las que podemos utilizar esta deliciosa fruta, en Mi Dulce Pecado por ejemplo podéis encontrar entre otras el   BIZCOCHO DE MANZANA , y el DULCE DE MANZANA. El bizcocho es ideal para marcarnos una buena merienda al pie de un buen café o chocolate a la taza y el dulce es idóneo para acompañar un buen queso Cabrales o queso de Cabra bien untadito todo sobre pan de biscote. Dejando a parte estas dos opciones, hoy os dejo caer este post para traeros una variante mas, un clásico entre los clásicos, una buena mermelada casera.

La mermelada de manzana nos viene genial para untar en las tostaditas de la mañana o de la merienda junto con un poquito de queso en crema, algo de mantequilla o con lo que mas nos guste acompañarla. También podemos emplearla como relleno para una buena tarta casera  o para hacer contraste dulce-salado en otro tipo de recetas. Tenemos muchas opciones para darle salida y lo mejor es que podemos hacer la cantidad que nos apetezca y conservarla prácticamente durante un año entero.

¿Os parece difícil elaborarla? Para nada, si tenéis esa idea quitárosla de la cabeza. Si la hacemos de manera tradicional solo hay que estar pendiente de la mezcla y revolver cada poco una vez que la ponemos en proceso de cocción, pillarle el punto óptimo es muy sencillo y su envasado aún mas. Y si la hacemos con la thermomix, siguiendo los pasos no puede ser mas sencillo, introducimos ingredientes y ella nos hace todo el trabajo difícil. No hay escusa para que nos pueda salir mal. Si os apetece enredar un poco en la cocina con un puñado de  manzanas esta es una buena opción.

 

INGREDIENTES

  • 1,200 kg de manzana.
  • 800 g de azúcar.
  • Zumo de 1 limón.
  • Canela.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar esta mermelada es pan comido, solo debemos dejar macerar un poco los ingredientes , llevar todo a ebullición y dejar que poco a poco se vaya cocinando. Estando pendientes de la mezcla y cogiendo bien el punto óptimo no hay mermelada que se resista. 

 

ELABORACIÓN

  1. Comenzamos lavando bien todas las manzanas por fuera. Vamos a dejarlas con piel ya que ésta contiene gran cantidad de fibra que ayudará a que la mermelada mas tarde nos espese. Descorazonamos las manzanas , desechamos pepitas y el rabito y el resto lo troceamos todo y lo introducimos en una pota o cacerola. 
  2. Agregamos a la manzana el zumo de un limón, el azúcar y un poquito de canela y dejamos que macere todo durante un par de horas. 
  3. Pasado el tiempo de maceración vamos a triturar todos los ingredientes con una batidora o con un robot de cocina  para reducirlo. No hace falta dejarlo como una papilla, simplemente es por integrarlo todo un poco. 
  4. Llevamos la mezcla a ebullición a fuego intermedio y estamos pendientes de ella, revolviendo cada poco. Dejamos que cueza entre 30-40 minutos aproximadamente. Si tenemos un termómetro de cocina es muy sencillo pillarle el punto óptimo. En el momento en que sumergimos el termómetro y nos marca unos 100º ya podremos retirarla. Y si no lo tenemos basta con coger un cucharadita de mermelada, volcarla sobre la encimera fría y esperar unos segundos a ver si espesa o sigue líquida. 
  5. Una vez que retiramos la mermelada del fuego rellenamos los envases hasta arriba con ella. Estos deben estar previamente esterilizados. Para esterilizarlos se introducen junto con las tapas en una olla y se cubre todo de agua. Se lleva a ebullición y una vez que el agua haya hervido mínimo 20 minutos se retira todo, se deja secar al aire libre y entonces ya se podrán utilizar.
  6. Si ya hemos rellenado los envases de mermelada podemos dejarla así si la vamos a consumir en poco tiempo. Si queremos hacer cantidad o que se conserve una temporada  tendremos que hacerles un baño María. Para ello introducimos todos los envases bien cerrados en una pota. Los cubrimos enteros de agua y los llevamos a ebullición. En el momento en que el agua haya hervido al menos 15 minutos ya tenemos el baño María listo. De esta manera podemos llegar a conservar hasta un año entero la mermelada. 

 

CON THERMOMIX

Vamos a elaborar de forma muy práctica esta mermelada de manzana. Gracias a la thermo tenemos la ventaja de que no necesitamos estar pendientes de la mezcla en ningún momento. Añadimos ingredientes, programamos y dejamos que ella se encargue de todo.

 

ELABORACIÓN

  1.  En primer lugar lavamos bien por fuera todas las manzanas. Las descorazonamos y partimos en cachitos desechando las pepitas y el rabito. Las vamos a dejar con piel ya que está contiene gran cantidad de pectina, una fibra que ayudará a que la mermelada espese. Introducimos primero 600 g de manzana, la trituramos un poco en velocidad progresiva 5-8 para que nos entre toda y añadimos los otros 600 g restantes.
  2. Integramos el azúcar, el zumo de un limón y un poco de canela y trituramos todo unos 15 segundos en velocidad progresiva 5-8.
  3. Colocamos el cestillo en vez de el cubilete para que la mezcla evapore mejor y programamos 30 minutos a 100º en velocidad 2 y medio.
  4. Una vez que el tiempo termina volcamos la mezcla en los envases oportunos. Los envases tienen que estar previamente esterilizados. Para esterilizarlos siempre se deben introducir junto con las tapas en una pota con agua, todo cubierto,  y dejar que el agua hierba al menos 20 minutos. Se dejan secar al aire libre y ya se pueden utilizar.
  5. Una vez que tenemos los envases rellenos los cerramos bien con las tapas y los sometemos a un baño maría. Para ello introducimos todos los envases en una pota y los cubrimos enteros de agua. Llevamos la pota a ebullición y dejamos que el agua hierba al menos 15 minutos, de esta manera tendremos el vacío hecho.
  6. Dejamos que la mermelada repose hasta el día siguiente y ya tenemos una buena opción para nuestras tostadas del desayuno o de la merienda, para rellenar tartas, para regalar o para lo que mas nos apetezca. Si les hemos hecho el baño María podemos conservar la mermelada prácticamente un año entero.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

MAZAPAN

MAZAPAN

 

 

Llegan las navidades y lo que mas nos apetece es lanzarnos al turrón, los polvorones, las peladillas…y como no, al rico mazapán. ¿Por qué nos gustarán tanto estos dulces? ¿Qué tienen que son tan adictivos? Valdrá mas no torturarnos con el porqué y dejarnos llevar de vez en cuando…

La navidad anterior me puse las botas con los mazapanes y me prometí que para el siguiente año los haría yo misma de forma casera. Como no es menester dejar las promesas pendientes hace dos semanas hice una compra cuantiosa de almendra, probé a elaborarlos y desde entonces ya llevo varias tandas  y con ganas de seguir haciendo mas lo que nos queda de fiestas. ¡Que jugosos y como presta disfrutarlos en el paladar!

El mazapán es muy sencillo de hacer, solo lleva tres ingredientes principales, almendra, azúcar y clara de huevo. Luego podemos añadir un extra como es la yema para pintar la superficie, un poco de canela… El procedimiento es muy sencillo, solo se trata de integrar los ingredientes, darles un reposo y empezar a modelar. Una vez que tenemos las piezas solo hay que gratinar unos minutos para dorarlos por arriba y ya los tenemos listos para degustar. 

Este tipo de receta es muy entretenida, podemos ayudarnos con los corta-pastas que tengamos por casa (si son de motivos navideños los mazapanes quedan mas chulos) y recortar piezas como si hiciésemos manualidades. Es ideal para que los peques nos puedan ayudar y se entretengan también un pedazo. 

Como último apunte os aconsejaría comprar almendra de calidad, puesto que cuanto mejor sea, el mazapán mas exquisito va a saber. El secreto  está en usar un buen producto y en cogerle el puntillo a la masa. Para cogerle ese puntillo leí en  internet que lo ideal era justo utilizar la cantidad de clara que he señalado en la receta, y desde luego, a mi no me ha fallado. ¡Espero que os animéis a probarlo y os deseo a todos unas dulces fiestas navideñas!

 

INGREDIENTES

  • 250 g de almendra molida cruda (para la thermomix vale entera o a la mitad).
  • 250 g de azúcar glass (para la thermomix vale normal).
  • 1 huevo (la clara al menos de 40g).
  • Canela (opcional).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar estos mazapanes es pan comido. Solo tenemos que integrar ingredientes, dejar que la masa tome un ligero reposo, modelar y gratinar unos minutos. Apenas lleva tiempo y el resultado es sorprendente.

 

ELABORACION

  1. En un bol grande introducimos el azúcar con la almendra y lo mezclamos todo. Ambos ingredientes deben estar bien finitos. Si ya los compramos molidos perfecto, y si vamos a  triturar la almendra y el azúcar en un robot de cocina hemos de dejarlos bien reducidos para que no se noten luego grumos.
  2. Separamos la clara y la yema del huevo. Batimos la clara y la añadimos al bol. La yema la reservamos para pintar mas tarde las figuritas. Mezclamos los ingredientes de nuevo hasta que estén bien integrados y la masa tenga un aspecto arenoso.
  3. Probamos a hacer una pieza. Si la masa se rompe o quiebra con facilidad es que esta muy seca y necesita hidratación, es ese caso añadiremos un poco de agua. Si por el contrario se nos pega demasiado a las manos es que hemos echado mas clara de la necesaria y lo resolvemos añadiendo un poco más de almendra y azúcar. Una vez que la masa está lista hacemos una bola con ella, la enfilmamos y la llevamos a la nevera una hora para que se hidrate.
  4. Pasado el tiempo de reposo oportuno procederemos a darle forma a los mazapanes. Podemos pillar pequeñas porciones y darles forma con la mano o bien utilizar un corta-pastas para definirlos mejor. En mi caso lo que hago es coger una poca de masa, extenderla con el rodillo sobre la encimera a la misma altura que tenga el corta-pastas y después ir recortando piezas y posándolas sobre el papel de horno de la bandeja.
  5. Una vez que tenemos todas las piezas formadas cogemos la yema que tenemos reservada y la batimos. Pincelamos la superficie de todas las figuritas mojando el pincel en la yema y escurriéndolo bien, que no quede todo muy pringoso. Les damos un golpe de calor en el horno previamente precalentado a 200º, poniendo nada mas que el grill, para que doren por arriba. Recomiendo dejarlas 2 o 3 minutos nada mas, a lo sumo 5, ya que el mazapán no debe cocinarse. Si nos pasáramos de tiempo crearíamos una capa exterior un poco mas dura y ya no tendría la misma consistencia. Una vez que sacamos las piezas dejamos que enfríen y de esta manera ya  las tenemos listas para degustar en estas fechas tan señaladas. Para guardarlos unos dias a mi me gusta envolverlos en papel film individualmente, así no se resecan ni pierden hidratación. 

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix siempre tenemos la ventaja de que podemos comprar el azúcar y la almendra sin triturar y hacerlo en el momento. Para esta receta nos viene genial para moler ambos ingredientes e integrarlos con la clara. Obtenemos la masa enseguida y ya la podemos dejar reposar. 

 

ELABORACION

  1. En primer lugar lo que vamos a hacer es moler el azúcar y convertirlo en glass. Para ello lo introducimos en la thermomix y programamos 1 minuto en velocidad progresiva 6-10. Después lo reservamos en un bol aparte. 
  2.  Introducimos la almendra en la thermo y la molemos también 1 minuto en velocidad progresiva 6-10.
  3. Integramos el azúcar reservado junto con la almendra y lo mezclamos todo 15 segundos en velocidad 6.
  4.  Añadimos un poco de canela si nos apetece. Desclaramos el huevo y por último añadimos la clara. Si la pesamos e introducimos 40 g exactos la masa sale perfecta. Reservamos la yema para mas adelante.  Mezclamos 20 segundos en velocidad 6. Volcamos la masa sobre la encimera, hacemos una bola con ella, la enfilmamos y la dejamos una hora en la nevera para que se hidrate bien. 
  5. Una vez que la hemos dejado reposar procederemos a darle forma a las figuritas. Podemos hacerlo de dos formas diferentes, o cogemos pequeñas porciones y le damos forma con la mano o bien utilizamos un corta-pastas. En mi caso lo que hago es coger pequeñas porciones de masa, estirarlas sobre la mesa con el rodillo a la misma altura que tenga el corta-pastas e ir recortando piezas y posándolas sobre el papel de horno en la bandeja. 
  6. En el momento en que tenemos todas las piezas hechas batimos la yema de huevo que hemos reservado y pincelamos la superficie de los mazapanes. 
  7. Precalentamos el horno solo con el grill puesto a 200º. Horneamos 2 o 3 minutos las piezas (a lo sumo 5) y las introducimos en la rejilla del horno de arriba del todo. Debemos de controlar que no se nos pase el tiempo porque doran muy deprisa y si nos excedemos conseguiremos que la capa exterior este demasiado reseca. Una vez que los sacamos dejamos que enfríen. A mi me gusta envolverlos individuamente en papel film para que no pierdan hidratación y se mantengan mejor. 

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR

TARTA DE SANTIAGO

TARTA DE SANTIAGO

 

 

TARTA CON BASE DE PASTA QUEBRADA DULCE

 

¿Quién no ha probado alguna vez la tarta de Santiago? El que no lo haya hecho que tire la primera piedra… La tarta es muy conocida  porque la podemos encontrar a través de todo el camino Compostelano, desde Roncesvalles hasta Santiago de Compostela. Un delicioso manjar muy sencillo por la poca cantidad de ingredientes que lleva, pero muy sorprendente por su sabor inigualable.

Para elaborar la tarta se utilizan tres ingredientes básicos, tales como huevos, almendra y azúcar. A partir de ahí podemos añadirle algún elemento aromatizador, limón, naranja, canela… Es muy sencilla de hacer, puesto que al final se trata de un bizcocho hecho con almendra molida, solo hay que hacer la mezcla de ingredientes y hornear.

Podemos elaborar la tarta como dije anteriormente, como un bizcocho básico o podemos complicarnos un poco mas y encamisarla con una base de pasta quebrada dulce. Si nos apetece añadirle ese extra es muy sencillo, la base quebrada se hace muy rápido y con un poco de reposo en nevera ya podemos maniobrar con ella. La estiramos sobre el molde forrando superficie y paredes, la cocemos un poco en blanco y luego introducimos el relleno normal en su interior para hornear de nuevo. Tanto de manera habitual, como si fuera un bizcocho o con la base quebrada dulce, las dos versiones son estupendas.

Como un pequeño apunte recomendaré siempre comprar la almendra cruda entera o en mitades, tostarla un poco para restarle humedad y molerla antes de su uso. De todas maneras se puede comprar ya molida, tostada… al gusto de cada uno. Dicho esto os dejo la receta que hace años, allá por el 2006, me pasaron en el modulo de pastelería que cursé en mi formación y que desde entonces he ido utilizando a lo largo de este tiempo. Adaptada a la thermomix y con pasos muy sencillos espero que os guste.

 

INGREDIENTES

TARTA DE SANTIAGO

  • 4 huevos.
  • 300 g de almendra cruda.
  • 200 g de azúcar glass (normal para thermomix).
  • Ralladura de medio limón.
  • Un poco de azúcar glass extra para decorar.

 

TARTA DE SANTIAGO CON BASE DE PASTA QUEBRADA DULCE

PARA LA PASTA QUEBRADA DULCE:

  • 250 g de harina de trigo.
  • 1 huevo.
  • 100 g de azúcar glass (normal para thermomix).
  • 125 g de mantequilla.
  • Sal.

PARA EL RELLENO:

  • 4 huevos.
  • 300 g de almendra cruda.
  • 200 g de azúcar glass (normal para thermomix).
  • Ralladura de medio limón.
  • Un poco de azúcar glass  extra para decorar.

 

DE FORMA TRADICIONAL

A continuación voy a explicar en pasos muy breves y concisos como elaborar la tarta de Santiago original Gallega y como podemos hacerla también añadiéndole un extra, una base de pasta quebrada dulce. Si os apetece probar la de toda la vida, que es muy sencilla y el resultado todos lo conocemos, está de escandalo, quedaros con la primera opción. Si queréis liar un poco mas la madeja y hacerla con otra variante lanzaros a la segunda opción y a ver cual os gusta más. De las dos formas la tarta está de muerte, eso está garantizado.

 

ELABORACION

TARTA DE SANTIAGO

  1.  En primer lugar vamos a tostar un poco la almendra para restarle humedad y reducir su nivel de aceite. Este paso es opcional, si queremos lo hacemos y sino nos lo saltamos. Extendemos la almendra cruda por la bandeja del horno y la introducimos unos 10 minutos a 170º. Una vez fuera del horno dejamos que enfríe.
  2.  En un bol introducimos el azúcar y los huevos y los mezclamos con varilla hasta que la mezcla quede blanquecina.
  3.  Añadimos la ralladura de medio limón y agregamos la almendra una vez que esté fría. Si la tenemos entera o en mitades debemos de molerla finita o con un poco de grosor (al gusto de cada uno) para añadirla reducida. Una vez que la incorporamos revolvemos toda la mezcla hasta integrar bien los ingredientes. No debemos de batirla , sino mezclarla.
  4. Engrasamos un molde con un poquito de aceite  y añadimos la mezcla anterior.  Horneamos en el hueco central durante aproximadamente 45 minutos a 180º, el tiempo dependerá del horno, algunos necesitaran unos minutos menos y otros unos minutos mas.
  5. Una vez fuera del horno dejamos que la tarta enfríe y la desmoldamos. Para decorarla con la cruz de Santiago es muy sencillo. Nos metemos en Google, descargamos una plantilla de la cruz, la imprimimos y la recortamos. Ponemos la cruz posada en el centro de la tarta y con un colador y azúcar glass vamos esparciendo el azúcar sobre la superficie hasta cubrirlo todo. Levantamos la plantilla con cuidado y la cruz queda perfectamente visible.

 

TARTA DE SANTIAGO CON BASE DE PASTA QUEBRADA DULCE

 

PARA LA MASA QUEBRADA DULCE:

  1. En primer lugar vamos a elaborar la base para la tarta. Extendemos sobre la mesa de trabajo la harina y la mantequilla fría cortada en dados. Con los dedos vamos mezclando ambos ingredientes hasta que formen migas , sin trabajarlo en exceso.
  2. Añadimos el huevo (batido), el azúcar y la sal y seguimos mezclando con las manos hasta conseguir una masa homogénea, siempre sin excedernos, en el momento en que ya tenga la textura de una masa integrada y podamos darle forma la boleamos y la envolvemos en papel film. La dejamos reposar media hora en la nevera.
  3. Una vez que ya ha reposado la vamos a encontrar mas manejable. Con un rodillo y siempre espolvoreando con un poquito de harina para que no se nos pegue a la mesa extendemos la masa de manera que nos de para cubrir la base del molde que vamos a utilizar (lo ideal es uno de entre 24 y 28 cm de diámetro).
  4. Engrasamos el molde con un poquito de aceite y lo encamisamos con la masa, tanto la superficie como dos o tres cm de altura por los laterales. Una vez que cubrimos el molde pinchamos con un tenedor la masa, ponemos un poco de papel albal por encima y lo rellenamos con algo de peso para cocerlo al horno en blanco (lo mas fácil es esparcir unos pocos garbanzos). Horneamos en el hueco central unos 15 minutos a 160º.
  5. Pasado este tiempo sacamos el molde del horno y quitamos el papel albal y los garbanzos. Ahora es el momento de hacer el relleno y cubrir la base para hornear la tarta de nuevo.

RELLENO Y MONTAJE:

  1.  Comenzamos tostando la almendra en el centro del horno unos 10 minutos a 170º para quitarle un poco de humedad y aceites. Dejamos que enfríe. Si la tenemos entera o en mitades trituramos como si fuera harina o con un poco de grosor, al gusto de cada uno. La reservamos.
  2. En un bol introducimos los huevos y el azúcar y batimos hasta que la mezcla blanquee un poco.
  3. Agregamos al bol la ralladura de limón y la almendra y mezclamos todo con una lengua o cuchara. No es necesario batir, solo mezclar. Una vez que el relleno está listo lo volcamos sobre la base de pasta quebrada dulce que hemos cocido en blanco anteriormente e introducimos el molde en el horno. Horneamos a 180º unos 50-55 minutos. Si vemos que a última hora tuesta mucho por arriba podemos cubrir la superficie con papel albal los últimos minutos.
  4. Una ver fuera del horno esperamos a que enfríe un poco y desmoldamos para decorar. Ornamentar la tarta con la cruz de Santiago es muy sencillo. Descargamos una plantilla de internet, la recortamos y la posamos en el centro de la superficie. Espolvoreamos todo por encima con azúcar glass con la ayuda de un colador y acto seguido levantamos con cuidado la plantilla. La cruz va a quedar perfectamente visible y en cuanto la tarta enfríe del todo ya podemos hincarle el diente y disfrutar.

 

CON THERMOMIX

Gracias a la thermomix podemos hacer en un santiamén la tarta de Santiago corriente. Si nos apetece añadirle el extra de la base quebrada dulce en tres sencillos pasos obtenemos esta base y tras un pequeño reposo montamos la tarta también en menos que canta un gallo. De una forma u otra apenas nos va a llevar tiempo, y el resultado siempre va a ser positivo. 

 

ELABORACION

TARTA DE SANTIAGO

  1. En primer lugar vamos a tostar un poco la almendra para restarle humedad y aceite. Este paso es optativo, no obligatorio. Para ello extendemos toda la almendra por la bandeja del horno y la calentamos en el hueco central unos diez minutos a 170º. Cuando esté horneada dejamos que enfríe fuera. 
  2. Una vez que está fría vamos a reducir la almendra si es que la hemos cogido en mitades o entera. Para ello la introducimos en la thermomix y programamos 20 segundos en velocidad 5. La reservamos en un bol aparte. 
  3. Introducimos el azúcar en la thermo y lo pulverizamos 15 segundos en velocidad 10.
  4. Añadimos la ralladura de medio limón y los huevos y mezclamos 10 segundos en velocidad 4.
  5. Agregamos la almendra reservada y mezclamos 7 segundos en velocidad 3.
  6. Engrasamos el molde que vamos a utilizar (lo ideal es que tenga entre 24 y 28 cm de diámetro) con un poco de aceite y volcamos el relleno en el interior. Horneamos unos 45 minutos a 180º. 
  7. Una vez que está fuera del horno dejamos que enfríe y desmoldamos. Después podemos proceder a ornamentar la tarta. Para hacer la cruz de Santiago es muy sencillo. Descargamos una plantilla por internet, la imprimimos y la recortamos. Posamos la plantilla en el centro de la tarta y con la ayuda de un colador vamos cubriendo toda la superficie de azúcar glass. Una vez cubierta quitamos con cuidado la plantilla y la cruz de Santiago va a quedar perfectamente reflejada. 

 

TARTA DE SANTIAGO CON BASE DE PASTA QUEBRADA DULCE

 

PARA LA MASA QUEBRADA DULCE:

  1. En primer lugar vamos a pulverizar el azúcar de la base quebrada en la thermo unos 30 segundos en velocidad progresiva 5-10 hasta convertirlo en azúcar glass.
  2. Agregamos encima la harina, el huevo, la sal y la mantequilla en dados (fría de nevera). Mezclamos 15 segundos en velocidad 4.
  3. Sacamos la masa sobre la encimera y con las manos la integramos y hacemos una bola. No debemos amasarla, solo unificarla. Envolvemos en film la masa y la llevamos media hora a la nevera.
  4. Una vez reposada espolvoreamos harina por la mesa de trabajo y por encima de la masa para que no se nos pegue y con la ayuda del rodillo vamos extendiéndola  lo suficiente para cubrir el molde que vayamos a utilizar , tanto la base como unos dos o tres centímetros de pared.
  5. Encamisamos el molde con la masa y la pinchamos con el tenedor por todos lados. Cubrimos la superficie con papel albal y con algo de peso (los garbanzos son ideales) para hornearla en blanco. Horneamos en el hueco central unos 15 minutos a 160º. Una vez fuera del horno retiramos el papel albal y el peso que le hayamos puesto y procedemos a elaborar el relleno para volver a hornear posteriormente.

 

RELLENO Y MONTAJE:

  1.  Comenzamos tostando un poco la almendra del relleno para eliminar humedad y aceites. Este paso no es obligatorio pero si recomendable. Extendemos la almendra por la bandeja del horno y horneamos unos 10 minutos a 170º.
  2.  Una vez que la almendra haya enfriado del todo vamos a triturarla en caso de que la hayamos cogido entera o en mitades. Para ello la introducimos en la thermo y programamos 20 segundos en velocidad 5. Si ya la hemos cogido triturada nos saltamos este paso. La reservamos en un bol.
  3. Introducimos en la thermo el azúcar del relleno y lo convertimos en glass programando 15 segundos en velocidad 10.
  4. Añadimos la ralladura de medio limón y los huevos y mezclamos 10 segundos en velocidad 4.
  5. Integramos la almendra reservada y mezclamos 7 segundos en velocidad 3.
  6. Ahora que tenemos el relleno vamos a volcar la mezcla sobre la base de masa quebrada dulce que hemos horneado un poco previamente. Llevamos de nuevo el molde al horno a 180º unos 50-55 minutos. Si vemos que a última hora tuesta mucho por arriba podemos cubrir la superficie con papel albal los últimos minutos.
  7.  Una vez fuera del horno esperamos a que la tarta enfríe un poco y desmoldamos. Cuando esté fría del todo ya podemos decorarla y que mejor que colocar la típica cruz de Santiago. Para ello podemos descargar una plantilla de la cruz de internet, imprimirla y recortarla. La posamos sobre el centro de la tarta y con la ayuda de un colador vamos espolvoreando azúcar glass hasta cubrir toda la superficie. Cuando esté toda cubierta levantamos la plantilla con cuidado y voilá, ya tenemos la cruz pintada. De esta manera obtenemos una variedad de la tarta que sin duda no nos va a dejar indiferentes.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

image_pdfDESCARGAimage_printIMPRIMIR
1 2 3 9