GALLETAS COOKIES

GALLETAS COOKIES

 

 

 

¡Tengo un miniproblema con las cookies! Son las galletas que mas me gustan y el problema es que no puedo comer menos de seis o siete seguidas. Procuro comerlas de muy en muy, porque el día que me pongo, preparo un cafelito, empiezo por la primera y es un no parar. Mira que hay galletas en el mercado, pero no se que me pasa con este tipo en cuestión, que me nublan el cerebro y no soy capaz de comer una o dos para mantener un poco la línea ,me desboco en cuanto cae un paquete en mis manos. Pero bueno, hay que mirar el lado positivo, que todos los problemas sean así…

Estoy segura de que todos las habéis probado, hay muchas marcas en los supermercados. Si sois muy forofos de las cookies, os recomiendo que probéis las del Lidl. Están de muerte. Y si os apetece elaborarlas en casa, con la ayuda de  ingredientes muy básicos es pan comido. Tenéis muchas recetas por la red, y todas tienen una pinta estupenda. Suelen llevar los mismos ingredientes, solo que unos y otros jugamos un poco con las cantidades a nuestro gusto personal. Si os apetece probar esta versión os voy a indicar con pasos sencillos como obtener la masa. Después podéis darles forma de la manera que mas os guste, a mano o con moldes o corta-pastas. De ambas maneras quedan muy bonitas.

Las cookies son unas galletas de mantequilla muy sabrosas cuyo punto fuerte son las pepitas o lagrimas de chocolate que llevan incorporadas y les da ese toque tan especial. En la receta he añadido las pepitas tanto dentro de la masa como por la superficie.  Siempre podemos jugar un poco al gusto con la cantidad de chocolate, de azúcar , de mantequilla… elegir un tipo de azúcar o combinar blanco con moreno… tenemos muchas opciones para barajar. Si os apetece probar esta receta, no perdáis letra y seguir leyendo.

 

INGREDIENTES

 

(Para 15-20 cookies)

  • 400 g de harina de trigo.
  • 125 g de azúcar normal.
  • 125 g de azúcar moreno.
  • 200 g de mantequilla (temperatura ambiente).
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo (tipo Royal).
  • 250 g de pepitas o lágrimas de chocolate.
  • Esencia de vainilla.
  • Sal.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Con la ayuda de la batidora y el arte de nuestras manos a vamos obtener una cookies realmente sabrosas y espectaculares. Lo único que recalcaría para trabajar la masa de lo mejor forma es utilizar la mantequilla a temperatura ambiente, ni fundida, ni fría de nevera. Con que la saquemos dos o tres horas antes de utilizarla de la nevera es suficiente.

 

ELABORACION

  1.  Comenzamos la receta cogiendo un bol grande y vertiendo en él los dos tipos de azúcar junto con la mantequilla. Cogemos la batidora y mezclamos bien hasta que se forme una crema.
  2. Añadimos los huevos y volvemos a mezclar.
  3. Integramos la levadura, la sal, la esencia de vainilla y la mitad de harina y seguimos mezclando de nuevo. Posteriormente añadimos la otra mitad de la harina y terminamos de integrarlo todo.
  4. Una vez que tenemos la masa lista la sacamos del bol, la volcamos sobre la mesa de trabajo e incorporamos manualmente unos 200 gramos de pepitas de chocolate. El resto las dejamos para después. Mezclamos bien hasta que queden repartidas y hacemos una bola con la masa.
  5.  Colocamos papel de horno sobre las bandejas y comenzamos a darle forma a las galletas. Tenemos dos opciones. O bien cogemos una porción al tamaño deseado de masa y con la mano la aplastamos y le vamos dando la forma redonda o bien cogemos la porción y la extendemos con el rodillo sobre la mesa y con un corta-pastas recortamos la forma. De una manera u otra las vamos posando en las bandejas sin dejar mucha separación puesto que no van a crecer mucho durante el horneado.
  6. Una vez que hemos terminado toda la masa y tenemos todas las galletas extendidas vamos a ir colocando las pepitas que reservamos sobre la superficie, se trata de apoyarlas y hundirlas ligeramente. Precalentamos el horno a 180º.
  7. Horneamos las galletas durante 15-17 minutos, hasta que la superficie esté doradita. Recomiendo no pasarse del tiempo, ya que unos minutos mas arriba o abajo se nota la diferencia. Dejamos que enfríen sin tocarlas fuera del horno y ya las tenemos listas para mojar en un buen chocolate o directamente para hincarle el diente.

 

CON THERMOMIX

En tan solo un paso vamos a obtener la masa de las galletas con la ayuda de la thermo. Una vez fuera del vaso solo nos queda integrar el chocolate y empezar a darles formas. Es una masa que no necesita reposo ni nevera, se trabaja recién hecha y es muy cómoda de manejar.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar introducimos en la thermo todos los ingredientes menos las pepitas de chocolate. Mezclamos  20 segundos en velocidad 5. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente para que la masa se maneje bien.
  2. Una vez que tenemos la masa la volcamos sobre la encimera donde vamos a trabajarla y a mano integramos unos 200 gramos de pepitas de chocolate (reservamos el resto para mas adelante). Mezclamos bien todas las pepitas entre la masa para que queden distribuidas y hacemos una bola grande con ella.
  3. A partir de aquí ya podemos ir creando las galletas. Cogemos una porción del tamaño que mas nos apetezca hacer la galleta y hacemos una bola con ella. Podemos darle forma de dos maneras distintas. O bien la aplastamos manualmente y le vamos dando forma con la mano o bien como he hecho en este caso extendemos la porción con el rodillo al grosor deseado y con un corta-pastas circular recortamos la galleta. De esta última forma la galleta queda mas redonda y definida, es cuestión de gustos. Según vamos creando las galletas las vamos posando en  la bandeja de horno sobre el papel adecuado. No es necesario dejar mucha separación entre ellas pues apenas crecen durante el horneado.
  4. Una vez que hemos obtenido todas las galletas, por lo tanto hemos terminado la masa, vamos a distribuir por la superficie el resto de las lagrimas de chocolate que nos quedaron pendientes. Se trata de posarlas y hundirlas un poquito con la mano.
  5. Precalentamos el horno a 180º y horneamos las galletas durante 15-17 minutos aproximadamente o hasta que las veamos doraditas. Una vez fuera del horno dejamos que enfríen  sin tocarlas ni juntarlas (las pepitas todavía están calientes y derriten fácil). Cuando estén  frías ya las tenemos preparadas para degustar en el momento que mas nos apetezca. Si las queremos conservar aguantan varios días dentro de las típicas latas de las pastas o de cualquier envase con cierre hermético.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

MUFFINS

MUFFINS RELLENOS

 

Soy una forofa de las magdalenas en todas sus versiones, pero si me dan a escoger , me lanzo de cabeza a devorar unos buenos muffins. Si para mas índole llevan algo de chocolate, ya me caigo muertita del gusto ( una llambiona en potencia, no lo puedo evitar).

¿Y que diferencian las magdalenas de los muffins os preguntareis? Pues como ya he explicado en algún otro post del blog los muffins se elaboran principalmente con mantequilla y las magdalenas con aceite. El secreto de las magdalenas está en un buen batido mientras que los muffins no necesitan una masa muy batida. Y mientras que las magdalenas son siempre dulces , los muffins pueden ser dulces o salados. Esas serían sus principales diferencias. Ahora por qué me gustan mas los muffins no lo tengo claro, solo sé que cuando me pongo no caen dos solos…

La receta que hoy os traigo tiene muchas variantes. Los muffins se pueden hacer con la masa simple, sin añadir nada de chocolate. Podemos añadir virutas de chocolate por la masa y la superficie o una u otra opción e incluso si nos apetece, rellenar el corazón de la misma con un poco de Nutella o Nocilla. Estas elecciones ya van al gusto de cada uno.

Si os apetece navegar un poco por el mundillo de estas delicias aquí os dejo el proceso de elaboración simplificado en sencillos pasos. ¿A que esperáis para haceros con unas capsulas molonas para elaborarlos? ¡Venga que os espero para comenzar!

 

INGREDIENTES

(De 15 a 20 unidades en función del tamaño de las capsulas).

  • 300 g de harina de trigo.
  • 150 g de azúcar glass (normal para la thermomix).
  • 3 huevos.
  • 180 ml de leche entera.
  • 150 g de mantequilla (temperatura ambiente).
  • 1 sobre de levadura química (tipo Royal).
  • Ralladura de naranja o limón.
  • Esencia de vainilla (opcional).
  • Nocilla o Nutella (para el relleno).
  • Pepitas de chocolate.

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar estos deliciosos muffins es tarea muy sencilla. Solo tenemos que escoger unas capsulas o moldes, tener los ingredientes, un bol y  una batidora a mano, batir y dirigir hacia el horno...

ELABORACION

  1. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Escogemos las capsulas o moldes que vamos a utilizar y los distribuimos por la bandeja del horno.
  2. Cogemos un bol e introducimos dentro la mantequilla en pomada con el azúcar glass. Con la ayuda de una batidora mezclamos bien hasta que esté bien integrada la mezcla.
  3. Agregamos los huevos y volvemos a unificar con la batidora. Posteriormente añadimos la leche y seguimos con el batido.
  4. Por último agregamos el resto de ingredientes, la harina, la levadura en polvo, la ralladura de naranja o limón y la esencia de vainilla y batimos de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Ahora llega el momento de rellenar las capsulas. Podemos integrar en este punto pepitas de chocolate en la masa y mezclarlas con la batidora si nos apetece o dejarlas para decorar solo por arriba. A su vez, tenemos la opción de rellenar los muffins (en mi caso he utilizado Nocilla).
  6. Con la ayuda de una cuchara vamos cubriendo de masa las capsulas hasta completar  tres cuartos de su capacidad. Si les integramos Nocilla por ejemplo, rellenamos un poco , introducimos una cucharada de Nocilla y volvemos a cubrir con la masa hasta la medida indicada. Una vez que agotamos la masa podemos esparcir virutas  o lagrimas de chocolate por la superficie.
  7. Llevamos la bandeja a la segunda rejilla del horno empezando por abajo. Horneamos durante 15 minutos solo con calor por abajo, después ponemos el calor por arriba también y los dejamos cinco minutos mas. El tiempo siempre es relativo, depende del tamaño de las capsulas. A mayor tamaño mas tiempo de horneado, pero pueden variar en unos minutos nada mas.
  8. Sacamos la bandeja del horno cuando estén dorados por arriba y pinchando con un palillo este salga limpio y dejamos enfriar. Una vez que eston frías ya podemos degustar los muffins con un buen cafelito, ColaCao o chocolate caliente.

CON THERMOMIX

Con la thermomix vamos a obtener la masa de los muffins en tan solo tres pasos. Después solo nos queda rellenar las capsulas y hornear. Es una receta muy sencilla donde obtenemos resultados en tan solo unos minutos.

ELABORACION

  1. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Escogemos las capsulas o moldes que vamos a utilizar y los distribuimos por la bandeja del horno.
  2. Comenzamos reduciendo el azúcar en la thermomix. Lo introducimos dentro y programamos un minuto velocidad progresiva 5-10 hasta convertirlo en azúcar glass.
  3. Añadimos los huevos, la mantequilla, la leche y la esencia de vainilla y batimos tres minutos a 37º en velocidad 4.
  4. Agregamos la harina, la levadura en polvo y la ralladura de naranja o limón y mezclamos 15 segundos en velocidad 4.
  5. Ahora es el tiempo de rellenar las capsulas. Podemos integrar en este punto pepitas de chocolate en la masa y mezclarlas unos segundos en velocidad 4 si nos apetece, o dejarlas para decorar solo por arriba. A su vez, tenemos la opción de rellenar los muffins (en mi caso he utilizado Nocilla).
  6. Con la ayuda de una cuchara vamos cubriendo de masa las capsulas hasta completar  tres cuartos de su capacidad. Si les integramos Nocilla por ejemplo, rellenamos un poco , introducimos una cucharada de Nocilla y volvemos a cubrir con la masa hasta la medida indicada. Una vez que agotamos la masa podemos esparcir virutas  o lagrimas de chocolate por la superficie.
  7. Llevamos la bandeja a la segunda rejilla del horno empezando por abajo. Horneamos durante 15 minutos solo con calor por abajo, después ponemos el calor por arriba y los dejamos cinco minutos mas. El tiempo siempre es relativo, depende del tamaño de las capsulas. A mayor tamaño mas tiempo de horneado, pero pueden variar en unos minutos nada mas.
  8. Sacamos la bandeja del horno cuando estén dorados por arriba y pinchando con un palillo este salga limpio y dejamos enfriar. De esta manera obtenemos unos deliciosos muffins que nada tienen que envidiar a los que compramos en el mercado. Ahora es el momento de disfrutarlos.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

MAGDALENAS DE PLATANO

MAGDALENAS DE PLATANO

 

 

Hace ya unas semanas que no subo ninguna receta al blog y lo tenía algo olvidadillo, entre el  trabajo , la niña, los quehaceres diarios y que ahora en veranin hay que salir a la calle un poco más a tomar el aire… pero siempre hay que sacar un ratillo para hacer aquellas cosas que nos gustan y que a la vez nos ayudan a dispersar la mente (en mi caso es la repostería), así que ¡aquí estoy de nuevo!

¿A vosotros os pasa que de repente tenéis una temporada llena de antojillos culinarios? Me explico, tan pronto estoy unas semanas con antojo de cachopos (nuestra especialidad Asturiana) y me marco unos cuantos, como me da por el pulpo (ya sea a la gallega,con arroz etc) o estos días mismamente por la tortilla de patatas  (tengo las sartén de tortillas más que amortizada). ¿Soy la única o también os pasa que sois unos degustadores estacionales? Pues bien, estos días llevaba ya rucu rucu en la cabeza con la idea de hacer magdalenas . Voy a hacerlas hoy, pero al final no las hago. Voy hacerlas mañana pero al final tampoco me puse.. pues hay que hacerlas  si o si porque tengo antojo… y un día cualesquiera me pongo a ello en un santiamén y ¡voilá! , listas  para degustar durante unos días.

Estas magdalenas son copiosas (de tamaño considerable), doraditas por arriba , con un gran copete y muy muy jugosas por dentro. Llevan un poco de nata (yo aproveche una nata casera que me regalaron , si podéis disponer de ella muchísimo mejor) y algo de plátano para darles un toque diferente. Lo mas chic y para mi que le da el puntazo final sin duda son las lágrimas de chocolate, hacen una combinación perfecta. Son todo un vicio (en casa las devoramos) así que os animo a probarlas y ya me diréis si os han gustado. Como apunte os diré que si os apetece hacerlas en cantidades se conservan muy bien dentro de las latas de pastas de toda la vida o en envases herméticos.

 

INGREDIENTES

(18 unidades de tamaño generoso)

  • 400 g de harina de trigo.
  • 200 g de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 230 ml de aceite de girasol.
  • 150 ml de nata de montar.
  • 300 g de platanos (3 unidades grandes).
  • 1 sobre de levadura (tipo Royal).
  • Ralladura de limón (opcional).
  • 1 paquete de virutas o lágrimas de chocolate.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Con las cantidades arriba indicadas podemos obtener 18 unidades de magdalenas de un tamaño considerable. Si queremos hacer mas o menos  aumentamos o disminuimos las cantidades a proporción. Una vez que hemos escogido los moldes que  vamos a utilizar (siempre recomiendo introducirlos en flaneras o bandejas de magdalenas una vez rellenos) nos disponemos a elaborar la materia.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar cogemos un bol e introducimos en él los plátanos troceados, los huevos, el azúcar, el aceite y la nata. Con la ayuda de una trituradora trituramos todo hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Añadimos la harina, la levadura química y la ralladura de limón. Con la batidora mezclamos todo hasta que quede bien unificado.
  3. Esparcimos las virutas de chocolate (dejamos unas pocas para poner por encima antes del horneado) y con la espátula las mezclamos bien por la masa.
  4.  Colocamos los moldes individuales en la bandeja de magdalenas, flaneras o directamente en la  bandeja de horno y procedemos a rellenarlos. Podemos utilizar una manga pastelera o bien la ayuda de una cuchara. Llenamos los moldes 3/4 de su capacidad y después dejamos que reposen 1 hora dentro de la nevera.
  5. Una vez reposada la masa precalentamos el horno a 220º por arriba y por abajo.  Esparcimos las virutas de chocolate que nos quedan por la superficie. A la hora de meter las magdalenas bajamos la temperatura a 200º y dejamos calor solo por abajo. Introducimos la bandeja en la segunda rejilla del horno empezando por abajo y horneamos 20 minutos. Los últimos 5 minutos ponemos el calor solo por la parte de arriba.

Pasado este tiempo veremos como hemos obtenido unas magdalenas doraditas por arriba y con un gran copete. La gran sorpresa llegará cuando una vez frías las probemos y veamos lo jugosas que quedan por dentro.

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix vamos a obtener la masa de las magdalenas en un periquete. La cantidad arriba indicada da para 18 unidades bien proporcionadas, si queremos hacer mas o menos cambiamos los tiempos en proporción. Si ya disponéis de las capsulas (siempre recomiendo introducirlas de todas maneras dentro de flaneras o bandejas de magdalenas) vamos manos a la obra.

ELABORACION

  1. Introducimos en la thermomix los plátanos troceados, los huevos, el azúcar, el aceite y la nata. Programamos 30 segundos a velocidad 6, de manera que la mezcla quede bien unificada.
  2. Añadimos la harina, la levadura y la ralladura de limón. Mezclamos con giro a la izquierda 40 segundos en velocidad 6/2.
  3. Agregamos la virutas de chocolate (dejamos unas pocas  para poner antes del horneado por la superficie) y mezclamos unos segundos nada mas para que se dispersen por la masa.
  4. Con la ayuda de una manga pastelera o mismamente con una cuchara vamos rellenando las capsulas 3/4 de su capacidad. Una vez rellenas las introducimos en la nevera mínimo una hora.
  5. Pasado el tiempo de reposo, esparcimos el resto de virutas de chocolate por encima de las magdalenas. Precalentamos el horno a 220º con calor por arriba y por abajo. Cuando las vayamos a meter bajamos la temperatura a 200º y dejamos calor solo por abajo.  Colocamos la bandeja en la segunda rejilla empezando por abajo y  horneamos 20 minutos (los 5 últimos ponemos calor solo por arriba).

Una vez fuera del horno podemos comprobar que se ven doraditas por arriba, con un gran copete, y esponjadas y muy jugosas por dentro. Se deben de comer frías pero yo a veces no me aguanto y acabo cogiendo alguna recién horneada. Son todo un vicio…

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

PANETTONE

PANETTONE

 

 

 

Panettone elaborado en molde convencional y relleno de fruta escarchada.

 

Panettone elaborado en molde desechable y relleno de pepitas de chocolate.

 

Panettone fuera del molde desechable relleno de chocolate.

 

 

El panettone es sin lugar a dudas, uno de los dulces más clásicos de las fiestas navideñas, es difícil que no se deje caer por la mayoría de los hogares en la merienda o en el desayuno al menos una vez en toda la Navidad.   En mi caso, todos los años venía un panettone camuflado en la compra semanal, escondido entre los yogures y los cereales para pasarlo un poco desapercibido (al final el remordimiento de conciencia por pecar mucho con el dulce era el mismo) pero que me quitaran lo bailado, solo se vive una vez. Hace un par de años deje de comprarlos, me puse manos a la obra y empecé a elaborarlos  a mi gusto. 

El panettone tiene su origen en Italia hace más de cinco siglos, son muchas las leyendas que narran como se originó en la época Navideña y quien fue su creador pero a día de hoy no se sabe cual de ellas es verídica. Mas tarde se fue extendiendo a nivel mundial en las fechas señaladas.

Es un dulce que tiene mucho éxito dada su textura y ligereza. La masa es de tipo brioche (lleva leche incorporada), por fuera la corteza queda dorada y por dentro el panettone esta muy esponjado. Antiguamente se rellenaba de fruta confitada, pero hoy en día ha ido evolucionando y se le suele agregar un poco al gusto de cada uno, siendo lo mas usual quitando la fruta confitada, las uvas pasas, los frutos secos y las lagrimas de chocolate. Normalmente manda la tradición acompañarlo con un poco de vino o licores, pero siempre existe mi opción favorita que es la del cola-cao, el chocolate a la taza o el café. Lo que esta claro , es que lleve una compañía u otra el sabor del panettone casero es espectacular  y por ello hoy os propongo que probéis la receta  y estas navidades hagáis vuestro propio dulce.

¿Que tiene de complicada esta receta? Absolutamente nada. Lo único que hemos de tener en cuenta es que lleva dos tiempos de levado, uno mucho mas largo que el otro. Por ello recomiendo comenzar a elaborar la masa un día por la tarde y dejar el último levado que es el mas largo para la noche, de manera que al levantarnos ya tengamos la masa bien esponjada dentro del molde y únicamente tengamos que meterla al horno el tiempo correspondiente. Por lo demás , la masa es muy sencillita de elaborar. Os dejo la receta escrita y al final del todo varias imágenes del proceso para que veáis lo fácil que es. Espero que lo disfrutéis. 

 

INGREDIENTES

  • 3 huevos.
  • 90 ml de leche.
  • 60 ml de agua.
  • 125 g de azúcar.
  • 160 g de mantequilla.
  • 25 g de levadura fresca.
  • 550 g de harina de fuerza.
  • Ralladura de limón.
  • 1 cda de agua de azahar.
  • 100g de pepitas de chocolate.
  • 100 g de fruta escarchada, pasas o frutos secos.
  • Sal 1 cdta.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar el panettone es muy sencillo siempre que respetemos los tiempos de levado, que son los que le dan esponjosidad a la masa. Se puede hacer el mismo día o bien podéis hacer como yo, preparar la masa por la tarde y dejar que leve toda la noche para hornearla por la mañana, eso ya va al gusto de cada uno. Las cantidades que arriba indico dan para un panettone de tamaño bastante considerable, si lo preferís mas normaluco, como los típicos de supermercado, podéis utilizar la mitad de ingredientes, o bien hacer dos panettones.  Para elaborarlo he utilizado un molde de 15 cm de diámetro y 15 cm de altura, y como la masa crece mucho para que no se desparrame lo forre alrededor con papel de horno facilitando la subida. Según el molde que utilicéis es bueno que lo forréis de alguna manera para evitar incidentes y esta es una forma sencilla de hacerlo. En otra ocasiones como se ve en las fotos utilizo los moldes desechables de tamaño grande (para un kilo de masa aproximadamente), son muy prácticos y tan validos como los clásicos. Abajo del todo después de las explicaciones para la thermomix tenemos varias imágenes del proceso para hacernos una idea práctica. 

 

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar lo que vamos a hacer es templar un poco la leche y diluir en ella la levadura hasta que se deshaga. 
  2. Con la harina, hacemos un volcán sobre la mesa de trabajo y en su interior vamos añadiendo la mezcla de leche y levadura y todos los ingredientes restantes menos los destinados a su relleno (chocolate, frutos secos, pasas etc…). Amasamos todo a mano durante cinco minutos hasta obtener una masa homogénea. La masa debe quedar algo pegajosa, podemos agregar una pizca de harina para hacer una bola con ella y que se nos desprenda de las manos, pero muy poca para no alterar la textura.
  3. Una vez que hacemos una bola con ella vamos a dejarla reposar en un bol en un  lugar cálido hasta que doble su volumen (hora y media  aproximadamente).
  4. Cuando la masa haya crecido lo suficiente la ponemos sobre la mesa y procedemos a desgasificarla. Para ello apretamos con los puños para sacarle el aire y volvemos a amasarla un par de minutos. Hacemos una bola de nuevo con ella y la estiramos con el rodillo de forma rectangular, como si fuésemos a hacer una empanada. Una vez estirada repartimos por encima las pepitas de chocolate, pasas , fruta confitada o frutos secos, lo que hayamos escogido para el relleno.
  5. Doblamos la masa  con la mano como si fuese un rodillo de tela en tres partes y volvemos a estirarla. Repetimos la operación una vez más y después hacemos una bola con ella, cogiendo las esquinas y sometiéndolas por debajo poco a poco hasta que vaya cogiendo la forma. Introducimos la bola en el molde ( previamente untado de aceite y forrado por los laterales con papel de horno para que no nos desborde la masa si es de los clásicos o simplemente untado en aceite si es de los desechables). Dejamos que leve en un lugar templado hasta que triplique su volumen (yo suelo dejarlo la noche entera). 
  6. Cuando la masa haya cogido altura suficiente cogemos una brocha de cocina y pintamos la superficie con leche. Horneamos a 180º aproximadamente unos 40 minutos ( a los 15-20 minutos de haberlo metido en el horno recomiendo taparlo por encima con papel albal para que no nos dore demasiado la superficie). Después del horneado debemos dejar enfriar el panettone boca abajo para que no pierda su forma durante dos o tres horas. Se suele hacer cruzando unas varillas por la parte baja y colgándolo entre dos superficies.  Si hacéis todos estos pasos, el panettone que os va a salir va a ser espectacular. ¿Os estáis empezando a animar?

 

CON THERMOMIX

Como he mencionado en la forma tradicional las cantidades arriba indicadas dan para un panettone de tamaño bastante proporcional, de manera que si preferís uno mas estándar podéis utilizar la mitad de ingredientes o bien hacer dos panettones por separado con esas cantidades. Es importante que utilicéis un molde apto para que pueda levar, yo usé uno de 15 cm de diámetro y de altura y lo forre por los laterales con papel vegetal para que luego la masa no se desparramara al crecer, de manera que podéis hacer un apaño con lo que tengáis o bien comprar moldes aptos para los panettone, que pueden ser rígidos o de usar y tirar. En las fotos de arriba podéis ver un panettone realizado en molde convencional y otro en molde desechable.  Dicho esto vamos a proceder con la receta, donde la thermomix juega un gran papel porque nos proporciona la masa de manera muy rápida y efectiva. 

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar introducimos en la thermo el agua y la leche y programamos 1 minuto a 37º en velocidad 1.
  2. Una vez templados los líquidos vamos a añadir la levadura fresca y mezclar 4 segundos en velocidad 4. 
  3. Agregamos los huevos, el azúcar, la ralladura, la mantequilla, el agua de azahar, la harina y la sal y mezclamos todo 15 segundos en velocidad 4. Después amasamos en posición espiga 6 minutos. Si la masa esta muy pegajosa añadimos un poco mas de harina y mezclamos un segundo en velocidad espiga. Sacamos la masa y hacemos una bola con ella. Podemos añadir una pizca de harina para que se desprenda bien pero lo justo para darle la forma porque debe mantener esa textura un poco pegajosa que adquiere. 
  4. Dejamos reposar la masa en un bol en un lugar cálido hasta que doble su volumen (una hora y media aproximadamente).
  5. A partir de aquí ya no utilizaremos la thermomix asi que el proceso es exactamente igual al descrito anteriormente. Cuando la masa haya crecido lo suficiente la ponemos sobre la mesa y procedemos a desgasificarla. Para ello apretamos con los puños para sacarle el aire y volvemos a amasarla un par de minutos. Hacemos una bola de nuevo con ella y la estiramos con el rodillo de forma rectangular, como si fuésemos a hacer una empanada. Una vez estirada repartimos por encima las pepitas de chocolate, pasas, fruta confitada o frutos secos, lo que hayamos escogido para el relleno.
  6. Doblamos la masa  con la mano como si fuese un rodillo de tela en tres partes y volvemos a estirarla. Repetimos la operación una vez más y después hacemos una bola con ella, cogiendo las esquinas y sometiéndolas por debajo poco a poco hasta que vaya cogiendo la forma.Introducimos la bola en el molde ( previamente untado de aceite y forrado por los laterales con papel de horno para que no nos desborde la masa si es de los clásicos o simplemente untado en aceite si es de los desechables). Dejamos que leve en un lugar templado hasta que triplique su volumen (yo suelo dejarlo la noche entera). 
  7. Cuando la masa haya cogido altura suficiente cogemos una brocha de cocina y pintamos la superficie con leche. Horneamos a 180º aproximadamente unos 40 minutos ( a los 15-20 minutos de haberlo metido en el horno recomiendo taparlo por encima con papel albal para que no nos dore demasiado la superficie). Después del horneado se debe dejar enfriar el panettone boca abajo para que no pierda su forma durante dos o tres horas. Se suele hacer cruzando unas varillas por la parte baja y colgándolo entre dos superficies. Si realizáis todos estos pasos este dulce tiene el éxito asegurado. 

 

 

Masa antes del primer levado.

Masa tras el reposo.

Masa estirada en forma rectangular.

Relleno extendido (en este caso utilicé pepitas de chocolate).

Masa doblada. Ambos laterales hacia el centro.

Le damos forma redonda para dejarlo reposar de nuevo.

Dejamos que repose dentro del molde untado en aceite toda la noche.

Masa después de levar toda la noche.

Panettone horneado.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

 

 

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE 

 

 

¿Os parece extraña la combinación? Un bizcocho de calabaza con pepitas de chocolate… Pues raro que os parezca la calabaza es una hortaliza ligeramente dulce que nos da un toque riquísimo a las comidas y los postres, y combinada con algo de chocolate tiene su puntillo.

Sino lo habéis probado os recomiendo que elaboréis un día  puré de calabaza, desde que probé una receta  del mismo me quedé encantada. A parte podemos destacar  que utilizar esta hortaliza es muy bueno para la salud, ya que es rica en betacarotenos, antioxidantes y fibra, un aliciente más para integrarla en nuestras ingesta rutinaria.

Quizás el único inconveniente que podemos encontrar para hacer el bizcocho con ella es que tiene una alto contenido en agua, un 90% aproximadamente y esto nos influye mucho a la hora de hornearlo y que esponje bien. Para no verme en problemas utilicé varios  métodos hasta quedarme con el más efectivo a la hora de cocerla, de manera que no  quede demasiado  empapada. A esta técnica la podríamos llamar  “al microondas voy´´. No soy muy amiga de utilizar el microondas en la repostería por normal general  pero en esta caso lo vi muy útil.

A continuación os detallo la forma de elaborarlo , tanto tradicional como con la thermomix. Vamos manos a la obra…

 

INGREDIENTES

  • 5 huevos.
  • 200 g de azúcar.
  • 420 g de harina de trigo.
  • 150 ml de aceite de girasol.
  • 700 g de calabaza ya troceada sin piel ni pepitas.
  • 1 sobre y medio de levadura tipo Royal.
  • 2 ctas de vainilla liquida.
  • 120 g de pepitas o lagrimas de chocolate.
  • Sal.

 

DE FORMA TRADICIONAL

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que vamos a hacer es pelar la calabaza y desechar la piel y las pepitas. Tenemos que utilizar unos 700 gramos así que la compraremos de un kilo aproximadamente para no quedarnos cortos. Una vez que la tenemos lista la vamos a cortar en pedacitos pequeños y los vamos a llevar en un bol de cristal tapado al microondas  a máxima potencia unos 20 minutos. Cuando el tiempo termine los vamos a meter sobre un colador grande y apretarlos un poco para que suelten agua. De esta manera no nos quedará muy empapada la calabaza.
  2. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o mantequilla y harina y precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º .
  3. Trituramos los trocitos de calabaza y los introducimos en un recipiente amplio. Añadimos los huevos, el aceite y el azúcar y batimos bien con batidora.
  4. Integramos la harina, la levadura, las cucharaditas de vainilla y un poquito de sal y seguimos batiendo bien hasta que quede una mezcla uniforme.
  5. Añadimos las pepitas de chocolate y removemos con una lengua para distribuirlas bien.
  6. Introducimos la mezcla en el molde , dejamos el calor del horno solo por abajo y horneamos el bizcocho unos 50 minutos a 180° o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio.
  7. Una vez fuera dejamos que repose unos minutos y desmoldamos.

 

CON THERMOMIX

A la hora de elaborar el bizcocho en la thermomix podemos cocinar la calabaza en el varoma pero yo soy mas partidaria de introducirla en el microondas porque me da la impresión de que queda menos empapada en agua y esto favorece luego el esponjamiento. Por lo tanto cuezo la calabaza de esta manera y para el resto utilizo la thermo.

ELABORACIÓN

  1. Pelamos en primer lugar la calabaza y desechamos la piel y las pepitas. Tenemos que utilizar unos 700 gramos así que la compraremos de un kilo aproximadamente para no quedarnos cortos. Una vez que la tenemos lista la vamos a cortar en pedacitos pequeños y los vamos a llevar en un bol de cristal tapado al microondas  a máxima potencia unos 20 minutos. Pasado este tiempo vertemos los trozos sobre un colador grande y vamos a espachurrarlos un poco para que suelten agua así no quedara tan empapada la calabaza.
  2. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o mantequilla y harina y precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º .
  3. Trituramos los trocitos de calabaza en la thermo unos segundos con el turbo. Añadimos los huevos, el aceite y el azúcar y mezclamos 30 segundos a velocidad 10.
  4. Integramos la harina, la levadura, las cucharaditas de vainilla y un pellizco de sal y mezclamos de nuevo 20 segundos a velocidad 6.
  5. Vertemos las pepitas de chocolate  y con la lengua revolvemos para distribuirlas bien.
  6. Volcamos la mezcla en molde, dejamos el calor del horno solo por abajo y horneamos el bizcocho unos 50 minutos o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio.
  7. Una vez fuera dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/