DULCE DE KIWI

DULCE DE KIWI

 

 

Cada vez que cae  por casa algo de fruta en cantidad y ya madurita siempre me hago la misma pregunta “¿Que puedo hacer esta vez con ella?´´. Solemos tener a menudo fruta de arboles de casa , a veces fruta nuestra, a veces fruta que nos trae algún familiar, vecino etc.  Normalmente suelo hacer mermeladas y repartir por la familia, pero de vez en cuando para variar busco algo diferente, similar en ingredientes pero en otro formato.

En temporada de membrillos, este año pasado, los utilicé para elaborar dulce casero, para mi gusto  ideal siempre que lo acompañemos de algún queso que nos guste (en mi caso el cabrales). En temporada de higos, a parte de hacer mermelada y utilizarlos como ingrediente secundario para alguna receta  (por ejemplo para añadir a la pizza casera), también me lancé a hacer dulce con el y quedó muy sabroso. Ahora que han llegado a mis manos una buena cantidad de kiwis me entro la cosa de hacer dulce también con ellos.

Busqué a ver si había alguna receta para echarle un ojo y no encontré ninguna, si para venderlo, pero no como elaborarlo. Así que me dije “bueno, el kiwi es una fruta muy dulce, igual que el higo, así que si con higo se puede, con kiwi también, rebajando un poco de azúcar y buscando una buena manera de componerlo lo lograré´´.

Tenía dudas de como espesarlo para darle la forma, dado que la gelatina animal en determinadas frutas como los cítricos y el kiwi no consigue el efecto deseado debido a una enzima de estas frutas que rompen con el proceso. Entonces me informé bien y vi que con el agar agar, que es una gelatina vegetal el kiwi no se me resistiría. Al igual que me sirvió con el higo me serviría esta vez. Manos a la obra me dispuse a elaborar basándome en el dulce de higo que había hecho anteriormente y el resultado ha sido esplendido.  Si tenéis kiwis maduritos y no sabéis que hacer con ellos, esta es una buena opción.

 

INGREDIENTES

  • 1.200 g de kiwi (sin piel).
  • 500 g de azúcar.
  • 6 g de agar agar.
  • 1 limón.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a elaborar este dulce de forma muy sencilla. Como vais a ver solo se trata de juntar ingredientes y llevarlos a ebullición. El quid de la cuestión solamente va a ser pillar el punto en el que debemos retirar del fuego la mezcla de manera que cuando enfríe espese correctamente. Haremos hincapié en ello para que salga perfecto a la primera.

ELABORACIÓN

  1. Comenzamos pelando los kiwis e introduciendolos dentro de un bol partidos en pedazos hasta obtener la cantidad indicada.
  2. Agregamos el azúcar y el limón (este debe estar pelado y sin pepitas). Con la ayuda de una batidora trituramos y mezclamos los ingredientes hasta reducirlos.
  3. Llevamos la mezcla en una pota a ebullición a fuego intermedio. Dejamos que cueza durante una hora aproximadamente revolviendo de vez en cuando y después añadimos el agar agar. A partir de aquí la vigilaremos hasta encontrar el punto óptimo en el que debemos retirarla del fuego.
  4. Sabremos cuando está listo introduciendo una cuchara en la pota y cogiendo una muestra. La extendemos sobre un plato frío y esperamos a ver como se transforma. Si se empieza a endurecer y queda como gelatina en cuestión de segundos estará listo, sino lo dejamos más tiempo hasta que probando resulte de ese modo. En el momento que consideremos que está perfecto introducimos la mezcla en un molde de silicona, tupperware o el envase que mas nos guste.
  5. Al día siguiente ya podemos desmoldar el dulce. Quedará una pieza muy vistosa y suculenta. Esta muy buena si la untamos en rebanadas con algo de mantequilla o queso crema para desayunar, o cortada en dados junto con un poco de queso cabrales como tentempié en cualquier comida o cena. De un modo u otro , acompañado o en solitario os va a encantar.

 

CON THERMOMIX

Con la ayuda de la thermo hacer este dulce es pan comido. Solo tenemos que introducir ingredientes y programar la maquina. No tenemos que estar pendientes de remover ni de vigilar cual es el punto óptimo. Con los tiempos y temperatura adecuada saldrá una pieza firme .

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar pelamos todos los kiwis y vamos introduciéndolos en la thermo con la pesa puesta hasta obtener la cantidad arriba indicada. Agregamos posteriormente el azúcar y el limón (este último pelado, sin pepitas y en trozos). Trituramos todo 15 segundos en velocidad 8.
  2. Programamos la thermo 45 minutos en posición varoma y velocidad 3 1/2. En este paso quitamos el cubilete y colocamos el cestillo encima para favorecer la evaporación.
  3. Una vez transcurrido el tiempo añadimos el agar agar y volvemos a programar otros 10 minutos en posición varoma y velocidad 3 1/2. Después volcamos la mezcla sobre el molde que hayamos escogido y dejamos que enfríe hasta el día siguiente.
  4. Una vez que haya espesado ya podemos desmoldarlo y disfrutarlo a nuestro gusto. Es un dulce ideal para cualquier desayuno o tentempié, si lo acompañamos de un queso rico tiene el éxito asegurado.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

MERMELADA DE KIWI Y MANZANA

MERMELADA DE KIWI Y MANZANA

 

Uno de los desayunos más típicos aquí en España suele estar compuesto por  un café con leche, un zumito de naranja y unas tostadas de pan normal o de molde, donde solemos untar mantequilla o queso (en mi caso soy adicta al Philadelphia) y un poco de mermelada. A muchos de vosotros ¿os suena verdad? ¡Que rico está! Siempre es una buena manera de comenzar la jornada diaria con las pilas cargadas de energía.

Como habréis observado, la entrada de hoy va dirigida en su totalidad a uno de estos componentes de nuestra ingesta mañanera, la mermelada. ¿Y que es la mermelada exactamente?  Pues bien, podríamos definirla como una conserva de fruta cocida en azúcar. ¿Y es complicado hacerla de forma casera? Os contesto que para nada, teniendo en consideración algunos aspectos básicos podréis ver que no tiene ciencia ninguna elaborarla, solo necesitamos la fruta que mas nos guste, azúcar y un chorrito de zumo de limón.

¿Qué criterios debemos de tener en cuenta para obtener una buena mermelada? Los siguientes:

  • La fruta debe de estar  en su estado óptimo, ni virgen, ni muy madura, un termino medio, y por supuesto, siempre en buen estado.
  • Hay muchos tipos de fruta, y uno de los componentes de la misma que nos ayuda a obtener la textura de la mermelada es la PECTINA, una fibra natural que al reaccionar con el azúcar y con un ácido, le dan esa consistencia gelatinosa. Hay frutas que tienen mucha pectina y otras que tienen poca (por ejemplo el albaricoque, la fresa y los melocotones),por lo tanto para hacer mermelada de estas últimas conviene añadir un poco de pectina externa.
  • La cantidad de azúcar es muy importante, ya que si añadimos poca la mermelada  nos podría quedar muy liquida y con mal aspecto. Podemos reducirlo algo como yo he hecho para que no quede tan dulzona pero aún así no demasiado.
  • Es conveniente utilizar un elemento ácido como es el limón, ya que nos ayuda a conservarla y darle la textura adecuada.
  • Podría señalar que la cocción manual también es muy importante. Debemos de encontrar el punto adecuado para pararla. Si disponemos de un termómetro de cocina ese punto se hallará en el momento en que durante el proceso nos marque 100º. Otra forma es coger una pizca de la mermelada y darle la vuelta a la cucharilla. Si gotea de forma liquida aun le queda tiempo de cocción. A ojo le iremos cogiendo el truco.
  • Recomiendo esterilizar siempre los envases donde vamos a introducirla para su mejor conservación. Una mermelada bien hecha nos puede durar meses, prácticamente un año.

Después de tener en cuenta estos consejillos vamos ahora con la práctica. En este caso he elaborado una mermelada de dos frutas mezcladas, el kiwi y la manzana. Resulta muy sabrosa y ligera, toda una tentación para nuestros desayunos o meriendas.

 

INGREDIENTES

  • 520 g de kiwi.
  • 350 g de manzana.
  • 450 g de azúcar (moreno o normal).
  • 1 cda de zumo de limón.

 

DE FORMA TRADICIONAL

La mermelada es muy sencilla de elaborar, lo único que necesitamos es un cazo y estar muy atentos para que no se nos pegue el azúcar en la cocción que suele ser un error muy habitual. Si tenemos fruta de temporada, que a veces nos suelen regalar familiares o conocidos en cantidades, es una forma de aprovecharla y darle salida antes de que se nos estropee.

ELABORACIÓN

  1. Lo primero de todo que vamos a hacer es pelar toda la fruta, tanto las manzanas como los kiwis, sacarle las pepitas y trocearla en pequeño. La cantidad que he marcado arriba es la que debemos obtener una vez reducida.
  2. Cogemos un cazo e introducimos dentro toda la fruta junto con el azúcar y el zumo de limón. Dejamos que macere un par de horas.
  3. Una vez macerado, vamos a darle un golpe de batidora para reducir toda la mezcla. Llevamos el cazo a fuego intermedio, y vamos revolviendo de tanto en tanto para evitar que se nos pegue el azúcar durante la cocción. Nos puede llevar aproximadamente una media hora, pero podemos encontrar el punto de cocción óptimo sumergiendo un termómetro de cocina, cuando éste nos marque 100º o bien cogiendo una cantidad de mermelada ínfima con una cucharilla y dándole la vuelta. Si vemos que gotea le falta cocción, sino a ojo lo iremos comprobando.
  4. Ahora que ya está lista la mermelada podemos proceder a envasarla. Si vemos que está poco reducida podemos darle otro golpe de batidora, eso va al gusto de cada uno. Antes de envasar recomiendo esterilizar los botes y una vez que los hemos rellenado cocerlos al baño maría cubiertos de agua durante unos quince minutos mínimo para hacer el vacío.

 

CON THERMOMIX

A la hora de hacer la mermelada con la thermomix tenemos una gran ventaja, que no tenemos que estar pendientes de revolver para que se nos pegue el azúcar. Introducimos los ingredientes y nos despreocupamos. Podemos utilizar cualquier tipo de fruta, yo en este caso opté por kiwis y manzanas porque tenemos cantidades que nos han regalado de temporada y así les damos provecho antes de que se estropeen. Si ya tenemos esterilizados los envases vamos a proceder con su obtención.

ELABORACIÓN

  1. Pelamos toda la fruta, los kiwis y las manzanas, les quitamos las pepitas y la troceamos entera. La cantidad de la receta que he marcado arriba corresponde una vez que tenemos reducida la fruta. Vamos introduciéndola en la thermomix y cuando obtengamos esa cantidad añadimos el azúcar y el zumo de limón y trituramos unos 15 segundos a velocidad 4.
  2. Colocamos el cestillo en el lugar del cubilete para que la mezcla evapore mejor y programamos posteriormente unos 50 minutos a 100º en velocidad 3. Una vez transcurrido el tiempo observamos como está la textura, cogemos una cucharada y la ponemos sobre la encimera. Enfría enseguida y es en ese momento donde veremos su consistencia final, si deseamos que esté más espesa ponemos unos minutos más  la thermo  y si no nos gustan los grumos le damos unos golpes de turbo para triturarla.
  3. Ahora que tenemos la mermelada lista podemos envasarla. Debemos esterilizar los envases de antemano siempre y una vez rellenos y bien cerrados cocerlos unos quince minutos mínimo cubiertos de agua al baño maría para hacer el vacío. De esta forma tan sencilla obtenemos una buena mermelada casera.

Si os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/