TARTAS DE MERMELADA Y MASCARPONE

 

 

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar,,,´´ Bien podríamos aplicar estas palabras de Machado a la hora de crear en la cocina o en la repostería. ¿ Y por qué digo esto? Pues muy sencillo…

A la hora de realizar tartas en casa, lo primero que nos encontramos delante es con una cocina llena de ingredientes y una mesa repleta de utensilios destinados a tal fin. Una vez que tenemos todo preparado y queremos comenzar  a elaborar   desde cero  nos preguntamos si será muy complicado lo que pretendemos  ya que no tenemos un camino marcado , si unas pautas si seguimos procedimientos de manual , pero no una base desde la que arrancar. No debemos preocuparnos por ello, una vez que construyamos los cimientos del camino poco a poco lo vamos a andar, y cuando nos demos cuenta, estaremos al final, decorando la tarta por fuera con todo su esplendor y hasta improvisaremos y se nos ocurrirán mil ideas durante el proceso, todo es ponerle ganas y comenzar. 

Las tartas que hoy os pongo como ejemplo están tratadas con un bizcocho de yogur calado en almíbar y relleno con capas de mermelada y crema de mascarpone, pero bien podemos utilizar cualquier tipo de bizcocho y rellenarlo con crema pastelera, trufa, ganaché, lo que se nos ocurra… Lo mismo nos pasa con la ornamentación, tenemos mil elementos decorativos que podemos utilizar para rematarlas.

 Os muestro varios ejemplos, una tarta decorada con kit kat, otra con otro tipo de barritas, una con una gama amplia de elementos de chocolate y una tarta (he vuelto a editar la receta y la he subido este año 2020), la tarta de moda, la caja de frutas, decorada con piezas de pasta quebrada y fruta. Como veis podemos crear tartas sin mirar ninguna receta o manual, simplemente escogiendo elementos por separado, el almíbar que más nos guste, el bizcocho que se nos antoje, el relleno que mas nos apetezca y la ornamentación que la imaginación nos proporcione.

Dicho esto, os dejo la receta con la forma por la que he optado construir estas tartas. Espero que os guste y os animéis a probar. 

 

 

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 2 yogures naturales.
  • 6 huevos.
  • 450 g de azúcar.
  • 330 g de harina de trigo.
  • 180 ml de aceite de girasol.
  • 2 sobres de levadura en polvo.
  • Sal.

Para el almíbar:

  • 200 ml de agua.
  • 200 g de azúcar.
  • Un chorrito de aroma de vainilla.

Para el relleno:

  • 250 ml de nata para montar.
  • 250 g de queso mascarpone.
  • 50 g de azúcar.
  • 375 g de mermelada a escoger.

Para la decoración:

  • Nutella para ligar la decoración.
  • 6 paquetes de kit kat blancos y 6 de chocolate si optamos por esa ornamentación u otro estilo de barritas.
  • Conguitos de chocolate blancos y negros y fideos de colores.
  • Podemos decorar con galletas de chocolate, huevitos, Kinder Bueno, lo que se nos ocurra… 

 

DE FORMA TRADICIONAL

A la hora de montar la tarta es importante que el bizcocho y el almíbar con el que lo vamos a calar estén fríos, yo suelo optar por dejarlos hechos el día anterior, pero también se pueden hacer por la mañana y a la tarde hacer el resto de composición. 

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que vamos a elaborar es el almíbar. Para ello cogemos un cazo e introducimos en él el azúcar y el agua. Lo ponemos a calentar y una vez que hierva lo retiramos del fuego y añadimos un chorrito de aroma de vainilla o coñac. Dejamos que enfríe.
  2. Seguidamente nos disponemos a realizar el bizcocho. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poco de aceite o mantequilla y harina. Yo suelo hacer las tartas con el de diámetro de 28 cm. 
  3. Cogemos un recipiente grande e introducimos en él los huevos y el azúcar. Batimos hasta blanquear la mezcla. Añadimos el aceite y los yogures y seguimos batiendo. Por último agregamos la harina, la levadura y la sal y continuamos el batido hasta que quede todo bien unificado.
  4. Introducimos la mezcla en el molde y lo llevamos al horno colocándolo en la segunda rejilla por abajo y dejando el calor solo por debajo. Horneamos sobre 40 minutos o hasta que pinchando con un cuchillo este nos salga limpio. Posteriormente lo dejamos enfriar. 
  5. Una vez que tenemos el almíbar y el bizcocho fríos comenzamos a componer la tarta. Dividimos el bizcocho con un cuchillo de sierra grande en cuatro partes iguales. Colocamos la primera parte calada con el almíbar con un pincel por ambos lados sobre la base donde vamos a servir la tarta y extendemos una capa de mermelada por encima (para que este mas blanda la mezclamos un poco con una cuchara antes).
  6. Cogemos una segunda pieza del bizcocho, la calamos por ambos lados y la colocamos encima de la mermelada. Batimos el mascarpone con la nata y el azúcar hasta que esté bien montado y extendemos la mitad sobre la capa de bizcocho. 
  7. Calamos una tercera capa y la colocamos encima de la crema de mascarpone. Distribuimos el resto de la mermelada y colocamos la última capa de bizcocho calada encima. Por la superficie extendemos la crema de mascarpone que nos queda. 
  8. Ahora que tenemos la tarta diseñada nos lanzamos con la decoración. Si vamos a pegarle elementos por la periferia, como es el ejemplo de los kit kats o barritas de chocolate, utilizamos un poco de Nocilla para ligarlos. Por encima distribuimos los componentes que mas nos apetezcan, figuras de chocolate, gominolas, galletas, etc,,, Y si se nos antoja hacer la caja de frutas, para decorarla alrededor elaboramos una pasta quebrada, recortamos piezas a medida un pelin mas largas y anchas por si encogen algo en el horneado, les marcamos unas lineas a modo de madera y horneamos entre 15 y 20 minutos hasta que estén doradas. Las ligamos alrededor con Nocilla y decoramos por encima con fruta al gusto. Tenemos éstas y mil opciones más para elegir. 

 

CON THERMOMIX

Para crear este tipo de tartas vamos a utilizar la thermomix para hacer el almíbar, el bizcocho y el relleno de crema de mascarpone. Con unos sencillos pasos lo obtenemos todo y nos lanzamos a componer la tarta desde cero. 

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar vamos a obtener el almíbar. Para ello introducimos en la thermo el agua y el azúcar y programamos 13 minutos, a 100º en velocidad 2. Una vez listo le añadimos un chorro de aroma de vainilla o coñac y dejamos que enfríe. 
  2. Ahora que tenemos el almíbar vamos a continuar con el bizcocho. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Introducimos en la thermo los huevos y el azúcar y programamos 6 minutos a 37º en velocidad 5. Añadimos el aceite y los yogures y mezclamos 20 segundos a velocidad 3. Agregamos la harina, la levadura y la sal y anotamos 30 segundos a velocidad 4. Una vez listo volcamos la mezcla sobre un molde engrasado con aceite o mantequilla y harina y lo introducimos en la segunda rejilla del horno empezando por abajo con calor solo por debajo. Sabremos cuando está listo a partir de unos 40 minutos cuando pinchemos con un cuchillo y este nos salga limpio. Desmoldamos  cuando no esté muy caliente y lo dejamos enfriar.
  3. Vamos a continuar con el relleno de mascarpone. Introducimos la nata, el queso y el azúcar en la thermo  y batimos a velocidad 3 1/2 hasta que quede bien montado (hay que tener cuidado de no pasarse con el batido).
  4. Una vez que tenemos el almíbar y el bizcocho fríos podemos proceder a montar la tarta. Para ello cogemos el bizcocho en primer lugar y lo dividimos con un cuchillo de sierra en cuatro partes iguales. Cogemos la primera parte, la calamos con un pincel con el almíbar por ambos lados y la colocamos sobre la base donde vamos a servir la tarta. Una vez calada extendemos la mitad de la mermelada por encima (debemos revolverla un poco con una cuchara para que quede menos espesa). Cogemos la segunda pieza del bizcocho , la calamos y colocamos encima de la mermelada. Extendemos la mitad de la crema de mascarpone y calamos la tercera capa. La colocamos encima y extendemos el resto de mermelada. Calamos la cuarta y última capa  y la colocamos. Sobre la superficie extendemos la crema de mascarpone que nos queda.
  5. Por último pasamos a la decoración. Si vamos a pegarle elementos por la periferia, como es el ejemplo de los kit kats o barritas de chocolate, utilizamos un poco de Nocilla para ligarlos. Por encima distribuimos los componentes que mas nos apetezcan, figuras de chocolate, gominolas, galletas, etc,,, Y si se nos antoja hacer la caja de frutas, para decorarla alrededor elaboramos una pasta quebrada, recortamos piezas a medida un pelin mas largas y anchas por si encogen algo en el horneado, les marcamos unas lineas a modo de madera y horneamos entre 15 y 20 minutos hasta que estén doradas. Las ligamos alrededor con Nocilla y decoramos por encima con fruta al gusto. Tenemos éstas y mil opciones más para elegir.

Si os ha gustado la receta y os apetece seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *