MASA DE HOJALDRE COMUN

MASA DE HOJALDRE COMUN

 

 

¡Que tendrá el hojaldre que tanto nos gusta! Ya sea en recetas saladas o dulces es una masa a la que recurrimos con mucha frecuencia. Que nos apetece una empanada de hojaldre, pues cogemos dos laminas y las rellenamos. Que nos apetecen unas palmeritas o canutillos, cogemos unas laminas y empezamos a darles forma. Así con infinidad de recetas.

Lo mas sencillo es ir al mercado y comprar masa de hojaldre de nevera o congelada. Pero… y si os dijera que no es tan complicado como a priori parece elaborarlo en casa. Además siempre tenemos la opción de congelarlo y utilizarlo cuando mejor nos venga. La idea siempre suscita muchas dudas, pero desde aquí os animo a quitar esos miedos y seguir paso a paso todo el proceso para obtener un buen hojaldre casero. Al final no es tanto como parece, y la dicha de haberlo elaborado uno mismo es muy grande.

Como apunte general de esta masa, puedo decir que esta compuesta por cuatro ingredientes muy básicos, harina, materia grasa, agua y sal. En cuanto a la harina, podemos utilizar la de media fuerza si vamos a usar el hojaldre de forma inmediata, si no lo mas recomendable para conservarla es la de fuerza. En la elección de la materia grasa podemos utilizar mantequilla, margarina o manteca de cerdo. Lo mas aconsejable es la mantequilla que tiene mayor calidad, después la margarina que tiene algo menos, y luego está la manteca que es la de peor calidad. En cuanto al  agua, hay que recalcar que es vital, ayuda a hidratar la proteína para formar bien el gluten. Procuraremos que siempre esté fría. Y por último no nos podemos olvidar de la sal, pues a parte de aportar sabor nos ayuda a estabilizar y darle plasticidad al gluten.

Existen 4 tipos de hojaldre. A continuación os muestro la diferencia entre cada uno de ellos.

  • Hojaldre común. La masa envuelve a la grasa.
  • Hojaldre invertido. La grasa envuelve a la masa. Este hojaldre se deshace en la boca nada mas comerlo.
  • Hojaldre rápido o falso hojaldre. La materia grasa se junta con la masa. Este hojaldre es mas fácil de hacer, pero la calidad es menor.
  • Hojaldre mitad-mitad. Lleva menor cantidad de grasa y se le dan menos vueltas.

De todos estos tipos de hojaldre, el que hoy vamos a elaborar es el primero, el común. El proceso es muy sencillo. Tenemos que integrar bien todos los ingredientes menos el bloque de grasa, amasar bien la masa, formar una bola con ella, realizarle un par de cortes en cruz y dejarla reposar un rato en la nevera. Una vez reposada procederemos a laminar la masa en forma de estrella, colocaremos el bloque de grasa en el centro y lo envolveremos con los pliegues. A partir de ahí estiraremos el plastón y le haremos una vuelta sencilla. Repetiremos el laminado y las vueltas 6 veces, de esta manera obtendremos 729 capas de grasa. Tras la ultima vuelta podemos utilizar el hojaldre en el momento, llevarlo a la nevera o congelarlo. A continuación os detallo todo este proceso de forma sencilla para que lo entendáis mejor, con explicaciones y con fotos del proceso paso a paso.

 

INGREDIENTES

Para dos laminas

  • 500 g de harina de fuerza.
  • 40 g de manteca o mantequilla en pomada.
  • 8 g de sal.
  • 250 ml de agua.
  • 450 g de mantequilla en bloque a temperatura ambiente. 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar la masa de hojaldre es muy sencillo. Solo tenemos que unificar ingredientes y amasar. Dejamos que la masa repose, la estiramos, introducimos en el interior la grasa y comenzamos a estirar y darle varias vueltas sencillas. A continuación os lo voy a explicar con detalle y con imágenes del proceso paso a paso.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar comenzamos haciendo un volcán sobre la mesa de trabajo con la harina. En el interior vamos a introducir todos los ingredientes menos la mantequilla en bloque. Los integramos con las manos poco a poco y amasamos varios minutos hasta obtener una masa elástica.
  2. Una vez que tenemos bien amasada la masa hacemos una bola con ella y realizamos dos cortes profundos en cruz. Enfilmamos la masa y la llevamos 20 minutos a la nevera.
  3. Ya reposada la masa espolvoreamos la superficie de trabajo con un poco de harina y vamos a ir estirando los 4 pliegues y la masa con el rodillo hasta formar una estrella. 
  4. Cogemos el bloque de mantequilla, lo envolvemos en papel vegetal y con la ayuda del rodillo vamos golpeándolo suavemente hasta reducir un poco el grosor. Así nos será más fácil trabajar luego con el plastón. 
  5. Ponemos el bloque de mantequilla ya reducido en medio de la masa. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente, ni muy fría ni muy blanda.
  6. Envolvemos la mantequilla con los pliegues de la masa de manera que quede bien cubierta por todos lados. 
  7. Golpeamos el plastón con el rodillo suavemente hasta reducirlo a un grosor de 2 cm aproximadamente, intentando dejarlo con una forma lo mas rectangular posible. Una vez reducido empezamos a estirar con el rodillo el plastón, siempre rodándolo desde el medio hacia adelante y del medio hacia atrás, nunca de una punta a la otra. 
  8. Una vez que tenemos bien estirado el plastón vamos a doblarlo en tres partes iguales. Llevamos la de un lateral hacia el medio y la del otro lateral hacia el medio también. A este proceso se le conoce como vuelta sencilla. Giramos el plastón 1/4 y volvemos a estirarlo de nuevo hasta dejar una lamina rectangular. 
  9. Repetimos el proceso de estirar y doblar en total 6 veces. Con 6 vueltas sencillas obtendremos un hojaldre de 729 capas de materia grasa.
  10. Con esta cantidad de plastón podemos cocinar dos laminas de hojaldre. Para ello dividimos la masa en dos en la última vuelta y dejamos las dos laminas estiradas. Si nos apetece congelar la masa podemos meter cada lamina entre dos papeles vegetales , doblarlas en 3 e introducirlas así en el congelador. 

 

CON THERMOMIX

Para obtener la masa de hojaldre solo vamos a utilizar la thermomix para hacer la masa inicial. Ahorraremos unificar ingredientes y amasar a mano. El resto del proceso será de forma manual, estiraremos la masa, pondremos la grasa dentro y comenzaremos a laminarla y darle las 6 vueltas simples que necesita para lograr las 729 capas de materia grasa que tiene todo buen hojaldre.

 

ELABORACION

  1.  Como primera pauta introducimos todos los ingredientes menos la mantequilla en bloque en la thermomix. Programamos 30 segundos en velocidad 6.
  2. A continuación realizamos un amasado de 3 minutos en velocidad espiga con el vaso cerrado.
  3. Sacamos la masa encima de la mesa y hacemos una bola firme con ella. Realizamos dos cortes profundos en  cruz, enfilmamos la masa y la llevamos 20 minutos al frigorífico.
  4.  Una vez que tenemos reposada la masa, espolvoreamos la superficie de trabajo con harina y  la vamos a ir estirando comenzando por los pliegues hasta formar una estrella.
  5. Cogemos el bloque de mantequilla y lo cubrimos por abajo y por arriba con papel vegetal. Con la ayuda del rodillo vamos a ir golpeándolo suavemente hasta reducirlo un poco. De esta manera trabajaremos mejor con el plastón.
  6. Ponemos el bloque de mantequilla ya reducido en medio de la masa. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente, ni muy fría ni muy blanda.
  7.  Envolvemos la mantequilla con los pliegues de la masa de manera que quede perfectamente cubierta por todos lados.
  8. Golpeamos el plastón con el rodillo suavemente hasta reducirlo a un grosor de 2 cm aproximadamente, intentando dejarlo con una forma lo mas rectangular posible. A continuación lo vamos a estirar, siempre rodando el rodillo desde el medio hacia adelante y del medio hacia atrás, nunca de una punta a la otra. 
  9.  Una vez estirado el plastón imaginamos que lo dividimos en 3 partes iguales. Llevamos un lateral hacia el medio y después el otro lateral hacia el medio también. A este proceso se le conoce como vuelta sencilla. Giramos el plastón 1/4 y volvemos a estirarlo de nuevo hasta dejar una lamina rectangular. 
  10. Repetimos el proceso de estirar y doblar en total 6 veces. Con 6 vueltas sencillas obtendremos un hojaldre de 729 capas de materia grasa.
  11. Con esta cantidad de plastón podemos cocinar dos laminas de hojaldre. Para ello dividimos la masa en dos en la última vuelta y dejamos las dos laminas estiradas. Si nos apetece congelar la masa podemos meter cada lamina entre dos papeles vegetales , doblarlas en 3 e introducirlas así en el congelador. 

 

1.Hacemos un volcán con la harina e introducimos todos los ingredientes en el interior menos la mantequilla en bloque. Unificamos los ingredientes y amasamos hasta obtener una masa elástica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con thermo introducimos todos los ingredientes menos la mantequilla en bloque y programamos 30 segundos a velocidad 6. Después amasamos 3 minutos en velocidad espiga.

 

2. Hacemos una bola con la masa, un corte en cruz y la llevamos media hora a la nevera.

3. Pasado el tiempo de reposo estiramos las 4 puntas hasta formar una estrella.

4. Colocamos el bloque de mantequilla entre papel de horno y con el rodillo vamos aplastándolo para reducirlo un poco.

 

 

 

 

 

5. Colocamos la mantequilla en el centro de la masa.

6. Envolvemos la mantequilla con los pliegues de masa de manera que quede bien cubierta por todos lados.

7. Golpeamos con el rodillo suavemente hasta reducir el bloque a un grosor de 2 cm y o vamos rodando de la mitad del plastón hacia delante y de la mitad hacia atrás hasta formar una lamina rectangular.

8. Una vez estirado doblamos el plastón en tres partes iguales plegando los laterales hacia el medio. Esto se llama vuelta sencilla. Giramos 1/4 el plastón y volvemos a estirar. Haremos un total de 6 vueltas sencillas.

9. Si nos apetece congelar la masa podemos cortarla en dos en la última vuelta, poner cada lamina entre dos capas de papel de horno, doblarla como si fuésemos a darle otra vuelta y meterla así a congelar.

10. De esta manera quedan las dos laminas dobladas y protegidas con el papel vegetal . Las introducimos así a congelar.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

PAN DE HUEVO DE PASCUA

PAN DE HUEVO DE PASCUA

 

 

Esta semana Santa me apetecía hacer alguna recetuca nueva, algo típico de estos días tan señalados. Todos sabemos que por estas fechas se suelen hacer mucho los frixuelos, el arroz con leche, las torrijas, picatostas, mantecados… y un sin fin de dulces más. Entre todas estas elaboraciones encontré una muy señalada que hasta ahora nunca había elaborado, el pan dulce de Pascua. Así que no se diga más, me puse a indagar.

Desempolve los viejos apuntes y recetas de cuando era mas jovencita y estaba estudiando en la escuela de Hostelería y encontré la elaboración de la masa de pan dulce que unos de los profesores nos había puesto como ejemplo. Elabore la masa como me indicaba la receta y a partir de ahí hice ciertos retoques a mi manera y la volví a rehacer. El resultado… pues solo puedo decir que nunca vi a mi hija comer con tanta gana un pan mojadito en la leche. Como nos salieron unas cuantas piezas nos pusimos las botas hasta arriba esa semana. 

El pan de Pascua es una masa dulce que se elabora por muchos países durante la Semana Santa. En una especie de mezcla entre pan y bizcocho dulce. Como cualquier elaboración hay muchas versiones diferentes, los ingredientes son similares y rellenos podemos encontrar desde pasas a chocolates, almendra, fruta confitada… Las formas también pueden ser muy diversas, en forma de bizcocho, de trenzas, de bolas, caracolas etc. y la decoración siempre va donde la imaginación nos lleve, con huevos de chocolate, huevos cocidos naturales, con azúcar perlado, lagrimas… tenemos muchísimas versiones diferentes para elegir. 

En este caso primero hice la masa con la decoración de huevos cocidos. Tengo por casa colorantes alimentarios así que aproveché para darles un baño de color. Le di una forma de caracola  trenzada como ví en varias elaboraciones y decoré los panes con un poco de azúcar perlado. Unos días después me apetecía volver a hacerlos pero con una versión diferente, la chocolateada. Así que le añadí a la masa pepitas de chocolate, la forma la hice simplemente enroscando un churro en forma de caracola simple y la decoré con mas pepitas y azúcar perlado, en este caso prescindí de los huevos. Solo puedo decir que a partir de este año se va a convertir en una de las recetas fijas de la Semana Santa. Si os apetece probar esta versión o tomarla como referente para elaborar la vuestra propia os animo a que sigáis leyendo. 

 

INGREDIENTES

6 PIEZAS

PARA LA MASA

  • 675 g de harina de trigo. 
  • 150 g de azúcar.
  • 230 ml de agua. 
  • 2 huevos.
  • 30 g de mantequilla.
  • 50 ml de aceite de oliva.
  • 40 g de levadura fresca.
  • 15 g de sal.

PARA LA DECORACION

  • 6 huevos.
  • Colorantes alimentarios.
  • Azúcar perlado.
  • 1 paquete de pepitas o lagrimas de chocolate.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a elaborar esta receta de forma muy sencilla. Si queremos utilizar huevos naturales los cocemos previamente y luego los decoraremos. Una vez listos nos pondremos con la masa y montaremos las piezas en un abrir y cerrar de ojos. 

 

ELABORACION 

  1. Si vamos a utilizar los huevos naturales lo primero que hemos de hacer es cocerlos. Para ello introducimos en una pota o cacerola los 6 huevos y los cubrimos con agua caliente y un poco de sal. Los llevamos a ebullición y una vez que el agua rompa a hervir los dejamos 12 minutos exactos para que cuezan bien.
  2. Esperamos a  que los huevos enfríen y luego procedemos con el baño de color. Llenamos seis vasos como podéis ver en la foto de abajo con agua, una cucharadita de vinagre blanco y unas gotas del colorante que mas nos apetezca. Introducimos cada huevo en un vaso y dejamos que se vayan tiñendo media hora aproximadamente. Una vez transcurrido el tiempo los sacamos del agua y los dejamos secar para poder añadirlos a la masa. 
  3. Ahora que tenemos listos los huevos para la decoración vamos a proceder con la masa. Sobre la mesa de trabajo hacemos un volcán con toda la harina y en su interior iremos introduciendo el resto de ingredientes. La mantequilla la agregaremos en trocitos y a temperatura ambiente. Con las manos, vamos a ir integrando todo poco a poco hasta conseguir una masa bien definida. Debe de ser manejable, no tiene que pegársenos a las manos, en ese caso añadiremos un poco de harina mas. Una vez que tenemos la masa hacemos una bola y la dejamos levar en un cuenco engrasado en aceite y tapada con un paño un par de horas aproximadamente.
  4. Después de que haya doblado su volumen, cogemos la masa, la volcamos sobre la mesa de trabajo y la desgasificamos un poco con las manos. Acto seguido la dividimos en 6 porciones iguales. A partir de aquí vamos a ir dándole forma de pan a cada porción. 
  5. Cogemos la primera porción y la dividimos en dos partes iguales. Elaboramos un par de churros con cada una de ellas. Pegamos los extremos de los churros y vamos enroscándolos como se aprecia en las fotos de abajo. Pegamos los otros dos extremos y envolvemos el churro enroscado que nos ha quedado como si fuera una caracola. Colocamos la pieza sobre papel de horno en la bandeja y apoyamos un huevo en el centro. Repetiremos la operación con el resto de las porciones hasta obtener 6 panes. Como son piezas grandes colocaremos 3 en cada bandeja de forma separada, por lo tanto tendremos que hornear dos veces. Dejamos que las piezas crezcan de nuevo una hora mas o menos. 
  6. En el momento en que vayamos a hornear las piezas debemos pintar la superficie con un poco de huevo batido. Si nos apetece podemos distribuir un poco de azúcar perlado por la masa. 
  7. Horneamos 20 minutos a 190º con calor por arriba y por abajo cada una de las bandejas por separado. Dejamos que las piezas de pan enfríen y tenemos listo para desayunar, merendar o lo que mas nos apetezca, este gran dulce de semana Santa. 

PAN DE PASCUA CON CHOCOLATE

  • Para hacer la versión de chocolate podemos utilizar los huevos como en la primera foto o bien prescindir de ellos como hice en este caso. La masa la haremos exactamente igual, la única diferencia es que añadiremos las pepitas o lagrimas de chocolate en el amasado. A la hora de decorar también podemos pegarlas por la superficie para que queden mas vistosas. Y en el momento de darle la forma de pan a las porciones lo que he hecho es un único churro con la porción, envuelto en forma de caracola. De todas maneras podemos darle la misma forma que en la primera foto o probar una nueva si nos apetece. 

 

CON THERMOMIX

Utilizaremos la thermomix para cocer los huevos de la decoración y para obtener la masa del pan. Una vez reposada la masa, la cortaremos en porciones, le daremos forma y dejaremos que leve de nuevo para hornearla.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar si vamos a utilizar huevos naturales para la decoración lo que vamos a hacer es cocerlos. Para ello introducimos en la thermomix medio litro de agua con un poco de sal. Colocamos los huevos en el cestillo y lo ponemos en su sitio. Programamos 15 minutos en posición varoma y velocidad 1. Una vez cocidos los dejamos que enfríen fuera.
  2. Cuando los huevos estén fríos les vamos a dar un baño de color. Para ello cogemos tantos vasos como huevos vamos a utilizar, en este caso 6. Introducimos agua en los vasos , una cucharadita de vinagre blanco y unas gotas del colorante alimentario que mas nos guste. Revolvemos todo y colocamos un huevo en cada vaso de manera que quede totalmente sumergido en el liquido. Dejamos que pillen el color una media hora mas o menos. Pasado este tiempo los retiramos del vaso y dejamos que sequen. 
  3. Ahora que tenemos los huevos listos vamos a proceder con la masa. Introducimos en la thermomix todos los ingredientes de la masa y los mezclamos 30 segundos en velocidad 6.
  4. Amasamos 4 minutos en vaso cerrado y velocidad espiga. Dejamos reposar la masa dentro de la thermomix una hora. 
  5. Una vez reposada espolvoreamos la superficie de trabajo con un poco de harina y volcamos la masa sobre ella. La desgasificamos un poco con las manos y la dividimos en seis porciones.
  6. Con cada porción vamos a ir dándole forma al pan. Cogemos la primera porción y la dividimos en dos trozos iguales y les damos forma de churro. Los unimos por un extremo y los vamos trenzando hasta volver a unirlos por el otro extremo. Después los envolvemos en forma de caracola. Colocamos un huevo en el centro de la masa y  repetimos la operación con las 6 porciones. Posamos 3 piezas de pan separadas sobre papel de horno en la bandeja. Como son 6 las hornearemos en 2 veces. Cuando hayamos dado forma a los  6 panes dejamos que las piezas leven de nuevo una hora aproximadamente. Mas abajo tenéis fotos para ver lo sencillo que es.
  7. Una vez que las piezas han levado pincelamos la superficie de cada una con un poco de huevo batido y colocamos azúcar perlado repartido (si nos apetece). Horneamos la primera tanda unos 20 minutos a 190º con calor por arriba y por abajo. Horneamos la segunda tanda y una vez que tengamos los 6 panes fríos ya podemos degustar este manjar tan típico de la semana Santa. 

 

PAN DE PASCUA CON CHOCOLATE

  • Para elaborar la versión de chocolate podemos utilizar los huevos igual que en el primer ejemplo o bien prescindir de ellos como hice en este caso. La masa la hacemos exactamente igual, la única diferencia es que añadiremos por el bocal de la thermomix las lagrimas o pepitas de chocolate durante el último minuto de amasado. También podemos utilizar el chocolate para decorar la superficie cuando le hayamos dado forma. En cuanto a la forma, se puede seguir el primer ejemplo (donde aparecen los huevos) o más sencillo aún, hacemos un único churro con cada porción y lo envolvemos en forma de caracola (como en la segunda foto). Si nos apetece innovar, le damos la que mas nos apetezca.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

PAN DE HUEVO DE PASCUA NORMAL

Introducimos cada huevo cocido en agua, 1 cucharadita de vinagre y colorante alimentario media hora.

Huevos teñidos.

Masa reposada.

Dividimos la masa en 6 porciones.

Cogemos cada porción y la dividimos en dos, dándoles forma de churro.

Entrelazamos los dos churros uniéndolos arriba y abajo.

Le damos forma de caracola a los churros entrelazados y colocamos un huevo en el medio. Repetimos la operación hasta obtener 6 piezas.

Dejamos que reposen una hora de nuevo, pincelamos la superficie con huevo y repartimos azúcar escarchado. Ahora solo queda hornear.

 

PAN DE HUEVO DE PASCUA DE CHOCOLATE 

Hacemos un churro con cada porción de masa ,lo envolvemos como si fuera una caracola y lo decoramos con pepitas de chocolate. Dejamos que leven una hora.

Una vez que han levado pintamos la superficie con huevo batido y repartimos azúcar perlado si nos apetece y lo introducimos en el horno.

 

ROSCOS DE VINO

ROSCOS DE VINO

 

 

¿Vamos a abrir una caja de polvorones en plena Navidad y nos encontramos con que solo hay un par de roscos de vino? A más de uno seguro que le suena esta situación y rememora grandes momentos del pasado. Los hay que no miran para los roscos cuando abren la caja, luego están los que buscan desesperados a ver donde está el rosco para llevárselo a la boca (me incluyo en este grupo). Hoy en día, esto tiene solución. Nos hacemos unos roscos caseros, y así no los echamos de menos en la sobremesa por estas fechas.

Los roscos de vino como todos sabéis son unos dulces en forma de rosquilla, cuya principal característica es que llevan vino dulce. Se pueden aromatizar con naranja o limón, con licor de anís, canela, podemos agregarle unas semillas de sésamo, tenemos muchas opciones para elaborarlos. No es obligatorio utilizarlas todas, mas bien opcional , pero si es recomendable ya que le aportan mucho sabor.

La elaboración es muy sencilla, la masa se hace de forma rápida, no queda nada pegajosa, se maneja muy bien. No necesita reposos, una vez que la obtenemos, la estiramos y comenzamos a darle forma a los roscos. Se hornean unos minutos, se bañan en azúcar glass y ya están listos para degustar. Como veis no es nada complicado, y lo mejor de todo es que se mantienen muy bien durante días en latas o envases de cierre hermético. Es más, me atrevería a decir que están mas ricos con el paso de los días , bien reposados. ¿Os apetece hacer la prueba? Pues aquí os dejo una opción mas entre el amplio catalogo de la repostería.

 

INGREDIENTES

Para 12-15 unidades. 

  • 300 g de harina de fuerza.
  • 90 g de azúcar glass (normal para thermomix).
  • 100 g de manteca de cerdo.
  • 100 ml de vino blanco dulce.
  • 15 g de anís seco molido.
  • Ralladura de limón.
  • 40 g de sésamo tostado (opcional).
  • Canela. 
  • Sal.
  • Azúcar glass para rebozar los roscos. 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar la masa de los roscos es muy sencillo. Vamos a tostar la harina en el horno y una vez que este fría solo se trata de mezclar los ingredientes. Cogemos un bol, una lengua de cocina y manos a la obra.

 

ELABORACION

  1. Comenzamos la receta tostando toda la harina. Para ello la extendemos en una bandeja de horno y la horneamos durante 30 minutos a 150º. La revolveremos  cada diez minutos aproximadamente. Una vez fuera del horno la tamizamos con un colador (para eliminar grumos) dentro de un bol y dejamos que enfríe.
  2. En el momento en que la harina ya esté fría podemos comenzar a mezclar los ingredientes. Añadimos encima de la misma el azúcar glass, las semillas de sésamo, la ralladura de limón, la canela, el anís molido y la sal y mezclamos todo con la lengua de cocina.
  3. Incorporamos la manteca de cerdo (a temperatura ambiente) en trocitos y vamos revolviendo y mezclando. Si la tenemos en nevera podemos introducirla unos segundos en el microondas para atemperarla.
  4. Por último  añadimos el vino y seguimos integrando los ingredientes. A última hora utilizaremos las manos para acabar de mezclarlos y hacer una bola con la masa.
  5.  Esta masa no necesita reposos, así que procedemos a estirarla. Sobre la mesa enharinada la extendemos con un rodillo a un grosor de 1 o 1,5 cms. Ahora es el momento de ir recortando las piezas. Forramos la bandeja de horno con papel y ponemos el horno a 180º.
  6. Con la ayuda de dos corta- pastas, uno mas grande y el otro mas pequeño, o bien de un corta-pastas y una boquilla para hacerle el agujero vamos a ir recortando los roscos y colocándolos sobre la bandeja. Para que os hagáis una idea yo suelo utilizar un cortapastas de entre 5-6 cm de diámetro para la circunferencia grande y una boquilla para hacer el agujero. Las piezas no es necesario separarlas en la bandeja mucho , puesto que no van a crecer en el horno.
  7. El tiempo de horneado es relativo, en todas las recetas que podéis encontrar recomiendan dejarlos entre 15-20 minutos. A mi particularmente me gusta mas dejarlos 25 minutos para que queden bien crujientes. El tiempo va a gusto de cada uno.
  8. Una vez horneados vamos a bañar los roscos en caliente en azúcar glass por todos lados y dejar que enfríen sobre una rejilla. En el momento en que estén fríos estarán listos para comer, pero si me permitís una pequeña observación, yo esperaría al día siguiente, porque bien reposados saben muchísimo mejor. Podemos conservarlos en latas de galleta o envases de cierre hermético durante muchos días sin que pierdan sabor ni se pongan duros.

 

CON THERMOMIX

Para obtener estos roscos de vino vamos a utilizar la thermomix tanto para tostar la harina como para elaborar la masa de manera muy rápida. A partir de ahí la manejaremos de forma manual sin esperas ni reposos. 

 

ELABORACION

  1. En primer lugar lo que vamos a hacer es tostar la harina. Para ello la introducimos toda en la thermo y programamos 25 minutos a 100º en velocidad 4. Una vez tostada la tamizamos con un colador y la dejamos enfriar al aire libre. 
  2. En el momento en que la harina esté fría procedemos a elaborar la masa.  Introducimos en la thermo el azúcar junto con las semillas de sésamo tostado y programamos 1 minuto en velocidad progresiva 7-10 hasta que quede todo bien reducido.
  3. Incorporamos la manteca de cerdo (debe estar a temperatura ambiente, si la tenemos en la nevera la introducimos unos segundos en el microondas para ablandarla). Añadimos también el anís seco molido, el vino, la harina, la ralladura de limón, la canela y la sal. Programamos la maquina en 2 minutos, espiga, vaso cerrado. 
  4.  Sacamos la masa sobre la mesa de trabajo y hacemos una bola con ella. No es necesario ningún reposo así que espolvoreamos un poco de harina por la mesa y la estiramos con el rodillo entre 1 y 1,5 cm de grosor. 
  5. Una vez que tenemos la masa estirada vamos a empezar a diseñar las piezas. Precalentamos el horno a 180º y forramos una bandeja con papel de hornear. Con la ayuda de dos corta-pastas redondos, uno mas grande y otro mas pequeño  o con uno y una boquilla para hacerle el agujero vamos recortando. Yo suelo hacer la circunferencia grande con un corta-pastas de 5-6 cm de diámetro. Colocamos las piezas por la bandeja sin necesidad de separarlas mucho ya que no van a crecer en el horno.
  6. Si veis más recetas suelen aconsejar hornear los roscos entre 15-20 minutos. Yo suelo dejarlos algo mas, unos 25 minutos, porque me gusta que queden bien crujientes.  El tiempo ya va al gusto de cada uno.
  7. Una vez fuera del horno, en caliente, rebozamos cada rosco por todas partes en azúcar glass y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Se pueden comer cuando ya estén fríos, pero si esperáis al día siguiente os puedo asegurar que saben muchísimo mejor reposados. Podemos conservarlos perfectamente en latas de galletas o envases con cierres herméticos. Aguantan muchos días y no pierden sabor ni endurecen. 

 

Aquí debajo os adjunto unas fotos de la elaboración una vez que obtenemos la masa para que os hagáis una idea de lo sencillo que es. 

 

La masa una vez que la hemos boleado.

 

Estiramos con el rodillo a 1-1,5 cm de grosor.

 

Recortamos las piezas con dos corta-pastas o con uno y una boquilla para hacer el agujero.

Colocamos las piezas en la bandeja de horno sin falta de separarlas mucho.

Una vez horneados, en caliente, bañamos los roscos en azúcar glass por todas partes y dejamos que enfríen.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

NATILLAS

NATILLAS

 

 

¡Que postre tan rico y que sencillo es de hacer! La natilla es un dulce lácteo que suele ser fijo en muchas de las cartas de restauración porque es muy demandado y no conlleva mucha elaboración. ¿Os habéis fijado que casi siempre vienen servidas en cuencos muy variopintos con una galletita y un poquito de canela espolvoreada? Me las estoy imaginando y ya me viene el aroma… 

La mayoría hemos comprado algún que otro sobre de supermercado para hacerlas en casa alguna vez, pero ¿no es mejor hacerlas de forma mas natural? A parte de que van a ser mas sanas el sabor es espectacular. A penas nos lleva unos minutos elaborarlas y una vez que espesen un poco y enfríen las tenemos listas para degustar. Nos aguantan perfectamente unos días en la nevera (aunque no creo que les de tiempo a coger solera), y se pueden hacer con los ingredientes básicos que solemos tener por casa. ¡No tenemos escusa!

La mezcla y el proceso es muy fácil de llevar a cabo, solo hay una cuestión en lo que se podría incidir, que es cogerle el punto a que espesen como a cada uno mas le gusten. Las cantidades que aquí pongo de maizena están adaptadas a mi gusto, de manera que quedan ligeramente espesas (no me gusta que estén muy líquidas). Si nos gustan muy espesas añadiremos una pizca mas de maizena y si al contrario nos gustan mas bien líquidas le quitaremos un poco. Es cuestión de hacer la prueba y luego ya adaptarlas al gusto de cada uno. Os puedo asegurar que salen tremendamente ricas. ¡A mi hija le chiflan! No para de pedirme que las haga cada poco, y la verdad, me presta mucho mas hacerlas en casa que comprarlas. Si un día estáis de antojillo y os apetece, probarlas y ya me diréis si repetís o no. 

INGREDIENTES

Para 6-8 unidades.

  • 1 l de leche entera.
  • 6 huevos.
  • 200 g de azúcar.
  • 15 g de maizena.
  • 1 cda. de azúcar avainillado o esencia de vainilla.
  • Galletas tipo María.
  • Canela en polvo.

 

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a crear de la nada unas natillas de forma muy sencilla y rápida. Si alguna vez habéis probado a elaborar las que vienen en sobres de supermercado el proceso es muy similar, solo que aquí no utilizaremos esos sobres, las haremos de manera mas natural. 

 

ELABORACION

  1. En primer lugar ponemos toda la leche junto con la esencia de vainilla (también se puede utilizar en rama) en un cazo u olla y lo llevamos a ebullición.
  2. Mientras la leche se va calentando en un bol introducimos los huevos, el azúcar y la maizena y mezclamos todo bien con unas varillas hasta que quede unificado y no tenga ningún grumo. 
  3.  En el momento en que la leche comience a hervir reducimos a fuego lento y añadimos toda la mezcla del bol.
  4. Revolvemos constantemente con una varilla poco a poco manteniendo el fuego bajo, de está manera no se nos pegará al fondo. En el momento en que empiece a espesar (nos daremos cuenta porque empezarán a salir surcos por la superficie) la mezcla estará lista. Si nos gusta muy espesa seguimos revolviendo un poco mas. 
  5. Vertemos la mezcla en los cuencos que hayamos elegido y sumergimos unas galletas dejándolas empapadas a flote. Espolvoreamos un poquito de canela por encima y dejamos que enfríen un poco, antes de meterlas en la nevera. 
  6.  Una vez que están frías y hayan espesado un poco podemos servirlas así sin más, o bien acompañarlas con un poco de nata montada, chocolate liquido, toppins… lo que mas nos apetezca. Nos aguantan aproximadamente cuatro días dentro de la nevera. 

 

PARA LA THERMOMIX

Elaborar las natillas con la thermomix no puede ser mas fácil. Introducimos los ingredientes en la maquina, programamos diez minutos y tenemos la mezcla lista para rellenar los recipientes. 

 

ELABORACION

  1. Introducimos en la thermo la leche, los huevos, el azúcar, el aroma de vainilla o azúcar avainillado y la maizena y programamos 10 minutos a 90º en velocidad 4.
  2. Volcamos la mezcla en los recipientes que hemos elegido y a continuación hundimos una o dos galletas en cada envase empapándolas de natilla y dejándolas a flote.
  3. Espolvoreamos un poquito de canela y dejamos que enfríen un poco. Las introducimos en la nevera y las mantenemos ahí hasta que espesen un poco y las vayamos a comer.
  4. A la hora de consumirlas podemos comerlas tal cual o adornarlas de muchas maneras. A mi particularmente me encanta acompañarlas con un poquito de nata montada, chocolate liquido y toppins de chocolate. De una manera u de otra están buenísimas y son un autentico vicio. Podemos conservarlas en nevera cuatro días aproximadamente.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

LECHE FRITA

LECHE FRITA

 

 

 

Se acerca la Semana Santa, unos días llenos de movimiento, en los que se suele festejar y hacer diferentes actividades y eventos. Como suele ocurrir siempre en fechas señaladas tendemos a juntarnos mas con la familia, amigos y conocidos y es en estos encuentros cuando suele interferir nuestra gran repostería característica de esta época.

Cada provincia tiene unos dulces típicos de Semana Santa, aunque se pueden elaborar igualmente el resto del año. Aquí en Asturias es normal que vayas a visitar a un familiar y te reciba con un gran plato de Torrijas. Es usual también dejarte caer por casa de algún conocido y encontrártelo delante de una sartén elaborando unos buenos Frixuelos. Puedes pasar por el escaparate de varias pastelerías y ver bandejas repletas de Casadiellas. Si paras a tomar un café en un local es probable que venga acompañado de unas ricas Rosquillas. Si vas a comer a un restaurante, con toda certeza, de postre  puedes probar un delicioso Arroz con leche. El día de Pascua lo normal es sorprender a los ahijados con un buen Mantecado o Bollo de Pascua… 

Estas son algunas muestras de nuestra repostería Asturiana típica de esta época. Si os apetece seguir investigando hoy os traigo una nueva receta para que este Año no os sorprendan sino que seáis vosotros los que elaboréis la receta y la deis a probar. Al igual que la mayoría de los dulces anteriores, el de hoy esta elaborado con ingredientes que siempre solemos tener por casa. Su principal ingrediente es la leche, de ahí que se llame LECHE FRITA. Se trata de una crema de leche dulce que una vez que hemos cocido y coge consistencia, vamos a cortar en pedazos, a rebozar en huevo y harina , a freír en aceite y espolvorear posteriormente con azúcar y canela. Es un dulce ideal para merendar en familia cualquier día del año, pero especialmente en estas festividades en las que seguramente nos juntaremos para celebrar. Os animo a probarla y que opinéis…

 

INGREDIENTES

(Para 12 porciones).

  • 1 l de leche entera. 
  • 150 g de azúcar.
  • 130 g de harina de trigo.
  • 50 g de Maizena.
  • 2 yemas de huevo.
  • Piel de limón y canela en rama (si se hace de forma tradicional).
  • Ralladura de limón y canela en polvo (si se hace con la thermo).
  • Azúcar y canela para rebozar. 

 

DE FORMA TRADICIONAL

 

Elaborar la crema de leche es muy sencillo, si habéis hecho la crema pastelera alguna vez veréis que el proceso es muy similar. Una vez que tengamos la crema la dejamos en nevera unas horas (mejor hasta el día siguiente) y luego ya podemos proceder a cortarla en porciones, rebozarla y freírla.

 

ELABORACION

  1.  En primer lugar vamos a comenzar infusionando la leche. Para ello apartamos un vaso de leche del litro que debemos utilizar y el resto lo introducimos todo en una olla o cacerola. Le añadimos la piel de un limón y una ramita de canela y la llevamos a ebullición.
  2.  Mientras la leche va calentando vamos a coger un bol amplio, añadir el vaso de leche que hemos reservado, el azúcar, la harina, la maizena y las yemas de huevo y batirlo todo con la batidora de manera que se mezcle bien y no queden grumos.
  3. Una vez que la leche rompa a hervir (ya la tendremos infusionada), retiramos la piel de limón y la rama de canela. Con el fuego bajo, añadimos la mezcla del bol. Vamos revolviendo constantemente con una varilla hasta que la mezcla vaya espesando y cogiendo una textura cremosa. Es importante revolver de continuo porque sino se nos podría quemar por el fondo. Una vez que logramos una crema mas o menos espesa es hora de volcarla en un recipiente. Para que la crema tenga una altura estándar os recomiendo utilizar un molde o envase rectangular de 25 x 35 cm aproximadamente. Antes de cubrirlo pincelamos un poco la superficie y los laterales con un poco de aceite.
  4. En el momento en  que tenemos la crema extendida por el recipiente vamos a cubrirla con papel film totalmente a ras para que no cree costra. Cuando enfríe un poquito la metemos en nevera varias horas o mejor de un día para otro.
  5. Después de un tiempo prudencial de reposo en el que la crema se ha compactado bien procedemos a cortarla. Para ello la volcamos sobre una bandeja o mismamente sobre la encimera. Podemos espolvorear sobre la superficie  un poco de azúcar glass para que resbale bien (sin pasarnos). Con un cuchillo vamos cortando porciones cuadradas , rectangulares o del tamaño que mas os apetezca.
  6. Una vez que hemos dividido toda la crema en porciones vamos a rebozar cada porción en huevo y harina. Ponemos una sartén con aceite a fuego intermedio y freímos cada porción un par de minutos por cada lado o hasta que adquieran un color doradito. Según salen de la sartén las colocamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  7. Después de freírlas todas solo nos queda rebozar cada porción en una mezcla de azúcar con un poco de canela. ¿Os ha parecido difícil ? Si es así al final del post tenéis las imágenes paso a paso de todo el proceso. No hay excusa para probar esta delicia de leche frita. ¡Animo y buen provecho!

 

CON THERMOMIX

Con ayuda de la thermomix vamos a obtener la crema en tan solo dos pasos y luego, después ya de un reposo prudencial, podemos proceder a dividirla en porciones, rebozar y freír cada una, darles un baño en azúcar y canela y deleitarnos con ellas hasta ponernos las botas. 

 

ELABORACION

  1. Introducimos en la thermo la leche, el azúcar, la harina, la maizena, las yemas de huevo, la ralladura de limón y un poco de canela en polvo. Mezclamos todo 20 segundos en velocidad 3 y medio.
  2. Colocamos la mariposa y programamos la maquina 15 minutos a 90º en velocidad 2.
  3. Cogemos un recipiente rectangular de aproximadamente 25 x 35 cm y lo pincelamos con un poco de aceite. Una vez que la thermo haya terminado extendemos la crema por el recipiente y la cubrimos totalmente a ras con papel film para que no cree costra. Dejamos que enfríe un poco y la llevamos varias horas a la nevera para que cuaje bien. Mejor si la dejamos hasta el día siguiente.
  4. Una vez que la crema ha compactado procedemos a cortarla en porciones. Antes de darle la vuelta al recipiente espolvoreamos un poco de azúcar glass por la superficie donde la vamos a colocar, una bandeja, encimera… Le damos la vuelta y vamos a ver que la crema se ha convertido en un bloque compacto.
  5. Con la ayuda de un cuchillo vamos cortando porciones cuadradas o rectangulares del tamaño que mas nos apetezca.
  6. Rebozamos cada porción en huevo y harina y en una sartén con aceite, a fuego intermedio, vamos friendo todas las porciones poco a poco un par de minutos por cada lado o hasta que estén doraditas. Según las vamos sacando de la sartén las posamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  7. En el momento en que tenemos todas las piezas fritas pasamos a darles un baño en una mezcla de azúcar con canela. Después de este paso, ya solo queda darnos un buen festín a base de leche frita. A continuación os muestro todos los pasos foto a foto para facilitar el proceso.

 

ELABORACION FOTO A FOTO

 

Introducimos en la thermo los ingredientes y vamos siguiendo los pasos para obtener la crema o lo hacemos de forma manual.

Pincelamos el recipiente que vamos a utilizar con un poco de aceite.

Volcamos la mezcla en el recipiente y cubrimos toda la superficie con papel film a ras.

Una vez que la crema esta compacta la volcamos sobre un poco de azúcar glass.

Cortamos con un cuchillo la crema en porciones.

Rebozamos cada porción en huevo y harina.

Freimos por ambos lados hasta que estén doradas.

Una vez fritas, quitamos el exceso de aceite sobre papel absorbente.

Por último rebozamos cada porción en azúcar y canela.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

 https://www.facebook.com/midulcepecado4/