TARTA DE CHOCOLATE BLANCO

TARTA DE CHOCOLATE BLANCO

 

 

¿ Alguna vez te has encontrado en esta situación? Colócate  en escena.

Tienes un día de órdago, un montón de cosas que hacer, trabajo, recados, tareas domesticas etc. y ves que las horas del día no te llegan. De repente suena el teléfono.

-«Mari Puriiiii, acuérdate que mañana tenemos la comida con Pepito y su familia y quedaste en que tu elaborabas  el postre. Creo que somos 8…´´.

No te acordabas , te llevas las manos a la cabeza, y  sí antes las horas del día no te llegaban ahora las de la noche crees que tampoco. De acuerdo… vas a llevar tu el postre. Sería muy fácil comprarlo  y quedar bien ¿no?.  Pero por otra parte te da rabia no curártelo un poco. Pues que no cunda el pánico, aquí tengo una solución muy sencilla.

Esta tarta fue todo un descubrimiento para mi ya que me pierde el chocolate blanco.  Probé a elaborarla un día y desde entonces está entre mi lista de preferidas. Es un postre que se realiza de forma muy rápida y muy sencilla y nos puede sacar de un apuro siempre que el tiempo juegue en nuestra contra. Podemos darle además varias decoraciones, jugando con los complementos que mas nos apetezcan. Si os gusta el queso y el chocolate os animo a probarla, sin duda no os va a defraudar.

 

INGREDIENTES

Para la base de galleta:

  • 90 g de mantequilla.
  • 250 g de galleta María o similar.

Para el relleno:

  • 150 g de chocolate blanco.
  • 500 ml de nata para montar (recomiendo la de Pascual).
  • 250 ml de leche.
  • 150 g de azúcar.
  • 250 g de queso cremoso  (yo suelo optar por Philadelphia).
  • 1 sobre y medio de cuajada.

 

DE FORMA TRADICIONAL

ELABORACIÓN

Las cantidades indicadas arriba las escribí para  un molde desmontable de 28 cm , el estándar que solemos tener la mayoría en casa y del que salen unas 8 porciones prominentes. En la foto se ve mas grande porque doble cantidades en un molde mayor para una comida familiar donde éramos mas de 12.

Base:

  1.  Cogemos las galletas y las reducimos a polvo, si no tenemos molinillo  las podemos esparcir por la mesa y pasarles el rodillo de amasar varias veces por encima hasta triturarlas bien.
  2. Fundimos la mantequilla en el microondas. En un bol mezclamos las dos materias bien y vamos esparciendo todo por la base del molde y allanando la superficie y los bordes con una cuchara hasta que nos quede uniforme.  Dejamos un poco enfriar antes de introducir el relleno.

Relleno:

  1. Cogemos una cacerola e introducimos dentro todos los ingredientes, la nata, la leche, el azúcar, el queso , la cuajada y  el chocolate blanco  partido en trocitos  para facilitar que se funda mejor.
  2. A fuego lento vamos removiendo constantemente con una varilla hasta que se unifiquen todas las materias. Una vez que rompa a hervir removemos un par de minutos mas y retiramos del fuego.
  3. Introducimos la mezcla suavemente sobre la base de galleta y dejamos enfriar de un día para otro o mínimo seis horas.
  4. Una vez que esta fría y bien cuajada la tarta, procedemos a desmoldarla. Por encima podemos adornarla como queramos, con fideos de colores, galletas, figuritas de chocolate, bolitas, lo que se nos ocurra…  Como habéis visto es muy sencilla de hacer y el resultado os auguro que os va a gustar mucho.

 

CON THERMOMIX

Montaremos la tarta de la misma manera que he explicado arriba, solo que adaptando la obtención de la base y el relleno con la thermo.

ELABORACIÓN

Para la base:

  1. Trituramos las galletas en el vaso, 5 segundos a velocidad 10.
  2. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y mezclamos 5 segundos a velocidad 5.
  3. Extendemos la mezcla por toda la base del molde y aplanamos hasta que quede uniforme con la ayuda de una cuchara.  

Para el relleno:

  1. Introducimos en el vaso el chocolate blanco y trituramos 10 segundos a velocidad 7.
  2. Integramos el resto de ingredientes, el azúcar, la leche, la nata, el queso y la cuajada. Programamos 11 minutos, temperatura 100º a velocidad 3.
  3. Introducimos la mezcla sobre la base de galleta y dejamos que enfríe hasta el día siguiente o mínimo 6 horas.
  4. Al día siguiente o cuando la tarta ya esté fría ya podemos decorar la tarta por encima con los complementos que mas nos apetezcan. 

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

BOMBAS DE CREMA

BOMBAS DE CREMA O BOLAS DE FRAILE

 

 

En ocasiones vemos la foto de algún alimento o postre y se nos queda grabado en la retina. Nos quedamos con ese «¡uaauuuu! ¡que pintaza! Más vale comprarlo que hacerlo, porque seguro que es complicado´´. Efectivamente hay postres que requieren un trayecto un poco laborioso , y sin embargo otros son muy sencillos de hacer aunque de mano nos parezcan muy complicados. Esta receta pertenece a esta segunda opción. Puede parecer difícil de hacer, sobre todo para aquellos que no suelan elaborar a menudo, pero una vez que nos ponemos manos a la obra se hace en un periquete y de forma muy sencilla.

Las bombas de crema, tal como las conocemos aquí, son originarias de Alemania, y se les denomina según la región por diferentes nombres, berlinesas, bolas de fraile, berlines, bombas,,, Consisten en una masa de brioche frita en aceite o grasa y rellena de crema. ¿Que diferencia una masa normal de bollería de una masa de brioche? Pues que las masas normales se elaboran con harina floja (tienen menos proteína de gluten) y las de brioche se hacen con harina de fuerza (tienen mayor porcentaje de gluten). La harina de fuerza se suele usar cuando en la masa se utiliza mayor porcentaje de azúcar ,grasas , etc.

Estas bolas de fraile las elaboré un fin de semana para acompañar el cafetín de la tarde y gustaron mucho. Entraban solas en el paladar, tal cual como si fuesen pipas,,, la verdad que son un poco viciosas. A continuación os pongo la receta de la forma tradicional y posteriormente adaptada a la thermomix. Espero que os guste.

 

INGREDIENTES

Elaborar esta receta en pan comido, por un lado obtendremos la crema pastelera y por otro la masa de bollería. Una vez frita la masa, la partimos a la mitad, rellenamos con la crema y tenemos nuestras bombas preparadas.

Para la crema pastelera:

  • 1 l de leche.
  • 80 g de maizena.
  • 4 huevos.
  • 250 g de azúcar.
  • Canela en rama.
  • Corteza de limón.

Para la masa:

  • 250 ml de leche.
  • 25 g de levadura fresca.
  • 80 g de azúcar.
  • 75 g de mantequilla.
  • 2 huevos.
  • 2 cdtas de vainilla liquida.
  • 620 g de harina de fuerza.
  • Una pizca de sal.
  • Ralladura de limón.

 

DE FORMA TRADICIONAL

 

ELABORACIÓN

Crema pastelera:

La crema pastelera recomiendo hacerla el día anterior o unas horas previas a su utilización, puesto que debemos dejarla enfriar bien.

  1. Cogemos una cazuela, introducimos la leche , una rama de canela y la corteza de un limón. Llevamos a ebullición.
  2. Mientras se va calentando, en un bol a parte  batimos los huevos con el azúcar. Después añadimos la Maizena y seguimos batiendo hasta que no veamos ningún grumo.
  3. En el momento en que la leche rompa a hervir sacamos la corteza de limón y la rama de canela , y a fuego lento introducimos la mezcla del punto dos y vamos revolviendo con varilla continuamente hasta que vaya espesando y adquiera una textura cremosa. En ese momento pasamos la crema a un bol de cristal y la tapamos a ras con film. Dejamos que enfríe un poco y la introducimos en la nevera unas horas. 

Masa:

  1. Templamos un poco la leche. Introducimos la levadura dentro y mezclamos hasta que se disuelva.
  2. Preparamos un volcán sobre la mesa con la harina y la sal. Introducimos en su interior el azúcar, la leche con la levadura ya disuelta, la mantequilla, los huevos, la vainilla y la ralladura de un par de limones. Vamos amasando poco a poco hasta obtener una masa elástica, suave y sin grumos.
  3. Cubrimos la masa con harina y la llevamos a un bol tapada con un paño hasta que doble su volumen (una hora aproximadamente).
  4. Una vez leudada la masa, la ponemos encima de la mesa de trabajo y desgasificamos amasándola un poco. Cortamos porciones de 50 g . Aproximadamente sacaremos unas 20 piezas, si queremos hacerlas mas grandes sacaremos menos piezas. Procedemos a bolearlas. Para ello ponemos la mano en forma de C con la masa en el centro y apoyada sobre la encimera, moviéndola en sentido de las agujas del reloj, hasta que vaya adquiriendo la forma de una bola bien definida. Una vez que tenemos todas las bolas, las tapamos y dejamos que doblen su volumen de nuevo.

MONTAJE:

  1. Cuando las piezas hayan doblado su volumen, las freímos en una sartén fondona con abundante aceite de girasol a unos 170º. Freímos primero por la base y después les damos la vuelta. Se la damos una vez que cojan color, no hace falta esperar mucho porque se hacen rápido. Las sacamos con una espumadera y las rebozamos rápidamente en azúcar porque sino luego es más difícil que se adhiera.
  2. Cuando las masas estén frías, cortamos a la mitad cada una de ellas. Cogemos una manga pastelera con boquilla rizada o lisa , introducimos en ella la crema pastelera y las vamos rellenando al gusto.

Así de fácil y sencillo obtenemos una masa frita rellena de crema que hoy en día es uno de los pasteles más socorridos en todas las tiendas de repostería.

 

CON  THERMOMIX

A la hora de elaborar la receta con la thermomix el procedimiento del montaje, la conservación de la crema , los tiempos de levado etc. es todo exactamente igual que lo descrito anteriormente. Lo único que cambia es la forma de obtener la crema pastelera y la masa. Para ello utilizaremos los mismos ingredientes de la siguiente forma:

Para la crema:

  1. Introducimos en la cubeta la leche, la corteza de limón y el palito de canela. Programamos 90º, 10 minutos a velocidad 1. Una vez listo retiramos la corteza y la canela.
  2. Añadimos los huevos, el azúcar y la maizena. Mezclamos unos segundos a velocidad 4  y programamos de 8 a 10 minutos ,a 90º en velocidad 3 con la mariposa.

Para la masa:

  1. Introducimos en la cubeta la leche y la levadura. Templamos un minuto, a 37º en velocidad 1.
  2. Añadimos el azúcar, la mantequilla, los huevos y la esencia de vainilla. Mezclamos 30 segundos en velocidad 2.
  3. Agregamos la harina, la sal y la ralladura de limón y amasamos 2 minutos en velocidad espiga.

Montaje:

  1. Cuando las piezas hayan doblado su volumen, las freímos en una sartén fondona con abundante aceite de girasol a unos 170º. Freímos primero por la base y después les damos la vuelta. Se la damos una vez que cojan color, no hace falta esperar mucho porque se hacen rápido. Las sacamos con una espumadera y las rebozamos rápidamente en azúcar porque sino luego es más difícil que se adhiera.
  2. Cuando las masas estén frías, cortamos a la mitad cada una de ellas. Cogemos una manga pastelera con boquilla rizada o lisa , introducimos en ella la crema pastelera y las vamos rellenando al gusto.

Como habéis visto, hemos elaborado la masa y el relleno con la thermo de forma muy sencilla, por tanto no hay escusa para no probar estas ricas berlinesas.

Si os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

1 2 3 4