BIZCOCHO DE NUEZ

BIZCOCHO DE NUEZ

 

 

¿Os gustan los frutos secos? Hoy en día son unos de los productos mas recurrentes a la hora de elaborar en pastelería. Antiguamente la repostería se ceñía al flan de toda la vida, el bizcocho sencillo de yogur, las magdalenas corrientes… un sin fin mas de postres  muy ricos con ingredientes básicos que siempre solemos tener por la despensa.

Poco a poco se han ido incorporando a las recetas de toda la vida ingredientes muy diversos dando lugar a la pastelería creativa de la que hoy podemos disfrutar. Partimos de la base de siempre (la de nuestras abuelas como se suele decir) e innovamos con los ingredientes más versátiles con lo que podemos trabajar.

Los frutos secos son unos de los ingredientes que actualmente solemos utilizar mucho a la hora de elaborar recetas. Flanes, magdalenas, turrón, panes, tartas, cremas..  y como es el caso de hoy  bizcochos. Podemos usar los frutos para muchas elaboraciones.

Para esta receta de bizcocho opté por utilizar nueces de casa que tenemos del pueblo, para darles salida de una forma diferente. La nuez es uno de los frutos secos más saludables. Es muy rica en ácidos grasos  omega 3, en proteínas, minerales y oligoelementos. Es muy beneficiosa a su vez para prevenir problemas cardiovasculares y para eliminar sustancias cancerígenas del cuerpo.

A la hora de integrar las nueces en este bizcocho podemos hacerlo de dos formas. O bien las trituramos y las añadimos reducidas junto con la harina o bien las partimos en trocitos del tamaño que nos apetezca y las mezclamos con la masa al final , antes de su horneado. Sea como sea el bizcocho va estar buenísimo. Así que si os apetece hornear un buen dulce de nuez no os perdáis esta receta.

 

INGREDIENTES

Para la masa:

  • 6 huevos.
  • 350 g de azúcar.
  • 180 ml de aceite.
  • 2 yogures naturales.
  • 330 g de harina de trigo.
  • 200 g de nueces (sin cascara).
  • 2 sobres de levadura de sobre (tipo Royal).
  • Ralladura de limón.
  • Canela.
  • Sal.

Para el glaseado:

  • 250 g de azúcar glass (con thermomix la normal).
  • 25 ml de agua.

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Si ya tenemos todos los ingredientes a punto, un buen molde para hornear el bizcocho y la batidora a mano, nos ponemos manos a la obra. En un santiamén vamos a tener el bizcocho horneándose y la casa bien aromatizada, a ver quien se resiste a esperar a que enfríe para hincarle el diente.

ELABORACIÓN

  1. Programamos el horno a 180º  por arriba y por abajo y engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o margarina y harina.
  2. Introducimos dentro de un bol los huevos y el azúcar. Batimos con la batidora hasta blanquear bien la mezcla.
  3. Añadimos el aceite, los dos yogures y  la ralladura de limón y seguimos batiendo hasta mezclar  los ingredientes.
  4. Vertemos la harina, la sal, la levadura y un poco de canela y seguimos batiendo hasta unificarlo todo bien sin que quede ningún grumo.
  5. Esparcimos las nueces cortadas en trocitos si nos gustan  mas así, o trituradas finitas,  al gusto de cada uno. Con la batidora las mezclamos bien por toda la masa para que queden repartidas.
  6. Extendemos la mezcla sobre el molde y lo llevamos al  horno (aconsejo meterlo en la segunda rejilla empezando por abajo).  Lo dejamos unos 40 minutos y a partir de ahí vamos pinchando con un palillo o cuchillo hasta que este nos salga completamente seco. En ese momento ya podemos retirarlo.
  7. Mientras enfría un poco vamos a coger otro bol e introducimos en él el azúcar glass junto con el agua. Con la batidora mezclamos todo bien hasta que quede una cremita de glaseado. Si la queremos más líquida añadimos un poco mas de agua, y si la preferimos más compacta agregamos un poco mas de azúcar y mezclamos de nuevo.
  8. Desmoldamos el bizcocho y extendemos el glaseado por encima a nuestro gusto. Podemos adherir al baño de azúcar alguna nuez entera para que quede estéticamente mas vistoso. Una vez que este frío del todo, ya podemos deleitarnos con este manjar de nuez.

 

CON THERMOMIX

Con la thermo vamos a obtener la mezcla del bizcocho en un periquete. Recomiendo lavar  la maquina después de hacer la masa y secarla muy bien para poder triturar el azúcar del glaseado posteriormente.

 

ELABORACIÓN

  1. Programamos el horno a 180º  por arriba y por abajo y engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o margarina y harina.
  2. Introducimos en la thermo los huevos junto con el azúcar y batimos 6 minutos, a 37º en velocidad 5.
  3. Agregamos los yogures, el aceite y la ralladura de limón y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.
  4. Incorporamos la harina, la levadura, la sal y un poco de canela y marcamos 30 segundos a velocidad 4.
  5. Introducimos las nueces partidas en trocitos y las mezclamos unos segundos de nuevo a velocidad 4 para que queden repartidas por la masa.
  6. Introducimos la mezcla en el molde y lo llevamos a la segunda rejilla del horno empezando por abajo. Horneamos unos 40 minutos y a partir de ahí vamos pinchando con un cuchillo o palillo hasta que nos salga limpio. En ese momento ya podemos retirarlo.
  7. Mientras el bizcocho enfría un poco vamos a elaborar el glaseado (esto es opcional). Con la thermo limpia y bien seca, introducimos en ella el azúcar y lo trituramos un minutos a velocidad progresiva 7-10. Añadimos el agua y mezclamos unos segundos a velocidad 4. Bajamos bien los restos de los laterales con una lengua y volvemos a mezclar unos segundos. Si queremos que la crema este mas espesa añadimos un poco mas de azúcar  y si al contrario la preferimos más líquida agregamos agua y volvemos a mezclar.
  8. Desmoldamos el bizcocho y ya podemos darle el baño de glaseado a nuestro gusto. Si queremos darle un toque vistoso podemos adherir alguna nuez entera al glaseado. Así de sencillo podemos obtener nuestro bizcocho de nuez particular.

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

BIZCOCHO DE CAFÉ

BIZCOCHO DE CAFÉ

 

 

¿Qué tendrán los bizcochos que tanto nos gustan?  Una de las opciones  que se nos vienen a la cabeza siempre que tenemos ganas de hacer merienda casera es el bizcocho. Este dulce abarca muchas variantes, hay diferentes bizcochos según la masa que utilicemos, y a si mismo dentro de una masa determinada podemos optar por potenciar un sabor u otro para hacerlo diferente. Hoy voy a aprovechar este post para hablaros de los  tipos de bizcocho a los que más acudimos en busca de ayuda, el bizcocho LIGERO , el SUPER LIGERO y el PESADO. De paso os contaré porque en algunos bizcochos no es necesario utilizar la levadura y cuando debemos emplearla.

El bizcocho LIGERO es aquel que no lleva grasa en su composición , prácticamente está formado por  huevos , azúcar y harina.  Puede ser CORRIENTE (se baten los huevos enteros con el azúcar) o de ESPUMA O SOLETILLA (se elaboran montando las claras con azúcar por un lado y las yemas con el resto del azúcar por otro lado , uniéndolo todo después).

El bizcocho SUPER LIGERO  se parece mucho al que se hace al vapor, pero se hornea durante muy poco tiempo. Como ejemplos tenemos los bocaditos al ron, los chachepos o capuchinos, las planchas y las tortillas.

El bizcocho PESADO, es sin duda, uno de los que mas elaboramos en nuestro hogar , y al que pertenece la receta que hoy os traigo.  Este tipo de bizcochos contiene grasa , y según la cantidad que lleve le debemos de añadir algún tipo de gasificante para que ayude a la subida. De ahí el hecho de utilizar levadura o no, si el bizcocho no lleva grasa no es necesario utilizarla, puesto que conseguimos una buena subida prolongando en estos casos el horneado con una cocción más lenta. Si la lleva en una amplia proporción si que debemos utilizarla. Si alguna vez tenéis duda , fijaros siempre en si la masa lleva grasa o no.

Después de esta mini clase (hoy me apetecía dar un poco la lata) voy a mostraros como hacer este rico bizcocho PESADO. Esponjoso, jugoso y con un sabor a café que que no se nos va a pasar por alto.

 

 

INGREDIENTES

  • 6 huevos.
  • 300 g de azúcar.
  • 2 yogures de sabor.
  • 180 ml de aceite de girasol.
  • 300 g de harina de trigo.
  • 1 sobre y medio de levadura en polvo tipo Royal.
  • 1 cdta de sal.
  • 6 cdtas de cafe soluble o Nescafé.
  • Licor de café o coñac.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar este bizcocho es tan sencillo como con cualquier otro. Nos hacemos con un bol y una batidora, y vamos agregando ingredientes poco a poco y batiendo, el resto es cuestión de horneado. Es una de las meriendas mas sencillas de elaborar y es muy difícil que siguiendo los pasos no os salga bien. Si os parece elegimos el molde que mas os guste (a mi me encantan los de diferentes formas) y comenzamos con la receta.

ELABORACIÓN

  1.  En primer lugar precalentamos el horno a 180 º con calor por arriba y por abajo. Escogemos el molde que mas nos gusta y lo engrasamos con un poco de aceite o mantequilla. Espolvoreamos harina por dentro hasta cubrirlo y comenzamos el batido.
  2. Nos hacemos con un bol grande e introducimos los huevos y el azúcar. Batimos con batidora un pedazo hasta blanquear bien la mezcla.
  3. Añadimos los yogures (pueden ser naturales o del sabor que mas nos apetezca) y el aceite. Seguimos batiendo.
  4. Integramos la levadura en polvo, un poquito de sal, un chorro de coñac o licor de café, la harina y el café. El café lo utilizaremos en polvo soluble. Yo particularmente utilicé el de Nescafé  (3 o 4 sobres) pero podemos optar al que mas nos apetezca (unas 6 cucharaditas estará bien). Una vez que tenemos todos los ingredientes dentro seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Ahora que ya tenemos la masa liquida la volcamos sobre el molde. Horneamos en la bandeja central del horno unos 40 minutos aproximadamente o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio (importante no abrir el horno en la primera media hora).
  6. Una vez listo sacamos el bizcocho del horno, dejamos que enfríe un poco y lo desmoldamos. El resultado , un tremendo dulce que podremos catar con un cafecito cuando queramos. 

 

CON THERMOMIX

En apenas unos minutos tenemos toda la mezcla lista para hornear nuestro bizcocho gracias a la thermomix. Si ya disponemos del molde que vamos a utilizar y tenemos todos los ingredientes listos comenzamos con la receta.

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Cogemos el molde que vamos a utilizar y lo untamos de aceite o mantequilla y posteriormente lo espolvoreamos con harina hasta que quede cubierto. Una vez engrasado nos ponemos con la mezcla.
  2. Introducimos en la thermo los huevos y el azúcar y batimos 6 minutos a 37º en velocidad 5.
  3. Agregamos el aceite y los yogures (pueden ser naturales o de sabores) y mezclamos 20 segundos en velocidad 3.
  4. Añadimos el resto de ingredientes, la sal, la levadura, la harina, un chorro de licor de café o de coñac y por último el café. Podemos utilizar  café en polvo soluble como mas nos guste, unas seis cucharaditas aproximadamente estarán bien. Yo particularmente utilice 3 sobres de Nescafé (si queremos potenciar mas el sabor 4). Mezclamos todo 30 segundos en velocidad 4.
  5. Introducimos la mezcla en el molde y la horneamos unos 40 minutos aproximadamente o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio. (Acordaros que no debemos abrir el horno mínimo en la primera media hora).
  6. Una vez listo lo sacamos del horno , dejamos que enfríe un poco y desmoldamos. De esta manera obtendremos un bizcocho de café para merendar o comer cuando mas nos apetezca.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

BIZCOCHO DE AVELLANAS

BIZCOCHO DE AVELLANAS

   

Esta semana la receta que os traigo viene cargada de uno de los frutos secos más ricos y nutritivos que nos podemos encontrar, la avellana, rica en magnesio y vitamina E y B, nutriente ideal contra el envejecimiento y gran fortalecedor del sistema nervioso.

En el jardín de mi madre tenemos un par de árbolitos que a fecha de septiembre u octubre todos los años están dejando caer cantidades considerables  de fruto en el prado. Uno de los árboles da avellanas grandes y el otro mas pequeñitas (para mi gusto más ricas) y después de recolectarlas todas tenemos un gran cúmulo para experimentar durante todo el año con ellas. Por consiguiente, para comenzar a dar uso a la nueva cosecha decidí hacer un bizcocho de avellana para estrenar este ingrediente en el blog.

El bizcocho que hoy os traigo se puede decir que es inconfundible, destaca el sabor del fruto por encima de todo, y gracias al toque de la miel, la combinación es explosiva. Suave y esponjado, es ideal para cualquier merienda o desayuno, y como siempre digo, lo casero prima por encima de lo comprado , siempre va a ser mas natural y sin conservantes. Os animo a seguir la receta y prender el horno ya, una delicia así no se puede dejar escapar…

 

  INGREDIENTES

  • 6 huevos.
  • 200 g de azúcar.
  • 100 g de miel.
  • 150 ml de aceite de girasol.
  • 2 yogures de plátano (sabor opcional).
  • 300 g de harina de trigo.
  • 200 g de avellanas tostadas y molidas. 
  • 2 sobres de levadura (tipo Royal).
  • Sal.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar este bizcocho es muy sencillo, una vez que tenemos las avellanas tostadas y molidas  hacemos la mezcla en un santiamén y lo metemos  directo al horno. Yo utilizo avellanas enteras, por tanto tengo que quitarles la cascara, hornearlas y triturarlas para añadirlas al bizcocho, pero si vosotros las vais a comprar,  podéis coger directamente un paquete con el fruto molido en el supermercado, evitando de esta manera los pasos previos.

 ELABORACIÓN

  1. Si tenemos las avellanas enteras las partimos eliminando las cascaras hasta obtener la cantidad indicada y las introducimos en la bandeja del horno. Las horneamos 20 minutos a 150º. Una vez listas las dejamos enfriar un poco y después les quitamos la piel frotándolas con las manos (si queda algún resto de piel no pasa nada). Cuando estén todas peladas  las trituramos hasta reducirlas a polvo con un molinillo o una maquina adaptada para ello. Después las reservamos. 
  2. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Escogemos el molde que vamos a utilizar y lo engrasamos con aceite o mantequilla y un poco de harina. 
  3. Cogemos un bol grande e introducimos en él los huevos y el azúcar. Batimos con una batidora hasta blanquear la mezcla un poco. 
  4. Agregamos la miel, el aceite y los yogures (pueden ser naturales o de sabores) y seguimos batiendo hasta unificar bien todo. 
  5. Añadimos la harina, la avellana (tostada y triturada), la levadura y la sal y volvemos a batir hasta obtener una mezcla homogénea. Introducimos la materia en el molde y lo llevamos en la bandeja al segundo hueco del horno empezando por abajo. 
  6. Quitamos el calor por encima, dejando solo por abajo (para facilitar la subida)  y horneamos unos 40 minutos o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio. 
  7. Dejamos que enfríe un poco y desmoldamos con cuidado. Podemos decorarlo como más nos guste, en este caso yo lo rocié con un poco de azúcar glass. 

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix vamos a elaborar el bizcocho de forma muy simple, además nos vendrá bien para triturar las avellanas en caso de que las tengamos enteras. 

ELABORACIÓN

  1. Si tenemos las avellanas con cascara lo primero que vamos a hacer es prepararlas para su posterior uso. Para ello picamos la cantidad indicada arriba y las extendemos por la bandeja del horno. Las horneamos unos 20 minutos a 150º y una vez fuera dejamos que enfríen un poco. Con las manos vamos frotándolas hasta que la piel se desprenda (si queda una poca no pasa nada) y acto seguido las trituramos hasta reducirlas a polvo con la thermomix. Para ello las ponemos varios segundos a velocidad progresiva hasta que quede como arenilla.
  2. Precalentamos el horno con calor por arriba y por abajo a 180º y engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o mantequilla y un poco de harina. 
  3. Introducimos en la thermomix los huevos y el azúcar y programamos 6 minutos a 37º en velocidad 5.
  4. Agregamos la miel, el aceite y los yogures (pueden ser naturales o de sabores) y mezclamos 20 segundos en velocidad 3. 
  5. Por último añadimos la harina, la levadura, la avellana reducida y la sal y mezclamos 30 segundos en velocidad 4. Volcamos la mezcla dentro del molde. 
  6. Quitamos el calor del horno por la parte de arriba dejando solo que de por debajo y metemos el bizcocho en la segunda rejilla empezando por abajo. Horneamos unos 40 minutos o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio. 
  7. Una vez horneado dejamos que enfríe un poco y desmoldamos. Decoramos al gusto de cada uno, yo en este caso esparcí un poco de azúcar glass por encima. 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

TARTAS DE MERMELADA Y MASCARPONE

 

``Caminante no hay camino, se hace camino al andar,,,´´ Bien podríamos aplicar estas palabras de Machado a la hora de crear en la cocina o en la repostería. ¿ Y por qué digo esto? Pues muy sencillo…

A la hora de realizar tartas en casa, lo primero que nos encontramos delante es con una cocina llena de ingredientes y una mesa repleta de utensilios destinados a tal fin. Una vez que tenemos todo preparado y queremos comenzar  a elaborar   desde cero  nos preguntamos si será muy complicado lo que pretendemos  ya que no tenemos un camino marcado , si unas pautas si seguimos procedimientos de manual , pero no una base desde la que arrancar. No debemos preocuparnos por ello, una vez que construyamos los cimientos del camino poco a poco lo vamos a andar, y cuando nos demos cuenta, estaremos al final, decorando la tarta por fuera con todo su esplendor y hasta improvisaremos y se nos ocurrirán mil ideas durante el proceso, todo es ponerle ganas y comenzar.

Las tartas que hoy os pongo como ejemplo están tratadas con un bizcocho de yogur calado en almíbar y relleno con capas de mermelada y crema de mascarpone, pero bien podemos utilizar cualquier tipo de bizcocho y rellenarlo con crema pastelera, trufa, ganaché, lo que se nos ocurra… Lo mismo nos pasa con la ornamentación, tenemos mil elementos decorativos que podemos utilizar para rematarlas.

 Os muestro varios ejemplos, una tarta decorada con kit kat, otra con otro tipo de barritas, una con una gama amplia de elementos de chocolate y una tarta (he vuelto a editar la receta y la he subido este año 2020), la tarta de moda, la caja de frutas, decorada con piezas de pasta quebrada y fruta. Como veis podemos crear tartas sin mirar ninguna receta o manual, simplemente escogiendo elementos por separado, el almíbar que más nos guste, el bizcocho que se nos antoje, el relleno que mas nos apetezca y la ornamentación que la imaginación nos proporcione.

Dicho esto, os dejo la receta con la forma por la que he optado construir estas tartas. Espero que os guste y os animéis a probar.

 

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 2 yogures naturales.
  • 6 huevos.
  • 450 g de azúcar.
  • 330 g de harina de trigo.
  • 180 ml de aceite de girasol.
  • 2 sobres de levadura en polvo.
  • Sal.

Para el almíbar:

  • 200 ml de agua.
  • 200 g de azúcar.
  • Un chorrito de aroma de vainilla.

Para el relleno:

  • 250 ml de nata para montar.
  • 250 g de queso mascarpone.
  • 50 g de azúcar.
  • 375 g de mermelada a escoger.

Para la decoración:

  • Nutella para ligar la decoración.
  • 6 paquetes de kit kat blancos y 6 de chocolate si optamos por esa ornamentación u otro estilo de barritas.
  • Conguitos de chocolate blancos y negros y fideos de colores.
  • Podemos decorar con galletas de chocolate, huevitos, Kinder Bueno, lo que se nos ocurra…

 

DE FORMA TRADICIONAL

A la hora de montar la tarta es importante que el bizcocho y el almíbar con el que lo vamos a calar estén fríos, yo suelo optar por dejarlos hechos el día anterior, pero también se pueden hacer por la mañana y a la tarde hacer el resto de composición.

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que vamos a elaborar es el almíbar. Para ello cogemos un cazo e introducimos en él el azúcar y el agua. Lo ponemos a calentar y una vez que hierva lo retiramos del fuego y añadimos un chorrito de aroma de vainilla o coñac. Dejamos que enfríe.
  2. Seguidamente nos disponemos a realizar el bizcocho. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poco de aceite o mantequilla y harina. Yo suelo hacer las tartas con el de diámetro de 28 cm.
  3. Cogemos un recipiente grande e introducimos en él los huevos y el azúcar. Batimos hasta blanquear la mezcla. Añadimos el aceite y los yogures y seguimos batiendo. Por último agregamos la harina, la levadura y la sal y continuamos el batido hasta que quede todo bien unificado.
  4. Introducimos la mezcla en el molde y lo llevamos al horno colocándolo en la segunda rejilla por abajo y dejando el calor solo por debajo. Horneamos sobre 40 minutos o hasta que pinchando con un cuchillo este nos salga limpio. Posteriormente lo dejamos enfriar.
  5. Una vez que tenemos el almíbar y el bizcocho fríos comenzamos a componer la tarta. Dividimos el bizcocho con un cuchillo de sierra grande en cuatro partes iguales. Colocamos la primera parte calada con el almíbar con un pincel por ambos lados sobre la base donde vamos a servir la tarta y extendemos una capa de mermelada por encima (para que este mas blanda la mezclamos un poco con una cuchara antes).
  6. Cogemos una segunda pieza del bizcocho, la calamos por ambos lados y la colocamos encima de la mermelada. Batimos el mascarpone con la nata y el azúcar hasta que esté bien montado y extendemos la mitad sobre la capa de bizcocho.
  7. Calamos una tercera capa y la colocamos encima de la crema de mascarpone. Distribuimos el resto de la mermelada y colocamos la última capa de bizcocho calada encima. Por la superficie extendemos la crema de mascarpone que nos queda.
  8. Ahora que tenemos la tarta diseñada nos lanzamos con la decoración. Si vamos a pegarle elementos por la periferia, como es el ejemplo de los kit kats o barritas de chocolate, utilizamos un poco de Nocilla para ligarlos. Por encima distribuimos los componentes que mas nos apetezcan, figuras de chocolate, gominolas, galletas, etc,,, Y si se nos antoja hacer la caja de frutas, para decorarla alrededor elaboramos una pasta quebrada, recortamos piezas a medida un pelin mas largas y anchas por si encogen algo en el horneado, les marcamos unas lineas a modo de madera y horneamos entre 15 y 20 minutos hasta que estén doradas. Las ligamos alrededor con Nocilla y decoramos por encima con fruta al gusto. Tenemos éstas y mil opciones más para elegir.

 

CON THERMOMIX

Para crear este tipo de tartas vamos a utilizar la thermomix para hacer el almíbar, el bizcocho y el relleno de crema de mascarpone. Con unos sencillos pasos lo obtenemos todo y nos lanzamos a componer la tarta desde cero.

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar vamos a obtener el almíbar. Para ello introducimos en la thermo el agua y el azúcar y programamos 13 minutos, a 100º en velocidad 2. Una vez listo le añadimos un chorro de aroma de vainilla o coñac y dejamos que enfríe.
  2. Ahora que tenemos el almíbar vamos a continuar con el bizcocho. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Introducimos en la thermo los huevos y el azúcar y programamos 6 minutos a 37º en velocidad 5. Añadimos el aceite y los yogures y mezclamos 20 segundos a velocidad 3. Agregamos la harina, la levadura y la sal y anotamos 30 segundos a velocidad 4. Una vez listo volcamos la mezcla sobre un molde engrasado con aceite o mantequilla y harina y lo introducimos en la segunda rejilla del horno empezando por abajo con calor solo por debajo. Sabremos cuando está listo a partir de unos 40 minutos cuando pinchemos con un cuchillo y este nos salga limpio. Desmoldamos  cuando no esté muy caliente y lo dejamos enfriar.
  3. Vamos a continuar con el relleno de mascarpone. Introducimos la nata, el queso y el azúcar en la thermo  y batimos a velocidad 3 1/2 hasta que quede bien montado (hay que tener cuidado de no pasarse con el batido).
  4. Una vez que tenemos el almíbar y el bizcocho fríos podemos proceder a montar la tarta. Para ello cogemos el bizcocho en primer lugar y lo dividimos con un cuchillo de sierra en cuatro partes iguales. Cogemos la primera parte, la calamos con un pincel con el almíbar por ambos lados y la colocamos sobre la base donde vamos a servir la tarta. Una vez calada extendemos la mitad de la mermelada por encima (debemos revolverla un poco con una cuchara para que quede menos espesa). Cogemos la segunda pieza del bizcocho , la calamos y colocamos encima de la mermelada. Extendemos la mitad de la crema de mascarpone y calamos la tercera capa. La colocamos encima y extendemos el resto de mermelada. Calamos la cuarta y última capa  y la colocamos. Sobre la superficie extendemos la crema de mascarpone que nos queda.
  5. Por último pasamos a la decoración. Si vamos a pegarle elementos por la periferia, como es el ejemplo de los kit kats o barritas de chocolate, utilizamos un poco de Nocilla para ligarlos. Por encima distribuimos los componentes que mas nos apetezcan, figuras de chocolate, gominolas, galletas, etc,,, Y si se nos antoja hacer la caja de frutas, para decorarla alrededor elaboramos una pasta quebrada, recortamos piezas a medida un pelin mas largas y anchas por si encogen algo en el horneado, les marcamos unas líneas a modo de madera y horneamos entre 15 y 20 minutos hasta que estén doradas. Las ligamos alrededor con Nocilla y decoramos por encima con fruta al gusto. Tenemos éstas y mil opciones más para elegir.

Si os ha gustado la receta y os apetece seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

BIZCOCHO DE MANZANA

BIZCOCHO DE MANZANA

 

 

Existen múltiples recetas de bizcochos, manjares fundamentales de muchos desayunos y gran cantidad de meriendas que todos solemos probar en alguna que otra ocasión, ya sea comprado o casero. Esta última opción se da en gran medida ya que es un género que se hace bastante rápido y siempre viene bien para ofrecer a cualquier visita inesperada. A la hora de elaborar un bizcocho casero tenemos la gran suerte de que normalmente tenemos siempre los ingredientes a mano porque son muy básicos, no suele ser necesario hacer un viaje al supermercado si se nos antoja en un momento puntual.

La masa de bizcocho más corriente está constituida por huevos, azúcar y harina. Partiendo de esa base siempre podemos hacer infinidad de variantes añadiendo unos u otros ingredientes al gusto, siempre aprovechando aquellos que tenemos a nuestro alcance por casa. A un bizcocho se le puede agregar cualquier tipo de fruta o macedonia, yogures, dátiles, frutos secos, miel, canela , café, licores, todo aquello que se nos ocurra que le puede dar un toque diferente o nutritivo.

La semana pasada, aprovechando que teníamos gran cantidad de manzanas por casa y miel propia  (mi chico se está iniciando en el arte de la apicultura) me dispuse a hacer un bizcocho con dichos elementos como aditivos, a sabiendas de que le iban a dar un sabor dulzón para chuparse los dedos. Si os apetece probar a hacerlo vosotros, no perdáis detalle de la receta a continuación.

 

 

INGREDIENTES

  • 6 huevos.
  • 450 g de azúcar.
  • 300 g de harina de trigo.
  • 2 yogures griegos.
  • 150 ml de aceite de girasol.
  • 2 cdas de miel.
  • Ralladura de limón.
  • 2 sobres de levadura en polvo.
  • 4 manzanas.
  • Sal.

 

DE FORMA TRADICIONAL

A la hora de elaborar este bizcocho he utilizado yogures griegos pero podemos usar cualquier otro tipo y manzanas he agregado cuatro en gajos pero cada uno puede añadir las que guste. La miel es opcional, a mi me gusta darle un toque diferente con ella, pero sino tenéis tampoco pasa nada, no es un elemento indispensable. Y por último, ya puestos a puntualizar, ralladuras para  el bizcocho siempre podemos utilizar de limón o de naranja , la que mas rabia nos de.

ELABORACION

  1. Programamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o mantequilla y harina y procedemos al batido.
  2. Cogemos un bol grande e introducimos en él los huevos y el azúcar. Con la ayuda de una batidora batimos bien hasta blanquear un poco la mezcla.
  3. Añadimos el aceite, la ralladura de limón, las cucharadas de miel y los yogures. Batimos de nuevo hasta que quede bien unificado.
  4. Añadimos la harina, la sal y la levadura y batimos por última vez. Pelamos todas las manzanas que vamos a utilizar y las cortamos en gajos libres de pepitas.
  5. Introducimos en el molde un poco de masa y añadimos unos gajos de manzana de forma dispersa. Añadimos otro poco de masa y volvemos a repetir la operación. Agregamos la masa que queda y cubrimos por arriba con el resto de gajos pendientes.
  6. Una vez cubierto el molde vamos a introducirlo en el horno y estar pendientes a partir de los 40 minutos del progreso. Sabremos cuando está listo cuando pinchemos con un cuchillo el bizcocho y este nos salga totalmente limpio. Para que la parte de arriba no dore demasiado podemos taparla con papel de aluminio a media cocción.

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix el proceso para hacer el bizcocho es muy sencillo, con una rápida programación  tenemos la masa batida lista para hornear.

ELABORACIÓN

  1. Programamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o mantequilla y harina.
  2. Introducimos en el vaso el azúcar y los huevos. Programamos 6 minutos a 37º, en velocidad 5.
  3. Añadimos el aceite, los yogures, la ralladura de limón y las dos cucharadas de miel y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.
  4. Incorporamos la harina, la levadura y la sal y marcamos 30 segundos en velocidad 4.
  5. Pelamos las manzanas y las cortamos en gajos (libres de pepitas). Una vez que tenemos la masa vertemos una poca sobre el molde y esparcimos unos pocos gajos, volvemos a incorporar otro poco de masa y esparcimos mas gajos, añadimos lo que resta de la masa y de nuevo repartimos los gajos que nos quedan por encima de forma dispersa.
  6. Introducimos el bizcocho en el horno y a partir de los 40 minutos estamos pendientes de la evolución. Sabremos cuando está listo en el momento que al pinchar con un cuchillo este nos salga limpio. Para evitar que dore mucha la capa superior podemos taparlo a media cocción con papel de aluminio, teniendo siempre en cuenta que nunca debemos abrir el horno en la primera media hora, ya que se nos podría bajar.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

BIZCOCHO DE NARANJA

BIZCOCHO DE NARANJA

 

 

¿Quién no ha hecho alguna vez un bizcocho de yogur y naranja?

Una de las primeras recetas que aprendemos en cocina cuando somos pequeños y nos entra el antojo de hacer algo dulce en casa, ¿os dais cuenta que siempre suele ser la del bizcocho? Que tendrán estos dulces que siempre nos encandilan…

Cuando le preguntamos a nuestra madre, abuela o el referente que tengamos en ese momento para tomar nota casi siempre nos presentan una receta  de bizcocho de yogur, ¿verdad?  Hay miles de versiones pero es la que probablemente se elabora más por los hogares. Tal vez por su buen sabor, por su sencillez en el proceso o por que solicita  ingredientes que siempre solemos tener a mano. No importa el porqué,  la cuestión es que todas ellas están buenísimas y todos llegamos a la conclusión que como el bizcocho casero no hay ninguno,,,

Aquí os presento una versión que está para chuparse los dedos, no falla en el desayuno cada poco tiempo. Os pongo las medidas de dos maneras, para los que tenéis pesa en gramos y para los que no en medidas de envase de yogur.

 

DE FORMA TRADICIONAL

INGREDIENTES 

  • 2 yogures naturales.
  • 6 huevos.
  • Azúcar  400 g o 4 envases.
  • Ralladura de naranja.
  • Zumo de dos naranjas.
  • Harina 330 g o 6 envases.
  • Aceite 180 ml o 2 envases.
  • 2 Sobres de levadura tipo Royal.
  • Sal.

ELABORACIÓN

  1. Programamos el horno a 180º  por arriba y por abajo y engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o margarina y harina.
  2. Cogemos un bol grande e introducimos en él los huevos y el azúcar. Batimos con batidora hasta blanquear un poco la mezcla.
  3. Añadimos el aceite, la ralladura de naranja, el zumos de las dos naranjas y los yogures. Seguimos batiendo hasta unificar bien todo.
  4. Agregamos la harina, la sal y la levadura y batimos de nuevo hasta que quede bien mezclado.
  5. Quitamos el calor de arriba en el horno de manera que solo pegue por abajo y colocamos el bizcocho en la segunda rejilla  empezando por abajo.
  6. Horneamos aproximadamente unos 40 minutos o hasta que pinchando con un cuchillo o palillo este nos salga seco del todo.
  7. Una vez fuera del horno esperamos unos minutos y desmoldamos.

Consejos a la hora de hornear un bizcocho. Cuando el bizcocho empieza a subir en el horno y  lleva un pedazo, solemos ojear  a través del cristal,  y cuando no sabemos si está listo , si le falta poco o mucho, a veces nos mata la curiosidad y tenemos la manía de abrir el horno y pinchar. Pues hay que evitarlo en la medida de lo posible o al menos en los primeros 30 minutos de horneado hasta que coja consistencia porque sino corremos el riesgo de que el bizcocho se nos venga abajo. Vamos a darle tiempo para que suba y esponje bien.

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix la fórmula sigue siendo igual de sencilla. Una vez que hemos engrasado  el molde que vamos a utilizar con grasa y harina y ponemos el horno en marcha a 180º por arriba y por abajo, (en el momento de introducir el bizcocho lo dejaremos solo por abajo), nos disponemos a elaborar la mezcla de la siguiente manera.

  1. Introducimos en el vaso el azúcar, los huevos, la ralladura y el zumo de las dos naranjas. Programamos 6 minutos a 37º, en velocidad 5.
  2. Añadimos el aceite y los yogures y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.
  3. Incorporamos la harina , la levadura y la sal y marcamos  30 segundos a velocidad 4.
  4. Vertemos la mezcla en el molde engrasado . Bajamos el calor solo a la parte de abajo y colocando la bandeja en la segunda rejilla horneamos unos 40 minutos o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio.
  5. Cuando esté listo dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/