GALLETAS DE ALMENDRA

GALLETAS DE ALMENDRA

 

 

Ahora que estamos entrando en el invierno visualizo la perspectiva  a menudo de una tarde fría, lluviosa, con aires un poco revueltos  (típicos de la navidad)  y lo primero que se me viene a la cabeza es el calorcito de casa, el sofá, la manta, el televisor, el chocolate caliente y algo para mojar en ese chocolate. Solo se me viene una duda a la cabeza  para acertar con esas tardes venideras, que untar en ese delicioso chocolate…

Pues bien, estos días una compañera de curro, Genti, a la que le gusta mucho enredar también por la cocina y de vez en cuando repostea como la que más, me ha dado una buena opción para complementar la merienda. Es una de esas recetas que van pasando de casa en casa ,escrita a  mano y con las medidas marcadas por vasos de nocilla como antiguamente se hacía.  A ella se la pasaron, ella me la pasó a mi, y ahora yo seguiré la cadena… Me trajo la prueba un día, eran unas  galletas de almendra muy lucidas y la verdad es que me encantaron, estaban muy buenas, así que no podía dejar escapar la fórmula, le dije que iba directa para el blog. La adapté en gramos y para funcionar en la thermomix y hoy os la presento.

Veréis que las galletas se hacen muy fácilmente,  llevan ingredientes básicos y solo necesitaremos un rodillo, papel de horno y un corta-pastas o molde con la figura que mas os guste, en este caso aprovechando la temática  yo opté por la forma de arbolito de navidad.  Las galletas podéis conservarlas durante unos cuantos días si las metéis en las latas metálicas de las pastas o envases cerrados oportunamente. ¿A que esperáis? Vamos a hacer manualidades…

 

INGREDIENTES

(Para 30 galletas bien proporcionadas aproximadamente)

  • 250 g de mantequilla.
  • 120 g de azúcar.
  • 120 g de almendra molida cruda (para la thermomix podéis usarla entera).
  • 2 yemas de huevo.
  • 450 g de harina de trigo.
  • 1 sobre de levadura en polvo (Tipo Royal).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar estas galletas de almendra es de lo más sencillo. Aprovechando la navidad podemos pasarnos por un centro comercial o tienda especializada en pastelería y echar un vistazo porque en esta época suelen tener moldes o corta-pastas pequeños de todas las formas relacionadas con la temática, arbolitos, muñecos de nieve, trineos… es una forma de darle un toque simpático a las galletas si  vais a tener visita o las queréis regalar.

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar lo que vamos a hacer es hacernos con un bol grande. Introducimos la harina ,la almendra molida y  la levadura en su interior y hacemos un hueco en el medio como si fuera un volcán.
  2. Derretimos un poco la mantequilla dentro del microondas y la añadimos en el interior del volcán. Vamos rellenando el hueco con los ingredientes que nos quedan, el azúcar y las yemas de huevo.
  3. Mezclamos todo con las manos hasta que  esté bien integrado formando una masa. Hacemos un par de bolas con la masa, las enfilmamos y las metemos en la nevera media hora.
  4. Una vez pasada esa media hora sacamos las bolas de la nevera. Sobre la mesa de trabajo vamos a esparcir un poco de harina para que no se nos pegue la masa al estirar , y así cada vez que nos haga falta, por debajo  y por encima de la masa. Con un rodillo estiramos una de las bolas o vamos cogiendo porciones, como más nos apetezca. Dejamos un centímetro de grosor aproximadamente.
  5. Cogemos el corta-pastas que vamos a utilizar y vamos cortando piezas poco a poco. Los sobrantes los volvemos a juntar, a estirar y así hasta terminar con toda la masa de las dos bolas. Las piezas las vamos colocando según le damos la  forma sobre papel de horno en las bandejas.
  6. Metemos cada bandeja en el horno a 170º  unos quince minutos aproximadamente o hasta que veamos que las galletas van cogiendo un tono dorado. Pasado este tiempo las sacamos (aunque las veamos blandas no nos debemos preocupar , porque al enfriar van endureciendo).  Las dejamos reposar un poco y después podemos esparcir por encima de ellas un poco de azúcar glass.

 

CON THERMOMIX

Si hay niños en la casa, esta es una de esas recetas en las que los podemos mantener entretenidos, y quizás meterles la afición de la repostería. Cuando hayamos estirado la masa , les damos el corta-pastas y que ellos mismos vayan sacando piezas para la bandeja con la figurita que hayáis elegido. Seguro que les encanta y la próxima vez los tenéis a la espera de que les pidáis colaboración.

ELABORACIÓN

  1. Aprovechando que la thermomix nos puede moler la almendra la podemos coger entera o laminada. Si es así lo primero que vamos a hacer es reducirla con unos golpes de turno. Si ya la tenemos rallada pues la introducimos  dentro sin más.
  2. Añadimos el resto de ingredientes. Programamos 30 segundos a velocidad 6. Paramos cada poco el tiempo y vamos bajando los restos de las paredes hacia abajo con una lengua para ayudar a que se vaya integrando bien la masa.
  3. Una vez que tenemos la masa mezclada la sacamos sobre la mesa y con las manos acabamos de trabajarla formando dos bolas similares con ella. Las enfilmamos y las llevamos media hora a la nevera.
  4. A partir de aquí el método es igual que de la forma tradicional. Una vez pasada esa media hora sacamos las bolas de la nevera. Sobre la mesa de trabajo vamos a esparcir un poco de harina para que no se nos pegue la masa al estirar , y así cada vez que nos haga falta, por debajo  y por encima de la masa. Con un rodillo estiramos una de las bolas o vamos cogiendo porciones, como más nos apetezca. Dejamos un centímetro de grosor aproximadamente.
  5. Cogemos el corta-pastas que vamos a utilizar y vamos cortando piezas poco a poco. Los sobrantes los volvemos a juntar, a estirar y así hasta terminar con toda la masa de las dos bolas. Las piezas las vamos colocando según le damos la  forma sobre papel de horno en las bandejas.
  6. Metemos cada bandeja en el horno a 170º aproximadamente unos quince minutos o hasta que veamos que las galletas van cogiendo un tono dorado. Pasado este tiempo las sacamos (aunque las veamos blandas no nos debemos preocupar , porque al enfriar van endureciendo).  Las dejamos reposar un poco y después podemos esparcir por encima de ellas un poco de azúcar glass.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

PROFITEROLES

PROFITEROLES

 

 

¿A quien no le gusta pegarse un buen atracón de profiteroles, ya sean rellenos de nata montada o de crema pastelera con un buen colacao o cafetín? ¿A ninguno verdad? ¡Si!  a mi también se me hace la boca agua…

Los profiteroles o Petisús , como toda la vida los he conocido en las pastelerías, son unas bolas de pasta choux rellenas de una materia u otra según la región donde se elaboren y bañadas en un rico chocolate. Este tipo de pasta, de origen francés, se diferencia de otras por ser muy ligera y por su consumo en frío. Es mítico encontrar los petisús en forma alargada también, pero a mi particularmente me llaman más la atención en redondo, de un tamaño ideal para llevárnoslos a la boca y saborearlos poco a poco.

La receta de esta pasta choux la tengo desde hace ya varios años. Me la pasaron unos amigos, Vero y Javi, tremendos reposteros y cocinillas. Cada vez que hacemos una quedada nos ponemos bien las botas con nuestras elaboraciones caseras. Los últimos curasanes que hicieron estaban de órdago, ya me están dando ganas de pegarles un telefonazo de nuevo,  siempre nos sorprenden con una receta diferente, menuda adicción…

Los profiteroles son un poco laboriosos, sobre todo si los hacemos de forma tradicional, requiere su tiempo y su técnica pero luego el resultado es espectacular. Si sois aventureros, os apetece enredar un poco con la manga pastelera y el horno nos ponemos a ello…

 

INGREDIENTES

Aproximadamente 50 unidades

Para la pasta choux:

  • 500 ml de agua.
  • 150 g de mantequilla.
  • 250 g de harina mitad floja mitad de fuerza.
  • 9 huevos.
  • 1 cdta de sal.

Para la crema pastelera:

  • 1,5 l de leche.
  • 6 huevos.
  • 120 g de maizena.
  • 330 g de azúcar.
  • Canela en rama (en polvo para la thermomix).
  • Corteza de limón.

Para la cobertura:

  • 375 g de chocolate tipo Nestle.
  • 125 ml de agua.
  • 125 g de mantequilla.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Las cantidades que aporto en esta receta dan para numerosas piezas de profiteroles. Si tomamos de referencia el tamaño bocadito salen unas 50 aproximadamente. Yo personalmente las hice un poco más grandes porque me gustan mas y obtuve unas 30 piezas. Siempre debéis de hacer una regla de tres con las cantidades en función de los profis que queráis obtener.

ELABORACIÓN

Crema pastelera:

La crema pastelera tenemos que utilizarla bien fría por lo cual recomiendo elaborarla el día anterior a la composición.

  1. Cogemos una cazuela, introducimos la leche , una rama de canela y la corteza de un limón. Llevamos a ebullición.
  2. Mientras se va calentando, en un bol a parte  batimos los huevos con el azúcar. Después añadimos la maizena y seguimos batiendo hasta que no veamos ningún grumo.
  3. En el momento en que la leche rompa a hervir sacamos la corteza de limón y la rama de canela , y a fuego lento introducimos la mezcla del punto dos y vamos revolviendo con varilla continuamente hasta que vaya espesando y adquiera una textura cremosa. En ese momento pasamos la crema a un bol de cristal. La refrigeramos en nevera más tarde cubierta con film transparente a ras para que no entre el aire.

Pasta choux:

  1. Cogemos un cazo amplio, introducimos en él la mantequilla, la sal y el agua y lo llevamos todo a ebullición.
  2. Una vez que hierva, añadimos fuera del fuego la harina (utilizamos la mitad de harina floja y la otra mitad de fuerza) y removemos fuertemente con una cuchara de madera. Si vemos que queda un poco grumoso seguimos removiendo un poco a fuego lento hasta que se termine de mezclar.
  3. Vamos a notar que la masa que tenemos en el cazo está bastante dura, lo cual es normal, no os asustéis. Ahora prestad atención, este paso es importante , vamos a añadir uno a uno los huevos removiendo constantemente con la cuchara de madera  fuera del fuego de manera que no añadimos otro huevo hasta que el anterior se haya absorbido bien. Poco a poco la masa se irá ablandando. Removemos bien hasta que obtenemos una textura tal, que cogiendo una cucharada de la masa y dandole la vuelta esta caiga lentamente sobre el cazo. Ahi sabremos que está lista.
  4. Cogemos una manga pastelera con boquilla rizada de tamaño pequeño, la rellenamos y reservamos.

Montaje:

  1. Una vez que tenemos la pasta choux en la manga preparada vamos a darle forma. Sobre una bandeja de horno con papel vegetal vamos a ir posando la boquilla y dejando caer masa. Debemos tener en cuenta que el tamaño se duplicará en el horno, así que calcularemos a ojo la cantidad y dispondremos las piezas separadas unas de otras. Si al levantar la boquilla nos quedan picas hacia arriba mojamos el dedo en agua y las hundimos.
  2. Horneamos durante unos 20 minutos a 220º si son piezas pequeñas tipo bocaditos, en mi caso como las hice un poco más grandes programé unos 30 minutos.  Una vez listas las sacamos y dejamos enfriar un poco.
  3. Cogemos la crema pastelera y la revolvemos un poco para ablandarla. Rellenamos una manga con boquilla pequeña con ella. Pieza a pieza, hacemos un agujero con un cuchillo en un lateral e introducimos la boquilla de la manga por el y las rellenamos todas.

Cobertura:

Una vez que tenemos rellenos los profiteroles vamos a darles un baño de chocolate.

  1. En un cazo rallamos o trituramos el chocolate con leche y añadimos el agua. Removemos constantemente a fuego lento hasta que quede bien disuelto.
  2. Añadimos la mantequilla y seguimos removiendo  hasta que la mezcla este homogénea.
  3. Dejamos enfriar un poco la cobertura. Colocamos los profiteroles sobre una rejilla y con una cuchara vamos dándoles un baño con el chocolate. Si nos cae chocolate por la rejilla siempre podremos aprovecharlo si colocamos una bandeja debajo. Debemos utilizarlo en el momento que mas nos favorezca el grosor. Si lo vemos muy liquido lo dejamos enfriar otro poco.

Como habéis visto esta recetilla da un poco de trabajo, pero os puedo asegurar que el sabor es inigualable. Si queréis sorprender en una merienda organizaros un día antes y montar unos ricos profiteroles, os aseguro que sorprenderéis.

 

CON THERMOMIX

Como he indicado arriba del todo las cantidades especificadas dan para unas 50 piezas en plan bocaditos o unas 30 un poco más grandes como las que muestro en la foto. Siempre que modifiquemos las cantidades en la thermomix para obtener mas o menos profiteroles cambiaremos también los tiempos en proporción.

ELABORACIÓN

Crema pastelera:

La crema que vamos a utilizar para rellenar los profiteroles la tenemos que emplear bien fría, por ello debemos procurar hacerla el día anterior a su montaje.

  1. Introducimos en la cubeta la leche, la corteza de limón y el palito de canela. Programamos 15 minutos a 90º en velocidad 1. Una vez listo retiramos la corteza y la canela.
  2. Añadimos los huevos, el azúcar y la maizena. Mezclamos unos segundos a velocidad 4  y programamos 12 minutos a 90º en velocidad 3 con la mariposa.
  3. Vertemos la crema en un bol de cristal y tapamos con film a ras. Dejamos enfriar hasta el día siguiente.

Pasta choux:

  1. Introducimos en la thermo el agua, la sal y la mantequilla. Programamos 10 minutos a 90º en velocidad 2.
  2. Añadimos la harina de golpe, mitad floja, mitad de fuerza. Mezclamos 30 segundos a velocidad 4.
  3. Dejamos reposar la mezcla 10 minutos sin el cubilete.
  4. Ponemos la thermo en velocidad 4 sin temperatura ni tiempo. Añadimos por el bocal poco a poco todos los huevos de uno en uno y muy despacio.
  5. Una vez lista la masa la volcamos sobre una manga pastelera con boquilla rizada.

Montaje:

  1. Una vez que tenemos la pasta choux en la manga preparada vamos a darle forma. Sobre una bandeja de horno con papel vegetal vamos a ir posando la boquilla y dejando caer masa. Debemos tener en cuenta que el tamaño se duplicará en el horno, así que calcularemos a ojo la cantidad y dispondremos las piezas separadas unas de otras. Si al levantar la boquilla nos quedan picas hacia arriba mojamos el dedo en agua y las hundimos.
  2. Horneamos durante unos 20 minutos a 220º si son piezas pequeñas tipo bocaditos, en mi caso como las hice un poco más grandes programé unos 30 minutos.  Una vez listas las sacamos y dejamos enfriar un poco.
  3. Cogemos la crema pastelera y la revolvemos un poco para ablandarla. Rellenamos una manga con boquilla pequeña con ella. Pieza a pieza, hacemos un agujero con un cuchillo en un lateral e introducimos la boquilla de la manga por el y las rellenamos todas.

Cobertura:

  1. Ahora que tenemos los profiteroles rellenos vamos a bañarlos en chocolate. Introducimos el chocolate en la thermomix  y le damos unos golpes de turbo hasta reducirlo bien.
  2. Bajamos con la lengua el chocolate de los laterales hacia las cuchillas y añadimos el agua. Programamos 12 minutos a 37º en velocidad 2.
  3. Agregamos la mantequilla y programamos otros 12 minutos a 37º en velocidad 2.
  4. Esperamos que enfríe un poco la cobertura y cuando adquiera el grosor que mas nos guste bañamos todas las piezas con una cuchara por encima. Si lo hacemos con una rejilla y una bandeja debajo podremos aprovechar todo lo que vaya cayendo  hacia abajo de nuevo.

 

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE 

 

 

¿Os parece extraña la combinación? Un bizcocho de calabaza con pepitas de chocolate… Pues raro que os parezca la calabaza es una hortaliza ligeramente dulce que nos da un toque riquísimo a las comidas y los postres, y combinada con algo de chocolate tiene su puntillo.

Sino lo habéis probado os recomiendo que elaboréis un día  puré de calabaza y zanahoria, no deja de ser un puré de verduras, pero al ser verduras dulces el contraste se nota muchísimo. A parte podemos señalar que utilizar la calabaza en las recetas  es muy bueno para la salud, ya que es rica en betacarotenos, antioxidantes y fibra, un aliciente más para integrarla en nuestras ingesta rutinaria.

Quizás el único inconveniente que podemos encontrar para hacer el bizcocho con ella es que tiene una alto contenido en agua, un 90% aproximadamente y esto nos influye mucho a la hora de hornearlo y que esponje bien. Para no verme en problemas utilicé varios  métodos hasta quedarme con el más efectivo a la hora de cocerla, de manera que no  quede demasiado  empapada. A esta técnica la podríamos llamar  «al microondas voy´´. No soy muy amiga de utilizar el microondas en la repostería por normal general  pero en esta caso lo vi muy útil.

A continuación os detallo la forma de elaborarlo , tanto tradicional como con la thermomix. 

 

INGREDIENTES

  • 5 huevos.
  • 200 g de azúcar.
  • 420 g de harina de trigo.
  • 150 ml de aceite de girasol.
  • 700 g de calabaza ya troceada sin piel ni pepitas.
  • 1 sobre y medio de levadura tipo Royal.
  • 2 ctas de vainilla liquida.
  • 120 g de pepitas o lagrimas de chocolate.
  • Sal.

 

DE FORMA TRADICIONAL

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que vamos a hacer es pelar la calabaza y desechar la piel y las pepitas. Tenemos que utilizar unos 700 gramos así que la compraremos de un kilo aproximadamente para no quedarnos cortos. Una vez que la tenemos lista la vamos a cortar en pedacitos pequeños y los vamos a llevar en un bol de cristal tapado al microondas  a máxima potencia unos 20 minutos. Cuando el tiempo termine los vamos a meter sobre un colador grande y apretarlos un poco para que suelten agua. De esta manera a calabaza no nos quedará muy empapada.
  2. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poco de aceite y precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º .
  3. Trituramos los trocitos de calabaza y los introducimos en un recipiente amplio. Añadimos los huevos, el aceite y el azúcar y batimos bien con batidora.
  4. Integramos la harina, la levadura, las cucharaditas de vainilla y un poquito de sal y seguimos batiendo bien hasta que quede una mezcla uniforme.
  5. Añadimos las pepitas de chocolate y removemos con una lengua para distribuirlas bien.
  6. Introducimos la mezcla en el molde , dejamos el calor del horno solo por abajo y horneamos el bizcocho unos 50 minutos a 180° o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio.
  7. Una vez fuera dejamos que repose unos minutos y desmoldamos.

 

CON THERMOMIX

A la hora de elaborar el bizcocho en la thermomix podemos cocinar la calabaza en el varoma pero yo soy mas partidaria de introducirla en el microondas porque me da la impresión de que queda menos empapada en agua y esto favorece luego el esponjamiento. Por lo tanto cuezo la calabaza de esta manera y para el resto utilizo la thermo.

ELABORACIÓN

  1. Pelamos en primer lugar la calabaza y desechamos la piel y las pepitas. Tenemos que utilizar unos 700 gramos así que la compraremos de un kilo aproximadamente para no quedarnos cortos. Una vez que la tenemos lista la vamos a cortar en pedacitos pequeños y los vamos a llevar en un bol de cristal tapado al microondas  a máxima potencia unos 20 minutos. Pasado este tiempo vertemos los trozos sobre un colador grande y vamos a espachurrarlos un poco para que suelten agua.
  2. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poco de aceite y precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º .
  3. Trituramos los trocitos de calabaza en la thermo unos segundos con el turbo. Añadimos los huevos, el aceite y el azúcar y mezclamos 30 segundos a velocidad 10.
  4. Integramos la harina, la levadura, las cucharaditas de vainilla y un pellizco de sal y mezclamos de nuevo 20 segundos a velocidad 6.
  5. Vertemos las pepitas de chocolate  y con la lengua revolvemos para distribuirlas bien.
  6. Volcamos la mezcla en molde, dejamos el calor del horno solo por abajo y horneamos el bizcocho unos 50 minutos o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio.
  7. Una vez fuera dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos.

Si os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

FLAN DE CHOCOLATE CON LECHE

FLAN DE CHOCOLATE CON LECHE  

 

 

¿Qué os puedo decir de este rico dulce? Podría contaros muchas cosas del flan, uno de los postres más recurrentes que tanto nos gustan, pero a veces una imagen vale más que mil palabras. Solo os puedo decir que está tremendamente rico.

Esta semana me apetecía hacer algo práctico, que no llevase mucho tiempo de elaboración  y que se mantuviese  frío y cremoso. «¿Entonces, por qué no un flan? Voy a combinar lo que a mi me pierde que es el chocolate y crear un flan cremoso de esos que se te deshacen en la boca con solo mirarlos´´,  pensé para mis adentros. Y cuando algo se me mete en la cabeza se me mete…

Hay múltiples posibilidades a la hora de crear una receta, siempre podemos combinar  ingredientes a nuestro antojo y jugar con el factor «que resultado espero´´ para enlazar estos ingredientes de manera que vayan enfocados a ese resultado. Solo es cuestión de tener ganas y voluntad. A veces algo sale mal (yo he tenido que tirar en ocasiones algún postre en los que he metido la pata experimentando) pero de ese mismo proceso he ido planteándome lo que hice mal y como solventarlo para la próxima vez. A base de tesón podemos crear o reciclar ideas.

Si os apetece un cachito de flan aquí os muestro lo sencillo que es obtenerlo, y vamos a ser sinceros, donde estén los caseros, que se quiten los del supermercado, ya de pecar en el mundo dulce, vamos a hacerlo de la forma más sana posible. Si ya disponéis de todos los ingredientes ¡Vamos a por ello!

 

 

INGREDIENTES

  • 370 g de chocolate con leche.
  • 550 ml de nata para montar.
  • 650 ml de leche entera.
  • 40 g de leche condensada.
  • 2 huevos.
  • 2 ctas de vainilla liquida (opcional).
  • 2 ctas de café descafeinado soluble.
  • 2 sobres de cuajada.
  • Caramelo liquido.

 

DE FORMA TRADICIONAL

A mi personalmente me gusta elaborar los postres bastante generosos, de manera que las cantidades que arriba índico dan aproximadamente para 8-10 raciones. Si lo queréis hacer para menos personas podéis utilizar menor cantidad de ingredientes o bien hacer la misma y repetir un par de días postre, ya que seguro que el cuerpo os lo pide.

ELABORACIÓN

  1. Caramelizamos el molde o flanera que vamos a utilizar. Si optamos por hacer el caramelo casero aquí os dejo las pautas a seguir  https://midulcepecado.com/caramelo-liquido/
  2. Nos hacemos con un hervidor o cacerola e introducimos la nata , la leche entera, la condensada, los huevos y las cucharaditas de café descafeinado. Acto seguido lo mezclamos todo con la batidora hasta que no se aprecien grumos.
  3. Llevamos la mezcla a ebullición a fuego intermedio removiendo constantemente con una varilla. No esperamos a  que hierva, en el momento en que adopte consistencia cremosa añadimos el chocolate troceado, los sobres de cuajada y la vainilla liquida.
  4. Seguimos removiendo hasta que el chocolate se funda y en el momento que arranque a hervir vertemos la mezcla sobre el molde caramelizado.
  5. Dejamos enfriar unas horas en nevera o hasta el día siguiente. Desmoldamos y decoramos a nuestro gusto. En este caso yo esparcí unos pocos fideos de chocolate por la parte de arriba.

 

CON THERMOMIX

Las cantidades que he marcado en la receta dan aproximadamente para 8-10 raciones, de manera que si sois menos personas podéis hacer menos cantidad o bien repetir mas de un día postre, eso ya va al gusto de cada uno. Desde luego os puedo decir que está muy rico y seguro que os apetece un poquito mas…

ELABORACIÓN

  1. Caramelizamos previamente el molde o flanera que vamos a utilizar. Si queremos emplear caramelo casero aquí os dejo los pasos a seguir  https://midulcepecado.com/caramelo-liquido/
  2. Introducimos el chocolate con leche en trozos en la thermomix y lo trituramos a golpes de turbo. Lo reservamos a parte.
  3. Sin lavar el vaso añadimos la nata , la leche normal y la condensada, los huevos y las cucharaditas de  café descafeinado. Programamos 6 minutos a 90º en velocidad 4.
  4. Pasado ese tiempo añadimos el chocolate que habíamos reservado, los dos sobres de cuajada y la vainilla liquida. Programamos otros 6 minutos en las mismas condiciones y cuando la thermo haya hecho su trabajo volcamos la mezcla sobre el molde caramelizado.
  5. Dejamos enfriar unas horas o hasta el día siguiente en nevera. Desmoldamos el flan y lo decoramos al gusto. En este caso yo utilicé fideos de colores sobre la superficie pero hay mil maneras de adornarlo.

Como habéis podido comprobar hacer un flan de estas características no tiene ninguna complicación. Es muy sencillo y todos lo podéis hacer. Así que desde aquí os animo a probar la receta. Espero que os guste.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

TARTA SELVA NEGRA

TARTA SELVA NEGRA 

 

 

Esta semana vengo con una propuesta  de un cumpleaños familiar, una tarta que antaño ya había probado a hacer, pero de una manera diferente, con otro relleno y otra decoración a mi gusto. Sin embargo, esta vez, me apetecía seguir la receta original y ser fiel a sus principios.

La selva negra tiene sus orígenes en mi país natal , Alemania, concretamente en la cocina de Baden. Schwarzwälder Kirschtorte  es su denominación por aquellos parajes. Hablamos de un pastel cuyos componentes principales son:  el bizcocho de chocolate, un relleno de capas de nata, mermelada de cerezas o cerezas como añadido bañadas en licor y virutas de chocolate como ornamentación. El licor que utilizan allí para macerar las cerezas y darle sabor al almíbar es el Kirsch. Aquí lo podemos encontrar en algún supermercado, pero si no dais con el podéis utilizar cualquier otro tipo de licor de cerezas.

Es un postre muy dulzón, pero al contrario de lo que se pueda pensar no es nada  empalagoso. Una vez que pruebas la primera cucharada ,entra solo en un tris tras. Quizás uno de sus secretos sea ese ligero sabor a cereza que te deja un regustillo muy sabroso.

Sin mas dilaciones, comienzo a explicaros como montar la tarta tanto de manera tradicional como con la thermomix. Recomiendo hacer el bizcocho y el almíbar en un día  y al siguiente el relleno y el montaje, ya que es mejor utilizar ambos cuando estén fríos. Eso o dejar pasar unas horas entre un proceso y el siguiente.

 

 

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 6 huevos.
  • 150 g de azúcar.
  • 150 g de harina.
  • 45 g de cacao en polvo.
  • Un sobre y medio de levadura.
  • Sal.

Para el almíbar:

  • 60 ml de Kirsch u otro licor de cerezas.
  • 250 ml de agua.
  • 250 g de azúcar.
  • 13 cerezas normales.

Para el relleno:

  • 650 ml de nata para montar.
  • 70 g de azúcar glass.
  • Un sobre de cuajada.
  • Las cerezas utilizadas en el almíbar.

Para la decoración:

  • 450 g de chocolate con leche (en este caso  3 chocolatinas de Nestle).
  • Fideos de chocolate.
  • Cerezas confitadas (en este ejemplo sobre 30 unidades).
  • Bolitas de chocolate blanco y negro.

 

DE FORMA TRADICIONAL

ELABORACIÓN

Comenzaremos haciendo el bizcocho de chocolate. Recomiendo hacerlo unas horas  previas al montaje y si es el día anterior mucho mejor, ya que es más sencillo de operar con él si está frío.

Bizcocho:

  1.  Precalentamos el horno a 180º por arriba y por abajo. Cogemos el molde que vayamos a utilizar (yo  hice la tarta con uno de medida estándar para ocho raciones)  y lo engrasamos con aceite.
  2. Cogemos un bol e introducimos en él el azúcar glass y los huevos. Con una batidora montamos bien  la mezcla hasta que  blanquee y aumente su  tamaño.
  3. Añadimos el resto de ingredientes, la harina, el cacao, la sal y la levadura. Seguimos batiendo hasta unificar la mezcla y que no se se vean grumos.
  4. Vertemos la mezcla en el molde. Quitamos el calor del horno de la parte de arriba, dejando solo la de abajo e introducimos el molde en la segunda rejilla empezando por abajo. En unos 30 minutos aproximadamente lo tendremos hecho, pero no está de más pincharlo pasado ese tiempo con un cuchillo. Si sale limpio estará listo y sino lo dejamos un poquito más.

Una vez que tenemos el bizcocho en el horno podemos aprovechar para ir haciendo el almíbar. También hay que tener en cuenta que a la hora de utilizarlo debe de estar frío por lo que lo debemos dejar reposar unas horas.

Almíbar:

  1. Lo primero que vamos a hacer es deshuesar las cerezas normales, cortarlas en trocitos pequeños y  dejarlas macerar unas horas dentro del licor kirsch u otro similar de cereza.
  2. En una cacerola introducimos el azúcar y el agua y lo llevamos a ebullición . Una vez que rompa a hervir lo apartamos del fuego.
  3. Después de las horas de reposo, cuando esté frio, retiramos las cerezas que dejamos macerando  dentro del kirsch e introducimos el licor en la cacerola. Las cerezas las utilizaremos para el relleno más tarde.

Ahora que tenemos el bizcocho y el almíbar, y los hemos dejado enfriar unas horas vamos a elaborar el relleno de la tarta.

Relleno:

  1. Introducimos un bol y las varillas de la batidora una media hora en el congelador para facilitar que la nata se monte bien.
  2. Pasada esa media hora metemos  en el bol la nata con el azúcar glass y el sobre de cuajada. Montamos bien todo con la batidora. Sabremos cuando está en su punto cuando cogiendo una cucharada del relleno y dándole la vuelta este no se nos caiga con facilidad.

Ahora que tenemos el relleno voy a explicaros como montar la tarta y posteriormente la decoraremos al gusto.

Montaje:

  1. Sobre la encimera o mesa de trabajo y con un cuchillo largo de sierra vamos a cortar el bizcocho en tres capas similares.
  2. Cogemos el almíbar y un pincel de goma y vamos calando una primera capa del bizcocho por ambos lados. Se trata de calar, dejar caer el liquido suavemente por toda la capa no de distribuirlo con el pincel como si estuviéramos pintando. Una vez calada y con delicadeza colocamos la capa sobre el plato o bandeja donde se va a servir posteriormente la tarta.
  3. A ojo de buen cubero tomamos una tercera parte del relleno de nata montada  con una cuchara y la vamos distribuyendo por la capa calada. Con un sable alisamos la superficie hasta que nos quede bien distribuida y nivelada. Acto seguido cogemos la mitad de los trocitos de cerezas emborrachados en licor cuando hicimos el almíbar y los distribuimos sobre la capa de nata.
  4. Repetimos el mismo proceso con la segunda capa del bizcocho. La calamos por ambos lados, la colocamos encima del montaje, y extendemos otra capa de nata montada por encima, sableamos y distribuimos el resto de trocitos de cereza que nos quedan.
  5. Cogemos la tercera capa del bizcocho, la calamos por ambos lados y la colocamos. En la superficie lo que vamos a hacer es distribuir y sablear el resto de nata , dejando un poco para adornar después los bordes.

En este momento ya  tenemos prácticamente la tarta montada, lo que vamos a hacer ahora es rematarla con una buena decoración. Yo os explico como hice la ornamentación por la que opté pero hay muchas variantes. Podéis poner cerezas confitadas o no, en vez de con fideos de chocolate forrar los laterales con mas virutas, incluir otros adornos por encima , etc.

Decoración:

  1. Lo primero que hice en este caso es cubrir los laterales con la nata montada que dejé a última hora libre. Con una cucharilla vamos tapando agujeros y con el sable alisando todo el borde hasta que quede liso.
  2. Ahora que el borde está cubierto de nata podemos ir pegando a mano fideos de colores alrededor o incluso  virutas de chocolate, compradas o hechas a mano.
  3. Sino compramos las virutas  y las queremos hacer a mano el proceso es muy sencillo. En un bol de cristal vamos a partir en trozos las tres tabletas de chocolate y vamos a llevarlo al microondas para fundirlo. Lo ponemos a calentar y cada 30 segundos removemos con una cuchara un poco para evitar que se pueda quemar. Así hasta que esté bien fundido. Una vez que lo  tenemos liquido lo extendemos con el sable sobre una encimera fría , hasta que quede una capa muy fina. Esperamos unos minutos hasta que solidifique un poco y después con la ayuda de una rasqueta o pelador de patatas vamos rascando sobre el chocolate. Veremos como se forman rizos y se cortan solos rápidamente. Una vez que tenemos las virutas  cubrimos la tarta por encima con ellas.
  4. Podemos colocar cerezas confitadas a nuestro gusto o bolas de chocolate u otros elementos decorativos por encima de las virutas, dándole un toque distintivo de color y  un buen sabor complementario.

Ahora que ya tenemos la tarta completa va siendo hora de hincarle el diente ¿verdad?. Pues no os entretengo más. Os animo a hacerla y que me contéis si os resultó muy difícil o no y que tal estaba  cuando rozó el paladar.

 

CON THERMOMIX

Todo dulce lleva un proceso de elaboración, y está claro que no es el mismo el tiempo que empleamos en hacer una tarta, que en hacer un bizcocho o un flan por poner un ejemplo. Es en éste tipo de recetas donde más notamos los beneficios de la thermomix, ya que nos reduce los tiempos de la obtención de cada parte que conforma la tarta de una manera muy significativa.

Al igual que de la forma tradicional os voy a explicar como elaborar las diferentes facciones de  una selva negra, el bizcocho, el almíbar y  el relleno con la thermomix. El montaje y la decoración se hará de forma manual según las pautas anteriormente descritas.

Para el bizcocho:

  1. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite (yo suelo usar uno estándar de unas ocho raciones) y precalentamos el horno por arriba y por abajo a 180º.
  2. Introducimos en la thermomix el azúcar normal  y programamos en velocidad progresiva 8-9-10 un minuto  hasta convertirlo en azúcar glass.
  3. Colocamos la mariposa, añadimos los huevos y marcamos 6 minutos a 37º en velocidad 4. Pasado este tiempo volvemos a programar 6 minutos sin temperatura en velocidad 4.
  4. Añadimos la harina, el cacao, la sal y la levadura y mezclamos 15 segundos en velocidad 4.
  5. Dejamos el calor del horno solo por la parte de abajo e introducimos el bizcocho en la segunda rejilla empezando por abajo unos 30 minutos. Pasado este tiempo comprobamos que este listo pinchando con un palillo. Si sale limpio lo estará , sino hay que dejarlo otro poco.

Para el almíbar:

  1. Deshuesamos las cerezas normales y las partimos en trozos pequeños. Las dejamos macerar dentro del licor de cereza unas horas.
  2. Introducimos en la thermo el azúcar y el agua y programamos 15 minutos, a 100º en velocidad 2. Lo pasamos a un bol.
  3. Cuando  hayan macerado las cerezas las retiramos del licor para usarlas más tarde e introducimos éste en el bol para darle sabor al almíbar.

Para el relleno:

  1. Introducimos el azúcar  normal en la thermomix y la pulverizamos a golpe de turbo hasta que quede fina.
  2. Añadimos la nata de montar y la cuajada. Colocamos la mariposa y programamos a velocidad 3 sin tiempo mirando cada poco hasta que esté montado. Hay que tener cuidado de no pasarnos. Sabremos cuando está listo cuando cojamos una cucharada y al darle la vuelta no nos caiga hacia abajo.

Ahora que tenemos las tres facciones fundamentales de la tarta vamos a proceder a montarla. Para ello haré un copia y pega de la manera tradicional.

Montaje:

  1. Sobre la encimera o mesa de trabajo y con un cuchillo largo de sierra vamos a cortar el bizcocho en tres capas similares.
  2. Cogemos el almíbar y un pincel de goma y vamos calando una primera capa del bizcocho por ambos lados. Se trata de calar, dejar caer el liquido suavemente por toda la capa no de distribuirlo con el pincel como si estuviéramos pintando. Una vez calada y con delicadeza colocamos la capa sobre el plato o bandeja donde se va a servir posteriormente la tarta.
  3. A ojo de buen cubero tomamos una tercera parte del relleno de nata montada  con una cuchara y la vamos distribuyendo por la capa calada. Con un sable alisamos la superficie hasta que nos quede bien distribuida y nivelada. Acto seguido cogemos la mitad de los trocitos de cerezas emborrachados en licor cuando hicimos el almíbar y los distribuimos sobre la capa de nata.
  4. Repetimos el mismo proceso con la segunda capa del bizcocho. La calamos por ambos lados, la colocamos encima del montaje, y extendemos otra capa de nata montada por encima, sableamos y distribuimos el resto de trocitos de cereza que nos quedan.
  5. Cogemos la tercera capa del bizcocho, la calamos por ambos lados y la colocamos. En la superficie lo que vamos a hacer es distribuir y sablear el resto de nata , dejando un poco para adornar después los bordes.

Decoración:

Podemos decorar la tarta al gusto, en este caso yo cubrí todo el lateral con el resto de nata montada que deje apartada y lo alisé con un sable.

Derretimos las tres tabletas de chocolate con leche en la thermomix , partiéndolas en trozos y programando 7 minutos a 37º en velocidad 3. Pasado este tiempo comprobamos que este liquido, sino es así programamos unos minutos más. Una vez que esté fundido el chocolate lo distribuimos con un sable sobre una encimera fría hasta dejar  una capa uniforme muy fina. Esperamos unos minutos hasta que solidifique un poco y con la ayuda de un pelador de patatas o una rasqueta vamos rascando hasta obtener unos rizos que se van soltando solos. Así es como se obtienen las virutas de chocolate. Las utilizaremos para cubrir toda la superficie.

Por encima de las virutas y laterales podemos poner lo que nos apetezca, cerezas confitadas, fideos, elementos de chocolate, etc.

Espero que os haya gustado la receta. Una tarta ideal para cualquier celebración.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

FLAN DE QUESO

FLAN DE QUESO

 

 

Esta semana, aprovechando que teníamos una comida en casa, y los invitados son tan golosos y buenos comedores como nosotros (nos solemos pegar cada banquete los cuatro cuando nos juntamos que tiemblan todos los restaurantes de  Gijón…) aproveché para poner al día una receta de flan de queso. He tenido tiempo a probar varias,  fisgando siempre por otros blogs y webs de repostería y todas están muy ricas, pero esta vez,  me apetecía enredar por la cocina y crear mi propia versión.

Así que ni corta ni perezosa me puse manos a la obra . Cogí ingredientes diversos, un poquito de aquí, un poquito de allá, le sumé un pellizco de buenas intenciones, ajusté cantidades y me encontré con un resultado muy positivo. Puedo decir que lo desmoldé cuando estaba frío y si por fuera no pintaba mal cuando lo probamos por dentro estaba de escándalo.

Complicaciones de elaboración, cero. Para este flan no es necesario utilizar el horno. Se puede hacer al fuego de manera tradicional o con la thermomix. Apenas lleva tiempo y una vez que esté frío  y cuajado lo tenemos listo para servir. El flan de queso es un postre que suele gustar mucho y un acierto si tenéis una comida  o cena  y queréis dar algo con que nunca falla. Podéis utilizar el queso crema que mas os apetezca y jugar un poco con la leche normal y condensada al gusto. 

 

INGREDIENTES

  • 4 huevos.
  • 550 g de queso Philadelphia.
  • 500 ml leche entera.
  • 250 ml de leche condensada.
  • 100 g de azúcar.
  • 25 g de azúcar avainillado.
  • 3 sobres de cuajada.
  • Caramelo liquido.

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

ELABORACIÓN

  1.  En primer lugar bañamos con caramelo liquido el molde que queremos utilizar. Si preferimos hacer el caramelo en casa y no utilizar el comprado aquí os dejo los pasos de manera muy sencilla https://midulcepecado.com/caramelo-liquido/
  2. Cogemos una pota e introducimos todos los ingredientes que restan en ella. Con la batidora batimos todo hasta que nos quede una mezcla homogénea.
  3. Llevamos la mezcla a ebullición a fuego medio. Removemos con una varilla constantemente y una vez que rompa a hervir esperamos un minuto y retiramos del fuego.
  4. Vertemos la mezcla con la ayuda de una lengua (no se puede desperdiciar nada)  en el molde.
  5. Dejamos enfriar unas horas en nevera o hasta el día siguiente.
  6. Desmoldamos sobre un plato y lo tenemos listo para servir. Podemos acompañarlo con un poco de nata montada, sirope de chocolate, lo que más nos apetezca…

Consejos a la hora de elegir molde: Hoy en día tenemos amplia variedad de moldes para utilizar en el mercado. Yo siempre aconsejo utilizar los moldes de silicona, porque los hay con un montón de formas diferentes  y el flan sale siempre del tirón una vez que le damos la vuelta , con todo el contorno y dibujo firme y sin una resquebradura.

 

CON THERMOMIX

Si de manera tradicional el proceso de elaboración de este flan es bastante rápido con la thermomix es un visto y no visto. Aquí os dejo los pasos a seguir:

  1. Bañamos el molde que hemos elegido con caramelo liquido.  Si queremos elaborarlo de forma casera aquí os dejo las indicaciones https://midulcepecado.com/caramelo-liquido/
  2. Introducimos en el vaso de la thermo el resto de ingredientes. Programamos 15 minutos, a 100º en velocidad 3.
  3. Pasado ese tiempo volcamos toda la mezcla sobre el molde caramelizado. Lo dejamos enfriar unas horas o hasta el día siguiente.
  4. Una vez frío desmoldamos sobre un plato y tenemos el flan listo para servir cuando más nos apetezca. Yo suelo acompañarlo con un poquito de nata montada y sirope de chocolate, no os podéis imaginar lo rico que está. 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

BIZCOCHO DE NARANJA

BIZCOCHO DE NARANJA

 

 

¿Quién no ha hecho alguna vez un bizcocho de yogur y naranja?

Una de las primeras recetas que aprendemos en cocina cuando somos pequeños y nos entra el antojo de hacer algo dulce en casa, ¿os dais cuenta que siempre suele ser la del bizcocho? Que tendrán estos dulces que siempre nos encandilan…

Cuando le preguntamos a nuestra madre, abuela o el referente que tengamos en ese momento para tomar nota casi siempre nos presentan una receta  de bizcocho de yogur, ¿verdad?  Hay miles de versiones pero es la que probablemente se elabora más por los hogares. Tal vez por su buen sabor, por su sencillez en el proceso o por que solicita  ingredientes que siempre solemos tener a mano. No importa el porqué,  la cuestión es que todas ellas están buenísimas y todos llegamos a la conclusión que como el bizcocho casero no hay ninguno,,,

Aquí os presento una versión que está para chuparse los dedos, no falla en el desayuno cada poco tiempo. Os pongo las medidas de dos maneras, para los que tenéis pesa en gramos y para los que no en medidas de envase de yogur.

 

INGREDIENTES 

  • 2 yogures naturales.
  • 6 huevos.
  • Azúcar  400 g o 4 envases.
  • Ralladura de naranja.
  • Zumo de dos naranjas.
  • Harina 330 g o 6 envases.
  • Aceite 180 ml o 2 envases.
  • 2 Sobres de levadura tipo Royal.
  • Sal.

 

DE FORMA TRADICIONAL

ELABORACIÓN

  1. Programamos el horno a 180º  por arriba y por abajo y engrasamos el molde que vamos a utilizar con aceite o margarina y harina.
  2. Cogemos un bol grande e introducimos en él los huevos y el azúcar. Batimos con batidora hasta blanquear un poco la mezcla.
  3. Añadimos el aceite, la ralladura de naranja, el zumos de las dos naranjas y los yogures. Seguimos batiendo hasta unificar bien todo.
  4. Agregamos la harina, la sal y la levadura y batimos de nuevo hasta que quede bien mezclado.
  5. Quitamos el calor de arriba en el horno de manera que solo pegue por abajo y colocamos el bizcocho en la segunda rejilla  empezando por abajo.
  6. Horneamos aproximadamente unos 40 minutos o hasta que pinchando con un cuchillo o palillo este nos salga seco del todo.
  7. Una vez fuera del horno esperamos unos minutos y desmoldamos.

Consejos a la hora de hornear un bizcocho. Cuando el bizcocho empieza a subir en el horno y  lleva un pedazo, solemos ojear  a través del cristal,  y cuando no sabemos si está listo , si le falta poco o mucho, a veces nos mata la curiosidad y tenemos la manía de abrir el horno y pinchar. Pues hay que evitarlo en la medida de lo posible o al menos en los primeros 30 minutos de horneado hasta que coja consistencia porque sino corremos el riesgo de que el bizcocho se nos venga abajo. Vamos a darle tiempo para que suba y esponje bien.

 

CON THERMOMIX

 

ELABORACIÓN

Con la thermomix la fórmula sigue siendo igual de sencilla. Una vez que hemos engrasado  el molde que vamos a utilizar con grasa y harina y ponemos el horno en marcha a 180º por arriba y por abajo, (en el momento de introducir el bizcocho lo dejaremos solo por abajo), nos disponemos a elaborar la mezcla de la siguiente manera.

  1. Introducimos en el vaso el azúcar, los huevos, la ralladura y el zumo de las dos naranjas. Programamos 6 minutos a 37º, en velocidad 5.
  2. Añadimos el aceite y los yogures y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.
  3. Incorporamos la harina , la levadura y la sal y marcamos  30 segundos a velocidad 4.
  4. Vertemos la mezcla en el molde engrasado . Bajamos el calor solo a la parte de abajo y colocando la bandeja en la segunda rejilla horneamos unos 40 minutos o hasta que pinchando con un palillo este nos salga limpio.
  5. Cuando esté listo dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

BOMBAS DE CREMA

BOMBAS DE CREMA O BOLAS DE FRAILE

 

 

En ocasiones vemos la foto de algún alimento o postre y se nos queda grabado en la retina. Nos quedamos con ese «¡uaauuuu! ¡que pintaza! Más vale comprarlo que hacerlo, porque seguro que es complicado´´. Efectivamente hay postres que requieren un trayecto un poco laborioso , y sin embargo otros son muy sencillos de hacer aunque de mano nos parezcan muy complicados. Esta receta pertenece a esta segunda opción. Puede parecer difícil de hacer, sobre todo para aquellos que no suelan elaborar a menudo, pero una vez que nos ponemos manos a la obra se hace en un periquete y de forma muy sencilla.

Las bombas de crema, tal como las conocemos aquí, son originarias de Alemania, y se les denomina según la región por diferentes nombres, berlinesas, bolas de fraile, berlines, bombas,,, Consisten en una masa de brioche frita en aceite o grasa y rellena de crema. ¿Que diferencia una masa normal de bollería de una masa de brioche? Pues que las masas normales se elaboran con harina floja (tienen menos proteína de gluten) y las de brioche se hacen con harina de fuerza (tienen mayor porcentaje de gluten). La harina de fuerza se suele usar cuando en la masa se utiliza mayor porcentaje de azúcar ,grasas , etc.

Estas bolas de fraile las elaboré un fin de semana para acompañar el cafetín de la tarde y gustaron mucho. Entraban solas en el paladar, tal cual como si fuesen pipas,,, la verdad que son un poco viciosas. A continuación os pongo la receta de la forma tradicional y posteriormente adaptada a la thermomix. Espero que os guste.

 

INGREDIENTES

Elaborar esta receta en pan comido, por un lado obtendremos la crema pastelera y por otro la masa de bollería. Una vez frita la masa, la partimos a la mitad, rellenamos con la crema y tenemos nuestras bombas preparadas.

Para la crema pastelera:

  • 1 l de leche.
  • 80 g de maizena.
  • 4 huevos.
  • 250 g de azúcar.
  • Canela en rama.
  • Corteza de limón.

Para la masa:

  • 250 ml de leche.
  • 25 g de levadura fresca.
  • 80 g de azúcar.
  • 75 g de mantequilla.
  • 2 huevos.
  • 2 cdtas de vainilla liquida.
  • 620 g de harina de fuerza.
  • Una pizca de sal.
  • Ralladura de limón.

 

DE FORMA TRADICIONAL

 

ELABORACIÓN

Crema pastelera:

La crema pastelera recomiendo hacerla el día anterior o unas horas previas a su utilización, puesto que debemos dejarla enfriar bien.

  1. Cogemos una cazuela, introducimos la leche , una rama de canela y la corteza de un limón. Llevamos a ebullición.
  2. Mientras se va calentando, en un bol a parte  batimos los huevos con el azúcar. Después añadimos la Maizena y seguimos batiendo hasta que no veamos ningún grumo.
  3. En el momento en que la leche rompa a hervir sacamos la corteza de limón y la rama de canela , y a fuego lento introducimos la mezcla del punto dos y vamos revolviendo con varilla continuamente hasta que vaya espesando y adquiera una textura cremosa. En ese momento pasamos la crema a un bol de cristal y la tapamos a ras con film. Dejamos que enfríe un poco y la introducimos en la nevera unas horas. 

Masa:

  1. Templamos un poco la leche. Introducimos la levadura dentro y mezclamos hasta que se disuelva.
  2. Preparamos un volcán sobre la mesa con la harina y la sal. Introducimos en su interior el azúcar, la leche con la levadura ya disuelta, la mantequilla, los huevos, la vainilla y la ralladura de un par de limones. Vamos amasando poco a poco hasta obtener una masa elástica, suave y sin grumos.
  3. Cubrimos la masa con harina y la llevamos a un bol tapada con un paño hasta que doble su volumen (una hora aproximadamente).
  4. Una vez leudada la masa, la ponemos encima de la mesa de trabajo y desgasificamos amasándola un poco. Cortamos porciones de 50 g . Aproximadamente sacaremos unas 20 piezas, si queremos hacerlas mas grandes sacaremos menos piezas. Procedemos a bolearlas. Para ello ponemos la mano en forma de C con la masa en el centro y apoyada sobre la encimera, moviéndola en sentido de las agujas del reloj, hasta que vaya adquiriendo la forma de una bola bien definida. Una vez que tenemos todas las bolas, las tapamos y dejamos que doblen su volumen de nuevo.

MONTAJE:

  1. Cuando las piezas hayan doblado su volumen, las freímos en una sartén fondona con abundante aceite de girasol a unos 170º. Freímos primero por la base y después les damos la vuelta. Se la damos una vez que cojan color, no hace falta esperar mucho porque se hacen rápido. Las sacamos con una espumadera y las rebozamos rápidamente en azúcar porque sino luego es más difícil que se adhiera.
  2. Cuando las masas estén frías, cortamos a la mitad cada una de ellas. Cogemos una manga pastelera con boquilla rizada o lisa , introducimos en ella la crema pastelera y las vamos rellenando al gusto.

Así de fácil y sencillo obtenemos una masa frita rellena de crema que hoy en día es uno de los pasteles más socorridos en todas las tiendas de repostería.

 

CON  THERMOMIX

A la hora de elaborar la receta con la thermomix el procedimiento del montaje, la conservación de la crema , los tiempos de levado etc. es todo exactamente igual que lo descrito anteriormente. Lo único que cambia es la forma de obtener la crema pastelera y la masa. Para ello utilizaremos los mismos ingredientes de la siguiente forma:

Para la crema:

  1. Introducimos en la cubeta la leche, la corteza de limón y el palito de canela. Programamos 90º, 10 minutos a velocidad 1. Una vez listo retiramos la corteza y la canela.
  2. Añadimos los huevos, el azúcar y la maizena. Mezclamos unos segundos a velocidad 4  y programamos de 8 a 10 minutos ,a 90º en velocidad 3 con la mariposa.

Para la masa:

  1. Introducimos en la cubeta la leche y la levadura. Templamos un minuto, a 37º en velocidad 1.
  2. Añadimos el azúcar, la mantequilla, los huevos y la esencia de vainilla. Mezclamos 30 segundos en velocidad 2.
  3. Agregamos la harina, la sal y la ralladura de limón y amasamos 2 minutos en velocidad espiga.

Montaje:

  1. Cuando las piezas hayan doblado su volumen, las freímos en una sartén fondona con abundante aceite de girasol a unos 170º. Freímos primero por la base y después les damos la vuelta. Se la damos una vez que cojan color, no hace falta esperar mucho porque se hacen rápido. Las sacamos con una espumadera y las rebozamos rápidamente en azúcar porque sino luego es más difícil que se adhiera.
  2. Cuando las masas estén frías, cortamos a la mitad cada una de ellas. Cogemos una manga pastelera con boquilla rizada o lisa , introducimos en ella la crema pastelera y las vamos rellenando al gusto.

Como habéis visto, hemos elaborado la masa y el relleno con la thermo de forma muy sencilla, por tanto no hay escusa para no probar estas ricas berlinesas.

Si os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

1 3 4 5