1

POLVORONES DE NUEZ

 

¿Sabéis porque a los polvorones los llamamos así? Pues la respuesta es muy sencilla, porque al comer uno de estos dulces se nos deshace en la boca igual que si fuera polvo. ¿Qué curioso verdad? Siempre los hemos llamado de ese modo y nunca he relacionado conceptos. Lo único en lo que pienso cuando escucho la palabra polvorón es en la Navidad, en las fiestas señaladas que requieren de algún aperitivo o postre tal como este. ¿Y de que está compuesto el polvorón?

Si consultamos cualquier diccionario, tal como la Wikipedia, nos lo va a definir como una torta pequeña , compuesta por harina, manteca y azúcar principalmente, cocida al horno y que al comerla se nos deshace en la boca como si fuese polvo. Ahora bien, esta es una definición muy básica. ¿Y eso por qué? Pues porque si nos centramos en los ingredientes podría haber muchas variantes. Por ejemplo tenemos los polvorones de canela, de limón, de chocolate, de avellana, un largo etc. y cada uno lleva sus componentes. Eso sí, la forma de elaborarlos siempre es muy similar.

Si queremos crear polvorones de la nada es muy sencillo, basta con tener los ingredientes necesarios. Preparamos la masa, la dejamos enfriar un poco en nevera, la extendemos con el rodillo  y luego vamos a lo mas divertido, a jugar con el corta-pastas. Este paso es una actividad en la que pueden intervenir los mas peques de la casa, pues no deja de ser una manualidad de las que mas les gustan, sustituyendo la plastilina por la masa de polvorón. Una vez recortadas las piezas las horneamos unos minutos y ya tenemos estos dulces listos para sorprender.

Esta navidad os traigo una receta de polvorones de nueces. Tenéis mas variedad en la web, en la que se encuentran también los polvorones de canela y los de avellana. Posteriormente iré añadiendo mas. Poco a poco espero que el índice de recetas navideñas vaya creciendo y que al menos alguna cumpla alguna de vuestras expectativas en los motores de búsqueda cuando queréis hacer algún tipo de postre por estas fechas. Si tenéis mucho excedente de nuez o simplemente os gustan mucho con un poco de chocolate que he añadido a la masa veréis que el resultado va a ser de lo mas óptimo. No os entretengo mas y os animo a seguir leyendo.

 

INGREDIENTES

(Para 15-20 piezas de polvorón).

  • 500 g de harina de trigo.
  • 250 g de nueces peladas.
  • 220 de azúcar glass (normal para la thermomix).
  • 40 g de cacao.
  • 190 g de manteca de cerdo.
  • 60 ml de aceite de oliva.
  • Canela molida.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Vamos a elaborar la masa de los polvorones y luego a darles forma de la manera mas sencilla. Lo único que debemos de tener en cuenta es que la manteca de cerdo debe de estar a temperatura ambiente y tanto la harina como las nueces debemos tostarlas y utilizarlas una vez que hayan enfriado. Dicho esto ahí van todos los pasos al detalle.

 

ELABORACION

  1. En primer lugar vamos a tostar la harina . Para ello precalentamos el horno a 200º. Extendemos toda la harina por la bandeja del horno y la horneamos durante 30 minutos revolviéndola un poco de vez en cuando. Pasado este tiempo la retiramos de la bandeja y dejamos que enfríe.
  2. Ahora vamos a tostar las nueces. Bajamos el horno a 180º y extendemos todas las nueces por la bandeja. Horneamos solamente durante diez minutos ya que tuestan muy deprisa. Pasados los 10 minutos retiramos las nueces y dejamos que enfríen.
  3. Sobre la mesa donde vamos a trabajar vertemos la harina, el cacao, la manteca de cerdo (a temperatura ambiente) y el aceite y con las manos vamos mezclando todo hasta unificarlo bien.
  4. Trituramos las nueces con un molinillo o robot de cocina y las añadimos a la mezcla junto con el azúcar glass y la canela. Con las manos seguimos integrando todos los ingredientes hasta obtener una masa redonda, pringosa, pero no en exceso. Formamos una bola con la ayuda extra de un poco de harina, la enfilmamos y la llevamos una hora a la nevera.
  5. Pasada la hora (la masa ya habrá endurecido lo suficiente),  espolvoreamos un poco de harina sobre la superficie de la mesa y con el rodillo vamos a ir extendiéndola al grosor que mas nos apetezca (unos 2 cm estará bien). Cogemos el corta-pastas que hayamos escogido y vamos calcándolo sobre la masa y creando piezas de polvorón. Las iremos extendiendo con delicadeza sobre la bandeja de horno forrada con el papel adecuado sin necesidad de dejar separación entre ellas, ya que el tamaño no se va a modificar.
  6. Horneamos los polvorones a 180º durante 15 minutos y posteriormente los dejamos enfriar sin manipularlos. Una vez que estén fríos podemos espolvorearlos con un poco de azúcar glass por encima y moverlos al emplazamiento donde los vamos a colocar. Si los queremos mantener durante días intactos podemos guardarlos en las típicas cajas de las pastas o envases de cierre hermético. De esta manera ya tenemos listos nuestros propios polvorones de nueces para disfrutar durante la navidad.

 

CON THERMOMIX

 

Con la ayuda de la thermo vamos a obtener de manera rápida la masa de los polvorones. Después dejamos que repose un poco en nevera y nos ponemos a la tarea con el corta-pastas. Esta receta apenas lleva tiempo de elaboración y el resultado no os va a defraudar.

 

ELABORACION

  1. Antes de comenzar con la elaboración de la masa debemos de tener tanto la harina como las nueces tostadas. Para ello en primer lugar vamos a tostar la harina con la ayuda de la thermo. La introducimos dentro y programamos 30 minutos a 100º en velocidad 4. Una vez tostada la reservamos y dejamos que enfríe.
  2. Calentamos el horno a 180º y tostamos las nueces unos 10 minutos. Una vez fuera del horno dejamos que enfríen por completo.
  3. Cuando la harina y las nueces esten frías comenzamos a elaborar la masa. Introducimos en la thermo el azúcar y la trituramos 30 segundos en velocidad progresiva 6-10 hasta convertirlo en glass.
  4. Agregamos las nueces y trituramos 30 segundos en velocidad 6.
  5. Añadimos la manteca (a temperatura ambiente), el aceite y la canela y mezclamos 10 segundos en velocidad 5.
  6. Incorporamos la harina y el cacao en polvo y le damos varios golpes de turbo hasta que la masa mezcle bien. Nos ayudamos de la lengua para bajar los restos de los laterales y que todo quede incorporado. Sacamos la masa sobre la mesa y con las manos acabamos de integrarla y hacemos una bola con ella ayudándonos con un poco de harina si está demasiado pringosa. La enfilmamos y la llevamos una hora a la nevera.
  7. Una vez que la masa ha enfriado lo suficiente enharinamos la mesa de trabajo y la extendemos con el rodillo al grosor deseado (sobre 2 cm esta bien). Cogemos un corta-pastas y recortamos las piezas de polvorón hasta terminar toda la masa. Las colocamos con delicadeza en la bandeja del horno sobre el papel adecuado, no es necesario dejar mucha separación entre ellos ya que el tamaño no se modificará.
  8. Horneamos a 180º sobre 15 minutos y una vez fuera del horno dejamos que enfríen sin manipularlos. Cuando estén fríos del todo ya podemos colocarlos sobre una fuente o donde mas nos apetezca. Si queremos que se conserven intactos durante días podemos guardarlos en las típicas latas de galletas o en cualquier envase que cierre herméticamente.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/




MAGDALENAS DE CHOCOLATE

MAGDALENAS DE  CHOCOLATE

 

 

Corren tiempos difíciles. Hoy sábado 21 de marzo del 2020 estoy escribiendo esta receta bajo unas condiciones poco habituales. España esta bajo el yugo de una pandemia mundial, «el Coronavirus´´ , que obliga a hacer cuarentena en casa a toda la población.

Algunos salimos a trabajar (no voy a entrar en el debate de si esta bien o no esta decisión del Estado) y tomamos un poco el aire, pero los que no salen de casa mas que para hacer la compra y otros quehaceres indispensables lo justo y necesario (que es lo ideal para frenar esta crisis), probablemente estos días mas que nunca esta recetilla pueda contribuir a que  puedan mantenerse en activo y con la mente ocupada durante un rato mientras pasamos este duro periodo.

Esperemos que dentro de unos meses cualquiera lea esta receta y pueda respirar tranquila pensando que todo este confinamiento ya pasó y volvimos a la normalidad. Mientras tanto, dado que ahora tenemos mucho tiempo para innovar en la cocina y todo aquel que no repostee a menudo a lo mejor tenga ganas de iniciarse os traigo una propuesta que a todos nos gusta mucho, las magdalenas caseras. Esta vez el sabor principal es el chocolate.

Estas magdalenas son muy sencilllitas de hacer, y si tenemos peques en casa son ideales para despertar su curiosidad, para que pasen un rato entretenido colaborando y se sumerjan en este mundillo tan dulce. Es un buen momento para que padres e hijos hagan actividades  y se lo pasen pipa creando juntos.

Si os apetece meterle un poco de mano al chocolate vamos a por la receta. ¡Menudo atracón nos vamos a meter!

 

INGREDIENTES

Para unas 30 unidades:

  • 300 g de harina de trigo.
  • 300 g de azúcar.
  • 300 g de cacao en polvo para hacer a la taza.
  • 200 ml de aceite de girasol.
  • 200 ml de leche entera.
  • 6 huevos.
  • 1 sobre y medio de levadura en polvo (tipo Royal).
  • Ralladura de limón.
  • Una tableta de chocolate negro 75% cacao (opcional).

 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar esta receta de magdalenas es muy entretenido a la par que sencillo. Si tenemos los ingredientes y la batidora a punto os voy a explicar como hacerlas en un abrir y cerrar de ojos. ¿Habéis escogido ya unas capsulas  o moldes chulos para presentarlas? Pues allá vamos…

ELABORACION

  1. Cogemos un bol en primer lugar e introducimos dentro el azúcar junto con los huevos. Con la ayuda de la batidora vamos a batir bien todo hasta conseguir que aumente su volumen y quede una mezcla blanquecina. Hay que insistir con el batido, es clave para la receta.
  2. Añadimos la leche, el aceite y la ralladura de un limón y volvemos a batir de nuevo hasta que quede todo bien unificado.
  3. Agregamos la harina, el cacao en polvo y el sobre y medio de levadura y batimos una vez mas hasta  conseguir una mezcla homogénea.
  4. Ahora que tenemos la masa vamos a rellenar los moldes. Para ello cogemos una cuchara y vamos rellenando con ella dos tercios de la capacidad de cada  molde (incluso un pelín más si queremos). Si nos apetece hacer la magdalena  con un poco de relleno de chocolate antes de completar el molde añadimos hacia la mitad un par de onzas  para darle un toque sorpresa por dentro.
  5. Llevamos los moldes rellenos en la bandeja una hora a reposar a la nevera. De esta manera al introducirlos luego en el horno el contraste de frió y calor ayudará a que suban hacia arriba.
  6. Una vez reposada la masa precalentamos el horno a 200º con calor por arriba y por abajo. Cuando esté caliente, dejamos solo el calor por abajo e introducimos la bandeja en la segunda rejilla del horno empezando por abajo. Dejamos que se horneen unos 15 minutos y después quitamos el calor por abajo y dejamos que se hagan con calor solamente por arriba unos 5 minutos mas. El tiempo es aproximado, depende del tamaño de los moldes, pero siempre se ve bien a ojo cuando están listas.
  7. Sacamos las magdalenas del horno y dejamos que enfríen . De esta manera tan sencilla podemos preparar una merendola casera o un buen desayuno para empezar el día.

 

CON THERMOMIX

Con thermomix elaborar estas magdalenas es pan comido. No hace falta que insistamos con el batido como hacemos a mano porque ella solita en minutos nos deja bien montados los huevos. Una vez que tenemos todos los ingredientes preparados y a Thermi (como la llamo yo) lista, procedemos.

ELABORACION

  1. En primer lugar colocamos la mariposa en la thermomix. Introducimos los huevos y el azúcar y programamos 6 minutos a 37º en velocidad 3.
  2. Agregamos la ralladura de un limón y programamos esta vez sin temperatura unos 6 minutos mas a velocidad 3.
  3. Añadimos la leche y el aceite y mezclamos 3 minutos en velocidad 2.
  4. Vertemos la harina, el cacao y la levadura y mezclamos 20 segundos a velocidad 6.
  5. Ahora que tenemos la masa vamos a distribuirla por las capsulas o moldes. Con la ayuda de una cuchara vamos a ir rellenando dos tercios de la capacidad de cada capsula (incluso un poquito mas si queremos).  Podemos hacerlas así o si nos apetece meterle un relleno extra de chocolate. Si las queremos rellenar introducimos hacia la mitad del relleno un par de onzas y cubrimos con mas masa para que queden tapadas.
  6. Una vez rellenas vamos a llevarlas en la bandeja de horno una hora a la nevera. Esto lo hacemos porque luego al hornear el impacto del frió al calor favorece notablemente la subida de la masa.
  7. Cuando hayan reposado precalentamos el horno a 200º con calor por arriba y por abajo. Introducimos la bandeja de magdalenas en la segunda rejilla empezando por abajo y dejamos que se horneen unos 15 minutos con calor solo por debajo. Una vez transcurridos quitamos el calor por debajo y ponemos el de arriba unos 5 minutos mas para que se dore el copete.  Sacamos las magdalenas y dejamos que enfríen. De esta manera  tenemos un rico dulce para el desayuno y la merienda, veréis que buenas están.

Si os apetece, podéis seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 

 




TURRON DE CHOCOLATE

TURRÓN DE CHOCOLATE

 

 

Cada vez que llega la navidad, mi cabeza anda surcando el mundo de los polvorones, los turrones, los roscones y un largo etcétera a tal velocidad que no superan ni los renos de papa Noel cuando cogen atasco aéreo y van a mil por hora para llegar a tiempo.

¿Que delicias verdad? Y que de costumbres somos los seres humanos que pudiendo hacer lo que nos apetezca todo el año, nos regimos por fechas señaladas para degustar según que dulces. Nos pasa con semana santa, comadres, carnaval, navidades,,, Pero también os voy a decir una cosa, a veces cuando echamos algo de menos una temporada, luego lo cogemos con muchas ganas. Quizás eso nos pasa con este tipo de alimentos. Si los comiéramos durante todo el año no sería una novedad, no los echaríamos de menos, no tendríamos tanta ilusión de ponernos a elaborar. Parece que así da mas gustillo, la verdad.

Pues inmersos en estas fechas, uno de los primeros antojos que se me apetecieron era el turrón de chocolate (me chifla el Suchard por excelencia), así que este año decidí hacerlo casero a ver si tenía algo que envidiar al comprado. Jugando un poco con los chocolates y las cantidades, amoldé un poco el resultado al sabor que a mi personalmente mas me satisface (claro que para gustos colores), y efectivamente me gustó mucho lo que me encontré.

Hacer el turrón es muy sencillo, siempre teniendo el cuenta algo muy importante, debéis de escoger el chocolate que normalmente más os gusta, así el resultado no puede fallar. Yo soy muy fan del chocolate Nestle, y por eso la mayor parte de la receta lo lleva, pero a vosotros os puede gustar más otro tipo.

El relleno del turrón en este caso lo hice de arroz inflado (lo podéis encontrar en la sección del supermercado de los chocokrispies tanto de chocolate blanco como negro), pero también se pueden añadir otro tipo de rellenos, como por ejemplo los frutos secos, hay mucha diversidad para escoger.

Por último, puedo daros unos consejos caseros para no gastar mucho dinero en moldes si queréis hacer cantidad de turrón. Lo que yo hago cuando agoto los de casa es recortar la forma de uno, de los tetra brick de leche. Y si tenemos moldes de silicona alargados, los típicos de elaborar el pan bimbo, los flanes o bizcochos, también nos pueden servir , ya que desmoldan muy bien. Incluso, los tupperwares de toda la vida, son perfectos para rellenarlos.  Una vez que desmoldamos si queremos regalarlos o guardarlos podemos envolverlos en papel film y meterlos en cajitas de cartón.

INGREDIENTES

(Para dos tabletas)

  • 400 g de chocolate con leche (tipo Nestle).
  • 150 g de chocolate fondant.
  • 80 g de manteca de cerdo.
  • 100 g de arroz inflado blanco o negro (tipo Choco Krispies).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar este delicioso turrón es muy sencillo, solo tenemos que fundir todo el chocolate y la manteca al baño maría y después añadirle el arroz inflado. No lleva mucho tiempo y el resultado es espectacular.

ELABORACION

  1. En primer lugar vamos a trocear todo el chocolate e introducirlo en un recipiente apto para el baño María. Lo colocamos a fuego intermedio dentro de otro recipiente con agua y vamos removiendo cada poco, observando como se va fundiendo.
  2. Una vez que el chocolate esta fundido cogemos la manteca de cerdo y la derretimos un poco en el microondas. Posteriormente la añadimos al chocolate y seguimos removiendo hasta que quede todo bien mezclado y muy liquido.
  3. En el momento que tenemos la mezcla lista la retiramos del fuego, añadimos el arroz inflado y con una lengua lo vamos mezclando con movimientos envolventes hasta repartirlo bien por todo el chocolate.
  4. Volcamos la mezcla sobre los moldes que hayamos escogido  y dejamos enfriar unas horas. Pasado el tiempo oportuno ya podremos desmoldar y degustar estos deliciosos turrones de chocolate.

CON THERMOMIX

Con «thermi´´, como la llamo yo, siempre podemos obtener grandes ventajas a la hora de elaborar repostería. En este caso, nos ahorramos el estar revolviendo el chocolate cada poco y pendientes de que no se nos queme. Introducimos los ingredientes, dejamos que la máquina derrita y el resto es pan comido. Escoger el chocolate que mas os guste y vamos a ello.

ELABORACION

  1. Cogemos todo el chocolate, tanto un tipo como el otro y lo vamos introduciendo en trozos a la thermomix. Trituramos 10 segundos a velocidad 6. Comprobamos que está bien reducido y sino marcamos unos segundos más.
  2. Añadimos la manteca de cerdo y programamos 6 minutos a 50º en velocidad 1. Una vez transcurrido el tiempo comprobamos que el chocolate esta bien derretido, si vemos por los laterales algún  trozo aislado lo bajamos con la lengua y programamos unos segundos mas, hasta que obtengamos una mezcla liquida.
  3. Ahora que tenemos la mezcla bien derretida añadimos el arroz inflado y mezclamos 8 segundos a velocidad 3. Volcamos todo sobre los moldes por los que hayamos optado y dejamos enfriar unas horas.
  4. Una vez que el turrón haya solidificado, lo desmoldamos y ya podemos degustarlo o guardarlo para mas adelante.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/




TARTA BIZCOMOUSSE

TARTA BIZCOMOUSSE

 

Hace ya un tiempillo que tenía ganas de subir esta receta,me había hablado muy bien una compañera de trabajo de la tarta. Ella la había visto en una revista de thermomix, la había probado y me recomendó que la hiciera, porque no me iba a arrepentir. Un día me lance y la verdad es que me gustó mucho, así que no pude dejar pasar la oportunidad de mostrárosla. Le hice algún que otro retoque , la ornamenté a mi gusto y aquí la tenéis, espero que os animéis vosotros también a degustarla.

La tarta es muy sencilla , esta compuesta principalmente por una base de bizcocho brownie y una capa gorda de mousse de chocolate. El bizcocho brownie, para los que no lo conozcáis, se trata de un dulce que no lleva levadura, y donde los ingredientes principales son el chocolate y las nueces. La mousse, por otro lado,  es una espuma donde se emplean las claras a punto de nieve para darle ese toque suave  y ligero que tanto nos encanta. La combinación de ambos, hacen de este un postre muy suave, nada empalagoso y con un sabor espectacular. Queda muy vistoso y es ideal para cualquier tipo de evento. Si os puede la curiosidad, venga, os animo a probarla, dejemos que el paladar se de un capricho de vez en cuando…

 

 

INGREDIENTES

MOLDE DE 28 CM DE DIÁMETRO.

Para el brownie:

  • 6 huevos.
  • 150 g de azúcar.
  • 160 g de mantequilla.
  • 120 g de chocolate negro.
  • 200 g de harina de trigo.
  • 120 g de nueces troceadas.
  • Sal.

Para la mousse:

  • 8 yemas de huevo.
  • 4 claras.
  • 180 g de azúcar.
  • 75 g de mantequilla.
  • 340 g de chocolate negro.
  • 4 hojas de gelatina.
  • 375 ml de nata para montar.

Para la decoración:

  • Fideos de chocolate.
  • Cerezas u otras frutas.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Esta tarta de bizcomousse esta formada por dos partes principales, un bizcocho brownie de base y una mousse de chocolate, el resto es todo ornamentación. Es un postre muy ligero, nada empalagoso, que se puede poner en cualquier comida, cena o merienda (mi cuñado hasta lo desayuna) y está de vicio. Si queréis ver lo sencillo que es elaborarlo podéis seguir leyendo…

ELABORACIÓN

Bizcocho brownie:

  1. En primer lugar vamos a realizar la base de bizcocho. Para ello cogemos un bol e introducimos la mantequilla y el chocolate negro (de chocolatina corriente) en trozos. Lo llevamos al microondas y calentamos revolviendo cada poco hasta obtener una crema uniforme. Después lo reservamos.
  2. En otro bol cascamos los huevos, agregamos el azúcar y con la ayuda de una batidora batimos hasta blanquear un poco la mezcla. Añadimos la crema de chocolate y seguimos batiendo un poco hasta unificarlo bien.
  3. Agregamos la harina, una pizca de sal y las nueces y seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Cogemos un  molde desmoldable (yo utilicé uno de 28 cm de diámetro), lo untamos de aceite o mantequilla y espolvoreamos un poco de harina por él para facilitar mas tarde que el bizcocho salga bien. Introducimos la mezcla del brownie dentro y horneamos entre 15 a 20 minutos  a 180º.
  5. Una vez horneado dejamos que enfríe un poco para continuar con la mousse.

Nota:Si queremos que el bizcocho esté muy jugoso podemos calarlo por encima con un poco de almíbar, y si vemos que se abomba hacia arriba en el horneado  lo nivelamos recortándolo con el cuchillo.

Mousse de chocolate:

  1. Comenzamos colocando las hojas de gelatina dentro de una fuente con agua para que se vayan hidratando.
  2. En un bol colocamos el chocolate negro partido en trozos junto con la mantequilla. Lo introducimos al microondas y vamos calentando y revolviendo constantemente hasta obtener una crema de chocolate. Una vez lista añadimos las yemas de huevo y las hojas de gelatina hidratadas (deben de estar blanditas) y batimos con batidora hasta que quede bien unificado todo. Dejamos que enfríe un poco la mezcla.
  3. Mientras enfría la crema de chocolate cogemos un bol y montamos con batidora las yemas junto con la mitad del azúcar a punto de nieve, es  decir hasta conseguir un merenguillo. Cogemos otro recipiente  a parte y montamos la nata  con la otra mitad del azúcar. Reservamos las dos mezclas.
  4. Una vez que la crema de chocolate ha enfriado un poco vamos a ir añadiendo la nata montada y revolviendo suavemente con movimientos envolventes con una varilla. Cuando esté todo unificado vamos a ir haciendo lo mismo pero agregando la claras a punto de nieve.
  5. Una vez que tenemos lista la mousse la vertemos suavemente sobre el bizcocho brownie y dejamos que enfrié unas horas en nevera.

Ornamentación:

  1. Ahora  que ya  tenemos la tarta fría podemos cubrirla por encima con fideos de chocolate hasta tapar ligeramente la capa de mousse.
  2. Desmoldamos y decoramos por encima con algún trozo de fruta, por ejemplo con unas cerezas o unas pocas fresas.

 

CON THERMOMIX

Gracias a la thermomix podemos hacer en un periquete las dos partes principales que componen esta tarta, tanto la base de bizcocho brownie como la capa de mousse de chocolate. Ahorramos material de cocina, tiempo y espacio. Si la tenéis a punto, vamos a por la receta.

ELABORACIÓN

Bizcocho brownie:

  1. Introducimos en la thermomix el chocolate troceado junto con la mantequilla, colocamos la mariposa y programamos 6 minutos a 90º en velocidad 1. Reservamos la crema y quitamos la mariposa.
  2. Agregamos a la thermo (no hace falta que la limpiemos después del primer paso) los huevos junto con el azúcar. Batimos 3 minutos en velocidad 4.
  3. Añadimos la harina y y la sal y mezclamos 15 segundo en velocidad 3.
  4. Introducimos la crema de chocolate y mezclamos 25 segundos a velocidad 3.
  5. Por último incorporamos las nueces troceadas y mezclamos 15 segundos en velocidad 5.
  6. Engrasamos un molde desmoldable (yo utilicé uno de 28 cm de diámetro) con un poco de aceite o mantequilla y espolvoreamos harina para que no se nos pegue. Vertemos la mezcla y horneamos entre 15 y 20 minutos a 180º. Una vez horneado dejamos que el brownie enfríe un poco.

Nota:Si queremos que el bizcocho esté muy jugoso podemos calarlo por encima con un poco de almíbar, y si vemos que se abomba hacia arriba en el horneado  lo nivelamos recortándolo con el cuchillo.

Mousse de chocolate:

  1. En primer lugar sumergimos las hojas de gelatina dentro de agua para que vayan hidratándose.
  2. Introducimos en la thermo las yemas, las claras y el azúcar. Programamos 9 minutos a 70º en velocidad 3/2. Una vez transcurrido el tiempo volvemos a programarla 5 minutos mas pero esta vez sin temperatura. Reservamos la mezcla.
  3. Sin limpiar la thermomix vertemos la mantequilla y el chocolate a trozos  y anotamos 6 minutos a 80º en velocidad 2. Una vez listo añadimos las hojas de gelatina escurridas y mezclamos 3 minutos a velocidad 2.
  4. Añadimos la mezcla de huevos montados del punto 1 y mezclamos 15 segundos en velocidad 3.
  5. Por último agregamos la nata montada y mezclamos 25 segundos en velocidad 4.
  6. Vertemos la mousse sobre la base de bizcocho brownie y dejamos que enfríe en nevera unas horas.

Ornamentación:

  1. Una vez fría la tarta decoramos la superficie con fideos de chocolate hasta cubrir la mousse y desmoldamos.
  2. Por encima podemos darle un toque de color decorando con alguna fruta , como la cereza o la fresa. Así de sencillo obtenemos nuestra tarta bizcomousse.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/




BIZCOCHO DE CHOCOLATE

BIZCOCHO DE CHOCOLATE

 

 

Hace ya una temporadita que no elaboro un bizcocho casero. Esta semana pasada me dije para mi misma que ya tocaba. Aprovechando mi antojo constante de chocolate y que tenia una bolsita de cacao en polvo de hacer a la taza por el armario decidí hacerlo de choco. En cuestión de unos minutos estaba añadiendo el cacao y metiendo el molde en el horno. Hay postres riquisimos que se tardan un santiamén en hacerse. Esperé que enfriara un poquitin y lo desmoldé enseguida.

El resultado me gustó mucho, creció bastante, estaba jugosillo y con un sabor a chocolate tremendo. Se me ha ocurrido que es una buena propuesta para hacer otro día una tarta rellena con el. Anotacion un año despues de subir la receta, he utilizado el bizcocho en innumerables ocasiones para hacer tartas de cumpleaños  y siempre ha dado muy buen resultado. 

Hoy en día podemos hacer bizcochos de muy variopintos sabores, y siempre vamos a tener la certeza de que si lo hacemos en casa van a llevar azúcar y calorías, sí, igual que los comprados, pero son mucho mas sanos, sin conservantes y añadidos.

A mi personalmente los bizcochos que he probado por los centros comerciales no me gustan mucho porque los encuentro muy secos e insulsos, ya de comprarlos os recomiendo que lo hagáis en una pastelería o tienda de repostería que siempre van a ser mas resultones. Habrá excepciones, como todo, pero en general suelen estar mas jugosillo y ricos.

Si os apetece coger la opción de las varillas o la thermo, aquí os dejo la receta tan sencilla con la que obtener este bizcocho de chocolate. Ideal para un desayuno, merienda o incluso para hacer una buena tarta rellena de mermelada, crema de queso, de mantequilla, lo que mas os guste…

 

  INGREDIENTES

  • 6 huevos.
  • 180 ml de aceite de girasol.
  • 300 g de azúcar.
  • 300 g de harina de trigo.
  • 200 ml de leche.
  • 350 g de cacao en polvo de hacer a la taza.
  • 1 sobre y medio de levadura en polvo. 
  • Sal. 

 

DE FORMA TRADICIONAL

Si ya tenemos todos los ingredientes preparados encima de la mesa, solo nos hace falta ya un molde (hay de mil tipos, el que mas nos guste), un bol grande y una batidora. Elaborar este bizcocho va a ser muy rápido y sencillo y tras el horneado nos quedaremos sorprendidos con el resultado. Puede que empiecen a caer bizcochos caseros mas a menudo…

 

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar vamos a precalentar el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Escogemos un molde y lo engrasamos con un poco de mantequilla o aceite y lo espolvoreamos con harina.
  2. Mientras el horno calienta prepararemos la mezcla del bizcocho. En un bol o cuenco grande introducimos los huevos y el azúcar y con una batidora vamos a batir un buen pedazo hasta blanquear bien la mezcla. 
  3. Añadimos el aceite y la leche y seguimos batiendo para que se unifique bien todo.
  4. Integramos la harina , la levadura y la sal y volvemos a batir  hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Por último añadimos el cacao en polvo (yo utilizo chocolate de hacer a la taza, pero también podéis usar colacao) y batimos por ultima vez.
  6. Vertemos la masa liquida en el molde que hemos engrasado previamente, lo llevamos en la bandeja del horno a la segunda rendija empezando por abajo y horneamos sobre una hora o hasta que pinchando con un cuchillo este nos salga completamente limpio. 
  7. Dejamos enfriar un poco, desmoldamos  y ya tenemos nuestro bizcocho listo para acompañar con el cafelito. 

 

  CON THERMOMIX

Gracias a este gran aparato podremos hacer la mezcla del bizcocho muy rápidamente, en cuestión de diez minutos lo tendremos dentro del horno cogiendo altura y desprendiendo un aroma inconfundible. De vez en cuando hay que pegarse un caprichito en casa, y si lo elabora uno mismo , parece que presta mas,,, 

 

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo y engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poco de aceite o mantequilla y lo espolvoreamos con un poco de harina. 
  2. Introducimos los huevos y el azúcar en la thermo y programamos 6 minutos a 37º en velocidad 5.
  3. Agregamos el aceite de girasol y la leche y mezclamos 20 segundos en velocidad 4.
  4. Añadimos el cacao, la harina, la levadura y la sal y mezclamos 1 minuto en velocidad 4. 
  5. Vertemos la masa liquida en el molde y llevamos el bizcocho en una bandeja a la segunda rendija del horno empezando por abajo. Horneamos sobre una hora o hasta que pinchando con un cuchillo este nos salga limpio (recomiendo siempre no abrir nunca el horno para comprobar como van los bizcochos mínimo en la primera media hora para evitar que se bajen).
  6. Una vez horneado lo dejamos enfriar un poco, desmoldamos y tenemos el bizcocho listo para degustar en cualquier momento. 

 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 




TARTAS DE MERMELADA Y MASCARPONE

 

``Caminante no hay camino, se hace camino al andar,,,´´ Bien podríamos aplicar estas palabras de Machado a la hora de crear en la cocina o en la repostería. ¿ Y por qué digo esto? Pues muy sencillo…

A la hora de realizar tartas en casa, lo primero que nos encontramos delante es con una cocina llena de ingredientes y una mesa repleta de utensilios destinados a tal fin. Una vez que tenemos todo preparado y queremos comenzar  a elaborar   desde cero  nos preguntamos si será muy complicado lo que pretendemos  ya que no tenemos un camino marcado , si unas pautas si seguimos procedimientos de manual , pero no una base desde la que arrancar. No debemos preocuparnos por ello, una vez que construyamos los cimientos del camino poco a poco lo vamos a andar, y cuando nos demos cuenta, estaremos al final, decorando la tarta por fuera con todo su esplendor y hasta improvisaremos y se nos ocurrirán mil ideas durante el proceso, todo es ponerle ganas y comenzar.

Las tartas que hoy os pongo como ejemplo están tratadas con un bizcocho de yogur calado en almíbar y relleno con capas de mermelada y crema de mascarpone, pero bien podemos utilizar cualquier tipo de bizcocho y rellenarlo con crema pastelera, trufa, ganaché, lo que se nos ocurra… Lo mismo nos pasa con la ornamentación, tenemos mil elementos decorativos que podemos utilizar para rematarlas.

 Os muestro varios ejemplos, una tarta decorada con kit kat, otra con otro tipo de barritas, una con una gama amplia de elementos de chocolate y una tarta (he vuelto a editar la receta y la he subido este año 2020), la tarta de moda, la caja de frutas, decorada con piezas de pasta quebrada y fruta. Como veis podemos crear tartas sin mirar ninguna receta o manual, simplemente escogiendo elementos por separado, el almíbar que más nos guste, el bizcocho que se nos antoje, el relleno que mas nos apetezca y la ornamentación que la imaginación nos proporcione.

Dicho esto, os dejo la receta con la forma por la que he optado construir estas tartas. Espero que os guste y os animéis a probar.

 

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 2 yogures naturales.
  • 6 huevos.
  • 450 g de azúcar.
  • 330 g de harina de trigo.
  • 180 ml de aceite de girasol.
  • 2 sobres de levadura en polvo.
  • Sal.

Para el almíbar:

  • 200 ml de agua.
  • 200 g de azúcar.
  • Un chorrito de aroma de vainilla.

Para el relleno:

  • 250 ml de nata para montar.
  • 250 g de queso mascarpone.
  • 50 g de azúcar.
  • 375 g de mermelada a escoger.

Para la decoración:

  • Nutella para ligar la decoración.
  • 6 paquetes de kit kat blancos y 6 de chocolate si optamos por esa ornamentación u otro estilo de barritas.
  • Conguitos de chocolate blancos y negros y fideos de colores.
  • Podemos decorar con galletas de chocolate, huevitos, Kinder Bueno, lo que se nos ocurra…

 

DE FORMA TRADICIONAL

A la hora de montar la tarta es importante que el bizcocho y el almíbar con el que lo vamos a calar estén fríos, yo suelo optar por dejarlos hechos el día anterior, pero también se pueden hacer por la mañana y a la tarde hacer el resto de composición.

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que vamos a elaborar es el almíbar. Para ello cogemos un cazo e introducimos en él el azúcar y el agua. Lo ponemos a calentar y una vez que hierva lo retiramos del fuego y añadimos un chorrito de aroma de vainilla o coñac. Dejamos que enfríe.
  2. Seguidamente nos disponemos a realizar el bizcocho. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Engrasamos el molde que vamos a utilizar con un poco de aceite o mantequilla y harina. Yo suelo hacer las tartas con el de diámetro de 28 cm.
  3. Cogemos un recipiente grande e introducimos en él los huevos y el azúcar. Batimos hasta blanquear la mezcla. Añadimos el aceite y los yogures y seguimos batiendo. Por último agregamos la harina, la levadura y la sal y continuamos el batido hasta que quede todo bien unificado.
  4. Introducimos la mezcla en el molde y lo llevamos al horno colocándolo en la segunda rejilla por abajo y dejando el calor solo por debajo. Horneamos sobre 40 minutos o hasta que pinchando con un cuchillo este nos salga limpio. Posteriormente lo dejamos enfriar.
  5. Una vez que tenemos el almíbar y el bizcocho fríos comenzamos a componer la tarta. Dividimos el bizcocho con un cuchillo de sierra grande en cuatro partes iguales. Colocamos la primera parte calada con el almíbar con un pincel por ambos lados sobre la base donde vamos a servir la tarta y extendemos una capa de mermelada por encima (para que este mas blanda la mezclamos un poco con una cuchara antes).
  6. Cogemos una segunda pieza del bizcocho, la calamos por ambos lados y la colocamos encima de la mermelada. Batimos el mascarpone con la nata y el azúcar hasta que esté bien montado y extendemos la mitad sobre la capa de bizcocho.
  7. Calamos una tercera capa y la colocamos encima de la crema de mascarpone. Distribuimos el resto de la mermelada y colocamos la última capa de bizcocho calada encima. Por la superficie extendemos la crema de mascarpone que nos queda.
  8. Ahora que tenemos la tarta diseñada nos lanzamos con la decoración. Si vamos a pegarle elementos por la periferia, como es el ejemplo de los kit kats o barritas de chocolate, utilizamos un poco de Nocilla para ligarlos. Por encima distribuimos los componentes que mas nos apetezcan, figuras de chocolate, gominolas, galletas, etc,,, Y si se nos antoja hacer la caja de frutas, para decorarla alrededor elaboramos una pasta quebrada, recortamos piezas a medida un pelin mas largas y anchas por si encogen algo en el horneado, les marcamos unas lineas a modo de madera y horneamos entre 15 y 20 minutos hasta que estén doradas. Las ligamos alrededor con Nocilla y decoramos por encima con fruta al gusto. Tenemos éstas y mil opciones más para elegir.

 

CON THERMOMIX

Para crear este tipo de tartas vamos a utilizar la thermomix para hacer el almíbar, el bizcocho y el relleno de crema de mascarpone. Con unos sencillos pasos lo obtenemos todo y nos lanzamos a componer la tarta desde cero.

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar vamos a obtener el almíbar. Para ello introducimos en la thermo el agua y el azúcar y programamos 13 minutos, a 100º en velocidad 2. Una vez listo le añadimos un chorro de aroma de vainilla o coñac y dejamos que enfríe.
  2. Ahora que tenemos el almíbar vamos a continuar con el bizcocho. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo. Introducimos en la thermo los huevos y el azúcar y programamos 6 minutos a 37º en velocidad 5. Añadimos el aceite y los yogures y mezclamos 20 segundos a velocidad 3. Agregamos la harina, la levadura y la sal y anotamos 30 segundos a velocidad 4. Una vez listo volcamos la mezcla sobre un molde engrasado con aceite o mantequilla y harina y lo introducimos en la segunda rejilla del horno empezando por abajo con calor solo por debajo. Sabremos cuando está listo a partir de unos 40 minutos cuando pinchemos con un cuchillo y este nos salga limpio. Desmoldamos  cuando no esté muy caliente y lo dejamos enfriar.
  3. Vamos a continuar con el relleno de mascarpone. Introducimos la nata, el queso y el azúcar en la thermo  y batimos a velocidad 3 1/2 hasta que quede bien montado (hay que tener cuidado de no pasarse con el batido).
  4. Una vez que tenemos el almíbar y el bizcocho fríos podemos proceder a montar la tarta. Para ello cogemos el bizcocho en primer lugar y lo dividimos con un cuchillo de sierra en cuatro partes iguales. Cogemos la primera parte, la calamos con un pincel con el almíbar por ambos lados y la colocamos sobre la base donde vamos a servir la tarta. Una vez calada extendemos la mitad de la mermelada por encima (debemos revolverla un poco con una cuchara para que quede menos espesa). Cogemos la segunda pieza del bizcocho , la calamos y colocamos encima de la mermelada. Extendemos la mitad de la crema de mascarpone y calamos la tercera capa. La colocamos encima y extendemos el resto de mermelada. Calamos la cuarta y última capa  y la colocamos. Sobre la superficie extendemos la crema de mascarpone que nos queda.
  5. Por último pasamos a la decoración. Si vamos a pegarle elementos por la periferia, como es el ejemplo de los kit kats o barritas de chocolate, utilizamos un poco de Nocilla para ligarlos. Por encima distribuimos los componentes que mas nos apetezcan, figuras de chocolate, gominolas, galletas, etc,,, Y si se nos antoja hacer la caja de frutas, para decorarla alrededor elaboramos una pasta quebrada, recortamos piezas a medida un pelin mas largas y anchas por si encogen algo en el horneado, les marcamos unas líneas a modo de madera y horneamos entre 15 y 20 minutos hasta que estén doradas. Las ligamos alrededor con Nocilla y decoramos por encima con fruta al gusto. Tenemos éstas y mil opciones más para elegir.

Si os ha gustado la receta y os apetece seguirme en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/




TARTA DE LA ABUELA

TARTA DE LA ABUELA

 

 

¿A vosotros os pasa que cuando vais a un restaurante y llega el alegre camarero a recitar la larga carta de postres si por casualidad menciona la tarta de la abuela la cara se os transforma, las mejillas se elevan, os ruborizáis , los dientes  os tintinean de felicidad y un largo suspiro se os escapa de la boca como si os hallaseis dentro de un mundo onírico?

Esto me ocurre cada vez que vislumbro la posibilidad de darle un buen bocado a esta deliciosa tarta que ya no necesita presentaciones, porque todos nosotros sabemos cual es , lo que lleva y lo buena que está siempre, ya sea la receta de nuestra abuela, nuestra tía, el postre que ponen en el bar de la esquina… en todas sus versiones siempre es una tarta que triunfa, y para mí sin duda, ocupa el lugar numero uno de mi  ranking de  postres favoritos.

La tarta de la abuela  es muy sencilla de elaborar , requiere ingredientes muy básicos y el proceso a penas lleva tiempo. Estoy segura que hasta los menos dulceros alguna vez en su vida la han probado. Si vosotros aún no la habéis hecho en casa y os apetece poder tenerla al alcance siempre que os apetezca  aquí os dejo una versión de este mítico postre. Hace unos cuantos años estuve trabajando en un restaurante, la cocinera que había por entonces hacía una tarta de la abuela de escandalo. Aprendí a hacerla con ella y desde entonces la hago cada poco en casa según las pautas de me dio. Es un postre de diez, cada vez que lo hago me acuerdo de ella. Si os apetece probarla no perdáis detalle a continuación y animaros a hacerla. 

 

INGREDIENTES

(Para un molde de 25 x 38 cm)

  • 8-9 paquetes de galletas tipo María rectangulares.
  • 2,5 l de leche entera (1,5 para la natilla y 1 para el chocolate).
  • 3 sobres de natilla en polvo.
  • 250 g de cacao en polvo.
  • 170 g  de azúcar.
  • Ornamentación al gusto (en este caso fideos de chocolate y galletas para los bordes).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Antes de desarrollar la receta os indico que las cantidades arriba señaladas corresponden a una tarta de 25×38 cm, de modo que si queremos hacer una de tamaño corriente utilizaremos la mitad aproximadamente  . En este caso usé un molde desmoldable rectangular para poder decorarla por los laterales pero se puede hacer incluso dentro de una fuente de cristal desde la que servir directamente.

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que vamos a obtener  antes de montar la tarta va ser la natilla. Recomiendo hacerla el día anterior para utilizarla cuando ya esté espesa, aunque también se puede hacer directamente sobre la marcha, es cuestión de gustos. En un cazo vertemos  un litro y cuarto de leche junto con el azúcar y lo llevamos a ebullición.
  2. Mientras la leche va calentando en un vaso a parte añadimos un cuarto de leche y disolvemos en ella los tres sobres de natillas (yo siempre añado mas polvo del que nos indica la caja).
  3. Una vez que la leche rompe a hervir añadimos la mezcla del vaso y revolvemos a fuego intermedio constantemente hasta que vuelva a hervir. En ese momento retiramos la crema del fuego, la volcamos sobre un bol y dejamos enfriar.
  4. Una vez que tenemos la natilla ya espesa procedemos a montar la tarta. Llenamos un recipiente de leche y lo templamos un poco en el microondas. Cogemos el molde o recipiente donde vamos a montar la tarta y comenzamos con la primera capa.
  5. Vamos remojando  galletas de una en una (a mi me gustan las rectangulares pero valdría cualquier forma) en la leche tibia, hasta que reblandezcan un poco. Las vamos colocando  sobre el molde  de forma alineada hasta cubrir toda la base. De una en una siempre para que no se nos acaben descomponiendo en la leche.
  6. Ahora que tenemos la base de galleta, con una cuchara vamos cogiendo del recipiente de la natilla pequeñas porciones y extendiéndolas sobre la base. Alisamos hasta que la crema quede uniforme.
  7. Repetimos el proceso de una capa de galletas reblandecidas y una de natilla tantas veces como nos apetezca o hasta que la natilla se termine. A mi me gusta hacerla de  cuatro capas de galleta y tres de natilla. Todo depende de la altura que le queramos dar a la tarta.
  8. Para cubrir la última capa de galleta, digamos la superficie, yo suelo utilizar chocolate a la taza en polvo. Para ello en un cazo vertemos un litro de leche junto con el cacao en polvo y lo llevamos a ebullición. Removemos cada poco hasta que se disuelva bien y cuando rompa a hervir lo extendemos sobre la tarta hasta cubrirla entera. Dejamos enfriar unas horas.
  9. A la hora de decorarla podemos crearle un envoltorio de galleta, en ese caso utilizaremos un molde desmoldable. Puede servirnos cualquier tipo de galleta que nos guste, y por encima también podemos esparcir fideos de colores , de chocolate , bolitas redondas , lo que se nos ocurra,,, Otra opción es hacerla directamente sobre una fuente cerrada y adornarla solo por arriba.

 

CON THERMOMIX

A la hora de calcular las cantidades de los ingredientes tenéis que tener en cuenta que las que yo señalo arriba están adaptadas a una tarta de 25×38 cm, de modo que si por ejemplo vais a elaborar una tarta corriente de tamaño estándar  podéis emplear la mitad mas o menos  y siempre debéis adaptar los tiempos en la thermomix en función de las cantidades.

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar vamos a elaborar la natilla para cubrir posteriormente las capas de galleta con ella. Recomiendo hacerla el día anterior para utilizarla cuando ya está espesa aunque de una mala se puede hacer directamente, es cuestión de gustos. Introducimos en la thermo un litro y medio de leche entera junto con el azúcar y los tres sobres de natillas  en polvo. Programamos 45 segundos en velocidad 3. A continuación marcamos 15 minutos, a 90º en velocidad 2. Pasado el tiempo volcamos sobre un bol y dejamos enfriar.
  2. Una vez que tenemos la natilla espesa procedemos a montar la tarta. Calentamos en un bol un poco de leche y vamos remojando las galletas de una en una hasta reblandecerlas pero sin dejar que se deshagan. Las colocamos sobre la base del recipiente o molde de forma alineada hasta cubrirla entera.
  3. Ahora que la base de galleta está lista vamos a coger con una cuchara porciones de natilla y ir extendiéndolas por encima. Alisamos con un sable la crema hasta que nos quede uniforme.
  4. Repetimos el proceso de una capa de galletas reblandecidas y una de natilla tantas veces como nos apetezca o hasta que la natilla se termine. A mi me gusta hacerla de  cuatro capas de galleta y tres de natilla. Todo depende de la altura que le queramos dar a la tarta.
  5. Para cubrir la última capa de galletas vamos a  emplear chocolate a la taza. Para ello vertemos en la thermo un litro de leche con el cacao y programamos 9 minutos a 100º en velocidad 4. Pasado este tiempo lo volcamos sobre la superficie de la tarta y dejamos que enfríe unas horas.
  6. A la hora de decorarla podemos crearle un envoltorio de galleta, en ese caso utilizaremos un molde desmoldable. Puede servirnos cualquier tipo de galleta que nos guste, y por encima también podemos esparcir fideos de colores , de chocolate , bolitas redondas , lo que se nos ocurra,,, Otra opción es hacerla directamente sobre una fuente cerrada y adornarla solo por arriba.  Espero que la tarta os guste y se convierta en una de vuestras favoritas también.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/




PROFITEROLES

PROFITEROLES

 

 

¿A quien no le gusta pegarse un buen atracón de profiteroles, ya sean rellenos de nata montada o de crema pastelera con un buen colacao o cafetín? ¿A ninguno verdad? ¡Si!  a mi también se me hace la boca agua…

Los profiteroles o Petisús , como toda la vida los he conocido en las pastelerías, son unas bolas de pasta choux rellenas de una materia u otra según la región donde se elaboren y bañadas en un rico chocolate. Este tipo de pasta, de origen francés, se diferencia de otras por ser muy ligera y por su consumo en frío. Es mítico encontrar los petisús en forma alargada también, pero a mi particularmente me llaman más la atención en redondo, de un tamaño ideal para llevárnoslos a la boca y saborearlos poco a poco.

La receta de esta pasta choux la tengo desde hace ya varios años. Me la pasaron unos amigos, Vero y Javi, tremendos reposteros y cocinillas. Cada vez que hacemos una quedada nos ponemos bien las botas con nuestras elaboraciones caseras. Los últimos curasanes que hicieron estaban de órdago, ya me están dando ganas de pegarles un telefonazo de nuevo,  siempre nos sorprenden con una receta diferente, menuda adicción…

Los profiteroles son un poco laboriosos, sobre todo si los hacemos de forma tradicional, requiere su tiempo y su técnica pero luego el resultado es espectacular. Si sois aventureros, os apetece enredar un poco con la manga pastelera y el horno nos ponemos a ello…

 

INGREDIENTES

Aproximadamente 50 unidades

Para la pasta choux:

  • 500 ml de agua.
  • 150 g de mantequilla.
  • 250 g de harina mitad floja mitad de fuerza.
  • 9 huevos.
  • 1 cdta de sal.

Para la crema pastelera:

  • 1,5 l de leche.
  • 6 huevos.
  • 120 g de maizena.
  • 330 g de azúcar.
  • Canela en rama (en polvo para la thermomix).
  • Corteza de limón.

Para la cobertura:

  • 375 g de chocolate tipo Nestle.
  • 125 ml de agua.
  • 125 g de mantequilla.

 

DE FORMA TRADICIONAL

Las cantidades que aporto en esta receta dan para numerosas piezas de profiteroles. Si tomamos de referencia el tamaño bocadito salen unas 50 aproximadamente. Yo personalmente las hice un poco más grandes porque me gustan mas y obtuve unas 30 piezas. Siempre debéis de hacer una regla de tres con las cantidades en función de los profis que queráis obtener.

ELABORACIÓN

Crema pastelera:

La crema pastelera tenemos que utilizarla bien fría por lo cual recomiendo elaborarla el día anterior a la composición.

  1. Cogemos una cazuela, introducimos la leche , una rama de canela y la corteza de un limón. Llevamos a ebullición.
  2. Mientras se va calentando, en un bol a parte  batimos los huevos con el azúcar. Después añadimos la maizena y seguimos batiendo hasta que no veamos ningún grumo.
  3. En el momento en que la leche rompa a hervir sacamos la corteza de limón y la rama de canela , y a fuego lento introducimos la mezcla del punto dos y vamos revolviendo con varilla continuamente hasta que vaya espesando y adquiera una textura cremosa. En ese momento pasamos la crema a un bol de cristal. La refrigeramos en nevera más tarde cubierta con film transparente a ras para que no entre el aire.

Pasta choux:

  1. Cogemos un cazo amplio, introducimos en él la mantequilla, la sal y el agua y lo llevamos todo a ebullición.
  2. Una vez que hierva, añadimos fuera del fuego la harina (utilizamos la mitad de harina floja y la otra mitad de fuerza) y removemos fuertemente con una cuchara de madera. Si vemos que queda un poco grumoso seguimos removiendo un poco a fuego lento hasta que se termine de mezclar.
  3. Vamos a notar que la masa que tenemos en el cazo está bastante dura, lo cual es normal, no os asustéis. Ahora prestad atención, este paso es importante , vamos a añadir uno a uno los huevos removiendo constantemente con la cuchara de madera  fuera del fuego de manera que no añadimos otro huevo hasta que el anterior se haya absorbido bien. Poco a poco la masa se irá ablandando. Removemos bien hasta que obtenemos una textura tal, que cogiendo una cucharada de la masa y dandole la vuelta esta caiga lentamente sobre el cazo. Ahi sabremos que está lista.
  4. Cogemos una manga pastelera con boquilla rizada de tamaño pequeño, la rellenamos y reservamos.

Montaje:

  1. Una vez que tenemos la pasta choux en la manga preparada vamos a darle forma. Sobre una bandeja de horno con papel vegetal vamos a ir posando la boquilla y dejando caer masa. Debemos tener en cuenta que el tamaño se duplicará en el horno, así que calcularemos a ojo la cantidad y dispondremos las piezas separadas unas de otras. Si al levantar la boquilla nos quedan picas hacia arriba mojamos el dedo en agua y las hundimos.
  2. Horneamos durante unos 20 minutos a 220º si son piezas pequeñas tipo bocaditos, en mi caso como las hice un poco más grandes programé unos 30 minutos.  Una vez listas las sacamos y dejamos enfriar un poco.
  3. Cogemos la crema pastelera y la revolvemos un poco para ablandarla. Rellenamos una manga con boquilla pequeña con ella. Pieza a pieza, hacemos un agujero con un cuchillo en un lateral e introducimos la boquilla de la manga por el y las rellenamos todas.

Cobertura:

Una vez que tenemos rellenos los profiteroles vamos a darles un baño de chocolate.

  1. En un cazo rallamos o trituramos el chocolate con leche y añadimos el agua. Removemos constantemente a fuego lento hasta que quede bien disuelto.
  2. Añadimos la mantequilla y seguimos removiendo  hasta que la mezcla este homogénea.
  3. Dejamos enfriar un poco la cobertura. Colocamos los profiteroles sobre una rejilla y con una cuchara vamos dándoles un baño con el chocolate. Si nos cae chocolate por la rejilla siempre podremos aprovecharlo si colocamos una bandeja debajo. Debemos utilizarlo en el momento que mas nos favorezca el grosor. Si lo vemos muy liquido lo dejamos enfriar otro poco.

Como habéis visto esta recetilla da un poco de trabajo, pero os puedo asegurar que el sabor es inigualable. Si queréis sorprender en una merienda organizaros un día antes y montar unos ricos profiteroles, os aseguro que sorprenderéis.

 

CON THERMOMIX

Como he indicado arriba del todo las cantidades especificadas dan para unas 50 piezas en plan bocaditos o unas 30 un poco más grandes como las que muestro en la foto. Siempre que modifiquemos las cantidades en la thermomix para obtener mas o menos profiteroles cambiaremos también los tiempos en proporción.

ELABORACIÓN

Crema pastelera:

La crema que vamos a utilizar para rellenar los profiteroles la tenemos que emplear bien fría, por ello debemos procurar hacerla el día anterior a su montaje.

  1. Introducimos en la cubeta la leche, la corteza de limón y el palito de canela. Programamos 15 minutos a 90º en velocidad 1. Una vez listo retiramos la corteza y la canela.
  2. Añadimos los huevos, el azúcar y la maizena. Mezclamos unos segundos a velocidad 4  y programamos 12 minutos a 90º en velocidad 3 con la mariposa.
  3. Vertemos la crema en un bol de cristal y tapamos con film a ras. Dejamos enfriar hasta el día siguiente.

Pasta choux:

  1. Introducimos en la thermo el agua, la sal y la mantequilla. Programamos 10 minutos a 90º en velocidad 2.
  2. Añadimos la harina de golpe, mitad floja, mitad de fuerza. Mezclamos 30 segundos a velocidad 4.
  3. Dejamos reposar la mezcla 10 minutos sin el cubilete.
  4. Ponemos la thermo en velocidad 4 sin temperatura ni tiempo. Añadimos por el bocal poco a poco todos los huevos de uno en uno y muy despacio.
  5. Una vez lista la masa la volcamos sobre una manga pastelera con boquilla rizada.

Montaje:

  1. Una vez que tenemos la pasta choux en la manga preparada vamos a darle forma. Sobre una bandeja de horno con papel vegetal vamos a ir posando la boquilla y dejando caer masa. Debemos tener en cuenta que el tamaño se duplicará en el horno, así que calcularemos a ojo la cantidad y dispondremos las piezas separadas unas de otras. Si al levantar la boquilla nos quedan picas hacia arriba mojamos el dedo en agua y las hundimos.
  2. Horneamos durante unos 20 minutos a 220º si son piezas pequeñas tipo bocaditos, en mi caso como las hice un poco más grandes programé unos 30 minutos.  Una vez listas las sacamos y dejamos enfriar un poco.
  3. Cogemos la crema pastelera y la revolvemos un poco para ablandarla. Rellenamos una manga con boquilla pequeña con ella. Pieza a pieza, hacemos un agujero con un cuchillo en un lateral e introducimos la boquilla de la manga por el y las rellenamos todas.

Cobertura:

  1. Ahora que tenemos los profiteroles rellenos vamos a bañarlos en chocolate. Introducimos el chocolate en la thermomix  y le damos unos golpes de turbo hasta reducirlo bien.
  2. Bajamos con la lengua el chocolate de los laterales hacia las cuchillas y añadimos el agua. Programamos 12 minutos a 37º en velocidad 2.
  3. Agregamos la mantequilla y programamos otros 12 minutos a 37º en velocidad 2.
  4. Esperamos que enfríe un poco la cobertura y cuando adquiera el grosor que mas nos guste bañamos todas las piezas con una cuchara por encima. Si lo hacemos con una rejilla y una bandeja debajo podremos aprovechar todo lo que vaya cayendo  hacia abajo de nuevo.

 

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/




FLAN DE CHOCOLATE CON LECHE

FLAN DE CHOCOLATE CON LECHE  

 

 

¿Qué os puedo decir de este rico dulce? Podría contaros muchas cosas del flan, uno de los postres más recurrentes que tanto nos gustan, pero a veces una imagen vale más que mil palabras. Solo os puedo decir que está tremendamente rico.

Esta semana me apetecía hacer algo práctico, que no llevase mucho tiempo de elaboración  y que se mantuviese  frío y cremoso. «¿Entonces, por qué no un flan? Voy a combinar lo que a mi me pierde que es el chocolate y crear un flan cremoso de esos que se te deshacen en la boca con solo mirarlos´´,  pensé para mis adentros. Y cuando algo se me mete en la cabeza se me mete…

Hay múltiples posibilidades a la hora de crear una receta, siempre podemos combinar  ingredientes a nuestro antojo y jugar con el factor «que resultado espero´´ para enlazar estos ingredientes de manera que vayan enfocados a ese resultado. Solo es cuestión de tener ganas y voluntad. A veces algo sale mal (yo he tenido que tirar en ocasiones algún postre en los que he metido la pata experimentando) pero de ese mismo proceso he ido planteándome lo que hice mal y como solventarlo para la próxima vez. A base de tesón podemos crear o reciclar ideas.

Si os apetece un cachito de flan aquí os muestro lo sencillo que es obtenerlo, y vamos a ser sinceros, donde estén los caseros, que se quiten los del supermercado, ya de pecar en el mundo dulce, vamos a hacerlo de la forma más sana posible. Si ya disponéis de todos los ingredientes ¡Vamos a por ello!

 

 

INGREDIENTES

  • 370 g de chocolate con leche.
  • 550 ml de nata para montar.
  • 650 ml de leche entera.
  • 40 g de leche condensada.
  • 2 huevos.
  • 2 ctas de vainilla liquida (opcional).
  • 2 ctas de café descafeinado soluble.
  • 2 sobres de cuajada.
  • Caramelo liquido.

 

DE FORMA TRADICIONAL

A mi personalmente me gusta elaborar los postres bastante generosos, de manera que las cantidades que arriba índico dan aproximadamente para 8-10 raciones. Si lo queréis hacer para menos personas podéis utilizar menor cantidad de ingredientes o bien hacer la misma y repetir un par de días postre, ya que seguro que el cuerpo os lo pide.

ELABORACIÓN

  1. Caramelizamos el molde o flanera que vamos a utilizar. Si optamos por hacer el caramelo casero aquí os dejo las pautas a seguir  https://midulcepecado.com/caramelo-liquido/
  2. Nos hacemos con un hervidor o cacerola e introducimos la nata , la leche entera, la condensada, los huevos y las cucharaditas de café descafeinado. Acto seguido lo mezclamos todo con la batidora hasta que no se aprecien grumos.
  3. Llevamos la mezcla a ebullición a fuego intermedio removiendo constantemente con una varilla. No esperamos a  que hierva, en el momento en que adopte consistencia cremosa añadimos el chocolate troceado, los sobres de cuajada y la vainilla liquida.
  4. Seguimos removiendo hasta que el chocolate se funda y en el momento que arranque a hervir vertemos la mezcla sobre el molde caramelizado.
  5. Dejamos enfriar unas horas en nevera o hasta el día siguiente. Desmoldamos y decoramos a nuestro gusto. En este caso yo esparcí unos pocos fideos de chocolate por la parte de arriba.

 

CON THERMOMIX

Las cantidades que he marcado en la receta dan aproximadamente para 8-10 raciones, de manera que si sois menos personas podéis hacer menos cantidad o bien repetir mas de un día postre, eso ya va al gusto de cada uno. Desde luego os puedo decir que está muy rico y seguro que os apetece un poquito mas…

ELABORACIÓN

  1. Caramelizamos previamente el molde o flanera que vamos a utilizar. Si queremos emplear caramelo casero aquí os dejo los pasos a seguir  https://midulcepecado.com/caramelo-liquido/
  2. Introducimos el chocolate con leche en trozos en la thermomix y lo trituramos a golpes de turbo. Lo reservamos a parte.
  3. Sin lavar el vaso añadimos la nata , la leche normal y la condensada, los huevos y las cucharaditas de  café descafeinado. Programamos 6 minutos a 90º en velocidad 4.
  4. Pasado ese tiempo añadimos el chocolate que habíamos reservado, los dos sobres de cuajada y la vainilla liquida. Programamos otros 6 minutos en las mismas condiciones y cuando la thermo haya hecho su trabajo volcamos la mezcla sobre el molde caramelizado.
  5. Dejamos enfriar unas horas o hasta el día siguiente en nevera. Desmoldamos el flan y lo decoramos al gusto. En este caso yo utilicé fideos de colores sobre la superficie pero hay mil maneras de adornarlo.

Como habéis podido comprobar hacer un flan de estas características no tiene ninguna complicación. Es muy sencillo y todos lo podéis hacer. Así que desde aquí os animo a probar la receta. Espero que os guste.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/




TARTA DE TRES CHOCOLATES

TARTA DE TRES CHOCOLATES

 

 

Como toda clasificación en este mundo , los postres dan lugar a amplias listas o índices según los gustos particulares de cada uno. Si tuviésemos que clasificar la tarta que hoy os traigo por ejemplo, pertenecería sin duda a la lista de «Amantes del chocolate´´. ¿Por qué? Porque combina perfectamente los tres tipos de chocolates que tenemos, el blanco , el chocolate con leche y el negro. Si no tenemos claro de que chocolate hacer una tarta aquí podemos experimentar con todos a la vez. Éste dulce ha sido sin duda uno de los mayores golpes de gobierno en el reinado del chocolate. Un agujero del espacio en el que todo comensal cae tarde o temprano.

Ahora mi duda es… ¿Es una tarta relativamente moderna o es todo un  clásico? E ahí la cuestión… Yo diría que es todo un clásico ya dentro de estos tiempos modernos. Cada vez más público se lanza a probar la receta, distribuida por blogs, webs, redes sociales , extendida ya por todos los confines…¿Y por qué triunfa tanto?. Quizás porque es una tarta explosivamente rica, a lo mejor porque es muy sencilla de hacer, siempre se siguen las mismas directrices en el proceso de elaboración, también puede ser por que  no requiere de horno y apenas lleva tiempo  de preparación… Por estas y otras muchas razones se ha convertido en los últimos tiempos en una de las tartas más demandadas en las comidas familiares, celebraciones, etc.

¿Aún no la habéis probado? ¿no? No puede ser. Entonces  vamos a ver como elaborar este dulce de la forma más sencilla , tanto tradicional como con nuestro robot de cocina favorito, la thermomix. No perdáis detalle…

 

 

INGREDIENTES

Para la base:

  • 250 g de galletas  tipo Maria
  • 90 g de mantequilla.

Para el relleno:

  • 750 ml de leche entera.
  • 750 ml de nata para montar.
  • 120 g de azúcar.
  • 150 g de chocolate negro.
  • 150 g de chocolate blanco.
  • 150 g de chocolate con leche.
  • 3 sobres de cuajada.

Decoración:

  • Bolitas de chocolate, lacasitos, fresas, figuras , etc…

 

DE FORMA TRADICIONAL

ELABORACIÓN

La tarta de tres chocolates está formada por dos partes distinguidas, una base de galleta y un relleno de tres capas de chocolate diferente. Vamos a comenzar elaborando la base de galleta.

Base de galleta:

  1. Lo que vamos a hacer en primer lugar es reducir la galletas. Si tenemos molinillo las trituramos finitas hasta que queden como arenosas, y sino lo tenemos las extendemos encima de una mesa de trabajo y pasamos el rodillo de amasar varias veces por encima de ellas hasta que queden bien reducidas.
  2. Introducimos la mantequilla en el microondas y la fundimos. Acto seguido la mezclamos con la harina de galleta  hasta que ésta quede humedecida por todos lados.
  3. Utilizaremos un molde estandar de 8 raciones o similar para hacer la tarta. Extendemos dentro del molde la mezcla y alisamos  la base con una cuchara hasta que quede bien extendida y nivelada por todos lados. Introducimos el molde en nevera mientras que hacemos la primera capa.

Relleno:

  1. Vamos a comenzar elaborando la primera capa de chocolate, en este caso utilizaremos el negro. Cogemos un cazo e introducimos en el 250 ml de la leche, 250 ml de la nata, el chocolate negro, 80 g del azúcar y un sobre de cuajada.
  2. Ponemos el cazo a ebullición a fuego intermedio y vamos removiendo con una varilla poco a poco. Una vez que la mezcla rompa a hervir esperamos un minuto y retiramos del fuego. Vertemos el contenido sobre la base de galleta de la tarta.
  3. Ahora que tenemos la primera capa es necesario esperar a que enfríe un poco para comenzar con la segunda, puesto que sino se nos podrían mezclar. Yo suelo esperar hora y media entre una y otra capa.
  4. Una vez pasado este tiempo repetimos el mismo proceso de la primera capa, solo que sustituyendo el chocolate negro por el de con leche y en vez de 80 g de azúcar en este caso añadiremos 40 g. Una vez que tenemos los 250 ml de nata, los 250 ml de leche, el chocolate con leche, los 40 g de azúcar y el sobre de cuajada dentro de un cazo limpio volvemos a llevarlo a ebullición revolviendo con la varilla poco a poco. Una vez que rompa a hervir vertemos esta segunda capa sobre la anterior. Volvemos a dejar que enfríe para comenzar con la tercera.
  5. Pasado el tiempo oportuno repetimos el mismo proceso anterior dentro de un cazo, solo que ésta vez utilizaremos el chocolate blanco y no añadiremos nada de azúcar. Introducimos los 250 ml de leche, los 250 ml de nata, el chocolate blanco y  un sobre de cuajada. Llevamos a ebullición y una vez que rompa a hervir vertemos la mezcla sobre la segunda capa.

Una vez que tenemos fría la tarta en nevera podemos proceder a desmoldarla y decorarla al gusto de cada uno. En este caso yo la he adornado con unas bolitas de chocolate, pero se pueden poner motivos varios, lacasitos, fresas, adornos de chocolate, etc…

Consejo a aplicar entre capa y capa. Puede ocurrirnos alguna vez, que a la hora de cortar y servir la tarta las capas  resbalen y se muevan unas sobre otras. Esto me sucedió por ejemplo el otro día al darles mucho meneo por ir de viaje en coche. No es que se convierta en un estropicio pero para fijar bien una sobre otra recomiendo que antes de poner la sucesiva capa rallemos un poco la que ya esta cuajada con un tenedor haciendo lineas para que la siguiente se adapte mejor.

CON THERMOMIX

A la hora de hacer esta tarta la thermomix nos es muy útil puesto que nos ayuda a hacer todas las secciones que la componen, tanto la base de galleta como cada una de las capas.

ELABORACIÓN

Para la base de galleta:

  1. Introducimos las galletas en el vaso de la thermomix y a base de golpes de turbo las vamos reduciendo a harina.
  2. Añadimos la mantequilla en pomada y mezclamos 10 segundos a velocidad 10.
  3. Cogemos un molde estándar de ocho raciones aproximadamente e introducimos la mezcla sobre la base del molde. Vamos alisando con una cuchara de manera que nos vaya quedando uniforme y nivelado. Dejamos enfriar mientras hacemos la primera capa de chocolate.

Para la primera capa de chocolate negro:

  1. Introducimos en el vaso de la thermo los 150 g de chocolate negro troceados, 250 ml de leche entera, 250 ml de nata para montar, un sobre de cuajada y 80 gramos de azúcar.
  2. Programamos 7 minutos a 90º en velocidad 5. Pasado este tiempo volcamos la mezcla sobre la base de galleta y dejamos enfriar una hora y media en nevera.

Para la segunda capa de chocolate con leche:

  1. Una vez que nos ha cuajado la primera capa de la tarta vamos a rallarla en primer lugar con un tenedor por encima para que al verter la segunda capa agarre mejor.
  2. Introducimos en la thermo los 150 g de chocolate de con leche partidos en trozos, 250 ml de leche entera, 250 ml de nata para montar, 40 g de azúcar y un sobre de cuajada.
  3. Programamos 7 minutos a 90º en velocidad 5. Una vez pasado el tiempo vertemos la mezcla sobre la primera capa de la tarta y dejamos enfriar otra hora y media en nevera.

Para la tercera capa de chocolate blanco:

  1. Una vez que tenemos cuajada la segunda capa volvemos a rallar con un tenedor la superficie para mejorar la adaptación.
  2. Introducimos en la thermo los 150 g de chocolate blanco, 250 ml de leche entera, 250 ml de nata para montar y un sobre de cuajada. Esta vez no añadiremos azúcar.
  3. Programamos de nuevo 7 minutos a 90º en velocidad 5. Una vez pasado el tiempo vertemos la mezcla sobre la segunda capa de la tarta y dejamos enfriar en nevera.

Decoración:

Una vez que desmoldamos la tarta podemos adornarla por la superficie como mejor nos parezca. En este caso yo he utilizado bolitas de chocolate, pero se pueden usar fresas, lacasitos, fideos o figuras de chocolate, lo que más nos apetezca.

Como habéis visto este postre no tiene mucha complicación, es muy sencillo de elaborar y el resultado nunca suele defraudar. Animaros a probar, ahora ya no tenéis excusa…

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/