1

TURRON DE CHOCOLATE

TURRÓN DE CHOCOLATE

 

 

Cada vez que llega la navidad, mi cabeza anda surcando el mundo de los polvorones, los turrones, los roscones y un largo etcétera a tal velocidad que no superan ni los renos de papa Noel cuando cogen atasco aéreo y van a mil por hora para llegar a tiempo.

¿Que delicias verdad? Y que de costumbres somos los seres humanos que pudiendo hacer lo que nos apetezca todo el año, nos regimos por fechas señaladas para degustar según que dulces. Nos pasa con semana santa, comadres, carnaval, navidades,,, Pero también os voy a decir una cosa, a veces cuando echamos algo de menos una temporada, luego lo cogemos con muchas ganas. Quizás eso nos pasa con este tipo de alimentos. Si los comiéramos durante todo el año no sería una novedad, no los echaríamos de menos, no tendríamos tanta ilusión de ponernos a elaborar. Parece que así da mas gustillo, la verdad.

Pues inmersos en estas fechas, uno de los primeros antojos que se me apetecieron era el turrón de chocolate (me chifla el Suchard por excelencia), así que este año decidí hacerlo casero a ver si tenía algo que envidiar al comprado. Jugando un poco con los chocolates y las cantidades, amoldé un poco el resultado al sabor que a mi personalmente mas me satisface (claro que para gustos colores), y efectivamente me gustó mucho lo que me encontré.

Hacer el turrón es muy sencillo, siempre teniendo el cuenta algo muy importante, debéis de escoger el chocolate que normalmente más os gusta, así el resultado no puede fallar. Yo soy muy fan del chocolate Nestle, y por eso la mayor parte de la receta lo lleva, pero a vosotros os puede gustar más otro tipo.

El relleno del turrón en este caso lo hice de arroz inflado (lo podéis encontrar en la sección del supermercado de los chocokrispies tanto de chocolate blanco como negro), pero también se pueden añadir otro tipo de rellenos, como por ejemplo los frutos secos, hay mucha diversidad para escoger.

Por último, puedo daros unos consejos caseros para no gastar mucho dinero en moldes si queréis hacer cantidad de turrón. Lo que yo hago cuando agoto los de casa es recortar la forma de uno, de los tetra brick de leche. Y si tenemos moldes de silicona alargados, los típicos de elaborar el pan bimbo, los flanes o bizcochos, también nos pueden servir , ya que desmoldan muy bien. Incluso, los tupperwares de toda la vida, son perfectos para rellenarlos.  Una vez que desmoldamos si queremos regalarlos o guardarlos podemos envolverlos en papel film y meterlos en cajitas de cartón.

INGREDIENTES

(Para dos tabletas)

  • 400 g de chocolate con leche (tipo Nestle).
  • 150 g de chocolate fondant.
  • 80 g de manteca de cerdo.
  • 100 g de arroz inflado blanco o negro (tipo Choco Krispies).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar este delicioso turrón es muy sencillo, solo tenemos que fundir todo el chocolate y la manteca al baño maría y después añadirle el arroz inflado. No lleva mucho tiempo y el resultado es espectacular.

ELABORACION

  1. En primer lugar vamos a trocear todo el chocolate e introducirlo en un recipiente apto para el baño María. Lo colocamos a fuego intermedio dentro de otro recipiente con agua y vamos removiendo cada poco, observando como se va fundiendo.
  2. Una vez que el chocolate esta fundido cogemos la manteca de cerdo y la derretimos un poco en el microondas. Posteriormente la añadimos al chocolate y seguimos removiendo hasta que quede todo bien mezclado y muy liquido.
  3. En el momento que tenemos la mezcla lista la retiramos del fuego, añadimos el arroz inflado y con una lengua lo vamos mezclando con movimientos envolventes hasta repartirlo bien por todo el chocolate.
  4. Volcamos la mezcla sobre los moldes que hayamos escogido  y dejamos enfriar unas horas. Pasado el tiempo oportuno ya podremos desmoldar y degustar estos deliciosos turrones de chocolate.

CON THERMOMIX

Con “thermi´´, como la llamo yo, siempre podemos obtener grandes ventajas a la hora de elaborar repostería. En este caso, nos ahorramos el estar revolviendo el chocolate cada poco y pendientes de que no se nos queme. Introducimos los ingredientes, dejamos que la máquina derrita y el resto es pan comido. Escoger el chocolate que mas os guste y vamos a ello.

ELABORACION

  1. Cogemos todo el chocolate, tanto un tipo como el otro y lo vamos introduciendo en trozos a la thermomix. Trituramos 10 segundos a velocidad 6. Comprobamos que está bien reducido y sino marcamos unos segundos más.
  2. Añadimos la manteca de cerdo y programamos 6 minutos a 50º en velocidad 1. Una vez transcurrido el tiempo comprobamos que el chocolate esta bien derretido, si vemos por los laterales algún  trozo aislado lo bajamos con la lengua y programamos unos segundos mas, hasta que obtengamos una mezcla liquida.
  3. Ahora que tenemos la mezcla bien derretida añadimos el arroz inflado y mezclamos 8 segundos a velocidad 3. Volcamos todo sobre los moldes por los que hayamos optado y dejamos enfriar unas horas.
  4. Una vez que el turrón haya solidificado, lo desmoldamos y ya podemos degustarlo o guardarlo para mas adelante.

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/




TURRÓN BLANDO DE AVELLANAS

TURRÓN BLANDO DE AVELLANAS

   

Las navidades son una época del año donde todos disfrutamos a rabiar. Reuniones de amigos, compañeros de trabajo o familia, villancicos, lucecitas de colores por todos lados, arbolillos a doquier, cabalgatas, visita de los reyes, regalos,,, Un rimero de fantasía que todos los años es tradición, y en la que sin duda uno de esos elementos indispensables que no pueden faltar es el turrón. Abunda en todas las estanterías de los comercios durante esta época nada mas, pero gracias a las recetas caseras podemos obtenerlo en cualquier mes del año para nuestro propio consumo.  

El turrón es una mera emulsión de azucares con frutos secos (originalmente se usaba la almendra pero hoy en día utilizamos cualquier fruto seco), pudiendo hacer uso de la yema de huevo en su composición o no, según proceda.  Tenemos gran variedad  de opciones en el mercado, siempre dentro de dos tipos, el turrón blando o el duro. Es un producto tradicionalmente navideño, se puede decir que la navidad comienza cuando el turrón asoma. 

En mi hogar , todo el año dispongo de avellanas de los arboles del jardín de mi madre  y cuando llega diciembre nos tiramos varios días pelando cantidades  para fabricar turrón blando. Hace tres años que comencé su elaboración y me gusto tanto que desde entonces se ha convertido en una tradición navideña hacerlo  de forma casera. Una vez que obtengo las tabletas, lo utilizamos para comerlo tal cual, o para hacer flan o tarta de turrón, en la web tenéis las recetas de ambos dulces  si le queréis echar un ojo. Elaborarlo es muy sencillo. Solo hace falta tres ingredientes  y unos moldes para darle forma a la masa. Los moldes los podéis comprar o bien hacéis como yo, que recorto los bricks de la leche a la mitad , los desinfecto bien y los utilizo como tal. En un truco que aprendí de otros blogueros y que me permite hacer turrón en cantidades a la vez.  Aquí os dejo la receta , espero que la disfrutéis.

 

  INGREDIENTES (Para dos tabletas de turrón).

  • 500 g de avellana (sin cascara).
  • 200 g de azúcar.
  • 1 cm de vaina de vainilla.

 

  DE FORMA TRADICIONAL

El turrón de avellana es muy sencillo de elaborar, apenas con tres ingredientes podemos obtener unas tabletas que nada tienen que envidiar a las compradas, y con la ventaja además de que nosotros mismos podemos hacerlas a nuestro antojo, controlando el nivel de aceite que le queremos dejar (para mi gusto los turrones industriales tienen demasiado, me gusta que brillen , pero no tanto). Si ya tenéis la avellana a punto , vamos con la receta. 

 

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que debemos de hacer antes de comenzar a reducir todos los ingredientes es tostar la avellana. La cantidad indicada es siempre referente al fruto sin la cascara. Precalentamos el horno a 170º, esparcimos bien las avellanas por la bandeja y las horneamos de 15 a 20 minutos. Una vez fuera del horno dejamos que enfríen un poco y les quitamos la piel (si queda una poca no pasa nada), y cuando estén peladas antes de seguir con el siguiente paso esperamos a que enfríen por completo. 
  2. Ahora que tenemos la avellana tostada, pelada y fría debemos triturar todos los ingredientes, la vaina de vainilla, el azúcar y la avellana. Para ello utilizaremos un molinillo manual o un robot de cocina o utensilio con el que podamos hacer dicha función. Trituramos todos los ingredientes hasta reducirlos a azúcar glass y arenilla y los introducimos en un bol. 
  3. Con las manos vamos mezclándolo todo y trabajándolo  hasta crear una masa compacta. Una vez que la tenemos la introducimos en los moldes que hayamos escogido y presionamos bien por todos lados con la mano para que no queden huecos vacíos. Allanamos un poco la superficie y le ponemos un poco de peso encima para que haga presión (por ejemplo un brick de leche lleno) . De esta manera dejamos reposar el turrón 3 días para que vaya soltando el aceite. 
  4. Una vez reposado desmoldamos el turrón con cuidado, veremos que está muy aceitoso. Lo envolvemos en papel de cocina para que vaya absorbiendo el aceite, y lo cambiamos un par de veces al día. Yo particularmente suelo cambiar el papel durante unos días, hasta que el turrón brille pero no tenga exceso de aceite. El tiempo de absorción ya va al gusto de cada uno. Una vez que lo tenemos a nuestro antojo podemos envolverlo en papel film y guardarlo en cajitas , envoltorios para regalar o donde mejor nos venga. Como comprobareis el sabor va a salir espectacular, es por tanto una buena opción de regalo original para estas fechas tan señaladas. 

 

  CON THERMOMIX

Elaborar el turrón de avellana con la thermomix se convierte en juego de niños. Una vez que tenemos la avellana preparada introducimos todo en la maquina y es cuestión de segundos obtener la masa para crear las tabletas. Se puede decir que lo que mas tiempo lleva es el reposo del turrón , porque la elaboración se hace muy rápida. Si ya hemos escogido los moldes que vamos a usar nos ponemos manos a la obra. 

 

ELABORACIÓN

  1.  En primer lugar lo que vamos a hacer es poner a punto la avellana para después reducirla. Para ello quitamos la cascara si las tenemos enteras (la cantidad arriba indicada hace referencia a la avellana ya sin cascara). Precalentamos el horno a 170º, extendemos las avellanas por encima de la bandeja y horneamos unos 15-20 minutos. Una vez listas dejamos que enfríen un poco y les quitamos la piel (si queda una poca no pasa nada). Después dejamos que enfríen del todo antes de proseguir.
  2. Una vez que tenemos la avellana fría introducimos primero el azúcar y la vainilla en la thermomix y lo reducimos a golpe de turbo hasta que quede como el  azucar glass. Acto seguido agregamos toda la avellana y programamos 20 segundos a velocidad 6. A partir de este momento vamos a ir dándole unos golpes de turbo durante unos segundos varias veces  y comprobando todas  como esta la textura hasta lograr el punto óptimo. Este punto se da cuando la masa empiece a brillar, debido al aceite que va soltando. 
  3. Una vez que logramos esa textura brillante sacamos la masa de la thermo y vamos extendiéndola en los moldes y presionando con las manos para que no queden huecos vacíos. Alisamos la superficie y dejamos un poco de peso encima para que haga presión  durante tres días de reposo (por ejemplo un cartón de leche lleno).
  4. Pasados los días de reposo vamos a desmoldar con cuidado las tabletas y las envolvemos en papel de cocina absorbente. Esto lo hacemos para ir eliminando el exceso de aceite que produce. Debemos cambiar el papel los días que haga falta hasta el momento en que la masa brille pero no en exceso (el nivel de aceite que queremos que quede ya va al gusto de cada uno). Cuando las tengamos a nuestro antojo las envolvemos en film y las guardamos en cajitas, moldes, envoltorios,,, No hay que mantenerlas en nevera y aguantan bastante tiempo. Están muy ricas para mantener en casa y siempre es una buena opcíon para hacer un buen regalo navideño. 

Si os ha gustado la receta y os apetece, podéis seguirme  en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/ https://www.facebook.com/midulcepecado4/

 




TARTA DE TURRÓN BLANDO

TARTA DE TURRÓN BLANDO

 

 

¡Ahora sí! Nos encontramos ya en medio de  toda la vorágine de ágapes de navidad. Meriendas con amigos con los que nos juntamos en estas fechas, comidas y cenas familiares en los días más señalados, cafés de ultima hora con compañero/as de empresa, celebraciones entre el vecindario o cualquier otro tipo de eventos similares son normales en esta estación del año.

Mi aportación de hoy es un postre de turrón (muy representativo en la Navidad) para que podáis colaborar de forma directa y sencilla  en cualquiera de estos acontecimientos anteriores. Si os apetece  sorprender de verdad, aprovechar a elaborar  esta suave y cremosa tarta de turrón blando, muy ligera y nada empalagosa pese a sus ingredientes. Os sorprenderá el resultado, es una de las recetas fijas que todos los años caen por estas fechas.

Tenemos muchos tipos de turrones blandos a elegir, uno de los más míticos es el turrón de Jijona, pero nos podemos lanzar a las marcas blancas o a la que más nos guste, siempre teniendo en cuenta que la esencia de esta tarta depende en gran medida de este ingrediente. La podéis hacer con la forma que mas os llame, redonda, cuadrada o rectangular. Como adorno decorativo podéis usar almendra, es un buen complemento, ya sea laminada, entera, almendra crocanti… y para darle un toque estético si os gusta jugar con las plantillas podéis hacer un dibujo sobre la tarta con cacao en polvo o canela. Solo tenéis que haceros con  una que tenga una imagen chula, posarla en el centro de la tarta, espolvorear el polvo sobre un colador por encima y levantar la plantilla. Veréis que presencia más bonita le aporta al postre para lucirlo de forma elegante.

 

INGREDIENTES 

  • 250 g de galletas (tipo María).
  • 90 g de mantequilla.
  • 320 g de turrón blando (tipo Jijona).
  • 800 ml de nata para montar (recomiendo marca Pascual).
  • 250 ml de leche entera.
  • 150 ml de leche condensada.
  • 2 sobres de cuajada.
  • Canela o cacao en polvo.
  • Almendra  para adornar (opcional).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Como vais a poder comprobar esta tarta es muy sencilla de hacer. Consta de dos partes, la base de galleta y el contenido que le da el sabor característico. El método de preparación es similar al de la tarta de tres chocolates y a la de queso, la única diferencia es que aquí el motor del relleno funciona con el turrón. Las medidas que he utilizado están adaptadas  para un molde de 28 a 32 cm de diámetro.

ELABORACIÓN

  1. Siempre que elaboramos una tarta debemos empezar por los cimientos, en este caso por la base de galletas. Cogemos las mismas y las trituramos con un molinillo si disponemos de él o bien las extendemos sobre la mesa y las reducimos pasándoles el rodillo de amasar por encima varias veces hasta que nos queden arenosas.
  2. Derretimos la mantequilla en el microondas y la mezclamos bien con la galleta en polvo. Extendemos la mezcla por la base del molde y vamos presionando por toda la superficie con una cuchara hasta que quede alisado uniformemente. Lo dejamos enfriar en la nevera mientras hacemos el relleno.
  3. Cogemos una cazuela, introducimos dentro el turrón, la leche condensada y la nata para montar. La llevamos a ebullición a fuego lento revolviendo cada poco hasta que el turrón se haya desintegrado y solo veamos los trocitos de los frutos secos que contenga.
  4. Añadimos la cuajada y seguimos revolviendo suavemente hasta que rompa a hervir. Llegados a ese punto esperamos un minuto mas y volcamos la mezcla sobre la base de galletas del molde. Dejamos enfriar la tarta en la nevera unas horas o hasta el día siguiente.
  5. Una vez que la tarta ya ha cuajado podemos desmoldarla y proceder con la ornamentación. En este caso yo he optado por una decoración sencilla, en la superficie he marcado  un dibujo con canela utilizando una plantilla (podéis encontrarlas en Internet o en determinadas tiendas de repostería). Todo un clásico de la navidad y al alcance de nuestras manos.

 

CON THERMOMIX

Con la thermomix no hay postre que se nos resista en un periquete y esta tarta no iba a ser menos. En solo unos movimientos y apenas unos minutos la tenemos enfriando ya en la nevera. ¿Ya tenéis los ingredientes? Pues vamos allá. Las medidas están adaptadas para el uso de un molde de 28 a 32 cm de diámetro.

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar introducimos en la thermo las galletas y las reducimos a golpe de turbo unos segundos hasta que queden bien trituradas. Añadimos la mantequilla en pomada  y mezclamos 10 segundos a velocidad 10. Esparcimos la mezcla por la base del molde y vamos presionando con una cuchara por toda la superficie hasta que quede uniforme. Dejamos que enfríe en la nevera mientras hacemos el relleno.
  2. Vamos agregando en la thermo el turrón, los dos tipos de leche, la nata y la cuajada. Trituramos todo 25 segundos a velocidad 8. Una vez que todo esta bien mezclado programamos la maquina unos 13 minutos a 100º en velocidad 3. Pasado este tiempo volcamos la mezcla sobre la base de galleta y dejamos enfriar la tarta unas horas o hasta el día siguiente en nevera.
  3. En el momento que  tenemos la tarta  ya cuajada podemos proceder a desmoldarla y ornamentarla al gusto. En este caso yo opté por una decoración sencilla,  hice un dibujo centrado con canela en polvo con la ayuda de una plantilla (las podéis encontrar por Internet o en tiendas de repostería). Espero que os guste la receta y la disfrutéis.

Podéis seguirme si os apetece en mis otras redes sociales:

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/




TURRÓN DE NATA Y NUECES

TURRÓN DE NATA Y NUECES

 

Cuando llegan las fechas navideñas una de las primeras cosas que nos vienen a la cabeza siempre son las comidas y cenas típicas de la época. Muchos comenzamos el mes de diciembre con un run run en la cabeza, una serie de preguntas al aire que esperamos que sean respondidas por una inspiración divina, tales como… ¿Qué haré de cenar este año en nochebuena ahora que me he ofrecido a hacer el banquete en mi casa? o tal vez… ¿Con que puedo colaborar en nochevieja si  me toca a mi llevar el postre y sería muy chic hacer algo casero?  O quizás… ¿De que relleno el roscón este día de reyes para sorprender a mis hijos? ¿y el día de Navidad, cuando todos estamos ya fartucos de tanta comida, con que postre ligero puedo acompañar el festín a medio día? Estas y muchas mas dudas asaltan nuestro cerebro ya al comienzo de las festividades. Pues bien, vayamos por partes…

De momento hoy os traigo uno de los postres que mas se suelen poner después de estas comidas tan copiosas, y el cual abarca una amplia gama de alternativas, nuestro gran amigo “el turrón´´. Ideal para acompañar el cafetito e ir picando junto con las peladillas, las almendras, los polvorones, etc…

En este post me he decantado por el turrón de nata y nueces porque tengo nueces caseras y así poco a poco les voy dando salida. Es uno de los turrones más recurrentes junto con el de yema (mas adelante os pondré también recetilla), o el de chocolate. No puede faltar en casa en estas navidades. Os voy a contar  la manera más sencilla de obtenerlo con apenas cuatro ingredientes y un proceso de elaboración muy escueto. Ya no hay escusas para no intentarlo…

 

INGREDIENTES

(Para dos tabletas de turrón de nata y nueces)

  • 200 g de almendra molida cruda (para la thermomix puede estar entera).
  • 180 g de azúcar glass (en la thermo podemos usar la normal y reducirla).
  • 120 g de nueces.
  • 150 g d nata liquida para montar (recomiendo marca Pascual).

 

DE FORMA TRADICIONAL

Elaborar el turrón de nata y nueces es muy sencillo, una vez que ponemos la mezcla sobre los moldes con dejarlos dos días a secar con peso encima es suficiente, luego ya podemos desmoldarlos y conservarlos en papel film dentro de algún envase cerrado. Si no tenéis moldes  podéis recortar los cartones de leche con la misma forma por el lado que mejor os favorezca y si os apetece comprarlos, aquí en Gijón tenemos una tienda de repostería donde los venden y disponen de venta online para enviar también. Tiene cosas muy chulas, aquí os dejo el enlace por si os apetece echarle un ojo:  http://www.elesconditedelola.com/

 

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que hemos de tener son las nueces picadas para poder echarlas más adelante. Para ello las vamos a ir troceando como más nos guste, de manera que se puedan apreciar al partir el turrón.
  2. Una vez que las tenemos partidas cogemos un cazo, introducimos dentro el azúcar glass y la nata y lo llevamos a fuego intermedio. Removemos cada poco hasta que veamos que la mezcla va espesando y reduzca su volumen inicial a la mitad.
  3. Una vez reducida la mezcla retiramos el cazo del fuego e introducimos la almendra molida y las nueces picadas dentro. Removemos todo hasta obtener una pasta que no se nos pegue demasiado a las manos.
  4. Vertemos la pasta sobre los moldes y con las manos vamos haciendo presión para distribuirla bien por todos lados, sin que queden agujeros en el interior ni en los bordes, de manera que se vea todo uniforme.
  5. Ponemos algo de peso encima de cada molde, por ejemplo un brick de leche lleno, y los dejamos reposar un día o dos. Pasado este tiempo los desmoldamos y los tenemos listos para degustar.

 

CON THERMOMIX

Con thermomix el proceso para obtener el turrón todavía es más sencillo. Podemos comprar la almendra cruda como mas nos apetezca, entera, laminada, rallada,,,  el azúcar, como lo podemos reducir también, utilizaremos el normal. Los moldes, sino queremos comprarlos, podemos hacerlos de forma manual, recortando los envases de leche por el lado que mejor nos resulte y  dándoles la misma forma.

ELABORACIÓN

  1. Primeramente vamos a coger la almendra sino la tenemos molida para reducirla. La echamos en la thermo y programamos unos 25 segundos a velocidad progresiva 5-7-10  y la reservamos fuera en un bol.
  2. Introducimos el azúcar y lo convertimos en glass otros 25 segundos a la misma velocidad progresiva. Añadimos la nata dentro y programamos 12 minutos en velocidad 3 y varoma.
  3. Una vez transcurrido el tiempo agregamos la almendra molida y las nueces. Las nueces las introducimos partiéndolas sobre la marcha en dos  o tres pedazos.  Programamos unos 20 segundos en velocidad 3 para mezclar bien todo.
  4. Con las manos vamos cogiendo la pasta que nos ha salido y distribuyéndola por los dos moldes , haciendo presión con los dedos por todos lados , para que queden rellenos de forma uniforme, sin huecos en su interior.
  5. Una vez rellenos los dejamos reposar un día o dos con algo de peso encima (por ejemplo un litro de leche lleno). Cuando los desmoldemos, veremos que salen fácilmente y en ese momento ya podremos decidir que destino darles, o bien los servimos en esos días o los conservamos envueltos en film transparente dentro de un envase  cerrado.

https://www.instagram.com/almudenaalvarezperez/

https://www.facebook.com/midulcepecado4/