TARTAS MODELADAS CON FONDANT

Hace ya algún tiempo, cuando aún no estaba tan de moda la decoración de fondant, ojeando algunas muestras por Internet,  me picó el gusanillo de la curiosidad. Había  ejemplares con todos los colores de la gama y con múltiples formas, de manera que todo aquello que se nos pudiese pasar por la cabeza , era fácil pensar que también se podría plasmar en una tarta de diseño. 

Nunca había probado a elaborar algo semejante, pero me dije “Almudena, si otros pueden, tu no vas a ser menos, ganas no te faltan, así que lo imprescindible, ya lo tienes. Todo es comenzar… ´´

Me inicie desde cero, creé una tarta de cumpleaños para mi sobrino Juanito muy básica. Empecé la decoración con una superficie lisa y le pegué varias figuras de fondant hechas en molde. La tarta resultaba muy pintoresca. Me gustó el resultado. A partir de ahí poco a poco fui elaborando y haciendo un poco más complicados los montajes, añadiendo relieves, figuras, letras , numeros,,,  hasta que mas o menos pude recrear cualquier idea que se me ocurriese o plasmar aquel encargo que me solicitasen. No soy una profesional en esto ( hay verdaderos expertos que realizan obras de arte dignas de enmarcar) pero hago mis pinitos y estoy contenta con ello. Fisgué muchas paginas con ideas por Internet, me fijé en el montaje de muchas tartas, fui comprando herramientas para maniobrar con el fondant hasta crear un miniarmario de repostería, tengo algún libro con guías , y sobre todo, pongo a furrular el cerebro continuamente , generando  ideas de como maniobrar. De esta manera me introduje en este bloque de la repostería.

Estas elaboraciones, los que se dedican a ello profesionalmente o como yo, lo tienen como hobby, saben muy bien que llevan mucho tiempo de preparación. Por eso a la hora de vender algún encargo el precio puede parecer elevado, pero hay que tener en cuenta que la mano de obra es brutal, y aún así se regala  mucho tiempo si nos basamos en el precio final. Con esto solo quiero sugerir que si le encargáis a alguien una tarta de este tipo comprometeros hasta el final y recompensar su trabajo, porque lo merecen.

En mi caso, particularmente, creo por hobby, las realizo para ofrecerlas en  celebraciones de la familia (es muy extensa y me da mucho juego) y sobre todo porque me gusta experimentar. De vez en cuando me encargan alguna y también las vendo, pero no me dedico explicitamente a ello. Es más bien una pasión que un trabajo.

Ahora que ya tengo unas cuantas tartas obradas  me gustaría compartir algunas de ellas. Suelo componerlas con un bizcocho de yogur o uno de cacao y rellenarlas con capas de mermelada , crema de cacao, ganaché, trufa, lo que se me ocurra… En esta página iré colgando las que he realizado y las posteriores que iré haciendo. Espero que os gusten  y os animéis a adentraros en este universo del fondant, plagado  de azúcar multicolor y un montón de animaciones diferentes. 

 

 

TARTA DE BAUTIZO.  Esta tarta la diseñe para un encargo que me hizo una amiga para el bautizo de su hija Idaira. Utilizando el contraste blanco y rosa y un par de  elementos infantiles sobre dos pisos de bizcocho relleno, el resultado fue óptimo. Por lo que me dijeron, no quedó ni un resquicio después del banquete…

 

TARTA DE BAILARINA ASTURIANA. Aquí en Asturias es muy típico el baile regional, y como buena aficionada y gran bailarina, cuando mi cuñada Carmen cumplió años, la tarta no podía ser de otra tipología. Menos la muñeca (da mucho juego a la hora de elaborar vestidos) todo es comestible. Creo que escuché decir que la tarta estaba mas rica que unas “castañuelas´´. 

 

TARTA DE LA SIRENITA. Esta tarta fue una elaboración para una gran comida familiar donde celebramos el primer cumpleaños de mi sobrina Yanira. A su mama le gusta mucho la película de la Sirenita, así que intenté plasmar a una Ariel moderna en un mundo acuático muy colorido. 

 

TARTA DE MINNIE MOUSE. Cuando otra de mis sobrinas, Lara, cumplía su primer añito, elaboré esta tarta de animación Disney.  Minnie Mouse nos alegra con su mejor sonrisa y nos invita a pegarle un buen mordisquito a este bizcocho relleno y cubierto de un azúcar explosivo. 

 

TARTA DE PEPPA PIG. Este diseño fue un encargo que me hicieron para una niña pequeña, Isabel, que cumplía años, y como buena fan de la serie, había que hacer gala de ella. Fue en este momento cuando conocí a los papás pigs y su hermano George, una familia muy mediática entre los más pequeños. 

 

TARTA DEL REAL SPORTING DE GIJÓN. Un encargo muy particular para un niño pequeño que cumplía años. Como buen forofo del Sporting plasmé una tarta con forma de camiseta, reseña del equipo que tanto nos hace sufrir con sus subidas y bajadas entre primera y segunda división. Creo que el muchacho se quedó con la boca abierta… 

 

TARTA DE LA SAGA DE CARS. Este diseño con aires de velocidad lo realicé para uno de los cumpleaños de mi sobrino y ahijado Aitor. Como una de sus películas favoritas es la de los coches de animación, aprovechando los manuales de una colección Disney de repostería  que cayó en mis manos, seguí las instrucciones para hacer la decoración de Rayo Mcqueen, gran protagonista de esta saga infantil. 

 

TARTA DE PLAYA. Puedo decir que esta fue una de mis primeras creaciones. La llevé a cabo cuando mi primo Adrian cumplía 16 años. Como buen aficionado al surf decidí recrear una miniplaya donde poder tomar el sol y topar algún que otro bichejo de mar. Desde luego, incita a coger la tabla y lanzarse de cabeza al agua… 

 

TARTA BOB ESPONJA. Sin duda, una de las tartas infantiles mas grandes que he llevado a cabo (para 20 comensales tranquilamente). La creé para un cumpleaños de mi primo Saul, y en su elaboración participaron unos cuantos integrantes de la familia (fue como una clase entretenida de manualidades). Nuestro Bob Asturiano fue todo un triunfo.

 

TARTA DE ENFERMERÍA. Esta tarta con temática de medicina la elaboré para un cumpleaños de mi amigo Josín, que curra en un hospital ayudando a todo aquel que lo requiere. Aquel día, nos fuimos de campo y en medio de una buena ruta nos pegamos un gran banquete (me encargue de hacer un maletín auxiliar por si nos daba una sobredosis de azúcar).  De vez en cuando cato alguna de mis tartas,,, 

 

TARTA DE COSTURERA. Esta tarta fue un encarguillo para un cumpleaños de una aficionada a la costura. Con un par de agujas y un poco de hilo diseñe un escenario muy pintoresco con todo tipo de elementos imprescindibles para cualquier composición o arreglo. Menos las agujas (eran de plástico), todo se podía comer. 

 

TARTA LAZO. Esta presentación la llevé a un evento familiar muy importante, el cumpleaños de la abuela Herminia (en paz descanse).  Aunque la imagen engañe, el tamaño era aplastante, comimos  mas de quince personas de ella. Los figuras de lazo siempre nos permiten engalonar las tartas a nuestro gusto y darles una presentación mas fina. 

 

TARTA TACATÁ. El motivo de esta composición era el primer cumpleaños de un baby, Rodrigo. Es una recreación semejante al tacatá con el que jugaba a diario, sus papás me dieron el boceto y yo intenté plasmarlo en fondant lo mas parecido posible. Siempre que nos den una foto o una idea podemos intentar recrearla sobre la marcha, estudiando un poco como hacer la forma del bizcocho y a partir de ahí experimentando. 

 

TARTA DE SAN VALENTIN. Esta minitarta fue un encargo de una chica que le quería regalar a su pareja un obsequio con un mensaje importante. Un bizcocho con forma de corazón, un lacito extragrande y un relleno delicioso es suficiente para acompañar con dos palabras el sentimiento que  quieres expresar. 

 

TARTA DE BAUTIZO. Esta muñequita con su vestidito de ensueño la elaboré para el bautizo de la hija de una prima, Victoria. Con la ayuda de un molde con forma de faldón podemos hacer el bizcocho. Cuando lo tenemos relleno introducimos en el centro la muñeca (no comestible) y a partir de ahí comenzamos a decorar con el fondant. Las niñas que había en el banquete se quedaron con la boca abierta…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TARTA DE LADYBUG.  Esta elaboración la realicé para mi sobrina Yanira, que cumplió 3 añitos, y es una fanática de esta serie que está tan de moda en estos momentos. Se sabe las aventuras de Ladybug al dedillo, y gracias a ella me picó la curiosidad y sigo sus andanzas  hasta yo (si, son dibujos infantiles pensaréis, y ya tengo unos añinos,  pero oye que enganchan eh). Os animo a conocer a Ladybug y a Cat Noir en la lucha contra  el maléfico Lepidóptero.